Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

AGM – CAP 256 – Piérdete si no puedes hacerlo

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Cuando Yan Tie vio la absoluta falta de miedo en los ojos de Qin Wentian después de fijar las miradas, su expresión no podía dejar de vacilar un poco. Ridículo, ¿este mocoso estaba planeando matarlo en lugar de preservar su propia vida?

Con un cacareo siniestro, Yan Tie comenzó su inscripción.

No sólo él, los tres hermanos del Clan Li, Gu Xiu, y ese joven del Culto Demoniaco también empezaron.

Los tres hermanos ocupaban simultáneamente tres grandes espacios al inscribir sus respectivas runas. Sin embargo, una sensación de unidad podía sentirse emanando de ella, como si las tres runas divinas separadas quisieran ser fusionadas. Esto causó que muchos de la multitud estuviera asombrado, los tres hermanos pudieran leer las mentes e intenciones de los demás, su producto final poseería definitivamente un poder que rompería la tierra.

Para Gu Xiu, sus movimientos imponentes estaban llenos de un aire de grandeza, los contornos rúnicos de su inscripción eran extraordinarios y tenía un estilo propio de un Gran Maestro.

Lo que Gu Xiu estaba inscribiendo en ese momento, era definitivamente una runa divina de 3er nivel.

Después de todo, el Gran Maestro Feng Gu les dio dos horas de tiempo, lo que les permitió desplegar todo su potencial.

La inscripción que el joven del Culto Demoniaco estaba inscribiendo, emanó un Qi Demoníaco que se sentía extremadamente mal. Nadie se atrevía a mirarlo porque era más joven que los demás.

“Esta vez, están poniendo a prueba a cada participante en sus verdaderas habilidades, me pregunto cuál tipo de ataque de runa divina será la más fuerte”.

La multitud debajo de la plataforma estaba en una discusión ferviente, a la vez que presenciaban las inscripciones que los Grandes Maestros estaban inscribiendo actualmente.

De sus conjeturas, los tres hermanos del Clan Li tenían la posibilidad más alta de obtener la primera posición en la tercera prueba.

Gu Xiu, que representaba al Instituto Ciervo Blanco, sólo podía conformarse con la segunda posición.

Y en cuanto a la tercera posición, muchos sentían que Yan Tie tenía la mayor posibilidad de ser clasificado en la tercera posición. Aunque el joven del Culto Demoniaco era poderoso, los otros tres poderes eran más fuertes en comparación con él.

Uno debe saber que antes de que se revelara que los tres hermanos del Clan Li y Gu Xiu participarían, Yan Tie tenía la mayor oportunidad de ser el primero en este intercambio. Muchos creyeron que el Clan Yan obtendría definitivamente la recompensa de diez vacantes adicionales, permitiéndoles traer a gente adicional en el Reino Secreto de las runas divinas.

En la actualidad, los del Clan Yan estaban extremadamente nerviosos. El Clan Leng, que estaba junto a ellos, también podía sentir sus corazones apretados. El desempeño de Qin Wentian los había sorprendido, pero esta no era la razón principal de las expresiones antiestéticas actuales en sus rostros. El Clan Leng había pagado un precio demasiado alto por la oportunidad de obtener la entrada a través de esas vacantes extra en el Reino Secreto. Naturalmente, rezaron para que Yan Tie obtuviera el primero puesto en el intercambio de hoy.

“Leng Jian, ¿cómo fue tu conversación con Yan Tie antes?” El Anciano del Clan Leng, Leng Mao, miró hacia Leng Jian.

La expresión de Leng Jian era extremadamente antiestética, se dirigió al lado de Leng Mao antes de responder en voz baja: “Yan Tie dijo, si queremos una vacante, utilice a una joven de la línea directa de descendencia del Clan Leng para cambiarla. Una chica, una vacante”.

“Imprudente”. La expresión de Leng Mao se hizo cada vez más fea. “¿El precio anterior pagado por nuestro Clan Leng todavía es insuficiente?”

Leng Jian no tenía nada que decir, sólo podía bajar la cabeza en sumisión. Después de un rato, agregó, “Todo esto es culpa de Qin Wentian y de esa niña no filial, Leng Ning. Si el hijo de Yan Tie no hubiera muerto, ¿cómo podrían las cosas desarrollarse hasta tal punto? Sólo Leng Ning habría sido suficiente para hacernos entrar en el Reino Secreto”.

“Hmph”. Leng Mao resopló fríamente. “Vamos a ver lo que sucede más tarde y tratar con él en consecuencia”.

Leng Jian asintió con la cabeza, volviendo su atención hacia la plataforma.

“Qin Wentian”. Leng Jian lo fulminó con la mirada. El actual Qin Wentian estaba inscribiendo en silencio sus propias runas divinas, pero… sus inscripciones parecían estar apagadas, de alguna manera. No había sentido de la belleza en los contornos rúnicos, ni sentido de la integridad. Ni siquiera se parecía a una foto, nadie sabía lo que estaba inscribiendo.

“¿Qué mierda?” Leng Jian se burló. Aunque Qin Wentian era una Inscriptor Divino de 3er nivel, su habilidad de inscripción era demasiado abismal.

En la dirección en que estaban los miembros del Instituto Ciervo Blanco, el Anciano de ojos grandes miró a Bailu Yan cuando preguntó: “¿Cuál de las inscripciones en la plataforma crees que es la más profunda?”

Bailu Yan era el Inscriptor Divino que perdió contra Qin Wentian aquel entonces en el Instituto Ciervo Blanco. Después de mirar las diversas inscripciones que los Grandes Maestros estaban inscribiendo, respondió en voz baja: “Desde mi perspectiva, las inscripciones creadas por los tres hermanos y el Gran Maestro Gu Xiu deberían ser las más profundas. Sus inscripciones tienen la resonancia más fuerte con el Qi del cielo y la tierra. En cuanto a Yan Tie, su inscription contiene un toque de astucia y malicia, sería extremadamente difícil de tratar. Y el joven del Culto Demoniaco, su inscripción contiene grandes cantidades de Qi Demoníaco maligno, lleno de intención asesina. No debe ser menospreciado también”.

El Anciano de ojos grandes asintió con la cabeza, “Entonces entre los tres hermanos y el Gran Maestro Gu Xiu, ¿quién crees que será el vencedor?”

“No puedo decirlo”. Bailu Yan negó con la cabeza.

“Esta vez, si el Valle Montaña Agua Lunar obtiene el primer puesto, sin duda seremos suprimidos por ellos cuando nos aventuremos en el Reino Secreto de runa divinas”. El Anciano de ojos grandes frunció el ceño mientras continuaba, “Hmm, ¿qué pasa con Qin Wentian?”

“No entiendo lo que está haciendo, no hay indicios de fluctuaciones de energía ni una resonancia con el Qi del Cielo y la Tierra”. Bailu Yan frunció las cejas. Por lógica, cuando Qin Wentian discutió con él, Qin Wentian ya había logrado el estado de inscribir runas divinas sin el apoyo de ningún medio. Creando una inscripción a cada paso, su talento en el Dao de runas divinas era asombroso, incluso monstruoso. Pero, ¿qué estaba haciendo ahora? Por derecho, aunque las runas divinas de 3er nivel que inscribió no pueden ser de pico, no estaría demasiado lejos de ello tampoco.

En este momento, Bailu Yan no tenía ni idea de lo que Qin Wentian estaba inscribiendo.

En este momento en el punto de vista, el otro anciano de mediana edad se inclinó ante Feng Gu mientras preguntaba, “Gran Maestro Feng Gu, ¿cómo encuentra las aptitudes de este grupo de participantes?”

Cuando se concluya el intercambio, la Mansión Zhai xing tendría que llevar a los tres principales Inscriptores Divinos y su gente junto con ellos al entrar en el Reino Secreto. Cuanto más poderosos eran los Inscriptores que traían consigo, más suave sería su camino en el Reino Secreto.

“No está nada mal”. Feng Gu sonrió mientras asentía con la cabeza. No sólo los participantes no estaban mal, había incluso dos jóvenes con un potencial muy prometedor.

El anciano de mediana edad asintió con la cabeza, ya que la evaluación del Gran Maestro Feng Gu con respecto a los participantes no era mala, significaba que los Inscriptores Divinos esta vez eran bastante fuertes.

El tiempo fluía mientras la hora límite se acercaba. Aunque había cuatro equipos en la plataforma, había actualmente cinco inscripciones que eran creadas. Esto se debía a que Qin Wentian y Gu Xiu del Instituto Ciervo Blanco estaban inscribiendo sus propias inscripciones de manera separada, a diferencia de las tres Inscripciones que se podían combinar en una, que estaban siendo inscritas por los tres hermanos.

Naturalmente, Gu Xiu fue el principal representante, mientras que Qin Wentian fue el apoyo. Aunque Qin Wentian tenía una percepción poderosa, desde la apariencia actual de su inscripción, su capacidad de inscribir era muy escasa en comparación con la de Gu Xiu.

Al instante siguiente, la multitud pudo percibir claramente la inmensa fluctuación de la energía mientras los contornos rúnicos de las runas divinas inscritas manifestaban débiles sombras que se “engrosaban” y se hacían más corpóreas con cada momento que pasaba.

En dirección a los tres hermanos, un dragón tiránico de tres cabezas entró en el reino de la realidad, al mismo tiempo que se basaba en la energía alimentada por las tres inscripciones separadas por los tres hermanos.

Gu Xiu también había elegido inscribir una runa divina tipo Bestia. Ante él, un dragón azul se podía ver flotando en el aire, enrollándose protectoramente alrededor de él.

Para runas divinas tipo Ataque, las inscripciones tipo Bestia eran, sin duda, las más adecuadas.

La inscripción de Yan Tie manifestó la enorme cara de un espectro, desprendiendo un aura siniestra y escalofriante.

En cuanto al joven de la Secta Demoniaca, su inscripción manifestaba la forma de una Serpiente Purgatorio que miraba a las otras runas divinas con una mirada asesina y feroz en sus ojos.

“Que poder, cada una de las inscripciones está en el nivel más alto, en el 3er nivel. Su capacidad de combate es suficiente para suprimir a los Cultivadores en el pináculo de Yuanfu”.

Los Inscriptores Divinos podían controlar y dirigir fácilmente las acciones de las formas manifestadas de las runas divinas para hacer lo que quisieran.

Actualmente, la inscripción de Qin Wentian era la única que no había manifestado una forma. Se quedó allí tranquilamente, mientras un extraño remolino de Qi podía sentirse recogido en un vórtice. Pero incluso ahora, no había nadie que pudiera identificar la runa divina que estaba inscribiendo.

“se acabó el tiempo”. Hizo eco la débil voz de Feng Gu.

“Entonces es hora de que comience el espectáculo”. Yan Tie rió, mientras una siniestra luz parpadeaba en sus ojos.

“¡Vamos!” Los tres hermanos apuñalaron con sus dedos, su voluntad estaba ordenando al Dragón Inundación de tres cabezas que se precipitara en dirección a Gu Xiu con velocidad explosiva.

La forma aterradora del Dragón Inundación de tres cabezas borró los cielos. Gu Xiu se limitó a resoplar fríamente en respuesta, mientras el dragón azulado enrollado a su alrededor volaba hacia delante para enfrentar el ataque. Los rugidos draconianos sacudían la tierra y temblaban los cielos, mientras los dos dragones luchaban garra con garra, la batalla entre ellos causaba temblores que sacudían toda la plataforma.

“Este nivel de poder…” Los corazones de la multitud temblaron. El Qi Astral dentro del Palacio Yuan de Gu Xiu surgió y brotó, mientras su conciencia espiritual en la forma de una Proyección Astral se fusionó en el cuerpo del dragón azul. Él era el dragón azul.

“Hmph, ¿el refuerzo espiritual?” Los tres hermanos reflejaron sus acciones mientras sus Proyecciones Astrales entraron en las tres cabezas del Dragón Inundación respectivamente, aumentando su poder en la preparación para el choque siguiente.

Yan Tie y el joven del Culto Demoniaco no tenían prisa. Dado que los tres hermanos del Clan Li y Gu Xiu querían limpiar a los demás, también podrían disfrutar del espectáculo.

“Instituto Ciervo Blanco”. Una luz fría estalló en los ojos de Yan Tie. Aprovechando la oportunidad de todo el mundo centrándose en la batalla entre Gu Xiu y los tres hermanos, canalizó su Qi Astral y la cara malévola enorme del espectro que él convocó entonces se precipitó adelante.

Cuando la cara se acercó al dragón azul, bruscamente sacó una mordida enorme de ella, dañando los contornos rúnicos del dragón manifestado.

La expresión de Gu Xiu era extremadamente desagradable. Los tres hermanos del Clan Li naturalmente no eran educados e inmediatamente aprovecharon la debilitada defensa del dragón azul concentrando sus ataques alrededor del área de daño. Con un gemido bajo, Gu Xiu escupió un bocado de sangre fresca mientras los contornos rúnicos del dragón azul se desmoronaban en la nada.

Retrocediendo varios pasos para estabilizarse, agarró su pecho mientras miraba a Feng Gu. Su inscripción no era débil, sino que sufrió un ataque conjunto de dos partes.

“Tengo mi propio juicio” respondió Feng Gu con calma.

Gu Xiu asintió, a pesar de que perdió porque Yan Tie lo emboscó, no pudo evitar sentirse avergonzado. Como esto ya había ocurrido, no había manera de que fuera el campeón de este intercambio por más tiempo.

No sólo eso, incluso la segunda posición podría ser un problema. Fue el primero en ser expulsado en la tercera prueba, por lo que Gu Xiu sólo pudo temblar de rabia impotente.

“Gu Xiu, parece que tus capacidades eran simplemente esto” Viejo Primer de los tres hermanos se rió sarcásticamente. La actuación de Gu Xiu no los había sobrepasado en ninguna de las tres pruebas.

“Hmph”. Gu Xiu resopló con frialdad. “Estoy luchando uno contra tres, no hay nada para que ustedes se sientan orgullosos. Sólo puedo lamentar el hecho de que no tengo ayudantes capaces”.

“Gran Maestro Gu Xiu, ¿cómo puedes decir una cosa así?”, Bailu Yi interpuso: “Durante la primera prueba, Qin Wentian le recordó por buena voluntad en su corazón, pero lo reprendió porque despreciaba la ayuda dada por un joven todo por una palabra inútil, orgullo. Durante la segunda prueba, propusimos combinar fuerzas, pero usted quería la gloria de romper solo la formación, llevando a los tres hermanos del Clan Li a salir primero de la Formación. ¿Estás ciego? ¿No ves que seríamos los primeros en la segunda prueba si todos nosotros hubiéramos trabajado juntos?”

Gu Xiu frunció el ceño cuando oyó las palabras de Bailu Yi. Si no fuera por el estatus de Bailu Yi dentro del Instituto Ciervo Blanco, ya habría subido a darle una bofetada.

“Lo sé porque el Instituto Ciervo Blanco ya ha perdido, que estás sintiendo infelicidad en tu corazón. No te culparé por tus palabras anteriores, pero yo, Gu Xiu, ya he hecho lo mejor que puedo”, Gu Xiu habló débilmente, haciendo que parezca que Bailu Yi estaba histérica en lugar de que él fuera el culpable. Luego continuó débilmente: “Para esta tercera prueba, este mocoso podría haberme ayudado, pero él escogió inscribir una runa divina separada por su cuenta. Esta derrota no tiene nada que ver conmigo. Si quieres asignar la culpa, entonces cúlpalo a él”.

“Gran Maestro Gu Xiu, puedes descansar tu corazón a gusto, la recompensa que te prometimos seguirá siendo la misma independientemente de los resultados”, respondió tranquilamente el Anciano de ojos grandes, comprendiendo lo que Gu Xiu estaba insinuando.

Ghaus asintió ligeramente, pero antes de marcharse, miró con frialdad la runa divina, aparentemente absurda, escrita por Qin Wentian. “Un equipaje inútil. Dime, ¿qué uso tienes?”

Después de hablar, Gu Xiu se levantó imperiosamente las mangas y se alejó.

“El Instituto Ciervo Blanco, no ha perdido todavía”, Qin Wentian casualmente habló, causando a Gu Xiu vacilar. Volviéndose hacia atrás, sólo vio la mirada aguda de Qin Wentian dirigida directamente hacia él. “Tu pérdida, no significa que el Instituto Ciervo Blanco también haya perdido”.

“Ya que tus habilidades ni siquiera pueden alcanzar la nota, salte a la mierda de aquí”.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Deja un comentario