Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

AGM – CAP 271 – Control del Gran Salón

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Qin Wentian sólo sintió una punzada de dolor en el espacio entre sus cejas, era como si pudiera sentir una peculiar energía retorciéndose allí.

Esta insólita punzada de dolor resonaba con la llama de vela en su cuerpo. Qin Wentian percibió débilmente que el ojo de su corazón estaba centrado entre sus cejas.

Los hilos dorados conectaron la llama de vela y el centro de la frente, y Qin Wentian comprendió innatamente que esta reacción estaba vinculada a un poder de su línea de sangre.

Dentro de su cuerpo, no había sólo un solo tipo de línea sanguínea.

Aquella línea sanguínea dominante, salvaje y violenta que alguna vez fue atrapada por los grilletes, parecía originada de una bestia primordial antigua, el rey de todos los demonios.

Sin embargo, incluso esta línea sanguínea dominante se aferró a la llama de vela en su corazón. La llama de vela era la manifestación de otra línea de sangre existente dentro de él, y era de un grado más alto comparado al de su línea primordial.

Dos tipos de líneas de sangre de alto grado que existen dentro de un solo cuerpo.

Qin Wentian se preguntó, ¿quién era él?

¿Quiénes eran sus padres?

El hombre de mediana edad que había visto en el pequeño Ser Astral debía ser su padre. ¿Por qué fragmentaría todos sus recuerdos y los guardaría dentro de ese Ser Astral, dejándolo descubrir por Qin Wentian?

Había miles y miles de pensamientos en su mente, pero no había manera de que él verificara nada. Quería abrir los ojos, pero no lo hizo.

Porque descubrió que incluso con los ojos cerrados, podía ver claramente lo que estaba sucediendo afuera. Era como si tuviera una especie de ‘segunda vista’, y los acontecimientos de fuera se grabaron directamente en su corazón.

Vio el rostro pálido de Bailu Yi, cuyo corazón se apretaba con preocupación por temor a su muerte. Vio a Bailu Jing involucrado en una desesperada lucha de vida y muerte con su oponente, así como con el resto de los guardianes dorados.

Sin embargo, pudo ver que abruptamente, Bailu Yi tenía una expresión de alegría en su rostro. Su rostro pálido y sin sangre recuperó un poco de color, había notado que Qin Wentian había dejado de sangrar y que sus heridas se estaban arreglando. Podía sentir su aura aumentando, mientras rebosaba de vitalidad una vez más.

De repente, Bailu Yi se congeló. En el centro de las cejas de Qin Wentian apareció un haz de luz dorada. Era un ojo de color dorado.

“Esto…” El corazón de Bailu Yi latía con fuerza. Sin embargo, un instante después, ese ojo dorado volvió a cerrarse. Sólo entonces Qin Wentian abrió los ojos, mirándola.

“¿Te despertaste?” Bailu Yi sonrió.

Este tipo finalmente había despertado.

Ella estaba realmente asustada antes, pensando que Qin Wentian nunca volvería a recuperar la conciencia nunca más.

“Mhm”. Qin Wentian asintió con la cabeza antes de cambiar su mirada al campo de batalla. En este momento, en realidad descubrió que podía ver a través de las bases de cultivo de los que entraban en su visión.

Zhan Chen, Yang Fan, Zhu Sha, todas estas personas tenían una base de cultivo en el 9no nivel de Yuanfu.

Y las afirmaciones de los guardianes dorados eran ciertas, también tenían una base de cultivo en el 9no nivel de Yuanfu.

“¿Huh?”

Qin Wentian frunció el ceño, ¿cómo era posible? ¿No eran estos guardianes dorado un tipo de Marioneta? ¿Cómo podrían tener bases de cultivo?

Era imposible para las Marionetas cultivar, pero después de que su ojo dorado divino se había activado, podía percibir claramente que los guardias dorados no tenían ninguna Piedra Meteoro Yuan incrustada en ellos para sacar el poder, sino que tenían su propia base de cultivo.

Esto sólo podía significar que estos guardias eran humanos, no Marionetas.

¿Por qué los Cultivadores Yuanfu de pico estarían dispuestos a transformarse en Marionetas? Qin Wentian no lo entendía.

Dirigió otra mirada hacia los terrenos cubiertos de runas. Y en ese momento se le imprimieron directamente en su mente los complicados esquemas rúnicos en ráfaga, y no había necesidad de que él usara su sentido del corazón para contemplarlo más. Ahora, una sola mirada le bastaba para descifrar los misterios detrás de ellos.

Cada esquema rúnico, representaba una runa divina completa. Y sin importar la complejidad de los contornos rúnicos entrelazados e intercalado entre sí, Qin Wentian podía desentrañarlos con una sola mirada.

Y ahora mismo, una luz resplandeciente brilló de repente en sus ojos, al igual que una risa se podía ver dentro. Así que así fue.

El Ascendiente mismo era un Inscriptor Divino extremadamente consagrado. Por aquí, dejó una completa runa divina de 4to nivel, que pudo dividirse en innumerables runas divinas de 3er nivel.

