Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

AGM – CAP 304 – Motivo

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Qin Wentian tenía una sonrisa en la cara cuando miró a Fan Le. Esta fue la razón por la cual los arqueros tuvieron que ser matados primero durante una batalla. Fan Le no sólo tenía una base de cultivo en el 5to nivel de Yuanfu, sino que también tenía una línea sanguínea extremadamente poderosa y ya había comprendido tres tipos diferentes de Mandato.

Las tres Almas Astrales de Fan Le fueron: Alma Astral Arco y Flecha, Alma Astral Rostro del Diablo y Alma Astral Llamarada.

Los tres Mandatos que comprendió se originaron de sus Almas Astrales; primero, el Mandato de Flechas, Golpe instantáneo; segundo, el Mandato de Llamas, Encendido; y tercero, el Mandato de Psique, Control. El Mandato de Psique era extremadamente misterioso; era muy raro y difícil de comprender este tipo de Mandato. Se originó en la 2da Alma Astral de Fan Le. Su Golpe instantáneo e Ignición ya habían alcanzado el Límite Avanzado pero su dominio del Control todavía permanecía en el Límite Inicial.

Y de acuerdo a lo que Qin Wentian sabía, el primer nivel de percepción del Mandato de Psique era el Control y, a medida que se elevaba, era capaz de una infinidad de aplicaciones que serían aterradoras para luchar.

Y como la línea favorita de Gordito, este Gordito era un genio. La voluntad del Mandato de Fuego para Fan Le era muchas veces más fuerte que los Cultivadores Marciales Estelares ordinarios porque su Línea Sanguínea Llamas Empíreas era una línea de sangre de atributo fuego también.

La fuerza de estos tres Mandatos cuando se fundían juntos era una fuerza a tener en cuenta. Incluso tres oponentes al mismo nivel de Yuanfu no tenían manera de defenderse contra su poder.

Y en cuanto al Joven Señor que era el segundo hijo del Rey Yi, en el instante en que fue atrapado por Fan Le, podía sentir una sensación de destino inminente que lo envolvió. Una sonrisa amplia radiante en la cara de Gordito: la sonrisa de un diablo.

Ye Xi tenía la boca abierta. ¿Ese desvergonzado Gordito era tan fuerte?

Miró a Qin Wentian, mientras susurraba, “Hermano Wentian, ese Fan Le…”

“No te preocupes por él”, Qin Wentian suavemente respondió. Viendo la mirada franca en los ojos de Qin Wentian, Ye Xi asintió con la cabeza, “De acuerdo”.

“Soy Ye Cheng de la Mansión del Rey Yi. Será mejor que pienses bien en lo que estás haciendo”. El Joven Señor miró furioso a Fan Le. Aunque Fan Le estaba apuntando una flecha hacia él, no creía que Fan Le se atreviera a disparar esa flecha.

“Pequeño Señor, no asustes a este pequeño Gordito”. El cuerpo de Fan Le empezó a convulsionarse involuntariamente con el miedo, y cuando apareció con ese simulacro de terror en su rostro, muchos en la multitud no pudieron evitar sudar. ¡Este Gordito era demasiado divertido!

“Este Gordito cortejará la  muerte entonces, pero tristemente, no podrás presenciarlo”. La mirada de Fan Le se volvió abruptamente fría cuando una luz dorada se disparó de su arco.

“¡Joven Señor, ten cuidado!” gritó alguien a un lado, pero ya era demasiado tarde. La flecha disparó a una velocidad que parecía incluso más rápida que el sonido. Ye Cheng instantáneamente murió en el acto.

Incluso en la muerte, los ojos de Ye Cheng aún estaban ensanchados en incredulidad. Fan Le disparó sin ningún indicio de vacilación, matándolo directamente.

Un ataque tan flagrante y decisivo, incluso los Altos Príncipes cercanos, sintieron sus corazones involuntariamente temblar ante la vista.

Fan Le y Qin Wentian maduraron a través de la temible tempestad que había sacudido a Chu. La tiranía del Palacio Nueve Místicos, los planes de Chu Tianjiao, la destrucción de la Academia Estrella Emperador. El Fan Le hoy ya no era el mismo joven Gordito que viajaba al lado de Qin Wentian cuando estaban tomando el examen dentro del Bosque Oscuro.

Oculto debajo de esa figura carnosa suya había un corazón que se había vuelto frío y decisivo. Para aquellos que manifestaron intención de matar hacia él, no mostraría el menor fragmento de misericordia.

Este Gordito era también un genio en guardar rencores.

“RUMBLEE~” Una aura aterradora barrió adelante, los guardias de Ye Cheng liberaron todas sus Almas Astrales mientras que su intención de matanza surgió adelante en ondas torrenciales. Sus siluetas parpadearon mientras se apresuraban hacia Fan Le.

Pero en el momento siguiente, sólo sentían una intangible sensación de estar encerrados. Se volvieron para ver al joven hercúleo sosteniendo en sus manos un arco tan resplandeciente como el de Fan Le, pero el aura que emitió era muchas veces más poderosa.

“¡Buzz!”

Nueve flechas separaron el aire; cada una impregnada con la voluntad de Golpe instantáneo, y en el Límite de Transformación volaron en un incremento en velocidad por un factor de ocho.

“¡Chi, chi chi!”

Sonidos de timbre resonaron mientras cuerpo tras cuerpo golpeó el suelo. De todos los guardias, sólo uno seguía vivo. Ese Cultivador Yuanfu estaba solo en el aire, temblando por un temblor de dolor, con sólo un pensamiento corriendo por su mente. ¿Quiénes eran estos monstruos?

El más fuerte de los guardias de Ye Cheng había estado en el 7mo nivel de Yuanfu.

Sin embargo, la destreza de combate de Chu Mang, que estaba en el mismo nivel, superó ampliamente sus expectativas. Sus flechas instantáneamente mataron a todos, sin ninguna advertencia.

“Demasiado débil”, Fan Le bufó con desdén, “Gran hermano Chu Mang, mira cómo está aterrorizado este pobre hombre. ¿Por qué no dejarlo volver vivo?”

“Bien”. Chu Mang asintió antes de que el Arco Astral se disipara de sus manos.

Sin embargo, ¿cómo podría la multitud permanecer tranquila? Los tres Altos Príncipes fijaron su mirada en Chu Mang. Este joven tenía una base de cultivo en el 7mo nivel de Yuanfu, pero la voluntad de su Mandato ya había alcanzado el Límite de Transformación. Podía matar fácilmente a esos Cultivadores corrientes al mismo nivel que él.

Esto significaba que si Chu Mang quería matarlos, sería capaz de hacerlo con facilidad.

“¿Aun quieren que me pierda? Los que lo quieran, hablen ahora”. Chu Mang miró a la multitud mientras hablaba fríamente. Todos se callaron por temor; toda la zona era tan silenciosa que incluso se podía oír un alfiler caer.

La mayoría del séquito estaban todos en el nivel medio de Yuanfu, sus bases de cultivo alrededor del 4to al 6to nivel. Sólo cuatro estaban en el 7mo nivel de Yuanfu, y uno en el 8vo nivel de Yuanfu.

Después de todo, los tres Altos Príncipes nunca habrían esperado encontrarse con personas que se comportaran tan audazmente hacia ellos durante este viaje a las Montañas Vista del Dragón.

Y no sólo eso, todos ellos eran jóvenes con un talento extraordinario.

No podían medir con exactitud la destreza de combate de Chu Mang, pero deduciendo de la facilidad con que mató a esos Cultivadores en el 7mo nivel de Yuanfu, era muy probable que pudiera incluso luchar uniformemente contra los Cultivadores en el 8vo nivel de Yuanfu. Si comenzaran una pelea aquí, el mejor escenario sería que sometieran a los tres, pero con grandes bajas de su lado.

No sólo eso, si Chu Mang decidía ‘bloquear’ a un príncipe, no había garantía de que el príncipe pudiera sobrevivir.

