Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

AGM – CAP 307 – ¿Alguien Ofendido?

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Los ojos de Qin Wentian destellaron con un resplandor extraño cuando oyó eso. Combate

Qin Wentian inclinó la mirada, contemplando a la joven que estaba ante ellos. Exudaba una arrogancia innata y un sentido de nobleza, como el de una princesa de alto nivel, inalcanzable. Su piel blanca como la nieve y sus hermosas características acentuaron aún más su estatus inalcanzable de nobleza.

Tal aura sin duda tenía una semejanza con Ouyang Kuangsheng, y también, Yang Fan.

Esta jovencita tenía sólo dieciocho años de edad y tenía una base de cultivo en el 5to nivel de Yuanfu. Estaba rebosante de una vitalidad semejante al sol ardiente, y la mirada orgullosa en sus ojos inmediatamente hizo que los que la rodeaban sintieran una sensación de distancia de ella.

Incluso su ardiente caballo tenía un par de alas adornando su espalda. Todo acerca de esta joven era más que normal. Era obvio que su estatus en el Clan Ouyang estaba mucho más allá de los dos jóvenes Cultivadores e incluso de ese Soberano Tiangang que había sido enviado a Qiyun para reclutar antes.

Sin embargo, ¿por qué combate? ¿La joven quería usarlos para calmar su destreza de combate? Y ese joven que era su oponente antes, todavía sonreía aunque estaba lesionado. Parecía que este tipo de ocurrencia era extremadamente común dentro de las potencias trascendentes.

Tal vez habría algunos que sintieron que tal derrota era una mancha en su orgullo y dignidad, y que también podría renunciar a la oportunidad de entrar en el aristócrata Clan Ouyang. Sin embargo, también hubo quienes no dudarían en dar todo lo que tenían para la oportunidad de entrar en una potencia trascendente. Siempre y cuando tuvieran talento, podían abrirse camino en las filas y volar hacia los Cielos, al igual que los dos jóvenes Cultivadores a quienes se había otorgado el nombre de Ouyang, ya era suficiente para ellos dominar Qiyun, tanto que incluso los Altos Príncipes de Qiyun no se atrevían a respirar demasiado fuerte delante de ellos.

Esto hizo que Qin Wentian recordara cuán alto era el estatus de Luo Qianqiu, todo porque era del Palacio Nueve Místicos. Genios de nivel demoníaco como Chu Tianjiao y Sikong Mingyue, ¿no todos ellos tomaron la elección de ser capaces de entrar en el Palacio Nueve Místicos como la más alta marca de orgullo? Sin embargo, si se les concediera la admisión, sus estatus en el exterior ya no serían importantes. Se clasificarían en la parte inferior, a la escucha de los demás.

Tal era el Dao del cultivo.

“Hu…” Abruptamente, un fiero látigo color rojo  se disparó. Qin Wentian entrecerró los ojos, sólo para ver que el largo látigo no estaba dirigido a él, sino a Fan Le que estaba a su lado. Gordito reaccionó instantáneamente, esquivando el ataque del látigo.

“Crackle…”

El largo látigo golpeó contra el suelo, haciendo que un fuerte sonido estruendoso resonara en el aire. Un frío resplandor de luz pasó ante los ojos de la joven mientras miraba fijamente a Fan Le. “Si te atreves a dejar que tus ojos se pasee tan rudamente una vez más, los arrancaré por ti. Mingyue, tráigalos allí para que me esperen”.

Después de hablar, ella blandió su látigo mientras su corcel de llamas se elevaba hacia al cielo, volando a un lugar desconocido por delante. Fan Le hizo una mueca, ya se había controlado porque estaban en el aristócrata Clan Ouyang. A pesar de que la joven era una belleza, sólo miró su rostro, y un poco a sus senos bien redondeados, pero quién habría pensado que esta mera acción casi le había ganado un azote. Si estuviera en otro sitio, definitivamente miraría abiertamente su figura.