Tal nivel de logros dejó a Qin Wentian en una pérdida de palabras. Sólo pudo jadear asombrado.

Si no fuera por la transformación de su cuerpo, no se habría dado cuenta de que este gran salón en sí misma era básicamente una gigantesca runa divina.

En un abrir y cerrar de ojos, la conciencia de Qin Wentian se integró con esta gigantesca runa divina de 4to nivel.

Lo desentrañó, lo comprendió, y sería una tarea extremadamente sencilla si quisiera aplicarlo.

Los labios de Qin Wentian se curvaron en una sonrisa diabólica, haciendo que Bailu Yi quedara atónita. ¿En qué pensaba ahora este sujeto? ¿Y qué era ese ojo dorado que había visto antes?

“Usted dejó atrás una runa divina de 4to nivel, y si nadie notaba esto, podrían depender de su destreza personal de combate o con la ayuda de los contornos rúnicos de 3er nivel inscritos en el piso para tratar con estas Marionetas doradas. Pero si alguien descubriera el secreto final con respecto a la runa divina de 4to nivel, podrían elegir terminar todo con un mero chasquido de sus dedos y convertirse en su verdadero sucesor. Meticulosamente planeado de hecho”.

Qin Wentian sabía que las interminables pruebas en este Reino Secreto estaban destinadas a filtrar al sucesor más apto con  el cual el Ascendente se sentiría satisfecho.

Sin embargo, cuando él, Qin Wentian llegó a este punto final, los guardias dorados dijeron que era indigno de recibir la herencia. Pero, ¿qué tal ahora?

Qin Wentian se puso de pie, y una luz aterradora y áspera parpadeó en sus ojos mientras miraba a aquellos que aún estaban encerrados en combate.

“Sigue detrás de mí”. Qin Wentian sonrió a Bailu Yi. Bailu Yi se congeló, “¿Todavía tienes la intención de competir por la herencia? Vamos a salir de aquí”.

Después de hablar, Bailu Yi quería alejar a Qin Wentian. Aunque podía percibir débilmente la transformación que había ocurrido en el cuerpo de Qin Wentian, sabía por un hecho que su actual nivel de cultivo era demasiado bajo. ¿Cómo podría un simple Cultivador Yuanfu de 3er nivel ser capaz de competir contra los Elegidos del Cielo de las potencias trascendentes, sin importar cuán talentoso sea?

Incluso si toma prestada fuerza de los contornos rúnicos, era imposible para Qin Wentian luchar por la herencia contra estos monstruos.

Este lugar era demasiado peligroso, necesitaban salir inmediatamente.

Sin embargo, Bailu Yi sólo vio a Qin Wentian permanecer inmóvil. Él le sonrió. “Confía en mi”.

Bailu Yi estaba ligeramente vacilante. Antes de esto siempre había creído en Qin Wentian, pero ahora se sentía como una proeza imposible, sin importar cuánto quisiera creer.

Después de todo, lo que Qin Wentian tenía en mente no era demasiado realista.

Incluso su hermano Bailu Jing, como un clasificado en la Clasificación Destino Celestial, no tenía ninguna esperanza cuando se trataba de luchar por la herencia. Sólo era lo suficientemente fuerte como para luchar uniformemente contra el guardián dorado, no podía derrotarlos.

“Wow, en realidad no murió”. En este momento, la voz maliciosa de Zhu Sha se deslizó. Ese guardián dorado también estaba en estado de shock, volviendo su mirada hacia Qin Wentian.

¿Su golpe de lanza más poderoso no había matado a Qin Wentian?

“Trata con él por mí”. Dirigió la lanza dorada hacia Zhu Sha, cuando él ordenó a otro de sus semejantes. En el momento siguiente, otro guardián dorado se lanzó hacia Zhu Sha, cuando el primer guardián dorado caminó hacia Qin Wentian.

“Buena fuerza de recuperación” observó el guardián dorado con frialdad. De repente, su larga lanza explotó. Esta vez, no habría más errores. Definitivamente aseguraría la muerte de Qin Wentian.

Su error anterior era una humillación.

Bailu Yi se puso rígida, mientras se enrojecía de miedo. Sin embargo, sólo vio a Qin Wentian continuando casualmente su avance. Un instante después, sintió innumerables haces de luz surgiendo de los contornos rúnicos grabados en el suelo.

“ROAR” Un Dragón Azur se precipitó hacia el guardián dorado, al igual que un hacha gigantesca dividió los Cielos, todo acompañado por una lluvia de flechas.

Cada uno de los pasos de Qin Wentian ‘despertó’ un contorno rúnico grabado en el suelo. Su ímpetu estaba lleno de poder, ¡era una fuerza imparable!

“RUMBLE~!” La miríada de manifestaciones creadas por las runas divinas atacaba violentamente al guardián dorado con una velocidad increíble. La fuerza de sus ataques conjuntos hizo que el guardián dorado se retirara continuamente.

