Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

AGM – CAP 269 – Sucesor Indigno

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Aquellos detrás de él fruncieron el ceño cuando notaron que Qin Wentian se había detenido.

Una honda aura surgió del centro de las cejas de Zhu Sha mientras preguntaba fríamente: “¿Qué estás haciendo?”

“La dificultad de esta Formación es excesivamente alta, naturalmente necesitaría un período de tiempo para estudiarla. Si no te sientes cómodo esperando, ¿por qué no lo haces tú mismo?” Qin Wentian disparó hacia atrás, su respuesta causando a Zhu Sha bufar, con un destello de frialdad parpadeando en sus ojos cuando miró a Qin Wentian.

Después de que este asunto fuese concluido, sin duda trataría con Qin Wentian.

¿Un simple Inscriptor Divino se atrevió a ser tan arrogante delante de él? Insufrible idiota, Qin Wentian no sabía el significado de la muerte.

Por supuesto, Qin Wentian era consciente de que Zhu Sha tenía intención de matar en su corazón. Actuó ignorante, cerró los ojos y luego pasó medio día contemplando. Aquellos detrás de él sólo podían esperar en silencio por él.

Finalmente, Qin Wentian abrió los ojos mientras hablaba con Bailu Jing y Bailu Yi, “Hermano Jing, ambos intenten colocar las palmas en esas dos posiciones”.

Después de hablar, un haz de Luz Astral se disparó cuando Qin Wentian agitó sus manos, haciendo que dos posiciones en la muralla se iluminaran.

Bailu Jing y Bailu Yi asintieron mientras avanzaban.

“Espera un minuto”, gritó Zhu Sha, una expresión de nitidez podía verse en su rostro cuando interpuso: “¿Por qué los dos?”

“Esto no es más que una sonda y podría haber peligro. Por supuesto, si Mayor está dispuesto a hacerlo, estoy más que feliz de dejarle ser el conejillo de indias”. Qin Wentian se rió, su respuesta causó que el rostro de Zhu Sha se hundiera. Este mocoso era demasiado intrigante, antes todos habían caído por su truco. Intencionalmente los buscó para pedir ayuda primero, y cuando rechazaron su petición, él inmediatamente siguió sus ‘sugerencias’ y salió directamente de la primera Formación con los del Instituto Ciervo Blanco.

Esta vez, ¿tal vez estaba tratando con psicología inversa? Pedir ayuda a Bailu Jing y Bailu Yi para atraer a Zhu Sha y al resto para hacer un movimiento.

“Déjenlos ir primero, Zhu Sha y otro estén de soporte detrás de ellos”, Yang Fan ordenó. Mirando a Qin Wentian, realmente quería ver qué trucos tenía Qin Wentian en las mangas. Si los hermanos Bailu lograran escapar de esta Formación, Zhu Sha no se quedaría atrás.

Zhu Sha y otro experto de la Mansión Zhai Xing asintieron con la cabeza, mientras seguían cerca de Bailu Jing y Bailu Yi.

Los hermanos Bailu naturalmente confiaron en Qin Wentian, y colocaron sus palmas en la posición indicada por Qin Wentian. Un instante después, esa muralla intangible brilló y se ‘solidificó’. Abruptamente, dos puertas aparecieron en la muralla y los hermanos Bailu desaparecieron de la vista.

“¿Huh?” Zhu Sha y el otro experto se congelaron. Instantáneamente se precipitaron hacia delante y colocaron sus palmas en la misma posición que los hermanos Bailu, pero esta vez alrededor, una temible y ominosa aura explotó en su lugar.

“Ten cuidado”. Qin Wentian caminó tranquilamente, sin embargo su advertencia llego demasiado tarde. Zhu Sha y el otro experto se apresuraron a retirarse cuando sintieron el aura siniestra que brotaba hacia ellos.

“¡RÓMPETE!” Zhu Sha aulló de rabia, disparando con ambas palmas, haciendo que aparecieran dos gigantescas impresiones de palma, ambas circulando con una energía abrumadora. “¡BOOM!” Aunque la ominosa aura se disipó tras el impacto, Zhu Sha quedó con un par de manos mal destrozadas.

“Los movimientos del Mayor eran demasiado rápidos, no podía advertirles a tiempo”. Qin Wentian sonrió mientras caminaba con Viejo Primero.

Las palmas de Zhu Sha temblaban, sus ojos goteaban de veneno.

¿No podía advertirles a tiempo? ¿Cómo podía creer esa mierda?

El compañero de Zhu Sha tenía aún peores heridas que él. Sus dos brazos habían sido mutilados.

El rostro de Yang Fan se hundió, sabía que Qin Wentian había hecho esto intencionalmente.

A pesar de esto, no podía hacer nada a Qin Wentian. Las semillas de la preocupación no podía dejar de florecer en su corazón, y él sabía que sin duda había una manera de salir de esta Formación. Los hermanos Bailu ya habían desaparecido por completo.

“Esta Formación es siempre cambiante, la segunda resonancia debe ocurrir desde otra posición”. Los pasos de Qin Wentian se detuvieron frente a la muralla. Cerró los ojos con el Viejo Primero y en un instante, ambos soltaron con sus palmas, imprimiéndolo en una posición particular en la muralla intangible.

“¡DETÉNGANLOS!”

El rostro de Yang Fan y el resto cambió drásticamente, todos ellos quedaron aturdidos por el contraataque de la muralla contra Zhu Sha y su camarada. Nadie esperaba que Qin Wentian de repente hiciera un movimiento, atrapándolos todos desprevenidos.

Pero ya era demasiado tarde. La muralla brilló en la existencia cuando Qin Wentian y Viejo Primero desaparecieron juntos. Este suceso hizo que los Cultivadores restantes se volvieran cenizas con consternación.

Qin Wentian y Viejo Primero ya habían llegado al otro lado de la muralla y se habían unido a los hermanos Bailu.

“Hermano pequeño Qin, mi hermano menor…?” Viejo Primero volvió su mirada hacia Qin Wentian, con preocupación aparente en su voz.

“Yo y Bailu Yi conseguimos oír la conversación entre Zhan Chen y su compañera. Viejo Tercero fue forzado por ellos a neutralizar esa Formación y finalmente murió intentando. No sólo eso, para sondar la Formación, Zhan Chen alimentó una píldora a su compañera y la envió adentro. Al final, ella también murió allí”.

Qin Wentian explicó, sus palabras causaron un destello agudo de luz brillar en los ojos de Bailu Jing. “¿Esa es la razón por la que trató de matarte a ti y pequeña Yi?”

“Sí, sólo podía fingir que no pasaba nada. Afortunadamente para nosotros, la llegada de Zhao Lie impidió que Zhan Chen hiciera un movimiento”, continuó Qin Wentian. Después de eso, volvió su mirada hacia los árboles de hoja perenne y las antiguas montañas, así como el gran salón situado en el centro, la escultura del Ascendente dentro.

¡Finalmente habían llegado!

“Con su fuerza, eventualmente romperán la muralla”, dijo Viejo Primero, sabía que si aquellos de las potencias trascendentes combinaban sus poderes, sin duda podrían derribar la muralla, aunque con algunos sacrificios.

“Mhm, vamos a entrar en el gran salón primero para echar un vistazo”, Qin Wentian estuvo de acuerdo.

Después de eso, los cuatro siguieron adelante, parecía que ya no había más trampas aquí. A la entrada del gran salón, todos quedaron sorprendidos por la inmensidad del gran salón, así como por la exquisitez de la escultura que les precedía. La escultura tenía dos pergaminos antiguos en sus manos, y la semejanza podría decirse que es casi totalmente afín a un ser humano.

No sólo eso, en la superficie del suelo había muchos contornos rúnicos de runas divinas que giraban por sí mismos, iluminando el gran salón.

“Hmm, ¿éstas no parecen trampas?” Preguntó Viejo Primero a Qin Wentian.

“Sí, eso creo. Éstas son como salidas de poder que requieren que los seres humanos los pongan en marcha. No sólo no son trampas, sino que pueden ser controladas por alguien que tiene un logro suficientemente alto en el Dao de runas divinas”. Qin Wentian asintió, compartió los mismos sentimientos que Viejo Primero.

“Estaremos seguros si entramos”. Bailu Jing rió. Dirigió audazmente un paso hacia adelante y de repente, los contornos rúnicos brillaron. Una inundación de luz dorada invadió el área mientras varias siluetas aparecieron de repente.

Había un total de nueve figuras, cuyos cuerpos brillaban con un tono dorado. Los destellos en sus ojos eran tan aterradores como espadas, mientras miraban fijamente a Qin Wentian y el resto.

“Cuatro de ustedes llegaron aquí al mismo momento, ¿cuál de ustedes es el Inscriptor?” Uno de los guardianes dorados habló, su tono era incisivo.

Qin Wentian volvió a mirar al guardián dorado mientras le respondía: “Yo soy”.

“Y yo también” dijo Viejo Primero, entrecerrando los ojos. Estos nueve guardianes dorados se parecían a Marionetas, pero de alguna manera no eran verdaderas Marionetas. Sus ojos brillaban con inteligencia humana.

El guardián dorado que habló dirigió su mirada hacia Qin Wentian y Viejo Primero, al decir: “Los nueve somos las ‘Marionetas Doradas Blindadas’ creados por el Maestro. Nuestras fuerzas individuales se fijan en el nivel máximo de Yuanfu y nuestra misión es guardar la herencia del Maestro. El sucesor del Maestro debe ser competente tanto en el Dao de runas divinas como tener talento monstruoso en el cultivo”.

Los ojos de Qin Wentian vacilaron, habían encontrado muchas pruebas en su camino aquí. Su conjetura anterior era correcta, todo este evento era una prueba establecida por ese Ascendente para escoger a su sucesor. De hecho, las trampas en este reino sólo podían ser quebradas ya sea por la fuerza por alguien en el pico de Yuanfu, o un Gran Maestro Inscriptor Divino con un logro extremadamente alto en el Dao de runas divinas.

“Pequeña Yi, ponte detrás de mí”. Bailu Jing tiró de su hermana detrás de él. El aura que estos nueve guardianes dorados emanaban se sentía excepcionalmente peligrosa, cuatro de los nueve guardianes dorados ya habían salido, con una lanza larga dorada equipada en sus manos.

Ellos, eran la prueba final.

Bailu Jing ya había liberado sus Almas Astrales, cuando un aura aterradora surgió de su cuerpo. Esta fue la presión generada por el poder asesino de su Alma Astral Siete Matanzas.

“Eres…no está mal, pero no lo suficiente” Uno de los guardianes dorados miraba a Bailu Jing, después de lo cual, desapareció de la vista cuando su lanza penetró a través del espacio, como una rayo de relámpago dorado.

Bailu Jing dio un paso adelante, desencadenando la Gran Técnica Decapitadora de 9 Soles, cuando la voluntad de su Mandato brotó. Momentáneamente, una abundancia de hilos dorados apareció en el aire, su resplandor era tan cegador que se parecía a un sol en miniatura, ardiendo con la intención de matar.

“¡Romper!” gritó el guardián dorado fríamente. Un rayo de luz salió de la punta de su lanza, rompiendo contra el sol en miniatura, destruyéndolo.

La expresión de Bailu Jing se congeló al presenciar la temible potencia de combate de este guardián dorado.

Desató nuevamente la Gran Técnica Decapitadora de 9 Soles, el poder de la luz del sol era canalizando a través de los hilos dorados. Las terribles llamas del sol ardían con un chillido temible, mientras los hilos se hundían uno a uno con una fuerza imponente; incluso un Cultivador Yuanfu de nivel pico tendría dificultades para defenderse de ese ataque.

Sin embargo, la fuerza de su oponente superó incluso sus expectativas, Bailu Jing no pudo hacer nada para herirlo.

Qin Wentian y Viejo Primero también fueron atacados por los guardianes dorados, con Qin Wentian pisoteando el suelo como una temible runa divina tipo Espada explotada hacia adelante. Había muchos contornos rúnicos de aspecto complicado en el suelo, podía aprovechar su poder para ayudarle si su comprensión era lo suficientemente alta.

Un tifón sonó cuando una tormenta de espadas voló hacia su oponente. Sin embargo, el guardián dorado era demasiado poderoso, fácilmente destruyendo las manifestaciones de las inscripciones que Qin Wentian le envió. Se acercó a Qin Wentian mientras comentaba con fría: “Eres demasiado débil, no eres digno de ser el sucesor. Ni siquiera tienes las cualidades para luchar por la herencia. ¡DEBES MORIR!”

Después de hablar, la intención de matar que brotó del guardián dorado se hizo cada vez más fuerte mientras seguía caminando hacia Qin Wentian.

Una luz aterradora brilló en los ojos de Qin Wentian.

¿Cómo podría Qin Wentian no estar enojado? Con una sola oración, el guardián dorado lo había condenado, diciéndole que ni siquiera tenía las cualidades para pelear con otros por la herencia.

“Desde que este campo de prueba fue creado, sólo aquellos con verdadera habilidad han sido capaces de alcanzar este punto. No fue en virtud de la suerte que los cuatro de nosotros entramos en este lugar. Entonces, ¿por qué no soy digno de recibir la herencia?”

“El sucesor no sólo debe tener un alto logro en el Dao de runas divinas, sino que también debe ser muy poderoso en términos de su cultivación y destreza de combate. No tengo ni idea de cómo llegaron los cuatro aquí, pero con tu base de cultivo simplemente en el 3er nivel de Yuanfu, ¿cómo puedes calificarse? Esta herencia fue dejada atrás por el Maestro para un talentoso hijo del cielo, sólo aquellos con un talento excepcional pueden competir por ella”. La intención de matar del guardián dorado no disminuyó, ya que lentamente se acercó. “La herencia no es para gente como tú. ¡MUERE!”

Cuando su voz se desvaneció, la lanza dorada deslumbró con un resplandor dorado mientras perforaba hacia Qin Wentian una vez más.

Este guardián dorado era serio. Quería matar a Qin Wentian.

El corazón de Qin Wentian se volvió frío, un aura de enfriamiento hasta los huesos salía de él en oleadas. ¡Qué manera elocuente de decir, sucesor indigno!

Pagina Anterior
Pagina Siguiente