“¡Qué ardiente nena!” murmuró Fan Le, sus palabras provocaron que los jóvenes Cultivadores que los llevaban fruncieran el ceño. Por lo general, incluso tenían que apartar sus miradas y no se atrevían a mirar a Ouyang Ting cuando hablaba, así que ¿quién habría pensado que Fan Le sería tan descarado?

“Cállate”, irrumpió fríamente la Cultivadora. “Ustedes fueron llevados aquí por nosotros, tomen nota de no implicarnos con sus acciones necias”.

“Ustedes enseñen a estos recién llegados acerca de las reglas”, agregó el Soberano Tiangang, antes de desinteresadamente sacudir las mangas y salir de la zona. Las disputas de las generaciones más jóvenes estaban debajo de él.

“Puesto que ya estás aquí, es mejor que vigiles tus palabras y tu conducta” añadió el joven fríamente, después de lo cual empezó a alejarse. “Síganme”.

Qin Wentian dio unas palmaditas a Fan Le en su hombro, su acción insinuando que Fan Le no debería enfadarse. Fan Le simplemente se encogió de hombros y no continuó con más comentarios cortantes.

“La Señorita Ting es de la línea directa de descendencia, su estatus está muy por encima de todos nosotros. No sólo eso, la Señorita Ting es una fanática cuando se trata de cultivar y le encanta buscar oponentes para luchar en contra. Si ustedes son inteligentes, todos deberían aprovechar esta oportunidad para combatir con ella. Con suerte, si logran ganar su reconocimiento, ustedes tendrían una mayor probabilidad de ser otorgados al apellido ‘Ouyang’, elevándose al mismo grado que nosotros”.

El joven continuó con calma: “Pero hay un punto que todos deben recordar; cuando combatan contra la Señorita Ting, deben retenerse y utilizar su fuerza completa. Si pueden obligar a la Señorita Ting a usar toda su fuerza también, ella estaría muy feliz. Sin embargo, no le hagan daño nunca a un solo filamento de su cabeza. ¿Entendido?”

La implicación detrás de sus palabras era obvia, incluso si puedes ganar, mejor pierde.

“Una oportunidad tan buena, ¿por qué no dársela a los demás?” Fan Le miró a Trece y al resto mientras preguntaba débilmente.

“He oído que los dos de ustedes son muy competentes en el combate, mucho más allá de la norma, por lo tanto elegí darles esta oportunidad. Si no puedes reconocer una buena oportunidad cuando se presenta, entonces no te arrepientas de que la hayas perdido cuando es demasiado tarde”, respondió fríamente el joven, mientras los conducía a otro lugar de combate.

 Aquí, los edificios estaban colocados más cerca el uno del otro con varias personas que ya estaban allí.

No sólo eso, casi todos eran de la generación más joven, con muchas sesiones de combate que ocurren simultáneamente.

“Aquí en esta región, el poder habla más fuerte. Los tres pueden ir por ustedes mismos y encontrar un lugar en el que quieran quedarse”. El joven habló con Qin Wentian y su grupo, antes de dirigirse a los demás, “El resto de ustedes, vengan conmigo”.

Después de eso, prácticamente abandonó a Qin Wentian, Fan Le y Chu Mang justo donde estaban.

“¿Dónde se supone que vayamos?” murmuró Fan Le malhumorado.

“Vamos a echar un vistazo”. Qin Wentian llevó a Xiao Hundan, y se dirigieron hacia las zonas de combate. Pero después de un tiempo, Qin Wentian intercambió miradas con Fan Le, mientras detenían sus pasos y comenzaban a retractarse.

¡Había alguien supervisando sus movimientos de las sombras!

A medida que su sentido del corazón brotaba, Qin Wentian descubrió que cada edificio aquí ya estaba lleno hasta el borde con gente que se quedaba dentro. El acto del joven que los dejó aquí indicó que tenía otras intenciones en su mente.

“¿Novatos?” Un hombre de rostro redondo pasó por allí, él involuntariamente detuvo sus pasos cuando vio a Qin Wentian y los otros dos.

