Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

AGM – CAP 319 – Enseñanza del Rey Barbaro

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Después de que fue interrumpido, Qin Wentian trató de volver a entrar en ese estado especial de epifanía, pero resultó imposible hacerlo. Sólo podía revisar las 81 artes demoníacas una y otra vez hasta que su Qi Astral dentro de sus contenedores de Palacio Yuan comenzara a despertar una vez más, acercándolo a ese sentimiento nuevamente.

En la actualidad, era como si su cuerpo fuera totalmente el de un demonio. El Qi Demoníaco se arremolinaba mientras el Qi Astral dentro de su Palacio Yuan hervía y se elevaba.

Poco a poco, ese sentimiento volvió. Sonidos resonantes salían de su Palacio Yuan, a la vez el aura que estaba emitiendo gradualmente se elevó, volviéndose aún más fuerte.

En el precipicio, un hombre y un perro estaban tranquilos. Los únicos sonidos que  había eran las olas interminables que chocaban contra la montaña. Los lejanos Cultivadores habían dejado de prestar atención a Qin Wentian; después de todo, tenían que cultivar también.

¿Quién era Yue Bingying? Primero, dejando a un lado su estatus y su talento, su compañero fue uno de las Cultivadores más famosos dentro del Reino Inigualable. Situ Po, ya había cultivado durante más de un año aquí y estaba en el pico del 8vo nivel de Yuanfu. No era alguien con quien Qin Wentian pudiera ser comparado. La distancia entre ellos era demasiado amplia, estaban en diferentes niveles.

Unos días más tarde, cuando Qin Wentian abrió los ojos, un débil rastro de una sonrisa pudo verse grabado en su rostro.

En este momento, el Qi Demoníaco que impregna el aire gradualmente disminuyó, mientras el aura que había estado exudando, se calmó.

“¡Xiu!”

Xiao Hundan voló inmediatamente hacia Qin Wentian mientras acurrucaba su cabeza contra su pecho. Qin Wentian sonrió y palmeó la cabeza antes de añadir: “Vamos a tomar un baño”.

Después de eso, Qin Wentian caminó tranquilamente hacia el océano mientras sostenía a Xiao Hundan en sus brazos.

…………….

El Reino Inigualable era extremadamente extenso. Había un total de Treinta y seis Montañas con viviendas de caverna dentro de ellas conocidas como los Templos de Cultivo Dao, cada una con un excéntrico que presidía dentro. Estos excéntricos eran conocidos como los Ancianos del Reino Inigualable.

Actualmente, en la cintura de una cierta montaña, un joven caminaba con un perrito nevado corriendo detrás de él.

Había varias viviendas de caverna en esta montaña, algunas fueron talladas por los Cultivadores mientras que otros fueron hechos por ese hombre. Al comienzo de cada mes, los Ancianos del Reino Inigualable exponen su Dao especialización en el Templo de Cultivo Dao situado en el pico de la montaña. Aquellos que obtuvieron acceso podían participar e interactuar, y los Ancianos pueden incluso entrenar personalmente a los asistentes talentosos que han llamado su atención, tal vez hasta llegar a aceptarlos como discípulos.

“Qin Wentian”. Una voz de repente se deslizó por encima. Cuando Qin Wentian volvió la mirada, vio a una joven y bella dama de pie a la entrada de una de las numerosas viviendas de cavernas. Sus ojos brillaron con un resplandor extraño, y cuando notó que Qin Wentian le dirigía la mirada, una expresión de timidez no podía dejar de aparecer en su rostro. Antes, había llamado inconscientemente su nombre.

Qin Wentian asintió ligeramente con la cabeza, mientras una suave sonrisa apareció en su rostro. Momentáneamente, la expresión de la joven se tambaleó, y ella se quedó allí, aturdida.

Este tipo era muy guapo cuando sonreía, era difícil creer que pudiera ser tan violento, tanto contra hombres como contra mujeres.

“La vivienda de caverna a mi lado está vacía, ¿la quieres?” La señorita al ver que la mirada de Qin Wentian se alejaba, involuntariamente gritó una vez más.

