Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

AGM – CAP 288 – Dominio

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

“¡En ese caso, ya no hay necesidad de que esta rama de la ‘oculta’ Facción Azur exista por más tiempo!”.

Estas palabras causaron un enfriamiento en los corazones de los del Instituto Ciervo Blanco.

Esta anciana los estaba amenazando, amenazando con erradicar todo el Instituto Ciervo Blanco.

“Ya que te has atrevido a convertirte en un pecador que puede incluso desacreditar al sucesor del Emperador Azur, entonces ¿por qué la Facción Azur todavía necesita una rama ‘oculta’ como la tuya?”

“¿Quién diablos son ustedes?” Ese Anciano Supremo miró fijamente a la anciana y su grupo. Cada una de sus auras se sentía tan elevada como los Cielos, tan incomparablemente aterradora que era suficiente para causar viento desagradable y lluvia sangrienta en el Instituto Ciervo Blanco, aniquilándolo completamente. No había necesidad de dudas, este grupo de personas tenía el poder de respaldar sus palabras.

“Somos los protectores del sucesor del Emperador Azur” dijo la anciana con frialdad, dirigiendo la mirada hacia abajo. Di Cheng y los otros agresores palidecieron. Los cuatro ya estaban rodeados y esa aura aterradora los envolvió con la amenaza de muerte. Este sentimiento era extremadamente intenso.

“Simplemente somos espectadores, pero definitivamente no permitiremos que ningún daño llegue al sucesor del Emperador Azur. ¿Podría la señora mostrar misericordia?” Otro Anciano Supremo le suplicó.

Con la aparición de estas personas, no había confusión en la identidad de Qin Wentian.

“Oh, confiamos en ti, pero mientras estábamos de espectadores pacíficos, había en realidad muy pocas personas que no conocían sus lugares hasta el punto de querer hacer un movimiento contra el sucesor. Este grupo de personas, ya no es necesario que se mantengan vivos”.

Cuando el sonido de la voz de la anciana se desvaneció, un cadáver cayó de los Cielos. Los corazones de la multitud no podían dejar de enfriarse cuando vieron la cara del cadáver. Este no era otro que el Gran Maestro Peng Hai, el Soberano Tiangang que hizo un movimiento contra Qin Wentian. Ya había caído.

Mientras los Ancianos Supremos del Instituto estaban observando los acontecimientos, también lo estaban este grupo de personas.

Sin embargo, viendo cuán irrespetuosos eran todos ellos, ¿cómo no podían matar a toda este grupo de insolentes insensatos para establecer dominio? Si no, entonces, después de algunos miles de años, ¿todas las ramas de la ‘oculta’ Facción Azur olvidarían el temor que el nombre Emperador Azur inspiró alguna vez? ¿Perder incluso la forma más básica de respeto hacia el sucesor del Emperador Azur?

“¡Soy descendiente del Clan Di, línea directa de descendencia de la línea principal del Emperador Azur!” Di Cheng gritó involuntariamente mientras miraba hacia arriba a la anciana, sintiendo la intención helada que irradiaba torciendo su corazón.

La anciana cambió su mirada hacia Di Cheng, su actitud era tan helada como antes: “Como descendiente del Clan Di, debes acatar aún más las últimas órdenes del Emperador Azur. Rompiste la ley mientras sabías las reglas, mereces la muerte aún más”.

Después de hablar, ella manejó su cuerpo de serpiente, apuñalando una manifestación de una serpiente demoníaca aullando de ira. Abrió la boca, volando en dirección a Di Cheng con la intención de devorarlo.

“¡NOOOOOOOOO!” El rostro de Di Cheng se puso pálido, no pensó que estas personas realmente quisieran matarlo, él no quería morir.

Di Cheng quería evadirla pero, en vano, se sintió atraído por el polvo de la serpiente demoníaca y desapareció por completo, obteniendo una muerte miserable.

