Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

AGM – CAP 242 – Decisión de Yan Tie

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

El padre de Leng Ning y su prima continuaron persiguiéndola. Después de todo, cada día que se negaba a ir al Clan Yan, era el equivalente de un día de presión adicional que el Clan le ponía a su padre. Debido a que su cultivo no era excepcional, el estatus de padre de Leng Ning en el Clan era bastante bajo. Esta fue también la razón por la que el Clan Leng optó por sacrificar a su hija.

El Qi determina el estatus, mientras que el estatus determina cómo las personas lo trataron.

Y en cuanto a Leng Lin, si Leng Ning se niega a ir, la preocupación en su corazón nunca se calmaría. Después de todo, ella era la candidata original elegida.

Leng Ning tenía una sonrisa que no era una sonrisa, en su rostro cuando notó a su padre y Leng Lin caminando en su dirección. Aunque su impresión de Qin Wentian era la de un fanfarrón, de alguna manera, permanecer a su lado le dio una sensación de seguridad. Tal vez fue por la confianza que él exudó, apareciendo tan indiferente y tan casual como el viento y las nubes a la deriva.

Sin embargo, una vez que algo lo enfureció, definitivamente traería miedo y arrepentimiento al perpetrador. Un ejemplo fue Yan Kong.

“Qué linda pareja”, Leng Lin habló en un tono extraño, mientras sonríe, “Leng Ning, es mejor que pienses esto cuidadosamente. Si Yan Tie está realmente enfurecido, aunque tu pequeño amante tuviera diez vidas, todavía sería insuficiente.

“¿Y qué tiene esto que ver contigo?” replicó Leng Ning, su tono estaba provocando que Leng Lin estuviera aturdida. Leng Ning parecía haberle crecido una columna vertebral, ella no era tan fácilmente controlada como antes.

“Naturalmente, tiene algo que ver conmigo. Después de todo, sólo pienso en tu felicidad. Ser capaz de casarse con el Clan Yan, es evidentemente una buena fortuna”. Los ojos de Leng Ning parpadeaban con una impaciencia apenas oculta.

“¿Estás segura de que es una gran fortuna poder casarse con Yan Tie?” Qin Wentian miró fijamente a Leng Lin, mientras hacía la pregunta con una expresión extremadamente seria.

Leng Lin frunció el ceño. “Por supuesto”.

“Si ese es el caso, me siento mucho mejor ahora. Inicialmente estaba preocupado de que serías infeliz, pero ahora que sé que considera el matrimonio con Yan Tie como una gran fortuna, tendremos que felicitarle sinceramente entonces”. Qin Wentian se echó a reír, causando un destello de frialdad cruzar en los ojos de Leng Lin. No pudo evitar responder: “No soy yo quien se casa con el Clan Yan. Leng Ning es la candidata”.

“Ah, no tengo el destino de disfrutar de tan buena fortuna. Tendré que dejar esta maravillosa oportunidad a mi prima, tú entonces”. Leng Ning asintió con la cabeza, con una sonrisa alegre en sus labios. Al ver el rostro de Leng Lin, comprendió que Leng Lin seguía presionándola por el malestar de su propio corazón.

El joven que estaba al lado de Leng Lin frunció el ceño, mientras un aire húmedo emanaba de él. Qin Wentian y la actitud de Leng Ning lo hicieron terriblemente infeliz. ¿Querían que su mujer se casara con el Clan Yan? ¿No lo estaban humillando?

“¿Entiendes el significado del refran? Una boca suelta puede causar muchos problemas”. El joven miró fijamente a Qin Wentian, mientras una fría sonrisa colgaba de sus labios.

Qin Wentian miró fijamente al joven con una sonrisa amistosa, pero el tono de su respuesta contenía la idea de cortar uñas y cortar hierro. “Puesto que Leng Lin cree que es un partido ventajoso, conseguiremos que el Clan Yan cambie a la candidata de nuevo. En cualquier caso, siento que es más adecuada. Oh, por cierto, ¿puedes irte ahora? Nos estás molestando”.