Qin Wentian miró fijamente a la dama, haciendo que se sintiera algo avergonzada. Sin embargo, vio a Qin Wentian asintiendo con la cabeza y ambos se dirigieron a la vivienda de caverna que ella mencionó. De hecho, ese lugar no era malo en absoluto, había incluso una plataforma flotante fuera donde se podía meditar en el cultivo.

Antiguos picos y una cascada natural justo al lado de la caverna, era un ambiente bastante agradable.

“¿Cómo sabías de mí?” Qin Wentian sonrió a la dama.

“En aquel entonces cuando luchabas contra Liu Xi, estaba observando entre la multitud”, respondió la niña con una sonrisa tímida. “Mi nombre es Cang Lan, no esperaba que todavía estés tan relajado con tanta gente buscándote”.

“Hmm, ¿quién me está buscando?”, Preguntó Qin Wentian.

“Lin Haotian y sus compañeros discípulos”.

“¿Lin Haotian?” Qin Wentian no conocía a esta persona.

“Lin Haotian es un Elegido de la Escuela Extinción de Espada, su base de cultivo está en el 7mo nivel de Yuanfu y es extremadamente formidable. ¿Escuché que te conoció antes y le pediste que se fuera? Pero en realidad, él no es el que busca reunirse contigo, sino más bien, fue Yue Bingying. Supongo que quería ver cómo te encontrarías con Situ Po”.

Cang Lan se echó a reír mientras continuaba: “Pero estoy segura de que no conoces sus nombres. Yue Bingying es alguien del Palacio Emperador Azur con una base de cultivo en el 7mo nivel de Yuanfu. Ella es una de las mujeres más hermosas actualmente en el Reino Inigualable y también, la compañera de Situ Po. Situ Po comparte tu logro. Él también obtuvo la aprobación de los Treinta y seis excéntricos. Aunque su cultivo está actualmente en el 8vo nivel de Yuanfu, puede fácilmente derrotar a los oponentes en el 9no nivel. Si te gusta o no, me temo que es mejor que te encuentres con Yue Bingying esta vez”.

“No estoy interesado”. Qin Wentian sonrió.

Yue Bingying, una persona del Palacio Emperador Azur. ¿Finalmente tuvo la oportunidad de entrar en contacto con alguien del Palacio Emperador Azur? No sólo eso, su apellido no era Di, ¡sino Yue!

Al parecer, la mayor facción actual de poder en el Palacio Emperador Azur ya no pertenecía al Clan Di.

“¿Qué tal yo? ¿Estás interesado?” Otra silueta descendió del cielo, aterrizando inmediatamente detrás de Qin Wentian. Mientras Qin Wentian miraba fijamente esa silueta, sintió un martilleo sacudir su corazón. Ni siquiera podía sentir su presencia hasta el momento en que apareció. ¡Qué velocidad tan aterradora!

Esta persona tenía una figura hercúlea, y su apariencia parecía de mediana edad.

“Qin Wentian saluda a Mayor”. Qin Wentian se inclinó y sus acciones provocaron que el hombre de mediana edad comenzara a reír. “Hehe, siempre me he interesado en ti. Estaba deseando conocerte hace años. ¿Vienes conmigo?”

Qin Wentian rodó los ojos, este tipo era tan directo.

“¿Qué? ¿No estás dispuesto a hacerlo?” Esa persona miró a Qin Wentian.

“Junior no se atrevería, Junior seguramente seguirá las instrucciones de Mayor” Qin Wentian negó con la cabeza y respondió.

“Eso es lo que quería oír”. Esta persona se elevó a través del cielo mientras Qin Wentian seguía detrás, la rapidez de su salida causo que Cang Lan estuviera aturdida. Cang Lan sólo podía contemplar desde su punto de vista desde atrás y sonreír amargamente mientras sacudía la cabeza.

¡El Rey Bárbaro había aparecido personalmente!

El hombre de mediana edad llevó entonces a Qin Wentian a un campo de cultivo encima de un pico de montaña. La brisa de la montaña se sentía muy refrescante, y antes de que Qin Wentian pudiera decir algo, el hombre de mediana edad se echó a reír, “Eh mocoso, cuando vi tu prueba, podía sentir la enorme fuerza dentro de ti. ¿Cómo lograste eso?”

“Junior comprendió el Mandato de Poder, y ya ha alcanzado el Límite de Transformación de la percepción de primer nivel, aumentando mi fuerza por un factor de ocho”, respondió Qin Wentian.

“No me mientas, ni siquiera con un realce en un factor de ocho, tu base de cultivo está simplemente en el 5to nivel de Yuanfu, no hay manera de que puedas haber alcanzado tal nivel de fuerza”. El Rey Bárbaro miró fijamente a Qin Wentian con una sonrisa que no era una sonrisa.

“También he comprendido el Mandato de Demonio y he cultivado algunas artes de cultivo demoníacas, lo que me ha dado un físico tiránico. Por lo tanto, con la mejora de un factor de ocho, además del poder de mi físico, realmente podría alcanzar ese nivel de fuerza”. Qin Wentian estiró los brazos mientras el Qi Demoniaco lo recubría. El Rey Bárbaro asintió con la cabeza, “Eso lo explicaría. Pero sigo siendo curioso, obviamente eres un humano pero ¿tienes el físico de un demonio? ¿Qué clase de arte demoníaco cultivaste?”

“Simplemente pregunto, no hay necesidad de darme una respuesta”. El Rey Bárbaro ondeó sus manos cuando vio que Qin Wentian estaba en una posición difícil. Él entendía que todos tenían secretos, y no era educado indagar demasiado profundamente.

“Ahora, usa toda tu fuerza y ​​ataca. Quiero sentirlo por mí mismo”. El Rey Bárbaro se paró frente a Qin Wentian.

“Mhm”. Qin Wentian asintió con la cabeza. Él juntó sus fuerzas y dio un paso adelante, desatando la voluntad de ambos Mandatos. La sangre en su cuerpo aumentó cuando su línea de sangre se activó, dando un puñetazo de inmenso poder directo en el pecho del Rey Bárbaro. Cuando resonó un sonido de impacto estruendoso, el Rey Bárbaro permaneció inmóvil. La fuerza del puñetazo de Qin Wentian sólo desintegró su ropa, no le hizo daño en lo más mínimo.

“Hu…” El Rey Bárbaro escupió un soplo de aire turbio. “Bien, joven. Ya has alcanzado el 6to nivel de Yuanfu. Con el aumento de ambos Mandatos, la explosividad de tus ataques te permitiría incluso matar a los Cultivadores en el 7mo nivel de Yuanfu con facilidad”.

Qin Wentian miró fijamente al cuerpo medio desnudo del Rey Bárbaro mientras soltaba una risa incómoda, sintiéndose un poco avergonzado.

“Sigh, ¿por qué no estás destinado a ser mi discípulo? Esto es demasiado deprimente, eres una buena plantula”. El Rey Bárbaro se lamentó. Su carácter era directo y siempre decía lo que pensaba, no se ponía ningún aire incluso cuando se trataba de interactuar con los de las generaciones menores.

“Aunque no sea mi Maestro, todavía puedo llamarle mi Maestro”. Qin Wentian sonrió. Sus palabras hicieron que el Rey Bárbaro se quedara atónito antes de que rugiera de risa, “Hey mocoso, todavía no he prometido enseñarte nada”.

“Hehe”. Qin Wentian sólo pudo reír algo avergonzado.

“Bueno, te daré algunos consejos y te enseñaré algunas técnicas que pueden aumentar aún más tu poder cuando estás atacando”. El Rey Bárbaro se encogió de hombros cuando vio cuán brillantes eran los ojos de Qin Wentian cuando lo miró.

“Muchas gracias a Mayor”. Qin Wentian hizo una reverencia. Esa buena oportunidad, ¿cómo no pudo agarrarla?

“¿Has conocido a poderosos Cultivadores de espada antes?” preguntó el Rey Bárbaro.

