Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

AGM – CAP 285 – Palabras de Qing`er

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

No hace mucho tiempo, dijeron una vez que tener el antiguo pergamino en las manos de Qin Wentian equivalía a desperdiciar un gran regalo en un pedazo de basura. Si Qin Wentian no entregara ese pergamino, sería asesinado.

Pero ahora, Qin Wentian devolvía esas palabras. El tornado devoró el cuerpo del hombre de mediana edad de rostro negro, después de lo cual Qin Wentian hizo un movimiento de agarre y luego el anillo inter espacial y la lanza de sombra volaron en sus manos.

Los tesoros de un Gran Maestro de 4to nivel debería ser extremadamente valioso, él había hecho una matanza esta vez.

Cambiando su mirada helada hacia  Excéntrico Song y Viejo Liang, los rostros de ambos eran tan blancos como una hoja. Excéntrico Song reunió una sonrisa mientras que él dijo a Qin Wentian, “el talento del hermano Qin en el Dao de runas divinas es en verdad desafiante de los Cielos. Ahora que ha entrado en el nivel de los Grandes Maestros de 4to nivel, y antes de los veinte años, sólo será cuestión de tiempo antes de que su nombre haga pedazos al Estado Esperanza. Este anciano era tonto y tomó la decisión equivocada por codicia. Si le he ofendido con mis palabras o acciones anteriores, espero que no lo tome a pecho. Que esa Marioneta de 4to nivel sea una compensación para el hermano Qin por mi transgresión anterior”.

Concluyendo su discurso, Excéntrico Song hizo una reverencia a Qin Wentian para transmitir su sinceridad.

Sin embargo, la mirada de Qin Wentian seguía siendo tan fría como siempre, y se sentía aún más aguda que el borde de una hoja. La espantosa intención espada silbó, mientras la espada agudizaba aún más el terror en el corazón de Excéntrico Song.

“Este anciano no tiene un rencor mortal con el hermano Qin, ¿por qué debemos poner fin a esto con la muerte?” Excéntrico Song sabía que sería inútil convencer a Qin Wentian con palabras como fondo y estatus, y por lo tanto decidió utilizar los beneficios en su lugar. Él continuó: “Mientras el hermano Qin perdone esto, este anciano compensará definitivamente con artículos aún mejores”.

Pocos minutos antes, este Excéntrico Song gritaba por la muerte de Qin Wentian, pero ahora tenía las agallas para afirmar que no guardaba rencor entre ellos. Qué ridículo, las palabras de Excéntrico Song no tenían el menor indicio de arrepentimiento en ellas.

Frente a Qin Wentian, el tornado de Qi Espada se disipó para ser reemplazado por una espantosa espada gigantesca. Con un movimiento de su dedo, la gigantesca espada soltó un haz de espada que penetró a través del espacio, haciendo que el rostro de Excéntrico Song se hundiera aún más cuando su rostro quedó envuelto en una máscara de desesperación.

“Chi”.

Cuando el haz de espada se extendió, el cuerpo de Excéntrico Song fue cortado directamente en dos. El único superviviente que quedaba era el hombre de ojos hundidos. Viejo Liang temblaba involuntariamente, sabía que sería el próximo si se quedaba. En el momento siguiente, agarró su arma divina tipo Paraguas y rápidamente huyó.

Qin Wentian no tenía ninguna intención de perdonar a ninguno de ellos. Este joven mocoso quería entregar el resto de ellos a la muerte.

Pero, ¿cómo podía escapar todavía? Cuando el haz de espada destelló, sus movimientos se detuvieron. Un agujero enorme se podía ver en el centro de su frente.

Qin Wentian flotó hacia abajo, y comenzó a recoger el botín de su victoria. En poco tiempo, había ganado los tesoros de tres Grandes Maestros de 4to nivel, su valor total valía más que toda su fortuna.

