Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

AGM – CAP 313 – Ninguno

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Ouyang Kuangsheng inclinó la cabeza, una expresión de desprecio arrogante se podía ver en sus ojos cuando miró a Wang Xiao, que estaba de pie en el aire.

“Wang Xiao, ¿cuántos Ancianos del Reino Inigualable salieron cuando tomaste la prueba de ingreso?”, Preguntó Ouyang Kuangsheng fríamente. Naturalmente ya conocía la respuesta. Él preguntó a propósito, a pesar de ya saber la respuesta de Wang Xiao.

“Tres”, respondió Wang Xiao, su voz estaba llena de orgullo. Los viejos excéntricos del Reino Inigualable eran personas extremadamente perezosas. Algunos de ellos ni siquiera se molestaron en aceptar a ningún discípulo. Para ellos, permitir que los Cultivadores de la generación más joven cultivaran con ellos ya era un acto de bondad. Había muchos que tenían las calificaciones necesarias para entrar en el Reino Inigualable, pero su nivel de talento era insuficiente para que los viejos excéntricos los tomaran como discípulos.

Los viejos excéntricos del Reino Inigualable eran, sin duda, formidables potencias. Esta era también la razón por la que tantos genios talentosos tendían a reunirse aquí en el Estado Azur.

En aquel entonces, cuando Wang Xiao tomó la prueba, aparecieron tres Ancianos del Reino Inigualable, queriendo aceptarlo como su discípulo.

Sin embargo, Wang Xiao los rechazó a todos. Al final, eligió estudiar con otro Anciano extremadamente famoso del Reino Inigualable, con la esperanza de entrar en la secta como un discípulo de ese Anciano.

“Por lo menos, el número no será menor que el tuyo”. Ouyang Kuangsheng rió fríamente. Wang Xiao se puso rígido mientras miraba fijamente a Ouyang Kuangsheng, “¿Oh? Estoy sin aliento con anticipación”.

En las antiguas montañas lejanas, el Qi Divino impregnaba las cuevas donde residían los Ancianos del Reino Inigualable. Este lugar estaba tan bien escondido que era difícil de descubrir, incluso por los Cultivadores experimentados que ya habían entrado en el Reino Inigualable anteriormente. En este momento, varias figuras de aspecto antiguo dentro de las viviendas abrieron sus ojos, dirigiendo su atención al joven que estaba causando una conmoción tan grande.

“Él pasó, el noveno puesto de control”.

Estas personas estaban todas aturdidas, personalmente presenciaron a Qin Wentian irrumpiendo en el décimo puesto de control. Los otros dos eran más lentos en comparación, estaban respectivamente en el quinto y sexto puesto de control.

“Esto…” Un agudo resplandor de luz pasó ante los ojos de la multitud. El décimo punto de control constaba de dieciocho bestias demoníacas, y todas las bestias tenían una base de cultivo en el pico del 7mo nivel de Yuanfu. No sólo eso, ¡todas y cada una de ellas, eran Bestia de Guerra Astrales! A pesar de esto, sus feroces ataques no podían ni siquiera causar un rasguño en el cuerpo de ese joven. Ráfagas de Luz Astral explotarían ocasionalmente cuando el joven canalizara su Qi Astral y desatara sus técnicas innatas.

Lo que hacía que la gente estuviera aún más atónita era que este joven, los movimientos de sus pies… estaba inscribiendo runas divinas en medio del combate. Todas las inscripciones eran runas divinas tipo Defensivo de 3er nivel grado alto, quería estabilizar la situación defendiendo primero.

“¡Maldita sea su abuelita, en realidad logró defenderse de todas ellas!” rugió el corpulento hombre, sus bramidos resonaron por toda la cueva. “¡Este joven debería ser mío, mío, Mío!!! Pero ahora, maldita sea, maldita sea, MALDICIÓN, definitivamente no hay ninguna posibilidad ahora”.

Podía ver naturalmente el nivel de fuerza de Qin Wentian, pero ahora, lo que Qin Wentian estaba exhibiendo no era simplemente fuerza. La velocidad en la que inscribió a las runas divinas de 3er nivel era increíble, ese condenado Anciano definitivamente afirmaría su reclamo sobre Qin Wentian ahora. No había manera de que él contendiera.

En otra vivienda de caverna, un viejo de apariencia perezosa de repente tembló cuando presenció la destreza de Qin Wentian. Sus ojos se estrecharon cuando una luz brillante pasó por delante de ellos.