“Ustedes tres no parecen ser ciudadanos de mi Qiyun, ¿de dónde son todos ustedes?” El Alto Príncipe junto al padre de Ye Xi habló. Su semblante era tranquilo, totalmente desprovisto de ira. No había manera de saber lo que estaba pensando.

“No necesitas saberlo”.

Qin Wentian comentó indiferentemente: “Todavía hay muchas plataformas de piedra aquí. Si quieres cultivar, adelante, si quieres pelear, también estaremos encantados de jugar contigo”.

Ese Alto Príncipe cambió su mirada hacia Qin Wentian. La edad de Qin Wentian era similar a Fan Le, ambos eran más jóvenes que Chu Mang. Los tres eran muy buenos amigos, pero ¿quién era el líder entre ellos? No tenía forma de deducirlo. Pero en cualquier caso, el más fuerte de los tres debe ser Chu Mang; No había duda sobre eso.

“Ustedes mataron al hijo del Rey Yi, así que aunque no envíe hombres para perseguir esto, el Rey Yi definitivamente lo hará. ¿Han considerado todas las consecuencias? No creo que el Rey Yi se incline a mostrar misericordia”, prosiguió con calma el príncipe.

Ye Xi frunció las cejas, sabía que había muchos expertos en la Mansión del Rey Yi. El Rey Yi mismo estaba en el 8vo nivel de Yuanfu, un Cultivador extremadamente poderoso en su propio derecho. A pesar de que Gran hermano Chu Mang era una fuerza formidable, si se enfrentan al Rey Yi, no podrá prevalecer…

“Al ver el talento extraordinario de su grupo, quisiera extender una invitación para unirse a mi ala”.

Ese príncipe quería reclutar a los tres. Mientras Qin Wentian y los demás estuvieran de acuerdo, intercedería con el Rey Yi en su nombre.

Los corazones de muchos en la multitud temblaban, todos sabían que el Segundo Príncipe tenía un amor por el talento. Incluso en la cara de la ira del Rey Yi, el Segundo Príncipe todavía protegería los talentos bajo su ala.

Una expresión de incredulidad apareció en la cara de Fan Le. “¿Estar bajo tu ala? ¿Te refieres a convertirnos en tus guardias?” Fan Le comentó sarcásticamente, “Verdaderamente, eres bueno sobrestimándote a ti mismo”.

Qin Wentian ignoró completamente ese príncipe. Miró al padre de Ye Xi, “Tío Ye, deseo preguntarte algo en nombre de Ye Xi. ¿Te importa venir a charlar?”

Los ojos de Ye Zheng parpadeaban con una luz desconocida cuando oyó las palabras de Qin Wentian. Luego miró al Segundo Príncipe a su lado, sólo para oír al Segundo Príncipe riéndose. “No hay problema, solo ve y escucha lo que tiene que decir”.

Ye Zheng asintió con la cabeza, al llegar a la plataforma de piedra en la que estaba Qin Wentian.

“Padre”, dijo Ye Xi, Ye Zheng miró a su hija antes de mirar a Qin Wentian y al resto. Se preguntó cómo su hija se había familiarizado con estos poderosos jóvenes genios.

“Tío Ye, tome asiento”. Qin Wentian sonrió. Después de eso, sacó una perla de cristal y la encendió con Qi Astral. Un instante después, una burbuja como sustancia los envolvió dentro, separándolos del mundo exterior.

Este artículo era algo que Qin Wentian había obtenido como despojo de la victoria cuando había matado a esos Grandes Maestros de 4to nivel. Aparte de ser un elemento tipo Defensivo, el mundo de la burbuja podría bloquear los sonidos también.

“Tío Ye, ahora nuestras palabras no pueden ser escuchadas por aquellos afuera”. Qin Wentian sonrió, “He oído a Ye Xi hablando sobre el asunto de tía Ye. No importa qué, tío Ye, usted todavía es un Rey conferido, así, ¿no siente que es extraño? El hecho de que el hermano mayor de la consorte del Rey Yi hubiera hecho tal cosa”.