Todo el escenario era una visión sumamente horrible a la vista; el protector de Di Cheng quería escapar, pero vio a un viejo marchito mirándolo de frente, bloqueando su camino. Ese viejo arrancó con sus palmas mientras una oleada de sentimiento ominoso envolvió al protector. En un instante, y en sólo un instante, el cuerpo del protector se corroyó por completo.

Qin Wentian tembló involuntariamente en su corazón al sentir el poder de ese Mandato. Sabía que si él fuera el que luchara contra esto, moriría también, sin duda.

Qin Wentian finalmente entendió por qué Di Yi era el encargado de mantener el mapa oculto, mientras que sólo los Campos de Refinamiento del Palacio Lago Celestial de Hada Qingmei podían desentrañar el secreto del mapa.

El Emperador Azur debe haber predicho largamente que después de su muerte, los restos de su Facción Azur no serían tan fácilmente controlados por su sucesor. Por eso dejó esta tarea a la persona que más confiaba: Hada Qingmei. Ella era la encargada de vigilar silenciosamente a su sucesor.

Di Cheng y su protector fueron asesinados sin ceremonia. Di Feng observó en silencio mientras una luz resplandeciente brillaba en sus ojos. Ya había adivinado los orígenes de estos protectores.

No esperaba que la sombra de Hada Qingmei estuviera perpetuamente allí. En ese caso, la dificultad de convertirse en el futuro líder de la Facción Azur se había disparado.

En cuanto a Bailu Tong y Bailu You, los rostros del dúo de padre e hijo se volvieron cenizos cuando vieron la muerte de Di Cheng. Podían sentir la intención de la muerte que los rodeaba.

¿Por qué había sucedido así? Nunca habrían esperado que en su búsqueda de saquear el antiguo pergamino, les llevara a sentir la amenaza de la muerte.

“Puesto que ustedes son los protectores del sucesor del Emperador Azur, ¿por qué hay una necesidad de ser tan despiadado?” El padre de Bailu Tong dio un paso adelante, ¿cómo podía ver a su progenie morir así como delante de sus ojos?

“Matar”. Esa mujer de mediana edad que estaba parada en el aire dio el mando, su aura feroz no había disminuido con las palabras del Anciano Supremo. De hecho, creció aún más fuerte. Sólo por su mirada, el Anciano Supremo podía sentir su corazón palpitante de miedo, la fuerza de esta mujer era algo más allá de él, no se atrevía a actuar ciegamente sin pensar.

“Geh, geh”. La seductora hechicera rió mientras se abalanzaba hacia abajo, mientras la palma de aquel viejo marchito parpadeaba, provocando que el desagradable Qi de la corrosión avanzara. Envolvió todo el espacio donde Bailu Tong y Bailu You se encontraban.

“Bzzz”.

Un par de alas emplumadas apareció en la parte posterior de Bailu Tong, quien se elevó hacia el cielo tratando de escapar. Sin embargo, pronto fue obligado a bajar por un hombre hercúleo, pisoteando desde el aire. Ese pisoteo del hombre hercúleo tenía el poder de fisurar la tierra. El cuerpo de Bailu Tong fue lastimosamente repelido, golpeando en el suelo con tal fuerza, un mini cráter se había formado del impacto.

El espacio circundante alrededor de sus objetivos fue bloqueado por la gravedad. No había forma de que sus presas pudieran escapar.

“ESTÁN YENDO DEMASIADO LEJOS”. El padre de Bailu Tong exudó un aura aterradora.

“Ustedes mejor lo detienen”. La mujer de mediana edad barrió sus ojos a los otros Ancianos Supremos. “Si no, no me culpen cuando el Instituto Ciervo Blanco pierda a un Anciano Supremo”.

“ARGHHH…” Un grito de presentimiento resonó en el aire. El cuerpo de Bailu You se marchitaba a un ritmo increíble. Un instante después, se redujo a nada más que un charco de sangre.

Nunca habría imaginado que iba a morir en este lugar que él llamaba casa, y la razón de su muerte no era otra que el combustible para que estos protectores establecieran su dominio.

“Cuando el Emperador Azur creó las ramas de la ‘oculta’ Facción Azur, no fue así que todos pudieron disfrutar de paz y felicidad. ¿Han olvidado sus enseñanzas ancestrales? Su único y único propósito para sobrevivir es esperar la aparición del sucesor del Emperador Azur, siguiéndolo para levantarse una vez más, volviendo a la gloria. Como los descendientes de una de las ramas ocultas, aunque usted tiene el derecho de ‘probar’ al sucesor, no se mostró en absoluto el más mínimo respeto. En ese caso, para una rama tan pequeña como la suya, no hay necesidad de que exista más”.

La voz de la mujer de mediana edad era más fría que el hielo: “El Instituto Ciervo Blanco no es la única rama de la ‘oculta’ Facción Azur. Pero hoy, desde que el Maestro Qin ha llegado aquí, puede decidir aquí y ahora si desea servirle. Pero recuerden esto, incluso sin el apoyo de su Instituto Ciervo Blanco, el aumento de la Facción Azur no se verá afectado. Y en ese momento, no digan que no les advertí. Si la Facción Azur sube al pico una vez más, naturalmente tendrían que reestructurar las diversas ramas. En ese momento, el poder de elección ya no estará en sus manos. Piensen esto claramente, incluso si desean ser independientes, primero consideren el hecho de si tienen suficiente poder”.

Sus palabras contenían débilmente el toque de una amenaza, pero su significado era claro. En la actualidad, su Instituto Ciervo Blanco todavía tiene el derecho de elegir, pero es mejor que piensen cuidadosamente acerca de su decisión. En el futuro, cuando Qin Wentian haya acumulado suficiente poder para controlar las otras ramas de la ‘oculta’ Facción Azur, llevándolas al pináculo de la Gran Dinastía Xia, el único destino para el Instituto Ciervo Blanco es quedarse atrás en el polvo.

En ese momento, incluso si el Instituto Ciervo Blanco desea declarar su lealtad, la elección de aceptación estaría entonces únicamente en manos de Qin Wentian.

En la actualidad, los cuatro Ancianos Supremos y el Director del Instituto Ciervo Blanco se habían reunido plenamente.

El bisabuelo de Bailu Yi dio un paso adelante y miró a la mujer de mediana edad. “Ya he oído hablar del asunto, y nuestro Instituto Ciervo Blanco no tiene objeciones a su manejo del asunto. Han mostrado falta de respeto al sucesor de nuestro antepasado, y como has dicho, merecían la muerte”.

Como Director, comprendió lo que debía hacer. Independientemente de que el Instituto Ciervo Blanco prometiera su apoyo total a Qin Wentian o no, no podían permitirse ofenderlo. Después de todo, con el apoyo de este nivel de poder, sería difícil incluso si Qin Wentian no quisiera levantarse.

Qin Wentian también lamentó silenciosamente en su corazón, parecía que el talento por sí solo era insuficiente para mover los corazones de los miembros núcleo en el Instituto Ciervo Blanco. Sabía que si no fuera por el abrumador apoyo que le había dado el Palacio Lago Celestial, probablemente no habría manera de que esto siguiera tan bien como lo había hecho hoy.

“¡Puchi!” Resonó un sonido crujiente. Cuando la multitud volteó su mirada en dirección a Bailu Tong, varios miembros núcleo se estremecieron involuntariamente cuando respiraron hondo.

Justo así, un Anciano del Instituto Ciervo Blanco había caído aquí hoy.

¿Cómo podía él, con todas sus maquinaciones, haber calculado que el resultado de hoy sería su propia muerte? Y todo surgió de su plan inicial para traer a los Grandes Maestros de 4to nivel para presionar a Qin Wentian.

Con todo, demasiados expertos habían caído aquí este día.

“El Joven Maestro Qin, por el asunto de hoy, ¿hay alguien más que desee castigar?”, Preguntó el Director con esmero.

“Mayor puede referirse a mí como Wentian”. Qin Wentian sonrió, “Si Mayor no le importa, ¿puede pensar en mí como pequeña Yi? Me complacería referirme a usted como bisabuelo”.

“En ese caso, este anciano aceptará desvergonzadamente”. El corazón del Director se calentó después de ver la actitud cortés de Qin Wentian. El carácter de este joven no era malo en efecto, no tenía el temperamento de un matón autoritario.

“Bisabuelo no diga eso, nadie podría haber anticipado los acontecimientos de hoy. Todavía tengo que disculparme por lo que ha ocurrido”. Qin Wentian se inclinó en un arco, sólo para ver al Director del Instituto Ciervo Blanco agitando indiferentemente.

“Esto no tiene nada que ver contigo, pero más bien, el error fue debido a la incapacidad de este anciano para inculcar los valores correctos en mis miembros”.

“Como el Gran Anciano, yo también, no puedo escapar de la culpa”. El Anciano de ojos grandes habló, tal incidente era algo que todos no habían querido ver, haciendo que la relación entre el Instituto y Qin Wentian fuera forzada. Si pudieran remediar esa brecha hoy, naturalmente sería todo para bien.

“Gran Anciano siempre ha sido amable conmigo. Wentian nunca se ha olvidado de su imparcialidad. El asunto de hoy no tiene nada que ver con el Gran Anciano”.

Hoy, con el fin de establecer su dominio, los expertos del Palacio Lago Celestial ya habían matado a los principales instigadores, el Bailu Tong y el Bailu You dúo padre e hijo. Además, viendo que el Gran Anciano era un hombre honorable, Qin Wentian no deseó que este asunto creara disturbios internos del Instituto Ciervo Blanco. Naturalmente, sería bueno reparar su relación tan pronto como sea posible.

Hablando francamente, aunque las acciones del Instituto Ciervo Blanco mostraron una falta de respeto por él hoy, podía entender las cosas desde su perspectiva y, por lo tanto, no se oponía a ellos.

Los ojos de la mujer de mediana edad destellaron con rastros de gentileza. Estaba muy satisfecha y feliz con la decisión de Qin Wentian.

Con el fin de proteger los malos sentimientos hacia Qin Wentian, había tomado el papel de verdugo para impulsar un punto en los corazones de los miembros núcleo del Instituto Ciervo Blanco. Dejando que su Palacio Lago Celestial sean los villanos en su lugar.

Qin Wentian todavía tenía que convertirse en el líder de la Facción Azur, no sería demasiado bueno para él tensar la relación entre él y las ramas ‘ocultas’ que serían sus vasallos.

Dirigiendo su mirada a Di Feng, esa mujer de mediana edad declaró: “Informe a sus Mayores y dígales que lo recuerden claramente, las últimas órdenes del Emperador Azur”.

El semblante de Di Feng permaneció imperturbable. Se inclinó ante la mujer de mediana edad cuando respondió: “Junior entiende y definitivamente informará a mis Mayores”.

Los ojos de la mujer de mediana edad parpadearon con un destello de luz cuando vio la reacción de Di Feng. Di Feng fue el sucesor nominado por los del Clan Di, y en el futuro, sin duda se convertiría en el competidor más fuerte de Qin Wentian en su búsqueda para controlar la Facción Azur.

Sin embargo, éste era también un desafío para Qin Wentian, que tenía que hacer lo que el Emperador Azur una vez hizo; enfrentar todos los desafíos que pueden entorpecer su camino y superarlos, emergiendo como el vencedor final.

“Junior se irá ahora para informar a mis Ancianos del clan de que el sucesor del Emperador Azur ha aparecido. ¡Adiós!” Di Feng juntó las manos hacia la multitud, dando un arco en dirección a los Ancianos Supremos, luego se volvió y se marchó ¡sin decir una palabra más!

Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Deja un comentario