“Un solo paso capaz de inscribir runas divinas básicas de 3er nivel. Y esa velocidad… es aún más fuerte en comparación conmigo cuando tenía su edad” murmuró el viejo. Un instante después, los contornos rúnicos de las runas divinas defensivas básicas de 3er nivel cambiaban y volvían a fusionarse, formando una runa divina tipo Ataque de 3er nivel. El nivel de experiencia de Qin Wentian dejó al viejo sin palabras.

“Este mocoso me pertenece a mí con seguridad, ¡TODOS USTEDES NO DEBEN CONTENDER POR EL!” El viejo aulló, su voz resonó a través de la montaña antigua. Alguien maldijo, “Ese desvergonzado inmortal de mierda, usando un método tan contundente. Desvergonzado, es demasiado desvergonzado… “

“¿A quién te estás refiriendo?” soltó una voz de repente en la cueva del hombre que maldijo antes. Aquella persona temblaba al tartamudear, “Hermano, estaba bromeando. Es tuyo, todo tuyo”.

“¡Pasó el décimo punto de control!” Los ojos de la multitud se abrieron de sorpresa cuando se dieron cuenta de que las runas divinas de 3er nivel grado alto, volvían a cambiar y ahora emanaba el poder de una runa divina de 4to nivel.

“¿Por qué no ha salido todavía? ¿Qué hace ese guardián?”

Sin embargo, sus miradas se congelaron cuando notaron otra silueta apareciendo junto a Qin Wentian.

“¿De hecho, ella también entró en la ciudad ilusoria?” Después de que se hubieran recuperado, las miradas de la multitud se volvieron hacia un lejano pico nubloso. ¿Incluso el señor de ese lugar estaba prestando mucha atención a este joven?

Qin Wentian también estaba atónito. Miró inexpresivamente la silueta de pie delante de él, vestida con ropas blancas como nieve.

Las túnicas que cubrían su cuerpo complementaban la imparcialidad de su piel. Su tez nacarada y blanca parecía tentadoramente suave, como si un ligero toque pudiera derretirla como nieve.

Estaba emanando rastros de frialdad, y su comportamiento se parecía un poco a Qing’er, pero diferente al mismo tiempo. Qing’er tenía el distanciamiento de un corazón tranquilo e inocente, pero esta doncella frente a Qin Wentian, tenía el desapego de un loto de nieve floreciendo en una montaña áspera y helada.

Sin embargo, el nivel de su belleza estaba más allá de la descripción, aunque Qin Wentian todavía sentía que Qing’er era ligeramente más atractiva en apariencia, la diferencia era verdaderamente leve. Después de todo, una hembra que inconscientemente podía compararse con Qing’er, ya mostraba lo sobresaliente que era su apariencia.

De todas las hembras que Qin Wentian había conocido antes, sólo la belleza de Qingcheng podía ser comparada con la de Qing’er, aunque ambas estaban en extremos opuestos del espectro. La belleza en frente de sus ojos, podría ser considerada como un nivel más alto en comparación con Ouyang Ting, incapaz de superar a Mo Qingcheng y Qing’er.

Y en cuanto a su base de cultivo, en realidad estaba en el 8vo nivel de Yuanfu.

“No dependas de la fuerza de tus runas divinas, pelea conmigo tal como estas”. La voz de la doncella era tan fría como su actitud.

Qin Wentian asintió con la cabeza. La presión que esta doncella le dio, era muchas veces más fuerte que la prometida de Yang Fan, Shu Ruanyu.

“¡RUMBLE!”

El aura de Qin Wentian estalló hacia el cielo; su Qi Demoníaco, línea de sangre, voluntad de Mandatos, todos estallaron a la vez. En este momento, él era como una fuerza imparable, similar a una temible bestia primordial.

Mientras cantidades inmensas de Qi Demoníaco llenaban el aire, Qin Wentian se acercó a su oponente. Dos aterradoras impresiones de dragón explotaron de sus palmas y cuando su mirada se encontró con la doncella, la voluntad de su Mandato se desató de sus ojos. Sin embargo, Qin Wentian se dio cuenta de que mientras más miraba en las profundidades de sus ojos, más su cuerpo se estaba volviendo cada vez más entumecido.

Sólo una mirada de esa doncella le hizo sentir que su espina estaba incrustada en el hielo.

“Que poderosa, su Mandato debería estar ya en el Límite de Perfección”.

Qin Wentian sintió una sensación escalofriante que le roía todo el cuerpo. Tener un Mandato en el Límite de Perfección era el requisito previo para preparar una fundación para romper a Tiangang. Sin embargo, la base de cultivo de esa doncella estaba sólo en el pico del 8vo nivel.

Independientemente de lo fuerte que era el oponente que enfrentó, la intención de batalla de Qin Wentian no se debilitó en lo más mínimo. Avanzando, desató otra impresión de dragón hacia su oponente, accionada con torrentes de Qi Astral explotando desde dentro de él.