“Sí, ¿podemos hacerte algunas preguntas?” Qin Wentian asintió.

“Claro”. El hombre, de rostro redondo, caminó hacia la hierba cercana y se sentó, sonriendo a Qin Wentian y descansando. “Tal vez seremos competidores en el futuro”.

“¿Qué quieres decir?” preguntó Fan Le.

“¿No conoces las reglas? Hay demasiados Cultivadores que quieren unirse al aristócrata Clan Ouyang. Viniendo aquí no significa que seas automáticamente uno de ellos. Por lo general agrupan a las personas del mismo reino en una región y luego usan un combate de eliminación para determinar quién puede avanzar. El proceso es tremendamente cruel, pero sólo pasando los diversos exámenes se puede conferir al nombre ‘Ouyang'”, explicó el joven de rostro redondo.

“¿Para ser nombrado Ouyang, abandonaron sus verdaderos apellidos?”

“No, no significa que debas renunciar a tu apellido para que te den el nombre del clan ‘Ouyang’, es sólo una especie de estatus. Significa que te has convertido oficialmente en parte del aristócrata Clan Ouyang, y has ganado el acceso a algunas técnicas de cultivo de gran alcance y técnicas innatas. Habrá Maestros que te guiarán en tu progreso de cultivación y tendrás la oportunidad de convertirte en un discípulo de estos expertos. Si subes el camino a través del sistema jerárquico, puedes convertirte en un verdadero discípulo. Para entonces, tu estatus puede incluso exceder a algunos de los de la línea directa de descendencia”.

El joven de rostro redondo continuó: “Todos los Cultivadores aquí poseen un talento excepcional, y todos ellos tienen grandes aspiraciones. Algunos de ellos, a pesar de no ser de la línea sanguínea Ouyang, tienen el potencial de ser elegidos por el Clan Ouyang para integrarse dentro. Por supuesto, si el talento de uno no es lo suficientemente alto, sólo pueden elegir irse en silencio, pero eso sería extremadamente vergonzoso”.

“¿El aristócrata Clan Ouyang obliga a la gente a quedarse? ¿O pueden partir en cualquier momento por su propia voluntad?”, Preguntó Qin Wentian.

“Naturalmente, pero aquellos que han venido de esta manera obviamente desean luchar por un futuro mejor. ¿Quién se iría fácilmente así? ¿Por qué el aristócrata Clan Ouyang necesita forzar a la gente a quedarse? Antes de que uno se convierta en un miembro núcleo, no habrá nadie que le importe un poco dónde quieras ir”, respondió el joven de rostro redondo.

“Hmm, ¿conoces a la Señorita Ting?”, Preguntó Qin Wentian de nuevo, los ojos del joven de rostro redondo se iluminaron cuando escuchó la pregunta. Él miró cuidadosamente antes de añadir en voz baja: “Esta Ouyang Ting tiene un estatus extremadamente alto en el Clan Ouyang, pero también tiene una personalidad rebelde y voluntariosa. A ella le gusta encontrar gente para luchar con ella, pero si sus oponentes de combate son demasiado débiles, serán sometidos a humillación e incluso lesiones graves. Con el tiempo les lleva a elegir irse. Para aquellos más fuertes que ella, no se atreven a usar toda su fuerza y ​​sólo pueden ‘jugar’ junto con ella. Pero incluso entonces tienen que andar con cuidado, porque si la enojaran accidentalmente, o algún otro Elegido, las consecuencias serían desastrosas”.

“¿Enojar?” Qin Wentian continuó preguntando, pero el hombre de rostro redondo sólo agitó sus manos, sin molestarse en explicar. A continuación, añadió en un susurro, “Sólo tengan más cuidado y no difundan esta información. Por último, ora más por su propia fortuna”.

El joven de rostro redondo tenía rastros de simpatía en sus ojos cuando miró al grupo de Qin Wentian, sus palabras hicieron que los ojos de Qin Wentian y Fan Le parpadearan con una luz fría. Parece que el joven los había llevado intencionadamente a este lugar, con la intención de desear que les sucediera un daño.

