Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

AGM – CAP 151 – Una Tormenta Gestándose

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Chu Tianjiao salió de la habitación donde estaba su padre. Todos los ciudadanos de Chu no tenían ni idea de que el Emperador de Chu estaba atormentado por enfermedades y siempre estaba en la cama. Incluso las píldoras medicinales de primera calidad no tuvieron ningún efecto en curar la enfermedad.

El Emperador de Chu todavía podía recordar que esta enfermedad comenzó cuando Qin Wu falleció. Poco a poco empeoró hasta su estado actual.

Chu Tianjiao estaba fuera de un gran salón. De pie y atentos a ambos lados de la entrada había unos cuantos guardaespaldas de Sangre Imperial que parecían estatuas inmóviles.

“La primera tarea, reunir 10 Guardias Dragón de nivel Yuanfu. A partir de hoy, nadie puede acercarse a mi señor padre. Recuerden, nadie está permitido. Nadie”.

“La segunda tarea, transmitir mi comando en las líneas frontales, implementar el plan de decapitación”.

“La tercera tarea, informar a la Fortaleza Negro para fortalecer sus defensas y enviar a la gente a monitorear Qin Wu. Bajo ninguna circunstancia se le permitirá salir”.

“La cuarta tarea, envíar a la gente a monitorear a los clanes que tienen autoridad militar en la Capital Real. Si sus familias muestran signos de movimientos extraños, controlarlos inmediatamente o aniquilarlos a todos”.

“La quinta tarea…” Chu Tianjiao se quedó en silencio por un momento antes de continuar. “Olvídenlo, me ocuparé personalmente de negociar cosas con el Palacio Nueve Místicos”.

Esta vez, la posición del primer clasificado había sido arrebatada por la Academia Estrella Emperador, pero el Palacio Nueve Místicos seguramente no dejaría que sus planes se extinguieran.

Y así, este debería ser el momento de erosionar esta academia problemática de Chu. Luo Tianya y Luo Qianqiu sin duda estarían enviando gente para ayudarle con esta tarea.

Los guardias como estatua desaparecieron sin un sonido mientras salían para ejecutar la orden de Chu Tianjiao. Era como si nunca estuvieran allí en primer lugar.

Chu Tianjiao volvió la cabeza. Miró a las profundidades del gran salón, asintiendo con satisfacción mientras miraba fijamente aquella habitación fuertemente custodiada. No creía que hubiera nadie capaz de infiltrarla.

Después de una cantidad desconocida de tiempo transcurrido desde que Chu Tianjiao dio su orden, el País Chu era como una máquina que se automatizó. La mayor empresa de transporte, la Red de Transporte del Cielo, también se animó.

Durante el mismo tiempo, Chu Tianjiao transmitió sus órdenes, en las profundidades del Bosque Oscuro, que la prisión silenciosa y oscura seguía siendo tan fría y rígida como antes, como si siempre hubiera estado allí desde la antigüedad.

Un carruaje de caballos llegó fuera de la Fortaleza Negra, mientras una figura dentro sacó un medallón de autoridad. Poco después, las puertas de Fortaleza Negra se abrieron, y una línea de siluetas salió lentamente y entró en Fortaleza Negra.

Esta línea de figuras desconocidas se detuvo fuera de la celda de un cierto individuo. El prisionero dentro de la celda estaba sentado en el suelo. Este prisionero no era otro que Qin Wu.

“Abre la puerta”. La persona que tiene el medallón de autoridad fríamente declaró.

El guardia de la prisión miró fijamente a la figura, y después de algunos momentos de vacilación, él cumplió y alcanzó su llave, abriendo la puerta de la celda.

La figura con el medallón de autoridad continuó con una voz helada. “Desbloqueen sus cadenas”.

“Imposible”. El director de la cárcel refutó. No había nadie que tuviera ese nivel de autoridad.

¡Puchi! Incluso antes de que el sonido de su voz se desvaneciera, una larga lanza lo penetró por detrás, penetrando en su corazón mientras una mano de una figura desconocida se apretaba contra su boca, ahogando sus gritos de muerte. El director de la prisión cayó al suelo antes de cerrar los ojos para siempre.

La figura con el medallón buscó en el cadáver la llave, y desbloqueó las cadenas que unían a Qin Wu, además de quitar las ropas rasgadas y desgarradas que llevaba Qin Wu.

Qin Wu todavía tenía los ojos cerrados mientras se levantaba lentamente. Después de eso, una de las figuras desconocidas sacó un conjunto de vestimentas nuevas y lo puso en el cuerpo de Qin Wu, como si estuvieran haciendo algo que era extremadamente ordinario.

“¡Fuga de la prisión!”