“Hehe”. Leng Lin rió fríamente, apoyándose en el brazo del joven. Qin Wentian no conocia el significado de la muerte.

La sonrisa en el rostro del joven se volvió aún más fría. Después de eso, se volvió y apartó a Leng Lin, mirando a Qin Wentian con desprecio. “Recuerda lo que dijiste hoy. Pasaré tus palabras al Clan Leng”.

Al llegar a la entrada del patio de Leng Ning, el joven continuamente salió, mientras los contornos rúnicos se formaban en la superficie del suelo. Con una oscilación en sus pasos, la runa divina hizo que una larga lanza se materializara y abruptamente, con un poderoso retroceso, envió esa lanza extremadamente aguda que se disparaba explosivamente a través del aire hacia Qin Wentian.

“Hu…” El padre de Leng Ning respiró, una runa divina de 2do nivel grado alto, los contornos rúnicos se inscribieron en un nivel cercano a la perfección.

Qin Wentian extendió la palma hacia el exterior, apartando con facilidad la larga lanza. Un inscriptor divino de 2do nivel grado alto sólo tenía un poder equivalente al pico de Circulación Arterial. ¿Cómo podía perjudicarle?

Los Inscriptores Divinos de 3er nivel correspondieron con el Reino Yuanfu.

“Hmph, tu fuerza no es tan mala. ¿Pero conoces el nivel de esa runa divina?” El joven cruzó los brazos, incomparablemente arrogante, con Leng Lin fríamente riéndose a su lado. Para alcanzar el 2do nivel de logro en runas divinas en una edad tan joven, el futuro de este joven era ilimitado. Su talento era inconmensurable, y una vez que entre en el 3er nivel de Inscriptor Divino, su estatus en el Clan Leng se elevaría naturalmente.

Con un resoplido de desprecio, el joven se sacudió las mangas y se volvió, con la intención de irse. Sin embargo, en ese momento, antes de que pudiera dar un solo paso, resonó el ruido de los pies que pisaban el suelo, haciéndolo congelarse de asombro. Un sonido cortante afilado resonó, así como una sensación de la condenación inminente. El joven se volvió apresuradamente, levantando las manos para desencadenar un ataque. Sin embargo, sólo vio un gigantesco Roc aterrador que se estrellaba contra él. Cuando los sonidos de su colisión resonaron, él fue forzado involuntariamente hacia atrás, mientras que sus ropas fueron laceradas, dejando una cicatriz sangrienta en su cuerpo.

Finalmente, el joven logró disipar la proyección del gigantesco Roc. Alzando la cabeza, miró fijamente a Qin Wentian, su rostro se puso pálido al notar que Qin Wentian ya había inscrito otra runa divina. Una segunda proyección de otra gigantesca Roc se manifestó.

“¿También tuviste las agallas de llamar a ese dibujo infantil que has inscrito antes en una runa divina?” Qin Wentian miró fijamente al joven, haciendo que su rostro sufriera un cambio drástico. Mirando fijamente a Qin Wentian en estado de shock, su mente se llenó de incrédulo escepticismo. ¡¿Cómo era esto posible?! ¿Qin Wentian fue capaz de inscribir runas divinas de 3er nivel?

Comprendía muy claramente lo alto que eran sus logros en el Dao de las runas divinas, y la razón por la que aparecía en el Clan Leng era, de hecho, no por causa de Leng Lin. Su verdadero objetivo era agarrar un lugar abierto para entrar en el próximo intercambio de Inscriptores Divinos.

Leng Lin se volvió verde, involuntariamente temblando mientras ella adormecía lo que veía.

“Se acabó…” Leng Lin miró la sonrisa en el rostro de Qin Wentian, cuando de repente sintió que su cuerpo se tornaba frío. Leng Ning había encontrado en realidad a una Inscriptor Divino de 3er nivel para ser su novio. Si ese fuera el caso, ¿cómo podría el Clan llevarla a Yan Tie? Qin Wentian era joven, su potencial aún no estaba agotado, así que si todavía insistían en su decisión, ¿no significaría ofenderlo?