“¿Hmm?” Las pupilas del guardián dorado se estrecharon. ¿Qué está pasando?

El rostro del guardián dorado previamente estoico experimentó un cambio drástico, los contornos rúnicos de todo el piso empezaron a encenderse, comenzando a fundirse, envolviéndolo en su radiación.

“¿Cómo es esto posible?” El guardián dorado miró conmocionado, no podía entender por qué esto estaba sucediendo.

Bailu Yi también estaba aturdida, ¿el logro de Qin Wentian en el Dao de runas divinas se disparó a otro nivel?

“¡MUERE!” Ese guardián dorado rugió, provocando un aterrador vórtice ser disparado desde su lanza, con el objetivo de devorar Qin Wentian.

“Hmph”. Qin Wentian resopló fríamente. Con un mero pensamiento, el cuerpo de una enorme pitón se manifestó, sacrificándose al ataque. Con otro pensamiento, un meteoro de flechas detonó, pero luego fueron desviados por el guardián dorado, mientras tejía su lanza en una intrincada danza.

“¡PIÉRDETE!” Con un fuerte grito, un martillo colosal se estrelló contra el cuerpo del guardián dorado con fuerza abrumadora, haciendo que se lanzara por el aire.

Su combate instantáneamente atrajo la atención de los demás. Los ojos de Zhan Chen y los otros Cultivadores no pudieron evitar ampliarse cuando vieron el cambio anormal en Qin Wentian.

La luz giratoria de los contornos rúnicos se hizo cada vez más brillante, e incluso todo el gran salón temblaba como si resonara con Qin Wentian.

“Esto…” Zhu Sha se volvió ceniciento. De alguna manera, Qin Wentian había ganado el control del gran salón.

“¡Debemos matarlo primero!” Gritó Zhu Sha, señalando a Qin Wentian. Sin embargo, en respuesta, sólo se escuchó un ruido estruendoso y ensordecedor, ya que las runas divinas del vestíbulo en su totalidad completaron su fusión. Un Brazo de Constelación incomparablemente gigantesco nació de la fusión.

“¡¿Esto?!” Todo el mundo estaba pasmado.

“Este tipo está controlando todo el poder de las runas divinas dentro del gran salón”. El corazón de Bailu Yi golpeó rápidamente.

Incluso ese propio Ascendiente nunca habría esperado que la oculta runa divina de 4to nivel que dejó atrás, en realidad sería activada por alguien con una base de cultivo en el 3er nivel de Yuanfu.

A pesar de que Qin Wentian había evolucionado, todavía no habría podido competir por la herencia con este grupo de monstruos, no sin la ayuda de estos incontables esquemas rúnicos.

Y ahora, todo en este lugar estaba bajo su control.

Una frialdad destelló en los ojos de Qin Wentian mientras miraba fijamente a Zhu Sha, una mera mirada suya causó escalofríos por la columna vertebral de este Cultivador Yuanfu de nivel pico. Anteriormente fue Zhu Sha quien golpeó a Qin Wentian, e incluso lesionó gravemente a Bailu Yi.

Zhu Sha, mereció la muerte.

En el aire, ese Brazo de Constelación descendía de los Cielos. Emana una presión que se asemeja a las Novas Astrales de los Soberanos Tiangang.

La silueta de Zhu Sha parpadeó, mientras retrocedía con velocidad explosiva. Sin embargo, ese brazo gigantesco apareció instantáneamente detrás de él, golpeando la cabeza primero en el suelo.

Después de que el brazo gigantesco se alejara, lo único que quedaba de Zhu Sha era un charco de sangre. Sin rastro de su cadáver o de sus huesos, fue borrado por completo.

Qin Wentian volvió entonces su mirada hacia aquel guardián dorado. La mirada en sus ojos hizo que el corazón del guardián dorado involuntariamente temblara. El guardián dorado al instante apartó los ojos, cuando decía con deferencia y temeroso respeto: “Felicidades, pasaste la prueba. La herencia es ahora tuya”.

Las palabras del guardián dorado no causaron ningún signo de alegría en el rostro de Qin Wentian. Por el contrario, la frialdad en sus ojos se hizo más severa.

Se había enfrentado cara a cara con la muerte innumerables veces antes de llegar a este punto final. Incluso si no estaba cualificado para convertirse en el sucesor, el guardián dorado podría haberles permitido salir con seguridad del Campo de Prueba. Pero en cambio, se movió directamente para matarlos.

¿Herencia?

Qin Wentian se echó a reír de manera maníaca mientras comentaba suavemente. “Casi he muerto aquí antes, ¿y ahora me dices que he pasado la prueba?”

“¿Prueba? ¿Qué cualidades tienes para ponerme a prueba?” ¡Cuando el sonido de la voz de Qin Wentian se desvaneció, ese gigantesco Brazo de Constelación aplastó, rompiendo el cuerpo del guardián dorado en pedazos!

Pagina Anterior
Pagina Siguiente