Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

AGM – CAP 238 – Sufriendo una Violenta Paliza

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Al ver a Qin Wentian tomando la iniciativa y defendiéndola, Bailu Yi sonrió y aceptó. Este escenario hizo que el rostro de Yan Kong creciera aún más frio. Parecía que los rumores eran ciertos, Bailu Yi estaba enamorada de Qin Wentian. De no ser así, no había manera de que la belleza del Instituto Ciervo Blanco mostrara tal expresión en público.

El odio y los celos llenaron el corazón de Yan Kong.

Qin Wentian se adelantó para pararse frente a Bailu Yi, mirando a Yan Kong: “¿De verdad crees que de todo este grupo, tu logro en el Dao de las runas divinas es el más alto?”

Yan Kong miró fijamente a Qin Wentian con desprecio en sus ojos antes de responder, “¿Por qué? ¿Quieres probarme?”

“Por favor, guíame” dijo Qin Wentian con indiferencia, avanzando unos pasos. En este momento, había descartado su actitud y porte. Mirando su expresión concentrada, era como si Qin Wentian estuviera rodeado por un palpable halo radiante de luz.

El cambio de Qin Wentian hizo que el latido de Leng Ning se acelerara, ¿era todavía el tipo jactancioso que conocía?

Rebosando con confianza en sí mismo y una creencia en la invencibilidad de la juventud, este era el sentimiento que Qin Wentian estaba proyectando actualmente.

“¿Seguro que parece confiado, pero su logro es realmente más alto en comparación con Yan Kong?” Leng Ning estaba preocupada todavía por alguna razón desconocida, viendo a Qin Wentian mientras su corazón esta lleno con rastros de anticipación.

“Hehe”. Yan Kong se rió fríamente mientras su aura salía. La multitud circundante se retiró, dando Qin Wentian y Yan Kong espacio para el duelo.

En ese momento, un Alma Astral que ardía con luz dorada se materializó sobre Yan Kong; se trataba de un Alma Astral en forma de Palma.

Al mismo tiempo, la palma de Yan Kong también comenzó a resplandecer con luz dorada a medida que aparecieron los contornos de los rastros rúnicos, que se entrelazaban a medida que se transformaban, mientras emitían un resplandor brillante. A medida que pasaba el tiempo, los contornos rúnicos continuaban tejiendo y gradualmente, una tenue sombra de dragón se unía al aire. A pesar de que la forma de dragón de la sombra era algo cruda y simple, todavía era una runa divina tipo Dragón, una runa divina extremadamente rara y extraordinaria.

“Mira de cerca”. Yan Kong se rió, mientras golpeaba su palma contra el suelo. Momentáneamente, el símbolo de la runa divina Dragón desapareció de su palma y fue transferido a la superficie del suelo.

“ROOARR…” Un aullido draconiano de bajo sonido resonó cuando un dragón dorado estalló, lanzándose hacia Qin Wentian. Mientras un sonido ensordecedor resonó, el dragón dorado se estrelló contra el cuerpo de Qin Wentian, haciendo que las aberturas se rasgaran en sus ropas sin causarle daños en lo más mínimo.

“El logro de Yan Kong está en el pináculo de un Inscriptor Divino de 2do nivel, está a un paso del 3er nivel”. El corazón de los espectadores se estremeció ante el talento de Yan Kong. Debería ser capaz de alcanzar el nivel de los Inscriptores Divinos de 3er nivel dentro de medio año.

Yan Kong cruzó los brazos mientras una fría sonrisa colgada en sus labios. Ya podía ver la escena de Qin Wentian siendo derrotado. ¿Cómo explicaría entonces Bailu Yi su decisión?

“¿Has terminado?” Qin Wentian se quitó el polvo de sus ropas mientras hablaba, haciendo que la expresión de Yan Kong vacilara. “Entonces, ahora es mi turno”.

“BBOOOOMMMMMMMM!”

Qin Wentian golpeó su pie contra el suelo. Un instante después, una runa divina tipo Roc, de color blanco, fue grabada en la superficie del suelo, mientras la débil sombra de un enorme Roc irrumpía hacia Yan Kong.

“¿Tan débil? Por un momento, todavía pensé que estabas por lo menos a mí nivel”. Yan Kong rió alborotadamente cuando vio la débil sombra del Roc blanco acercándose a él.

Sin embargo, incluso antes de que el sonido de su voz se desvaneciera, Qin Wentian pisó otra vez en el suelo, haciendo que la débil sombra del Roc se “solidificara”.

“¡Boom Boom boom!” Qin Wentian dio un paso en el suelo en un ritmo único, haciendo que la débil sombra del primer Roc se volviera corpórea y se transformara en realidad. Con cada paso, varios otros Rocs comenzaron a materializarse mientras que erupcionaron hacia Yan Kong. Yan Kong sólo podía danzar apresuradamente, agitando los brazos mientras inscribía a una velocidad loca, tratando frenéticamente de bloquear los ataques.

“Espera, ¿¿¿qué???” Las mandíbulas de los espectadores cayeron mientras sus expresiones se congelaban en sus rostros. La runa divina tipo Roc bajo los pies de Qin Wentian ¿estaba reorganizando su estructura de línea rúnica?

Leng Ning apretó fuertemente su puño mientras su corazón latía salvajemente. Ella miró fijamente a Qin Wentian con una expresión de asombro y admiración en su rostro.

Finalmente, una vez terminada la reorganización, la runa divina previamente grabada en el suelo se amplió varias veces en tamaño, transformándose en la imagen de un gigantesco Roc tan grande que sus alas borraron el cielo. Un aura amenazante exudó de la inscripción recién formada, pero el semblante de Qin Wentian era tan indiferente como antes, semejante a las nubes que se movían y los vientos que pasaban.

De repente, los primeros Rocs manifestados temblaron cuando se convirtieron en destellos de luz blanca, haciendo un zoom hacia atrás y luego convirtiéndose en una parte del Roc gigantesco. Con un gruñido de furia, el espacio circundante tembló cuando las garras del Roc trataron de agarrar con fuerza la cabeza de Yan Kong, con la intención de aplastarla.

El rostro de Yan Kong sufrió un cambio drástico, mientras retrocedía explosivamente. Con un aullido de rabia, sus dos manos doblaron varios sellos de mano, causando una impronta temible en la palma y luego chocaron directamente con el gigante Roc. El impacto produjo sonidos aterradores que resonaron en el aire.

La gigantesca forma corpórea de Roc se fue volviendo indistinta, sin embargo, Yan Kong parecía estar en un estado sumamente lamentable.

Los alrededores estaban totalmente desprovisto de sonido, ya que las miradas de todos estanban remarcadas en Qin Wentian. Incluso Bailu Yi estaba asombrada, el logro de Qin Wentian en el Dao de runas divinas era incluso más alto de lo que ella esperaba. Esta fue también la primera vez que Bailu Yi había visto las verdaderas habilidades de Qin Wentian. ¿Podría este individuo ser realmente un genio monstruoso en el Dao de las runas divinas?

“Un Inscriptor Divino de 3er nivel, sus runas divinas fueron capaces de suprimir a un experto Yuanfu. ¡Su rango de logro es, sin duda, está en el 3er nivel!”

“Ese compañero es en realidad un Gran Maestro runas divinas de 3er nivel.

Sólo entonces la multitud comprendió lo equivocados que estaban. ¿Qué enamoramiento? Obviamente Bailu Yi había notado durante mucho tiempo el talento de Qin Wentian. Estas personas estaban usando los pequeños corazones de hombres despreciables e hicieron sus especulaciones mientras usaban gafas de colores. Era innecesario decir que todos se sentían avergonzados ahora.

En el momento en que validaron el hecho de que Qin Wentian era un Gran Maestro de 3er nivel, todos sus celos habían desaparecido en el aire.

“Inscriptor Divino de 3er nivel” Leng Ning se congeló antes de que ella exclamó con incrédulo escepticismo. Su rostro era extremadamente fascinante de contemplar, mientras su corazón seguía palpitando locamente.

¡3er nivel! Este fanfarrón era en realidad un Inscriptor Divino de 3er…

“Espera, ¿qué estoy diciendo?” Leng Ning repentinamente se sonrojó, Qin Wentian siempre había sido un Gran Maestro Inscriptor Divino de 3er nivel, no era un fanfarrón.

“¡Ese bastardo!” Sin saber por qué, Leng Ning pisoteó el pie en agitación. No es de extrañar que este tipo siempre pareciera imperturbable, ¿lo estaba haciendo a propósito? Grrr.

Pero cuando recordó que le había dicho a Qin Wentian que se casaría con él si era un Inscriptor Divino de 3er nivel, el rubor en su rostro se profundizó aún más cuando le lanzó unas cuantas miradas. Qué embarazoso era eso…

Qin Wentian miró tranquilamente a Yan Kong mientras comentaba indiferentemente: “¿No dijiste que tu logro entre nosotros era el más alto?”

Yan Kong se puso pálido ante el sarcasmo cortante. No hace mucho tiempo todavía se pavoneaba, proclamando que era el más fuerte, pero ahora, se humillaba delante de tanta gente.

“¿Quieres matarme?” Sólo para escuchar a Yan Kong cambiar instantáneamente los temas mientras un aura de presentimiento emanó de él. Un frío resplandor de luz parpadeó en sus ojos mientras se precipitaba hacia Qin Wentian.

“Yan Kong, eres desvergonzado”. El rostro de Leng Ning se volvió increíblemente desagradable al sentir la intención asesina de Yan Kong. Este Yan Kong era demasiado altivo. Perdió ante las runas divinas de Qin Wentian y ¿realmente quería tratar con él justo después de salvar los restos rotos de su falso orgullo? Sin embargo, basado en la influencia de su Clan Yan, incluso si lesiona a Qin Wentian, nadie sería capaz de hacer nada al respecto.

“Sello Dragón Dorado”.

Yan Kong golpeó hacia fuera con su palma mientras que el poder de dragón emanó adelante de él. Un aura de extrema nitidez se apoderó de Qin Wentian, el Mandato que Yan Kong había comprendido era el Mandato de Metal.

Metal de los Cinco Elementos, era aterradoramente agudo y dominante. El primer nivel de percepción del Mandato de Metal, era Penetración, lo que reforzó este aterrador y destructivo atributo a cada uno de los ataques de Yan Kong.

Cuando Qin Wentian vio el ataque furtivo de Yan Kong, una luz aterradora brilló en sus ojos mientras el Qi Demoníaco alrededor de la zona aumentaba. Mientras su Qi Astral brotaba dentro de sus vías arteriales, una luz carmesí brillaba de sus palmas mientras los sellos de sangre en su cuerpo resonaban.

“¡Palmas Descendentes de Montañas!” Qin Wentian envió sus palmas en respuesta. En la actualidad, Qin Wentian ya había comprendido completamente la esencia de esta técnica innata; ya había alcanzado su nivel de Perfección. Un pico montañoso aterrador se materializó cuando se estrelló hacia abajo, aumentado aún más por el Qi Divino tipo Montaña dentro de su Palacio Yuan, así como mejorado por el primer nivel de percepción del Mandato de Poder, Fuerza.

Cuando el Sello Dragón Dorado chocó junto con las Palmas Descendentes de Montañas, se rompió en un millón de piezas en medio de una ensordecedora reverberación. Un instante después, sólo se podía ver el destello de una silueta que se movía a gran velocidad.

“¡BOOM!” Yan Kong fue golpeado contra un imponente pilar de piedra. Una sola mano presionó la parte delantera de su pecho. Qin Wentian se paró al lado de Yan Kong mientras una mirada de absoluta dominación brillaba en sus ojos.