En aquel entonces, debido a la existencia de su novio Inscriptor divino de 2do nivel, el Clan Leng decidió cambiar la candidata. Pero ahora… pensar que la situación se revirtió una vez más. Leng Lin temblaba violentamente. Sólo entonces comprendió el significado de la conversación anterior de Qin Wentian con ella.

“Piérdete”, Qin Wentian escupió una sola palabra. El joven sólo podía arrastrar a Leng Lin.

El padre de Leng Ning estaba allí, en total estupefacción. Mirando con asombro al joven que tenía delante, ¿era el novio de su hija?

“Hu…” Dibujando una profunda respiración, una sonrisa apareció en su rostro mientras hablaba con Leng Ning. “Ning’er, debes saber que tenía mis propias razones para hacer lo que hice. Tu padre no tiene estatus dentro del Clan. No tengo poder para oponerme a ninguna de las decisiones del escalón superior”.

“¿Puedes irte?” Leng Ning no quería seguir hablando con su padre.

La expresión del padre de Leng Ning vaciló antes de asentir a Qin Wentian, dejando el área.

“¿Poder? ¿Estatus? Qué excusas, ni siquiera tuvo el valor de defender a su propia hija. La presión dada por el clan es una cosa, pero incluso si su talento es bajo, con los recursos proporcionados, todavía debe ser capaz de lograr un poder considerable si se dedica a más esfuerzo en el cultivo. Culpando a todo excepto a sí mismo, qué ridículo”. Qin Wentian palmeó el hombro de Leng Ning, tratando de consolarla.

Leng Ning volvió sus ojos rojizos hacia él. Al ver a Qin Wentian, estalló en una sonrisa.

“Gracias por estar aquí”. Leng Ning sentía calor recorriéndole el corazón. Nunca había experimentado esa sensación de estar protegida por otros.

“No hay problema, soy un Gran Maestro después de todo”. Qin Wentian sonrió, haciendo que Leng Ning volviera a rodar los ojos otra vez. “Deja de ser arrogante, mocoso”.

“Oh, ahora que has exhibido tu talento como Inscriptor Divino de 3er nivel, me temo que mi clan querrá que participes en el intercambio bajo nuestro nombre”. Leng Ning de repente pensó en el intercambio.

“Intercambio”, reflexionó Qin Wentian. Bailu Yi le había planteado esto. Sin embargo, no había manera de que pudiera estar de acuerdo en participar bajo el Clan Leng, ya que ya había prometido Bailu Yi.

“Sí, este intercambio por runas divinas fue organizado por un poder trascendente llamado ‘Mansión Zhai Xing’ que vive en nuestro Estado Esperanza. Aquellos que obtienen los tres primeros puestos en el intercambio se les permitirán entrar en un reino secreto donde se llevará a cabo una prueba. Cada uno de los que califican puede traer a la gente a entrar en el reino secreto con ellos. El primer clasificado tendría diez vacantes, el segundo clasificado tendría ocho vacantes, mientras que el tercero tendría tres vacantes”.

“No sólo en la Ciudad Oriental, otras ciudades importantes en el Estado Esperanza también celebrarán este intercambio, permitiendo que las potencias trascendentes seleccionen seguidores para entrar en el reino secreto. Esta es la razón por la que el Clan Leng quería aprovechar esta oportunidad, con la esperanza de que el Clan Yan les diera algunas vacantes. El Clan Yan puede ser considerado uno de los clanes más famosos dentro de la Ciudad Oriental, y ganará uno de los tres primeros puestos, o será seleccionado por uno de los ganadores”, explicó Leng Ning. Al combinar esta información con lo que escuchó de Bailu Yi, Qin Wentian poco a poco entendió más sobre este asunto.

El Clan Leng, debido a una pequeña posibilidad de obtener algunas vacantes para el reino secreto, había optado por sacrificar a Leng Ning al Clan Yan. No debería haber ningún problema si ayudó a Bailu Yi a ganar y luego dar algunas de las vacantes para el Clan Leng.

