Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

AGM – CAP 178 – Viajando juntos

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Dentro de los terrenos de la Academia Estrella Emperador, estaba el cadáver tendido de Yue Qingfeng. La causa de su muerte fue una larga lanza que penetró su garganta, fijando y bloqueando su cuerpo al suelo.

En frente de su cadáver, Yue Hanshan se estremeció violentamente; él nunca habría creído, y todavía no estaba dispuesto a creer, que este viaje a Chu conduciría al asesinato de su hijo, Yue Qingfeng.

Sus ojos se enrojecieron, y un aura imponente de intención de matar se sintió brotando de él. Todos los de la Academia Estrella Emperador huyeron al presenciar esta escena, sus corazones involuntariamente regocijándose ante la desgracia de Yue Hanshan. Después de todo, los del Palacio Emperador Azur eran insufriblemente arrogantes, mientras asolaban toda la Academia Estrella Emperador, volviéndolo todo al revés. Esta pérdida podría considerarse un castigo para ellos.

Seguramente, la razón detrás de la muerte de Yue Qingfeng debe ser porque había ofendido a alguien. Había sembrado semillas de venganza por todas partes, lo que finalmente llevó a su muerte.

“¡Investiguen, INVESTIGAN TODO COMPLETAMENTE!” Yue Hanshan aulló de rabia, su voz enfurecida resonó en toda la Academia Estrella Emperador.

———————————————————

En ese momento, Qin Wentian estaba sentado en el patio de su propia residencia con un rollo de mapa en sus manos. Al oír el aullido de la rabia, Qin Wentian inclinó la cabeza, dirigiendo su mirada hacia la conmoción con una expresión imperturbable.

Si no mataba a Yue Qingfeng, Mo Qingcheng nunca estaría a gusto en su corazón. Por lo tanto, Yue Qingfeng debía morir.

Ese joven niño infantil había sufrido demasiados bautismos bajo la crueldad de la realidad, hasta el punto de que su corazón se enfriaba cada vez más. No tenía reparos en transformarse en un dios de sangre y matanza, si se hacía una amenaza a la gente que lo rodeaba.

Bajando la cabeza, volvió su atención al mapa en sus manos. Mirándolo detenidamente, Qin Wentian trazó su dedo a una localización aleatoria en el mapa. Sobre él, había rastros de palabras inscritas.

“Este lugar es el Continente Demonio de la Gran Dinastía Xia. Según el mapa, la X marcada allí debe referirse a una cordillera boscosa dentro de él”. Qin Wentian miró fijamente el terreno; el tamaño del continente era demasiado vasto, con bosques y cordilleras aún más expansivos en comparación con otros países delineados en el mapa. En uno de esos países estaba el Bosque Oscuro de Chu, una región boscosa tan extensa que incluso envolvió toda la Capital Real de Chu dentro de ella. No parecía posible que alguien pudiera determinar con certeza los secretos ocultos en su interior.

La X marcada en el mapa, se refirió a una región extremadamente enorme compuesta de una inmensa cordillera boscosa.

Qin Wentian estudió esa parte del mapa, señalando que la X marcada apuntaba a una ubicación aleatoria dentro de una pequeña ciudad. El mapa era tan claro hasta el punto en que el X marcada se refería a lugares muy específicos dentro de la ciudad. Se preguntó qué secreto había ocultado el Emperador Azur.

“Wentian”. En ese momento, una voz se deslizó. Qin Wentian volvió la cabeza hacia la voz y vio a viejo Gu y Mo Qingcheng descendiendo del aire.

“Viejo Gu, Qingcheng”. Qin Wentian guardó el mapa mientras se levantaba en saludo.

“Yue Qingfeng murió” dijo el viejo Gu, mirando fijamente a Qin Wentian. Al ver la expresión imperturbable en la cara de Qin Wentian, suspiró en silencio en alivio mientras cambiaba de tema. “Finalmente hemos descubierto la razón de la visita del Palacio Emperador Azur”.

Naturalmente, la Academia Estrella Emperador no gastaría demasiado esfuerzo en investigar al culpable detrás de la muerte de Yue Qingfeng.

“¿Por qué están aquí?” preguntó Qin Wentian mientras sus ojos parpadeaban con curiosidad.

“Hay dos grandes Facciones dentro del Palacio Emperador Azur. Uno de ellos, llamado Facción Azur, eran los descendientes directos que comparten la misma línea de sangre que el Emperador Azur. La Facción Azur y la Academia Estrella Emperador estaban vinculados de innumerables maneras. Nuestro actual Director Diyi es el representante de la Facción Azur, y los que vinieron aquí a Chu son de la otra Facción. Desde el lado de la Faction Azur recibimos noticias de que con una alta probabilidad el pasado Emperador Azur había ocultado el secreto más grande de su vida dentro de la Academia Estrella Emperador. Xiao Lan del Palacio Nueve Místicos vino aquí por esta noticia, también”.

