Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

AGM – CAP 267 – Verdadera Cara de Zhan Chen

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Después de abandonar el área, Bailu Yi miró atentamente a Qin Wentian.

La frialdad que había irradiado ya se había disipado, y cuando advirtió a Bailu Yi mirándolo fijamente, comentó descaradamente: “¿Te gusta mirarme tanto?”

Bailu Yi lo fulminó con la mirada, apartando los ojos. Sin embargo, no pudo evitarlo. Un momento después, su mirada se desplazó hacia atrás cuando ella preguntó en una voz ligera, “¿Es Mo Qingcheng realmente tu novia?”

Había oído claramente la conversación entre Qin Wentian y Bai Fei antes. Bai Fei era del Salón Rey Píldora y Qin Wentian declaró personalmente que él haría un viaje allí en el futuro para llevarse a Mo Qingcheng. Si ese era el caso, significaba que todo lo que Qin Wentian había dicho antes, era real.

En aquel entonces cuando Qin Wentian le mencionó a Mo Qingcheng, había pensado que estaba bromeando.

“Mhm”. Qin Wentian se encogió de hombros.

Los hermosos ojos de Bailu Yi se iluminaron, “¿Puedes decirme algo más?, tengo mucha curiosidad por la historia entre ustedes dos”.

“¿Incluso las mujeres hermosas aman el chisme?” Qin Wentian se echó a reír. “Mo Qingcheng y yo provenimos de un pequeño país llamado Chu. Ese lugar, estaba bajo la administración del Palacio Nueve Místicos. Mi clan tenía algún conflicto con el Clan Real y por un giro del destino, Qingcheng me salvó cuando me descubrió inconsciente en un bosque. Sin embargo, al principio, no sabía que ella era la que me había salvado, sólo me lo contó después de conocernos por un período de tiempo”.

Qin Wentian empezó a contar los acontecimientos de su pasado mientras Bailu Yi escuchaba atentamente, fascinada por su historia.

“¿lisiaste los brazos de Hua Xiaoyun?” Al final, Bailu Yi exclamó en estado de shock.

“Sí. Afortunadamente, la hija del Rey Píldora, Luo He, también estaba presente en ese momento. Si no fuera por eso, no había forma de que el Clan Hua me hubiera ahorrado tan fácilmente”. Qin Wentian asintió.

“Si ese es el caso, ¿significa eso que tu propósito para venir al Estado Esperanza era buscar a Mo Qingcheng?” Bailu Yi se sintió muy conmovida. Verdaderamente, la distancia no importa cuando se trata del amor verdadero.

Sin embargo, también estaba muy clara sobre la dificultad de ‘llevar’ a Mo Qingcheng lejos del Salón Rey Píldora.

“No fue sólo por eso, mi propósito principal de venir aquí fue principalmente para matar a Hua Xiaoyun, y también por supuesto, por tu Instituto Ciervo Blanco”, continuó Qin Wentian.

“¿Instituto Ciervo Blanco?” Bailu Yi no entendía.

“Si te digo esto, no puedes usarlo en mi contra por mantenerlo en secreto antes”, respondió Qin Wentian.

Naturalmente, la curiosidad de Bailu Yi se despertó enormemente después de ver cómo el misterioso Qin Wentian estaba actuando. “Por supuesto”.

“¿Sabes de la ‘oculta’ Facción Azur?” Qin Wentian miró atentamente los ojos de Bailu Yi, estudiando su expresión. El corazón de Bailu Yi latía salvajemente cuando oyó aquellas palabras, haciéndola tropezar casi cuando las grandes olas le sacudieron el corazón. Éste era el secreto más grande del Instituto Ciervo Blanco, del cual sólo los miembros núcleo estaban al tanto, ¿cómo pudo Qin Wentian saberlo?

Cuando vio el cambio en la expresión de Bailu Yi, Qin Wentian comprendió claramente que Bailu Yi también, sabía de este secreto.

“Tú…” Bailu Yi tembló mientras miraba fijamente a Qin Wentian.

“Soy el sucesor del Emperador Azur”, respondió Qin Wentian, Bailu Yi estaba todavía aturdida por el impacto de sus palabras, sintiendo como si su cerebro hubiese sido cortocircuitado.

¿Qin Wentian era el sucesor del Emperador Azur?

Introduciendo sus manos dentro de sus ropas, Qin Wentian retiró una ficha de mando. La palabra ‘Azur’ estaba claramente inscrita en la parte superior de la ficha.

“Ficha del Emperador Azur”, la voz de Bailu Yi tembló, y sólo cuando Qin Wentian guardó la ficha se recuperó un poco. Respiró profundamente: “¿Estás aquí para hacerte cargo de nuestra rama en el Instituto Ciervo Blanco?”

“¿Crees que es posible?” preguntó Qin Wentian seriamente.

Bailu Yi contempló por un momento antes de que ella respondió en voz baja: “Es difícil decirlo. Después de todo, el Instituto Ciervo Blanco ha estado solo durante tantos años. Sería realmente difícil hacer que todo el mundo en el Instituto se someta a ti sólo por una ficha del pasado”.

“No tengo ninguna intención de hacer que el Instituto se convierta en mi sirviente. A pesar de que el Instituto es simplemente una de las ramas de la ‘oculta’ Facción Azur, ¿por qué ser una tortuga así en la Gran Dinastía Xia? ¿Por qué no oscilar el mundo entero en lugar de esconderse en el Estado Esperanza?” Las palabras de Qin Wentian estaban llenas de confianza, causando olas de conmoción asaltar el corazón de Bailu Yi.

“Esto significa tomar un riesgo, y si algo sale mal, hay una alta posibilidad de que el Instituto Ciervo Blanco nunca se recuperaría”, respondió Bailu Yi. “Qin Wentian, prométeme esto. No reveles ninguna información con respecto a las ramas ‘ocultas’ de la Facción Azur antes de tener suficiente poder para hacerlo. Demasiadas potencias trascendentes participaron en la caída del Emperador Azur en ese entonces, así que si capturaron el viento de que todavía hay descendientes vivos del Emperador Azur que se esconden en la Gran Dinastía Xia, actuarían definitivamente para quitar sus raíces.

“No te preocupes, nunca actuaría sin suficiente poder. Yo también, no revelaré mi conexión con el Instituto Ciervo Blanco antes de que eso suceda. A lo sumo, te usaré como una excusa y dejaré que los demás malinterpreten la relación entre nosotros”, bromeó Qin Wentian, haciendo que Bailu Yi rodara sus ojos hacia él.

“De acuerdo, tienes que trabajar duro para obtener la aprobación del Instituto, ¿de acuerdo?”

“¿Significa eso que me apoyas?” Qin Wentian se echó a reír. Bailu Yi lo fulminó con la mirada, “¿No era el propósito de que me lo dijeras porque querías que te apoyara?”

Qin Wentian bajó la cabeza con una sonrisa, sin responder, pero continuó caminando hacia delante. Murmuró en voz baja: “Si no me apoyas, yo habría elegido renunciar a esta rama. El Instituto Ciervo Blanco habría permanecido como el Instituto Ciervo Blanco por toda la eternidad”.

El corazón de Bailu Yi tembló al oír las palabras de Qin Wentian. ¿Si ella no lo apoyaba, Qin Wentian habría optado por renunciar? Qin Wentian le había dicho sin vacilar un secreto tan grande no sólo porque quería su apoyo, también quería saber cómo se sentía al respecto. Esto era confianza, Qin Wentian ya la estaba tratando como uno de sus confidentes más cercanos.

“Yo llevaré nuevamente a la Facción Azur al pináculo de la Gran Dinastía Xia”.

Una sonrisa radiante surgió en la cara de Bailu Yi cuando oyó sus palabras. De manera similar, también creía que Qin Wentian sería capaz de hacerlo.

Qin Wentian y Bailu Yi continuaron caminando hacia el lugar donde Qin Wentian mató al hombre de mediana edad. A una distancia de allí, le tendió la mano, haciendo un gesto para que Bailu Yi se detuviera, mientras se agachaba en silencio detrás de una colina.

La percepción de Qin Wentian podía claramente sentir que había alguien allí. Estas personas no eran nada menos que Zhan Chen del Salón Rey Píldora, así como su compañera.

Como alguien se clasificó número 11 en la Clasificación Destino Celestial, su velocidad en romper los obstáculos podría ser considerada realmente rápida. Junto a él estaba su compañera, Qing Yue. Zhan Chen recuperó una píldora medicinal de sus ropas y se la pasó a ella. “Qing Yue, come esto para reponer tu energía. Tomaremos un descanso aquí por un tiempo antes de tratar de romper esto más tarde”.

Qing Yue miró a Zhan Chen, sus hermosas facciones tan tranquilas como el agua. Sin dudarlo, tomó la píldora ofrecida por Zhan Chen y la consumió directamente.

“Alguien ha estado aquí antes. Puesto que puede llegar a este punto antes que nosotros, no hay necesidad de dudar de su fuerza. Por suerte, ya está muerto. No sólo eso, el Viejo Tercer de los tres hermanos fue incapaz de neutralizar esta Formación y también ha perecido dentro”. Zhan Chen señaló a los dos anillos inter espaciales que estaban tirados en el suelo, mientras continuaba con una voz tranquila”, La trampa a continuación debe ser la trampa más peligrosa dentro de esta Formación, por lo que mientras lo rompamos hay una alta probabilidad de que podamos llegar a la salida y obtener la herencia del Ascendente”.

Un instante después de que él habló, esa mirada refinada, erudita en la cara de Zhan Chen fue deformada por ambición salvaje.

Él era el más fuerte de todos los Cultivadores que habían participado en la prueba esta vez. Si ese fuera el caso, la posición del sucesor del Ascendente sería definitivamente él.

“Mhm”. Qing Yue estaba vestida con un vestido azul claro, y la mirada en sus ojos cuando ella miraba a Zhan Chen, estaba llena de amor y ternura, incluso en ese momento…

“Zhan Chen, creo en ti”. Qing Yue sonrió. En un instante, la belleza de su sonrisa eclipsó incluso a la luna, haciendo que el corazón de Zhan Chen se estremeciera involuntariamente mientras una indirecta de pesar brillaba en sus ojos.

“Después de mi muerte, definitivamente serás el líder del Salón Rey Píldora”. La sonrisa de Qing Yue no vaciló, pero sus palabras hicieron que el rostro de Zhan Chen sufriera un cambio drástico mientras miraba fijamente a Qing Yue en silencio atónito.

“Sé que la píldora que me diste era veneno. Me convertirá en un zombi sin sentido, siguiendo cada una de tus órdenes”. Las lágrimas rodaron por sus mejillas mientras continuaba, “Zhan Chen, nos conocemos desde hace ocho años, ¿cómo puedo ser poco claro de tu personalidad? En la superficie pareces tan limpio, tan suave y elegante. Sin embargo, no podías enmascarar la ambición de tu corazón”.

“Yo fui el quien te dio la introducción que necesitabas para entrar en el Salón Rey Píldora. Tu talento era obvio para todos, y en tan sólo ocho años, te convertiste en el sol ardiente de nuestra secta, tu resplandor es el más brillante de todas las élites en nuestro Salón Rey Píldora. Pero sé todo lo que has hecho, todas las acciones que has tomado han sido para fomentar tu propia ambición”.

Las lágrimas de Qing Yue continuaron cayendo, pero la sonrisa en su rostro nunca vaciló. “En aquel entonces, cuando la Tía Marcial había dicho que Qingcheng definitivamente sería uno de los pilares más importantes de nuestro  Salón Rey Píldora en el futuro, sabía que tu corazón definitivamente se movería. Sé que no soy de utilidad para ti ahora, así que permíteme que Mo Qingcheng tome mi lugar. Esto es lo único que me queda por hacer. Sin mí en el camino, Tía Marcial estaría más que dispuesta a comprometer a Qingcheng a ti. Los dos serán el futuro de nuestra secta, mientras yo estaré en el camino. Zhan Chen, esta es la última vez que puedo ayudarte… “

Después de hablar, Qing Yue se volvió y se precipitó hacia la trampa a la que Viejo Tercero murió, eligiendo la muerte por ser una Marioneta estúpida.

Tenía el corazón destrozado, su corazón había muerto cuando vio a Zhan Chen sacando esa píldora. Ella lo conocía demasiado bien, ¿cómo podía ocultar sus intenciones de ella?

Con un corazón sin vida, ¿para qué iba a seguir viviendo?

Las Almas Astrales de Qing Yue entraron en erupción en si misma mientras su aura aumentó a sus límites, corriendo directamente en la trampa. Su belleza se acentuó aún más bajo la luz de las estrellas de sus Almas Astrales, e incluso Zhan Chen no pudo evitar sentir el corazón apretado por lo que había perdido. Una expresión de agonía parpadeó en su rostro, pero rápidamente, muy rápidamente, fue reemplazada por una mirada de absoluta determinación. Nadie podía sacudir su corazón, su voluntad era decidida, éste era el camino que había elegido, éste era su Dao del corazón.

Desde el comienzo de su cultivo hasta ahora, su viaje estaba lleno de demasiada amargura y fatiga. A pesar de esto, seguiría caminando, hasta llegar al pináculo de la Gran Dinastía Xia. ¡Su resolución era inquebrantable!

Cerrando los ojos, Zhan Chen se detuvo. Podía sentir la inminente muerte de Qing Yue, pero su corazón nunca se había sentido tan sereno antes.

Pero en el mismo instante de su muerte, los ojos de Zhan Chen abruptamente se abrieron, una luz aterradora brilló a través de ellos. De repente se dio la vuelta, su silueta parpadeando mientras se precipitaba hacia la dirección detrás de él. ¡Había sentido que alguien lo miraba!

Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Deja un comentario