Bruscamente, sonaron los alaridos de los guardias de patrulla. El grupo de figuras desconocidas también comenzó a moverse, con la intención de matar rodando en ondas de sus cuerpos.

Los ojos de Qin Wu finalmente se abrieron. En ellos no había nitidez de luz. Por el contrario, se podía ver una calma extraordinaria.

“¿Está todo preparado?” preguntó Qin Wu.

“Todavía no”. La figura respondió. Sin embargo, no hubo fluctuaciones en el semblante de Qin Wu. Era como si todo estuviera dentro de sus predicciones.

“Después de que el joven maestro Qin Chuan fue rescatado y la línea de equilibrio se rompió, Chu Tianjiao ya hizo su movimiento. Si no tomamos medidas rápidas, Chu Tianjiao puede silenciar al estimado General en cualquier momento. Sin una elección, sólo podríamos presentar nuestro plan”, respondió esa persona. Incluso después de todos estos años, todavía se refería a Qin Wu como ‘General’.

“¿Al final, todavía tenemos que hacer un enemigo de Chu?” Qin Wu suspiró.

“Desde el momento en que murió el Rey Wu, todo estaba ya determinado. Los doce generales juraron vengar la muerte del Rey Wu, y después de que las generaciones siguientes de los linajes de los generales crecieran, ellos también juraron el juramento de sangre. Es todo porque General siempre ha estado soportando silenciosamente y no dando el comando final. Mi padre y algunos otros tíos sólo podían usar el disfraz de retirarse como una forma de ascenso, construyendo sus fuerzas en secreto y comenzando la larga e interminable espera”.

Esa figura susurró en voz baja, pero las palabras que pronunció estaban llenas de una sensación de pesadez.

Era como si hubiera un gran secreto detrás de la muerte del Rey Wu.

Una vez, el Rey Wu sacudió el mundo, ayudó al Emperador anterior a conquistar el mundo, y subyugó a las fuerzas enemigas en todas las direcciones.

Sin embargo, cuando las liebres estaban todas muertas, los perros serían guisados ​​y comidos.

Esta pieza de historia sólo fue conocida por los generales que se encontraban en las líneas frontales durante los tiempos de guerra.

Y en cuanto a los ciudadanos de Chu, la verdad se distorsionó antes de que llegara a sus oídos.

Nadie sabía la verdad de lo que había sucedido. Esta pieza de historia, aunque aparentemente tranquila en la superficie, en realidad tuvo una tormenta violenta gestándose.

Fuera de la Fortaleza Negra, un tifón de intención de matar irrumpió. Un misterioso grupo de soldados entró. Estas tropas estaban completamente cubiertas de metal, con cascos oscureciendo sus rasgos. La fuerza de su poder era aterradora a un grado inconcebible. Éstas eran todas las tropas de choque, las élites entre las élites.

Cuando el Rey Wu había fallecido y la residencia Qin se trasladó a Ciudad Tian Yong, estos soldados de élite ya no informaron a la residencia Qin, y en su lugar se dispersaron a los cuatro vientos.

Chu Tianjiao naturalmente sabía de estos asuntos. Con lo próspero que era el País Chu, la capacidad de su red de informantes era también extremadamente poderosa.

Y así, Chu Tianjiao no tenía la intención de matar a Qin Wu y Qin Chuan, porque casi podía estar seguro de que si Qin Wu muriera, el País Chu estaría envuelto en el centro de un aterrador tornado. La fuerza del poder oculto en la oscuridad era suficiente para derrocar su autoridad imperial.

Chu Tianjiao no hizo un movimiento, Qin Wu también reflejó sus acciones, lo que causó una frágil línea de equilibrio nacer.

Pero después de los acontecimientos del Banquete Jun Lin, se abrió una brecha abierta en esta frágil línea de equilibrio, haciendo que el equilibrio entre ambas partes se inclinara. Por lo tanto, Chu Tianjiao decidió no esperar más.

Hoy en día, los mensajeros de la Red de Transporte del Cielo secretamente entregaron inteligencia a varios lugares en Chu. No sólo eso, sino que incluso entró en las fronteras de otros países.

Era como si hubiera una terrible tormenta que ocurriría en Chu muy pronto.

Y en lo que respecta a todo lo que estaba sucediendo, sólo unos pocos privilegiados en Chu tenían algo de sospecha al respecto. La mayoría de los ciudadanos todavía vivían sus propias vidas, sin saber lo que iba a suceder.

Incluso Qin Chuan no sabía sobre esto.

Qin Wu nunca le había mencionado esto antes.

Fue lo mismo para Qin He y Qin Ye, que estaban luchando en las líneas frontales.