“¿El mayor secreto del Emperador Azur?” Los ojos de Qin Wentian brillaron.

“Sí, su mayor secreto. En el pasado, el Emperador Azur era inigualable e incomparable, independientemente del nivel de cultivo en el que estuviera. Obteniendo fácilmente la victoria, incluso cuando enfrentaba a múltiples oponentes al mismo nivel, se decía que era una existencia invencible. La razón de esto era porque el Emperador Azur había roto la ley de la cultivación, él tenía más de un Palacio Yuan. Después de que el secreto estuviera expuesto, incontables y poderosos expertos de la Gran Dinastía Xia se unieron para perseguir al Emperador Azur por el bien de obtener el secreto. Era muy posible que antes de desaparecer, viniera a Chu y fundara la Academia Estrella Emperador.

“¿Más de un Palacio Yuan?” Qin Wentian exclamó en estado de shock. Según lo que él sabía, cada uno podía cultivar solamente un solo Océano Yuanfu dentro de sus cuerpos, esto era un hecho indiscutible. Después de esto, el Palacio Yuan también se usaría para nutrir su Alma Astral hasta que su Nova Astral se manifestara.

“Correcto, pero puede haber una técnica innata que desafía los cielos para romper esa ley ardua. Es sólo que nadie sabía de su existencia” continuó el viejo Gu, mientras el corazón de Qin Wentian temblaba de pronto al pensar en algo.

Mapa. Ese mapa del noveno nivel del Pabellón Estrella Celestial.

Pero si ese mapa pudiera realmente mostrar el escondite del secreto del Emperador Azur, ¿no debería el Director Diyi ser capaz de deducirlo?

En estos pocos miles de años, nadie había asaltado la puerta que custodiaba la entrada del noveno nivel. ¿Era ésta la orden absoluta dada por el Emperador Azur antes de su muerte?

“Sin embargo, ya no necesitas preocuparte sobre este asunto. En cualquier caso, Qingcheng desea salir a dar un paseo, ¿por qué no la acompañas?” Viejo Gu suspiró.

Qin Wentian miró a viejo Gu antes de mover sus ojos a Mo Qingcheng. ¿Cómo no podía entender las intenciones de viejo Gu?

Aquellos del Palacio Emperador Azur pensaron que su fuerza estaba meramente en el 8vo nivel de Circulación Arterial, e incluso habían presenciado cómo Yue Qingfeng lo había herido. Naturalmente, no sospechaban de él. Sin embargo, tanto viejo Gu como Mo Qingcheng deberían haber adivinado que fue él quien mató a Yue Qingfeng. No había garantía absoluta de que su fuerza quedara oculta y por lo tanto deseaban que saliera temporalmente, manteniéndose fuera de la línea de visión de los del Palacio Emperador Azur.

Y, al hablar de irse, se trataba de dejar temporalmente Chu. En la actualidad, Chu estaba envuelto en las luchas caóticas entre los rebeldes y el Clan Real, así como la disputa entre ambas academias. Además de eso, también habían llegado las dos partes del Palacio Nueve Místicos y el Palacio Emperador Azur. En estos tiempos difíciles, la academia deseaba que estuviera lejos del conflicto.

Esta era la única manera de que Qin Wentian no estuviera en peligro.

Después de varios momentos, Qin Wentian asintió con la cabeza mientras le respondía “Está bien”.

“Haz tus preparativos y sal de inmediato en cuanto termines”. El viejo Gu dio una palmadita a Qin Wentian en los hombros mientras se iba.

“Permíteme primero decir adiós a mi padre y a mi hermana” dijo Qin Wentian a Mo Qingcheng.

“Te esperaré aquí”. Mo Qingcheng asintió con la cabeza.

Qin Wentian se despidió de su familia y de sus amigos íntimos, instruyendo a aquellos que deseaban irse que sólo debían hacerlo bajo la protección de la Academia Estrella Emperador. Después de eso, se encontró una vez más con Mo Qingcheng, y juntos se escabulleron tranquilamente fuera de la academia, antes de volar en la grulla blanca de Mo Qingcheng.

La grulla blanca voló hacia el oeste. Qin Wentian se quedó en lo alto, lanzando su mirada hacia la progresiva desaparición de la Capital Real. En sus ojos, había rastros de apego y también de renuencia.

Qin Wentian aceptó las sugerencias de viejo Gu porque sabía claramente que en la situación actual, ni siquiera tenía la fuerza y ​​la cualificación para luchar. Así, eligió dejar Chu por el momento.

“Volveré pronto. Muy pronto”, Qin Wentian juró en su corazón. Ya había demasiada gente en la Capital Real con quien no podía soportar separarse.

Él era verdaderamente reacio a irse, pero necesitaba fortalecer su poder.