Sin embargo, justo cuando estaba en medio de reunirlos, la tierra a su alrededor empezó a temblar violentamente. Los ojos de Qin Wentian se volvieron agudos y, al girar la cabeza, se dio cuenta de que el silencioso espectador, el Gran Maestro Peng Hai, había hecho finalmente su movimiento. Peng Hai había tomado su tiempo en la observación antes de que él actuara, este golpe suyo contenía una fuerza suficiente para romper la tierra y sacudir los cielos.

Un Soberano Tiangang que también era un Gran Maestro de 4to nivel, era realmente incomparable para un Gran Maestro de Yuanfu. La diferencia de poder hizo hincapié en la importancia del cultivo personal.

Ahora que Peng Hai hizo su movimiento, él completamente desatendió los ataques de las trampas preestablecidas de Qin Wentian. Una Nova Astral en forma de una inmensa lanza apareció, y cuando la Luz Astral inundó el área, cada barrido de ella causó que las trampas de Qin Wentian explotaran. A lo largo de esto, la Tempestad de Espada se hizo cada vez más débil.

Después de observar durante tanto tiempo, Peng Hai ya había calculado los pasos para romper esta Formación. Su repentino ataque fue como un rayo de salido del cielo.

El poder de un Soberano Tiangang no era algo que un Cultivador Yuanfu pudiera igualar, aunque estuviera emparejado con un arma divina de 4to nivel. La silueta de Qin Wentian parpadeó mientras se retiraba rápidamente, al igual que al mismo tiempo colocaba a la Marioneta de 4to nivel en su anillo inter espacial y convocaba a su Marioneta Blindada Dorada a su lado.

“¡BOOM!” Sin embargo, otra runa divina fue destruida. Con un movimiento de sus mangas, la Lanza Nova Astral atravesó el espacio, volando directamente hacia Qin Wentian. Sintió que su cuerpo temblaba, como si estuviera a punto de ser traspasado. Esta era la voluntad de un Mandato.

El Mandato de un Soberano Tiangang no era una broma.

“¡Ve!” ordenó Qin Wentian, la Marioneta dorada voló hacia adelante en su lugar, chocando con el ataque del Soberano Tiangang. Sin embargo, la Nova Astral parecía tener mente propia, ya que aumentó el poder de cada puñalada, tratando de romper el agarre de la Marioneta Blindada Dorada. El impacto resultante de la colisión de las dos fuerzas hizo que el espacio entero retumbara.

Peng Hai sonrió, no le importó la interrupción. La nitidez de su mirada parecía dedicada a perforar a Qin Wentian, y abruptamente su silueta parpadeó mientras avanzaba con una velocidad increíble.

Un Gran Maestro de 4to nivel, de diecinueve años, de hecho tiene un potencial increíble de los Cielos. También habría innumerables poderes que quieran contratarlo. Sin embargo, un genio muerto ya no era un genio, sino más bien un cadáver.

Ahora, Peng Hai no quería nada más que matar a Qin Wentian y saquear el antiguo pergamino.

“Qin Wentian, todavía tienes una oportunidad”.

Las pupilas de Qin Wentian se estrecharon al oír las palabras de Bailu You; parecía que todavía pensaba aprovechar el peligro actual de Qin Wentian forzándolo a entregar el antiguo pergamino a su padre, Bailu Tong.

“Gran Anciano”. Una mirada de súplica para buscar ayuda apareció en los ojos de Bailu Yi mientras miraba fijamente al Anciano de ojos grandes.

“Gran Anciano, ¿no deseas el nacimiento de un Gran Maestro de 5to nivel en nuestro Instituto Ciervo Blanco? Tengo que obtener ese antiguo pergamino a toda costa”, Bailu Tong fríamente comentó a un lado. La batalla ya había atraído la atención de muchos expertos en el Instituto Ciervo Blanco. Cuando llegaron al lado de Bailu Yi y el resto, no pudieron dejar de preguntar, “¿Qué está pasando?”

“Qin Wentian, un Gran Maestro de 19 años. Él es mi buen amigo, pero el Anciano Bailu Tong quiere matarlo sólo para saquear el antiguo pergamino que obtuvo del Reino Secreto del Ascendente del Elemento Oro”, explicó Bailu Yi, sus palabras hicieron que los ojos de los cercanos se ensancharan en estado de shock. ¿Un Gran Maestro de 4to nivel a la edad de diecinueve?

“¿Y qué hay de los otros Grandes Maestros de 4to nivel?” preguntó alguien.

“Todos fueron asesinados por las runas divinas y Formación de Qin Wentian”, Bailu You le respondió fríamente. Debido a Qin Wentian, estaba en posiciones opuestas con Bailu Yi.

“Padre”. Bailu Yi volvió su mirada hacia Bailu Shan. Los ojos de Bailu Shan brillaron con un resplandor extraño mientras observaba a Qin Wentian haciendo uso de varias runas divinas defensivas de 3er nivel para bloquear el ataque de su oponente. Sin embargo, sólo lograron ralentizar ligeramente la Nova Astral.

“Gran Maestro Peng Hai, suficiente”.

Bailu Shan gritó mientras salía, sacudiendo su aura.

“Hermano Shan, ¿qué estás tratando de hacer?” En el momento siguiente, la silueta de Bailu You parpadeó cuando apareció frente a Bailu Shan, bloqueando su camino.

Bailu Yi palideció de preocupación mientras miraba frenéticamente al Anciano de ojos grandes. El Anciano de ojos grandes parecía estar contemplando algo, y pronto respondió con un tono tranquilo: “Relájate, no estés tan nerviosa”.

Sin embargo, ¿cómo podría Bailu Yi no estar nerviosa? Peng Hai estaba aumentando el ritmo de sus ataques, él debe estar determinado a matar Qin Wentian inmediatamente. Utilizó su Nova Astral para atar a la Marioneta de 4to nivel, mientras que la larga lanza inscripta en sus manos desgarró las runas divinas defensivas de 3er nivel que Qin Wentian le lanzó como un cuchillo caliente a través de la mantequilla. Peng Hai hundió la larga lanza cuando se transformó en un rayo de luz fría, disparando directamente hacia Qin Wentian.

“Bzzz”. La velocidad furiosa de la lanza rompió la barrera del sonido cuando un boom sonoro estalló. Sin embargo, en el último momento, un loto floreció frente a Qin Wentian, interrumpiendo la trayectoria y negando la fuerza detrás de la lanza.

De repente, una silueta femenina apareció delante de Qin Wentian. La figura de esta hembra era impecable, vestida de blanco y sus rasgos estaban oscurecidos por un velo. Ella desprendió un aura de otro mundo, parecida a la de una doncella inmortal.

Rastros de una sonrisa suave apareció en su rostro cuando Qin Wentian notó la aparición de esta figura. Siempre aparecía en el momento más crucial, protegiéndolo silenciosamente desde las sombras.

“Enviaré a la Marioneta para que te ayude, matemos a esta persona juntos”. Los ojos de Qin Wentian se tornaron helados en el momento en que volvió a mirar a Peng Hai.

“Está bien… Este hombre no es muy fuerte, puedo hacerlo…” Aunque el tono de sus palabras era frío, la voz de Qing’er era extremadamente melodiosa y dio a Qin Wentian sentimientos de gran consuelo mientras escuchaba.

El rostro de Peng Hai se endureció, haciéndose increíblemente feo de contemplar.

Los del Instituto Ciervo Blanco también tenían expresiones estupefactas en sus rostros. Había en realidad un Soberano Tiangang que protegía a Qin Wentain.

No sólo eso, incluso con sus rasgos oscurecidos, podían decir que este Soberano era realmente una belleza trascendente, semejante a un inmortal en un retrato. Sus miradas se fijaron involuntariamente en Bailu Yi, sólo para verla en un estado similarmente aturdido.

Qin Wentian había dicho antes que Mo Qingcheng era su novia. En ese caso, ¿quién era esta belleza efímera justo delante de sus ojos?