Él y Fan Le estaban llenos de sospechas. Ye Zheng no era un idiota; él debería haber encontrado este asunto extraño también.

“No soy de Qiyun, vine aquí por casualidad y conocí a Ye Xi. Ella es como una hermana pequeña para mí, tío Ye, así que si tienes algo que quieras decir, puedes contárnoslo directamente. Tal vez, podría ser de ayuda”, añadió Qin Wentian.

Ye Xi también miró a su padre. Ayer, Qin Wentian y Fan Le ya habían analizado a fondo este asunto para ella, pero quería oír la verdad de su padre.

“Padre”, exclamó Ye Xi.

Ye Zheng suspiró, “Siempre he sabido que había algo extraño en todo el asunto. Es por eso que siempre he estado al lado del Segundo Príncipe, con la esperanza de investigar esto. Sin embargo, las pistas que he encontrado me han dejado muy decepcionado”.

“¿El Segundo Príncipe también está en la trama?” preguntó Qin Wentian, su declaración causó un brillante destello de luz pasar por encima de los ojos de Ye Zheng. Este joven era extremadamente inteligente.

“Sí, el Segundo Príncipe podría muy bien ser el cerebro”. Ye Zheng asintió con la cabeza en señal de confirmación, ya que una expresión de agonía podía verse en su rostro.

“¿Por qué?” El rostro de Ye Xi se volvió pálido y sin sangre. Su familia no tenía resentimientos ni venganza con el Segundo Príncipe.

“Debido a la Muralla de la Montaña Vista del Dragón”, explicó Qin Wentian. Desde que Ye Xi, comprendió que los Altos Príncipes harían todo lo posible para comprender las representaciones grabadas en la muralla. Este asunto era una cosa extremadamente crucial en Qiyun, que determinaría su futura clasificación en la vista del Emperador. Y entonces estaba Ye Zheng, un genio que ya había comprendido varios puntos de percepción de la muralla, lo que le hizo ser tan poderoso.

“Sí, desde hace mucho tiempo me insinuaba que me uniera a él. Porque yo no quería poder, nunca estuve de acuerdo. Nunca hubiera esperado que él usara un método tan despiadado para atarme a él. Y durante este período cada año, tengo que explicarle las percepciones que he adquirido. Éste era el único modo en que podía elevarse por encima de los otros dos príncipes”, dijo Ye Zheng, con los puños apretados.

“Pero ¿por qué todavía le enseñaste a pesar de que ya sabías la verdad?” Ye Xi no podía entender.

“Porque quería una oportunidad para vengarme, y también, por tu culpa”. Ye Zheng miró a su hija, “Xi’er, tu padre ya está encima de un tigre furioso, es difícil para mí desmontar a medio camino. El Segundo Príncipe siempre ha estado en guardia contra mí, no me da la oportunidad de hacer un movimiento. Y tengo que considerar esto, en el instante en que haga algo que desafía sus órdenes, ¿qué te pasaría entonces?”

Qin Wentian asintió con la cabeza en comprensión; los hechos coincidían con la mayoría de sus deducciones. Porque siempre había sentido que había gente siguiendo a Ye Xi.

Antes de esto, pensó que estaban dispuestos para su protección, pero ahora parecía que no estaban arreglados para ella, sino más bien para vigilar sus movimientos.

“Tío Ye, no tienes que preocuparte. Gran hermano Chu Mang dejó a uno vivo a propósito, sólo para que pudiera retransmitir las noticias al Rey Yi. ¡Todo este asunto definitivamente se concluirá hoy!” Qin Wentian declaró serenamente, sus palabras provocaron que los ojos de Ye Zheng se estrechasen. Había divulgado la verdad a Qin Wentian todo porque quería llevar a Ye Xi lejos por su propia seguridad. Sólo entonces sería libre de actuar sin restricciones.

Sin embargo, Qin Wentian estaba declarando con confianza que este asunto estaría concluido ¡este mismo día!

Pagina Anterior
Pagina Siguiente