Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

AGM – CAP 228 – Hua Taixu

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Hua Taixu, tenía una base de cultivo en el nivel máximo de Yuanfu, y era un experto supremo clasificado primero en la Categoría Destino Celestial.

La Categoría Destino Celestial era un registro de posicionamiento creado por la Corte Venerada del Cielo del Estado Venerable. Esta clasificación, era una de las categorías más ‘pesadas’ que existieron, y los nombres contenidos dentro representaron a los expertos supremos en el nivel de Yuanfu en toda la Gran Dinastía Xia.

A lo largo de estos incontables años, todas las terribles existencias en la Gran Dinastía Xia que podían llamar el viento y convocar las lluvias, podían ser encontradas mirando a través de los Registros de Clasificación de la Corte Venerada del Cielo.

Clasificación Tiangang, Clasificación Destino Celestial, Registro Bestia de Guerra. Todos estos registros fueron creados por la Corte Venerada del Cielo y eventualmente fueron circulados alrededor del mundo por personas de la Gran Dinastía Xia.

Pocas personas concentrarían sus atenciones en el Registro Bestia de Guerra, salvo aquellos que tenían un Alma Astral condensada de Constelaciones tipo Bestia. En cuanto a la Clasificación Tiangang, la cantidad de enfoque que obtenía no tiene que ser mencionado. Todos y cada uno de los nombres registrados en el interior era una existencia retumbante de la tierra y estremecedora del cielo, las verdaderas potencias de la Gran Dinastía Xia.

Especialmente para los primeros 36 Clasificados, se les dio un título adicional. Los 36 mejores Cultivadores cuyos nombres fueron registrados en la Clasificación Tiangang también eran conocidos como los 36 Soberanos Tiangang, y simbolizaban la Gran Dinastía Xia.

La Clasificación Destino Celestial era la categoría  registrada un nivel por debajo de la Clasificación Tiangang. Los nombres de 360 ​​Cultivadores en el Reino Yuanfu fueron registrados dentro. Además, este registro de clasificación se actualizaría una vez al año.

Sin embargo, uno no debe mirar hacia abajo en los registrados en la Clasificación Destino Celestial, sólo porque contenía 360 nombres. Uno tiene que entender cuán grande era la Gran Dinastía Xia. Allí, olvídese de los Cultivadores Yuanfu ordinarios, incluso los expertos en el pico de Yuanfu eran tan comunes como las nubes. No era tan fácil si uno quería entrar en la Clasificación Destino Celestial. Básicamente, sólo aquellos en el nivel máximo de Yuanfu tendrían una oportunidad de entrar a menos que, por supuesto, usted tenga destreza de combate extraordinaria y pueda saltar niveles para derrotar a los oponentes pico de nivel Yuanfu.

Los diez mejores Cultivadores registrados en el Clasificación Destino Celestial, eran todas las existencias deslumbrantes cuyos nombres sacudían a la Gran Dinastía Xia. Su potencial futuro era ilimitado. Aunque algunos de ellos pudieran considerarse bastante viejos en comparación con el resto, no importaba. Mientras uno era capaz de entrar en los diez primeros, significaba que su comprensión de sus Mandatos había alcanzado un nivel aterrador y poseía una increíble destreza en combate. Por lo tanto, aunque el cultivo de estos ‘viejos’ grupo de Cultivadores podría ser considerado lento, todos todavía serían capaces de convertirse en poder supremo si se les da el tiempo suficiente.

Uno podría fácilmente imaginar la dificultad en clasificarse primero en el Clasificación Destino Celestial. La cantidad de resplandor y gloria que vino junto con ella llego sin hablar.

Nadie en la Gran Dinastía Xia no sabría de tu existencia. Incluso un personaje tan arrogante como Ouyang Kuangsheng, también había marcado a Hua Taixu como su ídolo y estaba decidido a superarlo, a convertirse también en una existencia sobresaliente conocida por las masas.

Si uno daba un paso atrás, se podría decir que aunque el nombre ‘Ouyang Kuangsheng’ podría considerarse bastante famoso, si se colocaba en comparación con el nombre ‘Hua Taixu’, el nombre ‘Ouyang Kuangsheng’ perdería inmediatamente su ‘brillo’.

Una vez hubo un Soberano Tiangang que quiso probar la fuerza de Hua Taixu. Después de la batalla, el Soberano anunció al mundo que la proeza de combate de Hua Taixu era tan fuerte en la medida en que era insondable. Y en cuanto a quién ganó o perdió esa batalla, dejo a las masas a sacar sus propias conclusiones.

Y debido a que tenía un hermano mayor, Hua Xiaoyun se arremolinaba en el mundo exterior, sin temor a represalias y detrás de su espalda fue llamado ‘el inútil segundo joven maestro’ por muchos.

Y debido a lo radiante que era el nombre de Hua Taixu, Luo He, también le daría cara. De cualquier manera, con el estatus de Luo He como la hija del Rey Píldora en la Gran Dinastía Xia, siempre se le mostraría respeto, sin importar cuánto más alto fuera el cultivo en comparación.

Si no fuera por Hua Taixu, aunque hubiera diez Hua Xiaoyuns, habría matado sin piedad.

Hua Xiaoyun se desplomó completamente mientras miraba a su hermano. Su hermano mayor hablaba en serio.

“Todo es culpa suya”. Hua Xiaoyun miró furiosamente a Qin Wentian, él no quiso nada más que rasgarlo en un millón de piezas. Un chico al azar en Chu realmente le hizo perder el brazo. No sólo eso, tuvo que arrodillarse en disculpa. Esta humillación… esta humillación era demasiado grande para soportar!

Sin embargo, no tenía otra opción que hacer lo que su hermano dijo. Hua Xiaoyun se arrodilló frente a Luo He mientras se disculpaba, “Junior estaba equivocado, y busca a Mayor por su perdón”.

Al ver esto, Hua Taixu agregó, “Mayor Luo He, si usted siente que un solo brazo es insuficiente, puede matar a esta vil bestia”.

Luo He miró a Hua Taixu; su semblante era sereno, sin un toque de inquietud. No podía decir lo que estaba pensando.

Sin embargo, fue claro para Luo He que Hua Taixu destruyó personalmente uno de los brazos de Hua Xiaoyun y lo hizo arrodillarse en disculpa, no porque la temiera, ni tampoco para evitar una tensión en la relación entre el Clan Hua y el Salón Rey Píldora.

No importa qué, Hua Xiaoyun seguía siendo su hermano menor. Todo el mundo en la Gran Dinastía Xia sabía que Hua Taixu siempre había adorado a su hermano menor. Con sus acciones anteriores, ya estaba dando Luo He una plataforma para retirarse. Si realmente decidiera matar a Hua Xiaoyun, complicaría inmediatamente las cosas. No había necesidad de más palabras, si realmente seguía adelante y decidía matar a Hua Xiaoyun, habría hecho otro enemigo formidable.

“Olvídalo. Puesto que ya ha perdido un brazo, eso se considerará el precio de su transgresión. Además, Qingcheng ya se está recuperando. Este asunto será a su fin. Además, no hagas las cosas difíciles para el Clan Mo”, respondió Luo He con indiferencia, eligiendo no continuar con este incidente. Desde que Hua Taixu le había dado cara, no quería ser la que tensara su relación.

Para una existencia como Hua Taixu, incluso si uno no podía ser amigo de él, uno NO DEBE NUNCA convertirse en su enemigo.

“Mayor no tendrán que preocuparse por este punto”. Hua Taixu asintió. “Hua Xiaoyun trajo esto sobre sí mismo”.

Desde que su hermano menor, Hua Xiaoyun, se disculpaba, tenía que parecer que también se disculpaba. Después de todo, una sola oración de Luo He fue suficiente para hacer que varios Soberanos Tiangang actuaran. Esta era la única manera de que Hua Taixu resolviera el asunto.

Sobre la base de su estatus, ¿qué pensaría la gente si su hermano menor se vengara del Clan Mo después de haber sido obligado a disculparse? ¿No se estaba golpeando su propia cara?

“¡Levántate!” Hua Taixu rugió ante Hua Xiaoyun, que seguía arrodillado.

“Hermano, pero…” La mirada de Hua Xiaoyun se desplazó hacia Qin Wentian, pareciendo como si quisiera continuar hablando.

“Cállate”. Hua Taixu frunció el ceño. Hua Xiaoyun sólo podía apretar los dientes y tolerarlo por ahora.

Hua Taixu cambió lentamente su mirada hacia Qin Wentian, mientras le preguntaba con calma: “¿Te estás manifestando intención de matar?”

Qin Wentian inclinó la cabeza, mirando a Hua Taixu. Esta persona era extraordinaria, incluso la hija del Rey Píldora tuvo que darle cara.

¿Pero qué pasa con eso? ¿Y qué si Luo He decidió no continuar con el asunto? ¿Significaba que el asunto había llegado a su fin?

¿Cómo podría ser tan simple este incidente? Independientemente de los antecedentes de Hua Xiaoyun, tenía que matarlo.

Pero Qin Wentian se calmó un poco después de oír que la vida de Qingcheng ya no estaba en peligro. Teniendo en cuenta la situación actual, no había manera de que pudiera correr hacia adelante para tomar la vida de Hua Xiaoyun. Si lo hacía, seguramente acompañaría a Hua Xiaoyun en la muerte. Incluso la fuerza de Qing’er no sería suficiente para protegerlo.

“Mi hermano menor dice que dependía de un arma divina extremadamente poderosa para derrotarlo. Pero aun así, un Yuanfu de primer nivel que derrota a un Yuanfu de cuarto nivel ya demuestra que tienes habilidades de combate asombrosas. Si hay alguna posibilidad, debes recorrer la Gran Dinastía Xia”.

No había ni rastro de ira en la voz de Hua Taixu. Era como si estuviera hablando con un viejo amigo.