Si recordaba bien, esta doncella parecía haber aparecido una vez antes.

Peng Hai miró a Qing’er, y luego barrió su mirada hacia los expertos supremos del Instituto Ciervo Blanco. Sabía que su objetivo de hoy ya no era posible.

“Adiós”. Su Nova Astral giró protectoramente alrededor de él, mientras él resoplaba y se alejaba tranquilamente, su rostro era una máscara repugnante de codicia insatisfecha.

Qing’er se quedó allí en silencio, permitiéndole salir. Ella no actuó activamente para perseguirlo.

Qin Wentian miró sonriente a Qing’er. Se abstuvo de decir una palabra.

Sin embargo, las hermosas pestañas de Qing’er flotaron como si supiera las intenciones de Qin Wentian. Después de eso, sus labios se movieron suavemente mientras las ondas sonoras de su voz se unían en un solo hilo, derivándose hacia el oído de Qin Wentian.

“Él no escapará, la gente de mi Palacio Lago Celestial ya está esperando afuera. Nadie se atreverá a tocarte hoy”.

Las palabras de Qing’er provocaron que Qin Wentian quedara aturdido. ¿La gente del Palacio Lago Celestial había llegado aquí?

Una expresión de asombro cruzó por la cara de Qin Wentian. ¿Cuándo apareció la gente del Palacio Lago Celestial?

Bajando la mirada a la multitud dentro del Instituto Ciervo Blanco, vio a Di Cheng, así como a un joven con un comportamiento extraordinario. El hombre sólo podía ser Di Feng.

En ese momento, Qin Wentian comprendió de repente. Así que resultó que Hada Qingmei siempre había estado monitoreando sus acciones. Como la amada del Emperador Azur, Hada Qingmei debería estar en posesión de muchos secretos que nadie más conocía.

Todo lo que sucedió en el Instituto Ciervo Blanco, incluyendo la llegada de Di Feng, así como los problemas que enfrentó, eran tal vez todos ya conocidos por Hada Qingmei.

Como había adivinado una vez, la relación entre Hada Qingmei y el Emperador Azur nunca se había roto en absoluto. Era totalmente diferente de lo que se había extendido. No había nadie más que se preocupara más por el Emperador Azur que no sea Hada Qingmei. Y como era el verdadero sucesor del Emperador Azur, Hada Qingmei lo apoyó incondicionalmente, sin otra razón más porque era el que poseía su ficha de autoridad.

“¿Ellos están aquí?” Qin Wentian sonrió. Acababa de revelar que era un Gran Maestro de 4to nivel, y ahora contaba con el apoyo de Hada Qingmei.

En ese caso, independientemente de quién fuera el poder detrás de Di Feng, Qin Wentian no perdió en lo más mínimo.

“También me iré”. Gran Maestro Feng Gu se echó a reír. Sabía que aquél no era el momento para que se quedara atrás. Apretando las manos, se despidió de la multitud y se elevó por el aire.

En cuanto a los seguidores de los otros Grandes Maestros de 4to nivel, se habían escapado hacía tiempo después de haber presenciado la muerte de sus amos. Era como si temieran que fueran asesinados por Qin Wentian si iban a retroceder medio paso más lento.

Por lo tanto, en este lugar, aparte de los miembros del Instituto Ciervo Blanco, los únicos que quedaban eran Qin Wentian y Qing’er.

“Gran Maestro de 4to nivel” Bailu You de repente se rió, mientras se volvía hacia los del Instituto. “Todo el mundo, este joven sospechoso se infiltró en nuestro Instituto Ciervo Blanco para  ‘estudiar’ runas divinas, a pesar de que ya tenía un alto nivel de logro en ello. No sólo eso, sino que también tiene la protección de un Soberano Tiangang. Me pregunto, ¿qué motivos insondables podría estar guardando en su corazón?”

“¿Cuál es el problema de este tipo?” Con un silencioso suspiro de resignación, Qin Wentian arrastró su mirada hacia el persistente Bailu You.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente