Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

AGM – CAP 243 – ¡Ataque repentino!

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

El corazón relajado de Leng Ning, se apretó una vez más. Sus hermosos ojos miraron a Qin Wentian mientras suspiraba, “El Clan Leng nunca priorizará la amistad, todas sus decisiones están motivadas por puro beneficio. Yan Tie los está obligando a hacer una elección y al final, creo… mi clan todavía apaciguará a Yan Tie”.

“No te preocupes, todo terminará antes de que te des cuenta”, Qin Wentian consoló a Leng Ning.

“Estoy bien, solo que te he arrastrado de alguna manera a esto. Me temo que Yan Tie no te perdonará”. Leng Ning sentía culpa en su corazón.

“No te preocupes, estoy dispuesto a hacer esto. Después de todo, se siente realmente bien tener una novia tan hermosa”. Qin Wentian pinchó las mejillas de Leng Ning mientras se reía, haciéndola mirar ferozmente hacia él. “Tipo lujurioso”.

“Pero simplemente estoy usando mi autoridad como tu novio”. Cuando Qin Wentian sintió la suavidad de la mejilla de Leng Ning, las llamas no pudieron sino resplandecer en su corazón. Se apresuró a quitar las manos, temiendo que pronto perdería el control. Qin Wentian estaba ayudando a Leng Ning como amigo, no quería jugar en hacer creer y de alguna manera convertirlo en realidad.

“Voy a dar un paseo”. Qin Wentian se volvió y se marchó. Leng Ning miró fijamente su parte posterior mientras murmuraba en voz baja: “Aunque te permitiera abusar de tu autoridad, tampoco creo que te atrevas a hacerlo”.

En el rostro de Qin Wentian aparecieron líneas negras mientras avanzaba precipitadamente sus pasos, fingiendo que no había oído lo que había dicho. Inicialmente, sólo quería fastidiar a la chica un poco, pero quién habría pensado que Leng Ning le daría la vuelta. Qué deprimente.

“Yo iré contigo”. Chu Mang caminó cuando Qin Wentian estaba saliendo, y los dos dejaron el Clan Leng. “Gran hermano Chu Mang, ¿a dónde quieres ir?”

Aunque Chu Wuwei le dijo a Chu Mang que siguiera a Qin Wentian, Qin Wentian seguía siendo muy respetuoso con Chu Mang. Desde el fondo de su corazón, sintió una verdadera admiración hacia el talento de Chu Mang, así como el esfuerzo que puso en el cultivo.

“Quiero ir a la Arena Infernal”, respondió Chu Mang. “Me gusta allí, puede hacer que mi proeza de combate se dispare rápidamente”.

Qin Wentian sonrió, la Arena Infernal era de hecho un excelente lugar para templar su fuerza de combate. La presión de la batalla allí era extremadamente beneficiosa para ayudar a uno a romper.

Qin Wentian continuó preguntando: “Gran Hermano Chu Mang, ¿qué piensas hacer después de dominar tu cultivo?”

Todo el camino desde Chu hasta la Gran Dinastía Xia, Chu Mang nunca se había alejado. Definitivamente tenía una razón para poner tanto esfuerzo en su corazón.

“Quiero ser lo suficientemente fuerte, lo suficientemente fuerte para ayudar a mi hermano mayor a cultivar. No quiero que muera, no puede morir, quiero que viva para siempre”. La voz de Chu Mang se llenó de una incomparable determinación, haciendo que Qin Wentian se conmoviera. Un fuerte sentimiento de convicción surgió de Chu Mang en este momento.

Su cultivación era por el bien de Chu Wuwei. Incluso si él mismo moría, Chu Wuwei debe seguir viviendo.

Tal vez incluso Chu Wuwei no tenía idea de que cuando le dijo a Chu Mang que viva en paz después de su muerte en el futuro, estas palabras sólo reforzaron más la convicción en el corazón de Chu Mang.

De repente, Qin Wentian detuvo sus pasos. Un grupo de personas acababa de aparecer delante de ellos, y una de esas personas, no era otra que Yan Kong.

Había bastantes personas de pie al lado de Yan Kong. Había un joven con una figura de aspecto flaco, que era extremadamente horrible de contemplar. Sus ojos triangulares también daban a la gente un sentimiento extremadamente siniestro.

“Ese es el tipo que se atrevió a tocar a la mujer del tío. Ni siquiera sé hasta dónde ha avanzado su relación”, dijo Yan Kong al joven mientras señalaba a Qin Wentian, una sonrisa fría pintada en su rostro.

En aquel entonces, cuando Yan Kong fue humillado por Qin Wentian, ignoró completamente el acuerdo silencioso entre las generaciones más jóvenes y fue a quejarse con su tío. Quería usar a Leng Ning para herir a Qin Wentian.

Nunca olvidaría la humillación que sintió ese día. Quería la muerte de Qin Wentian.

“Hee hee, mi Maestro me dijo que después de que la muchacha del Clan Leng sea enviada a nuestra residencia, él me regalara para mí para mi disfrute. Después de que me haya cansado de ella, la refinaré en una Marioneta. Una Marioneta tan hermosa me hace llenar de anticipación. Una cosa hermosa que nunca envejecerá, ella me acompañará para siempre”. Los ojos triangulares de ese siniestro joven brillaban con una luz maligna.

El rostro de Qin Wentian estaba pintado de fría furia. De hecho, eran un puñado de bastardos, el Clan Yan nunca había visto a Leng Ning como humana. ¿Enviar Leng Ning allí para ser jugada antes de ser refinada en una Marioneta?

Una intención asesina helada brotó de Qin Wentian. ¿Ese siniestro joven? Ya no existiría después de hoy.

“Heh heh”. Yan Kong ya podía imaginar escenas de Leng Ning siendo torturada por este joven. No había rastros de piedad en su corazón. Si querían culpar a alguien, Qin Wentian y Leng Ning sólo se podían culpar por no tener ojos y ofenderlo.

“Qin Wentian no te preocupes, yo no te mataré. En cambio, te paralizaré y te atraparé vivo. Quiero que veas con tus propios ojos cómo tu mujer es jugada y torturada antes de ser refinada en una Marioneta humana”. Una expresión sumamente desdichada retorció el rostro de Yan Kong. Nunca antes había odiado a nadie.

“Gran hermano Chu Mang, aparte de esta persona, mata el resto por mí”, dijo Qin Wentian. Chu Mang asintió con la cabeza, mientras el aura de un Cultivador Yuanfu de 5to nivel brotaba. Una presión aterradora invadió el aire, un arco de oro apareció en la mano de Chu Mang mientras la voluntad de su Mandato se aferraba instantáneamente a los oponentes más cercanos a él.

“Mandato”. Los rostros de Yan Kong y su grupo cambiaron. Un instante después, sonaron ruidosamente mientras todos ellos desataron sus Almas Astrales y Mandatos en preparación.

“Swoosh”. La punta afilada de una flecha rompió el espacio, parecido a una raya de relámpago de oro, robando las vidas de la gente que tiró a través. Este fue el primer nivel de percepción para el Mandato de Flechas, Golpe instantáneo.

Dos Cultivadores se desplomaron muertos, con Flechas Astrales penetrando por el centro de sus cejas. Muerte en un solo tiro.

“Rápido, ¿cómo puede su ataque ser tan rápido? ¿Está ya en el Límite Avanzado para el primer nivel de percepción?” El semblante de Yan Kong palideció. Si la voluntad del Mandato de Chu Mang se encerraba en él, definitivamente moriría. Era imposible evadirlo.

The first level of Mandates could be further classified into the Initial Boundary, Advanced Boundary, Transformation Boundary and Perfection Boundary.

El primer nivel de Mandatos podría clasificarse además en el Límite Inicial, Límite Avanzado, Límite de Transformación y Límite de Perfección.

El Límite Inicial de percepciones de primer nivel para el Mandato de Flechas podría permitir que las flechas de uno sean recubiertas por un tipo de atributo llamado ‘Golpe instantáneo’, haciendo que la velocidad de una flecha se eleve dramáticamente. El Límite Avanzado concedió un aumento aún más monstruoso en términos de velocidad, haciendo que sus flechas se asemejen a un relámpago que rasga a través del espacio.

Sin dar ningún rasgo de su presencia de antemano, ¡un experto en el Dao de tiro con arco podría matar sin esfuerzo personas a cientos de millas de distancia!

“Luchen contra él en combate cuerpo a cuerpo. Rápidamente, activar la Formación”, Yan Kong frenéticamente ordeno. Le preocupaba que Chu Mang lo atacara con tiro con arco. Si ese fuera el caso, estaría muerto casi al instante.

De hecho, cuando los Cultivadores circundantes se apresuraron a Chu Mang y lo suprimieron con violentos ataques, no se dispararon más flechas.

“¡ROAR!” Chu Mang aulló, y abruptamente, una Gran Hacha de color dorado apareció en sus manos. Su físico de alguna manera creció más grande, mientras el aura aterrorizante de otro Mandato surgió.

“¡DECAPITAR!” Chu Mang rugió. La percepción del primer nivel del Mandato de Hacha era, Decapitar. Erradicando todo con fuerza bruta, éste era el segundo Mandato que Chu Mang había comprendido, y de manera similar, ya había alcanzado el Límite Avanzado.

“Bzzz~” El cuerpo de otro Cultivador fue dividido en dos por Chu Mang. Su fuerza era tan grande que impuso un ‘cierre’ en el espacio circundante, dándole a su objetivo ninguna posibilidad de esquivar. Yan Kong se quedó allí, asombrado por la fuerza de Chu Mang. Este Cultivador Yuanfu de 5to nivel pico, ¿cómo podría ser tan poderoso?

De repente, los contornos rúnicos aparecieron en medio del aire, el semblante de Qin Wentian se hundió, sintió como si hubiera entrado en otro espacio.

“¡Formación!” Qin Wentian estudió la formación en detalle. Por lo tanto, esta Formación ya estaba pre-establecida, él no lo notó antes de su activación porque su fluctuación de Qi fue enmascarada por alguna técnica. Había sido demasiado descuidado.

Después de que la formación se activó, una sonrisa apareció en la cara de Yan Kong. “Bueno, ahora quiero verlo cómo va a morir”.

Dentro de la Formación, Qin Wentian notó que los contornos de Yan Kong y ese joven siniestro se habían vuelto borrosos, parecía como si estuvieran aquí, pero muy lejos. No había manera de dañarlos.

“Arrodíllate y ruega. Todavía puedo considerar dejarte morir una muerte fácil, en lugar de una completa tortura”. Yan Kong miró despectivamente a Qin Wentian.

“Gran hermano Chu Mang”, llamó Qin Wentian.

“Estoy bien, sólo que este espacio se siente un poco raro”, respondió Chu Mang.

“Solo defiéndete por ahora”, añadió Qin Wentian. Después de eso, vio al joven de aspecto siniestro agitar sus manos como numerosas lanzas de color negro, cada uno hecho de huesos, hizo erupción en su camino.

Qin Wentian cerró los ojos, extendiéndose con sus sentidos, contemplando los brillantes círculos rúnicos de la runa divina de la Formación.

“¡BOOM!” Pisoteó en el suelo mientras numerosas montañas pequeñas parecían rodearle, defendiéndose contra el ataque de las lanzas de huesos.

“Él es verdaderamente un Inscriptor Divino de 3er nivel” La mirada siniestra del joven se enfrió. Con otra ola de sus manos, las lanzas de hueso llovieron desde los Cielos, a medida que los ataques aumentaban en número y velocidad, emitiendo un sonido aterrador, agitado y penetrante.

“Método de ruptura de la Formación; mientras pueda entender el núcleo de la Formación, puedo destruirla”. Qin Wentian recordó la información que había leído en las notas de Bailu Yi. Uno de los volúmenes se refería a los Métodos de Formación, e indicó que aunque las Formaciones pudieran sufrir una miríada de cambios, siempre y cuando se entendiera su núcleo, serían capaces de negarlo sin esfuerzo.

“Allí”. Qin Wentian percibió la ubicación del núcleo de la Formación.

El núcleo de la Formación era difícil de detectar, y aún más difícil de destruir.

Qin Wentian no actuó inmediatamente para negar la Formación. Continuó defendiéndose contra la lluvia de lanzas de hueso mientras un ceño arrugaba su rostro. Este discípulo de Yan Tie ya era tan poderoso, ¿qué tan poderoso podría ser entonces el propio Yan Tie? No es de extrañar que fuera tan arrogante.

“Aún se niega a arrodillarse. Muy bien, perfora sus brazos y piernas y paralizarlo. Quiero que vea como complaces a Leng Ning”. Yan Kong miró fijamente a Qin Wentian. La humillación desde entonces, él quería pagar la deuda diez veces.

Sin embargo, era como si Qin Wentian no hubiera escuchado sus palabras. Sus ojos cerrados, abruptamente se abrieron bruscamente cuando un agudo brillo de luz parpadeó dentro. Qin Wentian apuñaló con el dedo, mientras la Formación temblaba, haciendo que las lanzas óseas se separaran.

“¡Negar!”

Qin Wentian gruñó, mientras que la forma inversa de sus contornos rúnicos tomó forma en el espacio delante de él. Sonidos de ruido resonaron a medida que la anterior Formación se rompió, dejando a Yan Kong y ese joven de aspecto siniestro parados allí, aturdidos.

Cuando las Formaciones se derrumbaron, Chu Mang blandió su velocidad mientras explotó con un impulso demente. Varando su hacha hacia delante, otro Cultivador fue fácilmente asesinado por sus manos.

Qin Wentian se adelantó sólo para ver al joven de aspecto siniestro frotar su anillo inter espacial y una marioneta formada por humanos apareció. Los ojos de Qin Wentian se estrecharon cuando una escena pasó por sus recuerdos.

“Hades”.

Este joven de aspecto siniestro era en realidad el cultivador malvado que había sido derrotado por Bailu Yi durante su duelo en el Arena Infernal.

“¡Gran hermano Chu Mang, mátalo!” Gritó Qin Wentian, mientras se defendía del ataque de la Marioneta. Chu Mang asintió en respuesta cuando un arco dorado se unió en sus manos. Al instante, Hades sólo sintió una sensación de estar ‘bloqueado’, mientras sus ojos se agrandaban de terror.

“¡Muere!” Chu Mang rugió, mientras disparaba simultáneamente tres flechas. Las flechas se transformaron en corrientes de luz, penetrando directamente a través del cerebro de Hades que escapaba. El impulso de las flechas le hizo ser impulsado aún más a cierta distancia, antes de que finalmente cayó en el suelo, muerto.

La sangre se drenó de la cara de Yan Kong al presenciar esa muerte abrupta, ¡estaba tan aterrorizado que su semblante había quedado tan blanco como una hoja de papel!

Pagina Anterior
Pagina Siguiente