“En ese lugar, hay muchos así llamados ‘genios’ como tú”. Hua Taixu extendió las manos. Las grietas aparecieron en los cielos por encima de la cúpula de los Cielos, mientras intensos haces de luz caían, aparentemente respondiendo a su llamada. Los haces de luz se transformaron en innumerables espadas afiladas mientras volaban con la velocidad de un cometa hacia la lejana distancia. La cantidad de energía acumulada en ellas era tan colosal, que incluso otro Cultivador en el pico de Yuanfu estaría muy presionado para bloquear este ataque.

“Sólo superando a los otros genios, ¿se te consideraría apenas calificado para conseguir un punto de apoyo en la Gran Dinastía Xia?”

“Mayor Luo He, me despido”. Hua Taixu se inclinó ligeramente. Después de eso, tomo a Hua Xiaoyun mientras él se alejaba, sus movimientos eran como el viento sin forma. En un abrir y cerrar de ojos, desapareció de la vista y apareció encima de las olas de espadas que llamó antes. La velocidad aterradora que exhibió no dejó dudas en cuanto a su nivel de poder.

Los del Clan Hua miraron a Qin Wentian, antes de seguir a Hua Taixu.

Hua Taixu no hizo un movimiento en Qin Wentian para vengarse de Hua Yunxiao. En su lugar, simplemente dejó unas pocas frases oscuras antes de partir. Sin embargo, todos podían sentir el tono condescendiente y la fría arrogancia en sus palabras.

“En ese lugar, hay muchos así llamados ‘genios’ como tú”.

“Sólo superando a los otros genios, ¿se te consideraría apenas calificado para conseguir un punto de apoyo en la Gran Dinastía Xia?”

Sin embargo, ¿no eran verdaderas sus palabras también?

Qin Wentian estaba allí, mirando el horizonte.

¿De verdad creyeron que este asunto había terminado?

¿Cómo podía ahorrar todavía a Hua Xiaoyun, considerando lo que intentó hacer con Mo Qingcheng?

La Gran Dinastía Xia, seguramente él irá allí en un futuro próximo.

Sin embargo, si él iba allí, ¿cómo podía limitarse a fijarse en obtener las calificaciones necesarias para apenas establecer un punto de apoyo para sí mismo?

“También es hora de que nos vayamos”, dijo Luo He. Después de eso, entró en la habitación y sacó a Mo Qingcheng.

Viejo Mo, Mo Tianlin, Qin Wentian, todos caminaron hacia adelante, mirando a la inconsciente Mo Qingcheng. ¿Podría ser que ni siquiera había una oportunidad de despedirse de ella?

Contemplando ese semblante pálido, pero todavía hermoso, la determinación de Qin Wentian se hizo aún más fuerte.

“Déjenla conmigo, no hay necesidad de que todos se preocupen”, Luo He los tranquilizó, al presenciar las miradas de preocupación en todas sus caras.

“Mayor, no queríamos decir eso de esa manera”, explicó viejo Mo.

“Mhm, si hay una posibilidad en el futuro, pueden venir a nuestro Salón Rey Píldora para visitarla”, añadió Luo He, después de lo cual, se elevó hacia los cielos, mientras los otros discípulos del Salón Rey Píldora la seguían.

Bai Fei estaba a punto de irse, pero se detuvo como si pensara en algo. Volviéndose, caminó hacia Qin Wentian mientras hablaba, “Esta vez tuviste suerte. Debido a la presencia de mi Maestra, los del Clan Hua no te hicieron nada. Sé que tus sentimientos por Mo Qingcheng son profundos, pero todavía tengo que advertirte, no vengas a nuestra Salón Rey Píldora para buscarla. Ambos no son compatibles”.

Bai Fei hizo una pausa, antes de continuar, “Esa persona de antes, su nombre es Hua Taixu, ocupa la primer posición en la Clasificación Destino Celestial. Él es la existencia más fuerte de Yuanfu en toda la Gran Dinastía Xia. En el futuro definitivamente estará en el apogeo de esas verdaderas potencias. Es mejor que te quedes aquí y sigas siendo un genio”.

Después de hablar, Bai Fei se elevó a los cielos, siguiendo a los del Salón Rey Píldora.

Jing Yu y Yan Qi lanzaron una mirada profunda a Qin Wentian. Viendo cuánto Luo He valoró a Mo Qingcheng, ellos entendieron que Mo Qingcheng definitivamente jugaría un papel influyente dentro del Salón Rey Píldora en el futuro.

Aunque Qin Wentian y Mo Qingcheng tenían una relación profunda, esto pondría fin a ella.

Esto, será donde termina su historia.

“Hua Taixu”, murmuró Qin Wentian, nadie podía decir lo que estaba pensando.

Su silueta parpadeó, Qin Wentian dejó la Residencia Mo.

El viejo Mo se quedó allí, perdido en sus pensamientos, mirando el lugar donde Hua Taixu y Qin Wentian habían estado antes.

“¡Hua Taixu, un experto supremo clasificado en primero en la Clasificación Destino Celestial!”

“Qin Wentian, las tres de sus Almas Astrales se originaron de la 5ta Capa Celestial. ¿Eran verdaderos seres de diferentes niveles? ¿Qué puede reservar el destino para ellos, sus caminos se cruzarían en el futuro?”

Pagina Anterior
Pagina Siguiente