“No estoy seguro, pero esos usuarios de espada a los que he enfrentado antes no podían ser considerados poderosos, supongo”, respondió Qin Wentian.

“Los ataques de los Cultivadores de espada son como el de las nubes en movimiento y el agua que fluye. Las poderosas artes de espada contienen su propio ‘Ritmo’. Cuando el Ritmo es lo suficientemente potente, en el instante en que la espada corta, la espada se convierte en la única cosa en el mundo entero. Cuanto más fuerte sea el Ritmo, más aterrador será el poder de la espada”, explicó el Rey Bárbaro.

Una mirada de contemplación surgió en la cara de Qin Wentian. Un conjunto completo de técnicas de espada necesitaba fluir suavemente. Si uno quisiera que ese sistema de técnicas de espada fuera perfecto, ninguna sola posición podría faltar. El Ritmo de la espada, naturalmente, sería poderoso.

“Esto no es sólo aplicable para las técnicas de espada, es el mismo para las técnicas de sable y lanza también. De hecho, es un concepto universal para todo tipo de ataques de poder”. El Rey Bárbaro continuó explicando. “Trata de pensar en ello, existen aquellos con ataques a un cierto nivel de poder, y luego están los que tienen el mismo nivel de fuerza, pero sus ataques son muchas veces más fuertes. Con el uso de técnicas innatas apropiadas, pueden explotar con una fuerza ilimitada, como un tigre lanzándose contra sus oponentes”.

“Aparte de usar técnicas innatas para amplificar la fuerza de uno, uno podría usar el ‘Ritmo’ también”. El Rey Bárbaro se rió mientras golpeaba, un solo golpe, haciendo que un sonido explosivo reverberara en el aire.

El Rey Bárbaro entonces caminó alrededor en una manera única y perforó hacia fuera otra vez. La fuerza del segundo puñetazo era claramente más fuerte que el primero, infundido por un Ritmo violento y brutal, que hacía temblar todo el espacio frente a él.

“Dos ataques de diferente poder, sin embargo, la fuerza utilizada para liberarlos eran iguales. Te mostraré unas cuantas veces más. El comportamiento del Rey Bárbaro se volvió serio, se posicionó en una postura, parecía tan inamovible como las montañas. Su cuerpo tembló entonces ligeramente, mientras los músculos de su cuerpo entero se movilizaban repentinamente. Él dio un paso en espirales, mientras un aura temible explotó fuera de él, originando un solo golpe. “¡BOOM!” En el momento en que el puñetazo con elevado poder azotó, los Cielos y la Tierra fueron golpeados por un golpe repentino de trueno.

“El mismo golpe, contigo integrando toda la fuerza de tu cuerpo con los Cielos y la Tierra, algo similar al concepto de ser Uno con el Cielo. Tú eres la única cosa que existe en este mundo, tú eres el Cielo, tú eres la Tierra, armonizando tan perfectamente que ya no habrá más sentido del ‘tú’. Sólo en este estado podrás usar el ‘Ritmo’, con tus ataques aumentando de forma explosiva en el poder”.

El Rey Bárbaro se rió al mirar a Qin Wentian, “Mocoso, esto puede ser muy difícil de aprender. ¿Ya lo has comprendido?”

“Sí”. Qin Wentian asintió con la cabeza. Tranquilizando su corazón, libre de todas las distracciones, integrando la fuerza de él solo (hombre), junto con la de los Cielos y la Tierra, logrando el estado de Uno con el Cielo. Las palabras del Rey Bárbaro no eran difíciles de entender.

“¿Estás seguro? Deja de jactarte, practica esto durante dos meses y aprende a usarlo como quieras. Tienes que ser capaz de usar esto libremente en cualquier estado. De ahora en adelante, solo practica aquí, quiero ver cuánto tiempo te llevará”. El Rey Bárbaro se echó a reír. Aunque podría ser simple, no era tan fácil de controlar por completo. Una vez que las comprensión de Qin Wentian en esto se completara, incluso cuando usara la misma cantidad de fuerza, ¡cada uno de sus ataques estarían en un nivel diferente de poder!

Pagina Anterior
Pagina Siguiente