“Esto…” Los corazones de todos los espectadores involuntariamente golpearon, mientras que Leng Ning dibujó en un soplo de aire frío. ¿Seguía siendo la Qin Wentian con el que estaba familiarizada? ¿Ese fanfarrón, pero siempre sonriente, simple y educado joven?

Con un sacudón violento, Yan Kong fue arrojado al suelo. Cuando trató de levantarse, sólo vio a Qin Wentian mirándolo fríamente mientras observaba con frialdad: “Discúlpate con Maestra Bailu”.

Yan Kong limpió los rastros de sangre de sus labios mientras la luz del odio parpadeaba en sus ojos. Ignoró a Qin Wentian y empezó a ponerse de pie.

“¡Boom!”

Qin Wentian invirtió su mano y envió otro golpe de palma, golpeando a Yan Kong de nuevo al suelo. La fuerza del golpe de palma hizo que Yan Kong escupiera varios bocados de sangre.

“Discúlpate”, dijo simplemente Qin Wentian. Sin embargo, esta simple palabra parecía contener dentro de ella una fuerza tiránica y opresiva que no podía ser enmascarada.

En aquel entonces ya sabía que Yan Kong tenía malas intenciones hacia él. Era sólo que había llegado recientemente al Estado Esperanza y no podía ser molestado por Yan Kong. Después de todo, todavía tenía muchas cosas que necesitaba hacer. Para él, Yan Kong era sólo un personaje de poca monta, que no merecía la menor atención. Sin embargo, Yan Kong tuvo que pisotear los límites de su paciencia.

Puesto que ese era el caso, Qin Wentian tendría que darle algo para recordar.

“¿ENTIENDAS LO QUE ESTAS HACIENDO?” Yan Kong gritó, trató de levantarse una vez más.

“¡Boom!” Incluso antes de que el sonido de su voz se desvaneciera, Qin Wentian pisoteó el pie directamente sobre la espalda de Yan Kong, pisoteándolo sin piedad en el suelo.

Si Yan Kong no estaba convencido, ¡abusaría de él hasta que se sometiera!

“Tres respiraciones de tiempo, esta es tu última oportunidad”, sonó la indiferente voz de Qin Wentian.

“¿TE ATREVES?” Yan Kong rugió, pero con la fuerza que Qin Wentian estaba aplicando, no había forma de levantarse.

“Primera respiración”, continuó Qin Wentian, ignorando las palabras de Yan Kong.

Una expresión miserable apareció en la cara de Yan Kong, mientras su cuerpo temblaba incontrolablemente. Este grado de humillación era extremadamente grande.

“Segunda respiración”, continuó Qin Wentian, cuando una oleada de intenciones asesinas brotó de él. Todo en los alrededores se congeló, incluso la multitud contenía el aliento.

Yan Kong tembló involuntariamente de terror cuando percibió que la intención de matar fría se reflejaba en esos ojos indiferentes. Estos ojos eran ojos de un demonio de sangre fría.

“Tercera resp…”

“¡¡¡¡¡LO SIENTO!!!!” Yan Kong gritó, no podía soportarlo más. Hoy, no tenía más remedio que someterse.

“Maestra Bailu, yo, Yan Kong, te he ofendido con mis palabras. Yo merezco ser castigado, lo siento”. Yan Kong forzó las palabras a través de los dientes apretados. Esta cantidad de vergüenza se sentía aún peor en comparación con él muriendo.

“¿Por qué insististe en ser abusado aunque supieras que tenías que disculparte tarde o temprano?” Qin Wentian se quitó lentamente el pie mientras revelaba una débil sonrisa. La frialdad que había penetrado el aire momentos antes, se disipó. Aquel aterrador joven de momentos atrás desapareció cuando el ocasional y bien educado Qin Wentian volvió de nuevo. Sin embargo, nadie olvidaría la escena que habían presenciado antes. ¡Fue un incidente que había grabado una marca indeleble en sus mentes!

Pagina Anterior
Pagina Siguiente