“Peng…”

Un sonido ensordecedor resonó cuando sus ataques chocaron entre sí. Una incomparable sensación de frialdad viajó desde sus brazos hasta sus huesos, mientras una capa de hielo y escarcha se condensó a su alrededor. A pesar de su base de cultivo estaba sólo en el pico del 8vo nivel, sólo desatar la voluntad de un solo Mandato que había alcanzado el Límite de Perfección ya sería suficiente para matar a los expertos de Yuanfu de nivel pico cuyos Mandatos estaban solamente en el Límite de Transformación.

No sólo eso, viendo cuan joven era demostró que su nivel de comprensión era espantosa, incluso alcanzando el nivel de monstruos. Quién sabía qué fronteras habían alcanzado sus otros Mandatos.

Aunque Qin Wentian no era su igual, el poder detrás de su ataque fue suficiente para hacer que la doncella parezca un poco aprensiva. Esta presión, ni siquiera un experto en el 7mo nivel de Yuanfu sería capaz de hacerla sentir de esta manera.

“¡BOOM!” disparó Qin Wentian con la palma izquierda, imbuyéndola con toda la fuerza que pudo reunir.

El semblante de la doncella se hundió aún más. Ella giró sus palmas, trayendo un frío ártico al aire ya fresco, haciendo que Qin Wentian se sintiera como si se hubiera congelado. Después de eso, sus palmas oscilaron y materializaron un escudo de hielo delante de ella. El ataque de Qin Wentian hizo estallar violentamente a través de su escudo, pero la doncella reaccionó apuñalando su dedo hacia delante, y una terrible tormenta de nieve aulló ferozmente hacia él.

Frío, fría congelación. El cuerpo entero de Qin Wentian temblaba, sentía como si la frialdad en el aire fuera capaz de congelar hasta su Palacio Yuan.

Qin Wentian sabía que no podía derrotar a su oponente, pero todavía apuñaló con el dedo en respuesta a su ataque. Las aterradoras cantidades de Qi Demoníaco se entrelazan con la helada en el aire, rompiendo la cúpula de los Cielos con una sola puñalada.

Las fuerzas abrumadoras crepitaron en el aire, Qin Wentian fue obligado a retroceder varios pasos, mientras que la doncella también detuvo sus ataques. Una expresión de sorpresa podía verse en sus ojos mientras miraba fijamente a Qin Wentian. “Tus habilidades de combate exceden con mucho mis expectativas”.

Después de hablar, se volvió y se fue, desapareciendo rápidamente ante Qin Wentian.

Los viejos excéntricos estaban todos aturdidos en el silencio en sus viviendas de cavernas, este tipo podía defenderse de un ataque de esa escala, y de alguna manera estaba de pie. Esto sin duda indicó que su proeza de combate en general fue más que extraordinaria, era asombrosa.

“Crackle”.

Con un brillante destello de luz, Qin Wentian apareció fuera de la ciudad ilusoria. Flotó solo en el aire, Fan Le y Chu Mang no habían salido todavía.

“Hu… la frialdad realmente impregna el hueso”, murmuró Qin Wentian. Incluso ahora, la helada en su cuerpo aún no se había derretido. Inclinando la cabeza, descubrió a varios Cultivadores mirándolo en el espacio aéreo arriba, y no pudo evitar sentirse algo sorprendido por su atención.

“¿Tan rápido?” Wang Xiao rió burlonamente. El período durante el cual Qin Wentian había entrado y salido de la ciudad ilusoria fue realmente demasiado breve. No sólo eso, su cuerpo estaba cubierto de escarcha y nieve también, tan fría que temblaba. ¿Había ocurrido algo interesante?

La mirada de Wang Xiao miraba fijamente a la montaña antigua lejana en la distancia. Ni una sola silueta había aparecido.

Ni siquiera uno.

Tal acontecimiento causó a Ouyang Kuangsheng frunciera sus cejas, algo debe estar mal. ¿Cómo era esto posible?

En cuanto a Wang Xiao, su rostro estaba lleno de una sonrisa llena de desprecio.

“Olvídate de conseguir tres, ni siquiera un Anciano apareció. Después de nuestro último encuentro, tu fuerza seguramente ha degenerado a un estado tan triste. Y pensar que Ouyang Kuangsheng era lo suficientemente ingenuo como para jactarse de ti”. Wang Xiao se burló. Qin Wentian inclinó la cabeza para mirar a Wang Xiao, evidentemente ya había reconocido quién era. Pero de qué estaba hablando, ¿por qué algún Anciano mostraría sus rostros aquí?

Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Deja un comentario