“¿En qué estás pensando?” Preguntó Mo Qingcheng en voz baja, de pie al lado de Qin Wentian.

“Qingcheng, gracias. Deberíamos separarnos ahora, y deberías regresar a la academia. Puedo necesitar viajar a algún lugar muy lejano”. Qin Wentian miró a Mo Qingcheng, una sonrisa gentil adornando sus labios.

“Pero acordamos que debes acompañarme para dar un paseo”. Mo Qingcheng hizo una mueca mientras miraba a Qin Wentian con una pizca de reproche en sus ojos.

Qin Wentian sólo pudo sonreír amargamente. Mientras ponía las manos sobre los hombros de Mo Qingcheng, habló con seriedad “De verdad necesito ir a un lugar lejano, y puede ser extremadamente peligroso. No quiero que corras un riesgo por mi culpa”.

Mo Qingcheng miró silenciosamente a Qin Wentian, sin decir una palabra. Su rostro de belleza incomparable y sin igual, estaba tan cerca de él. Sus ojos límpidos, parecidos al agua de otoño, contenían rastros de preocupación sentida en ellos, provocando corrientes cálidas llenar el corazón de Qin Wentian.

Alcanzando con las manos, sus dedos se movieron hacia el rostro de Mo Qingcheng. Su corazón latía con locura; nunca antes había estado tan nervioso en su vida.

Finalmente, los dedos de Qin Wentian tocaron su rostro, su piel suave y tierna envió escalofríos por la columna vertebral de Qin Wentian, haciendo que su corazón palpitase aún más. Miró atentamente a Mo Qingcheng, como si temiera que la había enfadado.

“Yo iré contigo”. Mo Qingcheng susurró, mirándolo fijamente.

Qin Wentian sonrió a regañadientes, viendo la expresión resuelta a los ojos de Mo Qingcheng. La mirada se mezcló con una amargura oculta, como si le estuviera retándolo a estar en desacuerdo, y por lo tanto sólo pudo asentir con la cabeza.

“Eso es mejor”. Mo Qingcheng sonrió, haciendo que el latido de Qin Wentian se acelerara. Esta era la primera vez que la veía sonreír con tanta proximidad. Ella era demasiado impresionante, demasiado asombrosa.

“¿No has aprovechado lo suficiente todavía?” Mo Qingcheng miró a Qin Wentian. Aturdido en comprensión, sólo ahora Qin Wentian retiró sus manos temblorosas, mientras se sentaba en la grulla blanca, sintiendo una dulzura en su corazón. Sólo con Mo Qingcheng experimentaría estas emociones que parecían una mezcla de calidez y dulzura.

Mo Qingcheng se sentó junto a Qin Wentian, mientras la grulla blanca aumentaba aún más su velocidad. Un hombre diabólicamente guapo sentado junto con una belleza celestial, a la deriva a través de las nubes como un par de inmortales.

“¿A dónde vamos?” preguntó Mo Qingcheng con una suave sonrisa en la cara.

Qin Wentian recuperó el mapa, estudiando la X marcada antes de responder, “las afueras de la Ciudad Demonio, vamos a volar de acuerdo con el camino trazado en el mapa. Me temo que todavía necesitaremos mucho tiempo antes de llegar”.

“¿De dónde sacaste este mapa?” Preguntó Mo Qingcheng, mientras la confusión le pintaba la cara.

“Noveno nivel del Pabellón Estrella Celestial. Esto fue dejado atrás por el Emperador Azur. Cuando tu abuelo nos contó el secreto del Emperador Azur, adiviné que tenía una probabilidad extremadamente alta de estar escondido en el lugar marcado en el mapa”. Qin Wentian señaló la X marcada.

Mo Qingcheng tembló ligeramente mientras sus expresiones se perdían, aturdida por la confianza que Qin Wentian depositaba en ella. Sin reservas, Qin Wentian le había dicho la ubicación del secreto del Emperador Azur.

Mientras pensaba en esto, la dulzura floreció en su corazón, y ella sonrió y asintió. Estaba muy feliz de que Qin Wentian confiaba tanto en ella.

Ligeras ráfagas de viento soplaron sobre sus cuerpos mientras Qin Wentian sostenía el mapa. La grulla blanca continuó volando hacia el oeste, a través de montañas, ríos, pueblos y aldeas.

Este lugar era donde Qin Wentian ha estado más lejos, desde que él podría formar recuerdos. Del mismo modo, fue lo mismo para Mo Qingcheng. Ella nunca había estado tan lejos de Chu antes.

Sus corazones estaban llenos de aprensión, pero a pesar de esto, también había calor. Esto se debía a que su compañero de viaje no era otro que el otro.

Dentro de sus dos corazones, por primera vez en sus vidas, las semillas del amor comenzaron a retoñar.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Deja un comentario