Y de hecho, como predijo, en los próximos días, hubo varias personas del Clan Leng que vinieron a visitar Qin Wentian. Este incidente causó a Leng Ning ver claramente su frialdad y calidez, los dos extremos de las emociones en la humanidad.

“Wentian ah, nuestra Leng Ning siempre ha sido una niña muy obediente desde que era joven. No sólo eso, ella es realmente hermosa también, y ahora que ha encontrado a alguien tan destacado como tú, realmente puedo entregarla sin más preocupaciones”. El abuelo de Leng Ning dijo con una radiante sonrisa, pareciendo extremadamente amistoso. Sin embargo, Leng Ning le había dicho a Qin Wentian antes que este abuelo suyo, ni siquiera le había sonreído. Sólo prestaría atención a los nietos con talento sobresaliente. Leng Ning fue naturalmente desviada hacia un lado.

Cuando el Clan Leng quería que Leng Ning se casara con Yan Tie, este abuelo de ella había aprobado firmemente la decisión. En sus ojos, Leng Ning no era más que una herramienta.

“Sí”, Qin Wentian fingió cortesía cuando respondió.

“Ya he enviado gente a discutir con el Clan Yan, no hay necesidad de preocuparse”. El abuelo de Leng Ning sonrió alegremente. Sin embargo, en ese momento, una persona corrió con mucha prisa, haciendo que el abuelo de Leng Ning frunciera el ceño infelizmente. “¿Qué sucede?”

Esa persona miró a Qin Wentian y Leng Ning, pero no respondió.

“Wentian y Leng Ning no son forasteros, solo puedes decir lo que quieras”, dijo el abuelo de Leng Ning.

“Sí, señor”. Esa persona asintió. “Yan Tie se negó a intercambiar candidatas, dijo que sólo quería Leng Ning. Y en cuanto a Qin Wentian, el Clan Leng debía trazar claramente sus límites y no tener nada que ver con él. Si no es así, a Yan Tie no se le debe culpar por su represalia”.

El rostro del Viejo Leng cambió abruptamente. Aquella mirada bondadosa en sus ojos se desvaneció, reemplazada por una luz parpadeante. No se sabía en qué estaba pensando.

¿Qué diablos estaba haciendo Yan Tie? El Clan Leng ya le había dado muchos beneficios, ¿por qué no estaría de acuerdo con un intercambio?

“¿No hay forma de negociar esto?” preguntó el viejo Leng.

“No señor, Yan Tie estaba absolutamente lívido cuando le presenté la noticia. De hecho, nos dijo que enviáramos a señorita Leng Ning lo antes posible, si no… no nos gustarán las consecuencias. No sólo eso, dijo que le dijera a alguien que se preparara y esperara la muerte”. Ese sirviente inclinó la cabeza, mientras que el abuelo de Leng Ning se puso increíblemente desagradable para contemplar. Estas palabras eran en realidad algo que Yan Tie diría. En cuanto a la persona, obviamente se refería a Qin Wentian.

Debe haber algo más entre Yan Tie y Qin Wentian. El Clan Leng tuvo que elegir entre uno de los dos.

Qin Wentian era un joven Inscriptor Divino de 3er nivel; su futuro era ilimitado.

Yan Tie era un madurado, Inscriptor Divino de 3er nivel con una abundancia de experiencia; su nivel actual de logros superó definitivamente al actual Qin Wentian. Si eligieran a Qin Wentian ahora, equivaldría a que renunciaran a cualquier oportunidad de asistir a la prueba. Además, se verían obligados a gastar sus recursos para proteger a Qin Wentian de la ira de Yan Tie. La respuesta de Yan Tie había hecho claras sus intenciones; La muerte de Qin Wentian estaría por su mano.

“Tomare mi salida primero”. El abuelo de Leng Ning forzó una sonrisa mientras se despidió. De su comportamiento, Qin Wentian ya podía deducir los pensamientos de viejo Leng sobre este dilema. ¿Y para que Yan Tie sugiera que se prepare para su propia muerte? ¿Ese viejo monstruo era capaz de semejante proeza? ¡Le gustaría descubrir cuán poderoso era ese monstruo de antaño!

Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Deja un comentario