“¿Has conocido a Ouyang Kuangsheng antes?”

“Sólo escuché que él es de la línea directa de descendencia y su estatus dentro el clan está definitivamente en el pico. Si todo va bien, la posición de liderazgo eventualmente le caerá. También me enteré de que su carácter era extremadamente descarado y desenfrenado, pero tristemente, a pesar de estar medio año aquí, todavía no lo he conocido”.

Qin Wentian tenía una sonrisa amarga en su rostro, al principio vino al aristócrata Clan Ouyang simplemente porque quería encontrarse con su buen hermano, pero ¿quién habría esperado que el Clan Ouyang fuera tan vasto? Sería casi imposible encontrarlo. Pero, naturalmente, Qin Wentian estaba contento por Ouyang Kuangsheng cuando oyó hablar del estatus de este último en el clan.

“¿Podrías ayudarnos a encontrar un lugar para quedarnos?” Qin Wentian sonrió.

“¿Cómo lograste ofender a alguien tan rápido? Supongo que todos pueden quedarse temporalmente en mi patio primero”. El joven de rostro redondo era extremadamente amistoso, viendo con qué prontitud estaba de acuerdo. Qin Wentian y el resto aceptaron su oferta con sus agradecimientos.

Después, cuando Qin Wentian y los otros dos trataron de salir del Clan Ouyang, se vieron obligados prohibidos a salir.

“¿Que está pasando? ¿Ni siquiera podemos salir?” Fan Le miró fríamente a la persona que bloqueaba su camino. “Hemos escuchado de una fuente confiable que antes de convertirse en miembros núcleo, no habría nadie restringiendo nuestros movimientos”.

“Por el momento, los tres no tienen permiso para moverse libremente”, respondió la persona que los bloqueaba. Qin Wentian frunció el ceño al preguntar, “¿Por qué no?”

“He oído decir que la Señorita Ting te buscará para que la acompañes mañana” dijo el hombre sin rodeos.

“Entonces, ¿cuándo estaremos libres para irnos?” La voz de Qin Wentian bajó varios grados.

“Después de la pelea de combate”. La persona que bloquea, disparó fríamente. Qin Wentian suspiró, después de lo cual se volvió hacia atrás, mientras un resplandor frío de luz brillaba en sus ojos. ¿Qué diablos pasaba, si hubieran ofendido a alguien? ¿Pero a quién ofendieron?

¿Quería hacer de ellos sus maniquís de combate? Pues bien, ¡estaba ansioso por ir!

De hecho, la segunda mañana después de su llegada, el joven y la señorita de antes vinieron a guiarlos hacia el campo de entrenamiento. Qin Wentian descubrió que aparte de los tres, había ya otros Cultivadores. Después de varios momentos, una figura en un corcel de llamas fue vista subiendo a través del aire desde la entrada del castillo de Ouyang. Ouyang Ting no estaba sola, varias personas del Clan Ouyang la acompañaron.

Todas estas personas exudaban un aire extraordinario. Evidentemente, eran todos de la línea directa de descendencia. Ouyang Ting sonrió con calma, “Estos últimos días, mis compañeros de lucha han sido decepciones patéticas. Me temo que si has venido a ser testigo de mi derrota, estarás muy decepcionado”.

“No tenemos intención de alegrarnos a su costa. Recientemente, la mejora de Ouyang Kuangsheng ha sido demasiado rápida. Si esto continúa, todos quedaremos en su polvo”. Una de las señoritas a un lado frunció el ceño.

“Hmph, él es más viejo que nosotros. Créeme, no hay nada impresionante en él”. Ouyang Ting resopló fríamente, pareciendo extremadamente infeliz. Sin embargo, sus ojos desmintieron su temor, eran todos de la misma generación, por lo que el tipo temperamental ¡no era alguien que podía permitirse el lujo de ofender!

Pagina Anterior
Pagina Siguiente