Qin Wentian, estaba naturalmente en la oscuridad también.

En su corazón, el abuelo Qin era una persona amable y suave que ni siquiera tenía ningún leve indicio de semejanza con aquellos generales que habían experimentado incontables guerras.

Para él, Qin Wu amaba la paz y la soledad y tenía una personalidad amistosa. Aparte de esto, no había otras impresiones que Qin Wentian pudiera recordar acerca de Qin Wu.

Incluso Qin Chuan no molestó mucho a Qin Wu. El dúo de padre e hijo no se reunía con frecuencia.

————–

En la residencia de Qin Wentian en los terrenos de la Academia Estrella Emperador, Qin Yao preparó una mesa de comida y vino. Los tres comieron felizmente y disfrutaron de los placeres simples de cenar juntos como una familia.

“Ya es casi la hora del festival de conmemoración. Otro año más ha pasado. Me pregunto si tu madre todavía está en Ciudad Tian Yong”. Cuando Qin Chuan pensó en su esposa, la tristeza brilló en su corazón. Ya había pasado un año. Debía de estar muy preocupada por él.

“Padre, mamá ya debería haber regresado a Ciudad Tian Yong. ¿Cuándo planea viajar de regreso? Vamos a ver a mamá y hacerla feliz”.

Qin Yao usó sus palillos y pasó algunas verduras a Qin Chuan, mientras ella felizmente respondió.

“Mhm”. Qin Chuan asintió con la cabeza, “También esta hermano segundo y tercero. No tengo ninguna noticia exacta de ellos, y por supuesto, tu abuelo Qin Wu todavía está sufriendo dentro de la Fortaleza Negra”.

“El abuelo estará bien”.

Qin Wentian sonrió como si consolara a Qin Chuan.

“Buen niño, después de madurar, serás aún más fuerte. En ese momento, incluso el Clan Real de Chu te temerá”. Qin Chuan arrugó el pelo de Qin Wentian. Después de un año, los rasgos de Qin Wentian habían perdido la mayor parte de su puerilidad y habían madurado considerablemente.

Pero no importa la edad que tenía, en el corazón de Qin Chuan, Qin Wentian sería para siempre un niño.

En el camino de regreso, Qin Yao le contó a Qin Chuan historias de lo poderoso que Qin Wentian era actualmente. Las sonrisas de regocijo llenaron el corazón de Qin Chuan de gratitud. Nunca había esperado que Qin Wentian llegara a esta etapa en sólo un año.

“Junior hermano Qin”.

En ese momento apareció una figura, de pie en un lejano pabellón, mientras gritaba.

“Senior Hermano ¿hay algo mal?” Qin Wentian se acercó. Esta persona era una de las personas encargadas de investigar el asesinato, así como uno de los “protectores” responsables de su seguridad.

“La Academia Estrella Emperador consideró el intento de asesinato de ayer muy seriamente”.

“Basado en una investigación detallada, la academia ya tiene algunos sospechosos en mente. Los resultados deberían salir pronto”.

Los ojos de Qin Wentian parpadearon, como un claro destello de luz se podía ver en sus ojos. “Gracias por su duro trabajo”.

“Y una cosa más. Xiao Lu envió a los hombres para demandar de nuestra Academia Estrella Emperador a entregar Qin Yao. Quieren que regrese a Nube Nevada con ellos”.

“Dígales que se pierdan”. El brillo de la luz en los ojos de Qin Wentian se hizo más frío en varios grados. La postura de Xiao Lu ya se había aclarado según los acontecimientos que ocurrieron en el Banquete Jun Lin.

“La academia manejará este asunto. Y una última cosa, el Anciano Ren preguntó, ¿cuándo quiere visitar el Pabellón Estrella Celestial?” Ese Senior sonrió como si esa fuera la razón real por la que vino hoy. Ren Qianxing esperaba que Qin Wentian fuera capaz de ascender lo más pronto posible al séptimo nivel del Pabellón Estrella Celestial.

“Comprendo, estaré allí tan pronto como pueda”. Qin Wentian respondió. También quería saber cuáles eran los secretos en el séptimo nivel que harían que incluso un poder como el Palacio Nueve Místicos reaccionara tan fuertemente, yendo con todo e incluso usando métodos despreciables para asegurar que Luo Qianqiu sea el campeón del Banquete Jun Lin.

“Muy bien, continúa trabajando duro”. El Senior dio unas palmaditas a Qin Wentian en su hombro y partió. En su corazón, él era también extremadamente curioso sobre los secretos en el séptimo nivel del Pabellón Estrella Celestial, pero qué pena; él no era el campeón del Banquete Jun Lin y no tenía calificaciones para entrar.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente