Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

AGM – CAP 123 – El Pasado ya ha Pasado, el Futuro Está Demasiado Lejos.

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Distrito del Emperador Chu. Los cielos ya se habían oscurecido y, sobre el Asiento de Jadeita del Dragón Azur, Chu Tianjiao echó un vistazo al oscuro cielo mientras decía: “Se está haciendo tarde, vamos a parar aquí por hoy. Creo que la competencia de mañana será aún más fascinante”.

Mientras hablaba, Chu Tianjiao se puso de pie. Aunque no era tan viejo, tenía una sensación de madurez que superaba ampliamente su edad.

Los del Clan Real crecieron rodeados de juegos políticos de esquemas e intrigas. Serían naturalmente más maduros en comparación con sus pares.

Mientras la voz de Chu Tianjiao se desvaneció, el resto de todos los invitados se levantaron y alzaron sus tazas en honor de Chu Tianjiao, respetuosamente bebieron un brindis para él. Después de eso, Chu Tianjiao partió, sonriendo en respuesta a las despedidas de los espectadores circundantes.

Cuando Qin Wentian echó un vistazo a la vista trasera de Chu Tianjiao, descubrió que los pasos de Chu Tianjiao siempre estaban medio paso detrás de aquellas personas alrededor de Luo Qianqiu. Estos pequeños detalles podrían no ser notados por la multitud en los estrados de los espectadores, pero como él conocía el fondo de los que estaban alrededor de Luo Qianqiu, Qin Wentian así hizo la conexión.

El Palacio Nueve Místicos era el personaje principal que apoyaba al País Chu, el País Nube Nevada y otros diez países desde las sombras. Aunque sólo unos pocos vinieron a Chu, sus posiciones y estatus eran equivalentes al futuro emperador de Chu. Por lo tanto, Chu Tianjiao no se atrevió a ofender a ninguno de ellos.

Qin Wentian comprendió naturalmente por qué el Palacio Nueve Místicos tuvo una influencia tan grande. Una secta y sin embargo fue colocada por encima y más grande que un imperio, sólo podría haber una razón, a causa de la fuerza y ​​el poder.

Cuanto más fuerte crecía un Cultivador, más amplio era el abismo que separaba los reinos iniciales y el siguiente. Y así en Chu, había varios Cultivadores en Yuanfu e innumerables en Circulación Arterial, pero sólo una minoría extremadamente limitada había cruzado con éxito este gran umbral que era Yuanfu.

En cuanto a los que superaron con éxito a Yuanfu, casi todos ellos ya habían abandonado el País Chu. El País Chu era demasiado pequeño, no podía contenerlos. La mayoría de ellos se unirían al Palacio Nueve Místicos u otros poderes de niveles similares.

“¿Un centavo por tus pensamientos?” De repente, Mu Rou apareció junto a Qin Wentian. Al ver a Qin Wentian mirando los horizontes que le esperaban, no pudo evitar sonreír involuntariamente mientras le preguntaba.

“Nada. Parece que estás de muy buen humor”. Una sonrisa cálida y gentil surgió en la cara de Qin Wentian al notar a Mu Rou.

“Todavía tengo que darte las gracias. Sólo ahora supe qué figura extraordinaria era Gongyang. Un ex campeón del Banquete Jun Lin, con logros extremadamente profundos en el Reino de las runas divinas. Y debido a tu pintura, Mayor Gongyang me ha dado una promesa, que ha resultado ser una ayuda inmensa para mí”. Mu Rou explicó, pero no elaboró ​​más sobre la última parte de su oración, sin embargo, Qin Wentian podría fácilmente adivinar lo que quería decir.

“Es sólo un regalo para tu cumpleaños, no lo menciones. Somos amigos, ¿verdad?” Qin Wentian declaró intencionalmente, lo que provocó que las pestañas de Mu Rou oscilaran, aumentando su belleza. Este hombre, ¿por qué era bueno para hacer que la gente sintiera calor en sus corazones?

“¿Qué hay de mi cumpleaños? ¿Me darás un regalo?” En ese momento sonó una voz traviesa. Qin Wentian volvió la cabeza, sólo para ver la silueta de Mo Qingcheng aparecer.

El rostro de una belleza sin igual adornada con una sonrisa, era como si un rayo de la más pura luz del sol iluminara su corazón.

“¿Qué deseas?” Qin Wentian sonrió.

“Hmm tengo que considerar esto cuidadosamente. Un regalo de un Gran Maestro Inscriptor Divino de 3er nivel, no debo desperdiciar esta oportunidad”. Mo Qingcheng estaba aparentemente en una seria contemplación, pareciendo extremadamente adorable.

A distancia, el resto de la multitud que aún no se había dispersado era celosa de Qin Wentian. ¿Por qué este tipo tenía tanta suerte con las mujeres?

Luo Huan, Qin Yao, Mu Rou, que podrían ser considerados bellezas de primera clase. Y además de eso, la belleza número uno en Chu, Mo Qingcheng, también tenía una relación tan estrecha con Qin Wentian. ¿Cómo no puede esto engendrar envidia y celos en el corazón de otros?

“No me mates con tu petición”. Qin Wentian se encogió de hombros impotente mientras miraba el rostro de Mo Qingcheng.

“Relájate, trátalo como si todavía me debieras un regalo primero, no debes olvidarlo ¿bien?” Mo Qingcheng se rió mientras continuaba: “Continúa trabajando duro mañana, esteraré apoyándote”.

Después de eso, Mo Qingcheng salió con una sonrisa en su rostro. Mu Rou, que estaba de pie junto a Qin Wentian, tenía una extraña sensación en su corazón mientras observaba la visión posterior de Mo Qingcheng. A pesar de que su aspecto podía ser considerado hermoso, sabía que no podía compararse con Mo Qingcheng.

En los estrados de los espectadores, la mirada de Qiu Xue se fijó en el joven que estaba tan lejos. La expresión mostrada en su rostro era extremadamente complicada.

Una vez, este joven era su prometido, pero fue despreciado y humillado por ella. Sin embargo, ahora, junto a él, había tantas bellezas incomparables. Incluso si quería compararse con ellas, basándose sólo en su talento y fortaleza, la distancia entre ellas sólo crecería cada vez más.

Esa noche, fuera de la Residencia Bai, las palabras del joven que estaban llenas de una resolución similar al acero se habían convertido gradualmente en realidad.

“Qiu Xue, vamos a partir”. Bai Qingsong susurró a un lado. Qiu Xue asintió con la cabeza mientras salía del lugar con su padre.

Aunque muchos de la multitud ya se habían marchado, preparándose para descansar por la noche, todavía quedaban varios que aún no habían salido, y tenían la intención de pasar la noche aquí, esperando el comienzo de la competencia mañana.

“Jefe, ¿quieres ir a dar un paseo juntos?” Fan Le entrecerró los ojos mientras continuaba: “La tasa de pago de Maravilla Celestial para ti, si alcanzas la posición superior, está a una velocidad asombrosa de 1: 400. ¿Quieres apostar unas pocas Piedras Meteoro Yuan? Aunque tu esperanza de llegar primero es débil en el mejor de los casos, pero ¿y si realmente conseguiste ser increíblemente afortunado y acabas desafiando los cielos?”

“¿Tan Alta?” Qin Wentian quedó atónito. Maravilla Celestial no lo puso en sus ojos en absoluto. Pero teniendo en cuenta el hecho de que había monstruos como Luo Qianqiu y Sikong Mingyue, eso era natural. No parece demasiado plausible para él alcanzar la posición superior. Aunque para él, la razón por la que participó en el Banquete Jun Lin fue sólo para obtener la primera posición, pero Qin Wentian también no se atreve a decir con certeza que definitivamente sería el quien se convertirá en el campeón.

“Te están mirando hacia abajo” Gordito se encogió de hombros, como si tratara intencionalmente de despertar el espíritu de Qin Wentian.

Qin Wentian miró a Fan Le, mientras hablaba. “Sigue adelante, todavía necesito cultivarme”.

Después de eso, Qin Wentian se despidió de la multitud circundante, mientras montaba a Xiao Hundan y salía del área. La velocidad de Xiao Hundan era tan rápida que se transformó en un borrón blanco de sombras y se movió con la velocidad de un tornado furioso.

————————————-

En las afueras de la Capital Real, Cabaña Bambú.

La Cabaña tenía la espalda contra un pico de montaña del Bosque Oscuro, y allí había un río. En ese momento, una silueta con una cabeza llena de pelo blanco estaba allí sentada, pescando en busca de peces. Los sonidos del agua que fluye dieron a la gente un armonioso sentido de paz y tranquilidad.

“¿Por qué tienes tiempo para estar aquí?” El anciano dijo en voz baja, ya había sentido la presencia de Qin Wentian acercándose a él desde su espalda.

“El primer día del Banquete Jun Lin acaba de terminar, estoy aquí para visitar a Mayor, para ver si todavía está bien desde ese día que nos separamos”. Qin Wentian se sentó junto a Gongyang Hong. Un largo período de tiempo ya había pasado desde su última reunión, cuando el cabello de Gongyang Hong se había vuelto blanco durante la noche. Qin Wentian obviamente estaría preocupado, la situación de Gongyang Hong en ese entonces era extremadamente preocupante.

“Tienes de hecho corazón”. Una sonrisa parpadeó en los ojos de Gongyang Hong. El actual él, había envejecido mucho visiblemente, en comparación con aquel día cuando Qin Wentian lo vio en la Salón de Galería de la Academia Real.

“El Banquete Jun Lin es el evento más grande organizado en el País Chu. En lugar de venir aquí deberías trabajar duro en tu cultivación y esforzarte para entrar en los primeros 9 clasificados. No sólo serías capaz de obtener muchas recompensas, si de alguna manera puedes convertirte en el campeón, serías capaz de ascender al séptimo nivel del Pabellón Estrella Celestial”. Gongyang Hong calmadamente declaró. A pesar de que había dejado de prestar atención a eventos como éste, había crecido en Chu durante sus años más jóvenes después de todo y, naturalmente, conocía muchas cosas.

“Una noche vale la pena el tiempo, es lo mismo si me cultivo aquí en el lugar de Mayor”. Qin Wentian sonrió, “Recuerdo que anteriormente, Mayor me había advertido antes. Si conociera a una chica que podía mover mi corazón, debo aprovechar la iniciativa y nunca perder la oportunidad. Desde que Mayor sintió pesar por los acontecimientos que ocurrieron en el pasado, ¿por qué no trató de compensar sus errores?”

“¿Compensar mis errores? ¿Cómo puede ser posible?” Gongyang Hong sacudió la cabeza.

“¿Cómo sabría si nunca lo ha intentado? Incluso si la compensación es imposible, ¿estaría satisfecho con las cosas del actual estado? Esto no parece coincidir con la lógica detrás de las advertencias que Mayor tenía para mí. Mayor, la razón por la que no quiere que pierda mi oportunidad es que no quiere que me arrepienta, ¿verdad?” Qin Wentian continuó sonriendo.

Gongyang Hong poco a poco se volvió, frente a Qin Wentian. Y al ver la brillante sonrisa parecida al sol en la cara del joven, su corazón no pudo evitar temblar ligeramente.

Años atrás, él también era el mismo que Qin Wentian, un joven elegante y gentil. Pero ahora, no había diferencia entre él viviendo o estando muerto.

El tiempo era la existencia más cruel en el mundo.

La mirada de Qin Wentian se movió, el resplandor de su sonrisa se hizo aún más brillante mientras continuaba: “¿Esta Mayor pensando qué tan bueno sería si pudieras volver a la época de su juventud? Y si pudiera, ¿nunca habría elegido vivir una vida llena de remordimientos? Pero en realidad, para aquellos que cultivan, podemos mantener nuestra juventud e incluso revertir el envejecimiento. Con la base de cultivo de Mayor, su edad no podía ser considerada antigua. Si lamenta los remordimientos de las épocas pasadas, ¿no se arrepentiría de su falta de acciones hoy en día, mil años después?

Qin Wentian habló en voz baja mientras contemplaba aquel majestuoso pico de montaña que se avecinaba. “¿Cuántas personas se arrepienten y lamentan el paso del tiempo, y sin embargo, cuántos de ellos realmente desean arrepentirse y compensar sus errores? Si realmente querían arrepentirse, ¿por qué no hacen buen uso del presente? El pasado ya ha pasado, y el futuro está demasiado lejos. Sólo el presente importa”.

“El pasado ya ha pasado, y el futuro está demasiado lejos. Sólo el presente importa”.

Las palabras de Qin Wentian provocaron enormes olas torrenciales en el corazón de Gongyang Hong. ¿Cómo pudo un joven expresar tal afirmación llena de sabiduría?

El silencio reinaba ya que sólo se oían los sonidos del agua que fluía, la atmósfera era excepcionalmente tranquila y armoniosa.

“Al final, todavía no soy comparable a este joven”. Gongyang Hong se lamentó mientras se levantaba, antes de caminar lentamente de regreso a la cabaña. Su corazón estaba en desorden, envuelto en una lucha viciosa.

La oportunidad que echó de menos hace tantos años, ¿podría todavía compensarla?

Qin Wentian no lo siguió. El nudo en el corazón de Gongyang Hong tenía que ser desenredado por él mismo. Sólo sentía firmemente que con el cultivo actual de Gongyang Hong, era la envidia de todo. ¿Por qué no podía apreciar lo que tenía, y hacer las cosas que quería hacer? Intentando lo mejor para compensar los arrepentimientos del pasado, incluso si fracasaba, al menos lo habría intentado.

Retirando varias Piedras Meteoro Yuan de su anillo inter espacial, Qin Wentian cerró sus ojos y comenzó a cultivar, entrando en su Pasaje de Sueños.

La oscuridad de la noche se fue acentuando a medida que las constelaciones de los cielos brillaban como antes. Columnas de Luz Astral surgieron en cascada hacia abajo, aterrizando en el cuerpo del joven. A cierta distancia, en el techo de la cabaña de bambú, Gongyang Hong se sentó allí, bañándose en la luz de las estrellas. Mientras miraba al joven sentado junto al río, una sonrisa tranquila se veía en su rostro.

El joven antes de él era muchas veces más destacado en comparación con él del pasado. Siendo tan joven, ¿cómo podría a alguien desagradarle?

“Dejaré Chu después de que el Banquete Jun Lin esté concluido. Me pregunto, ¿tu nombre será capaz de sacudir el mundo?” Gongyang Hong sonrió mientras la luz irradiaba en su corazón. En este momento, ¡Era como si hubiera descartado todo lo que le estaba atormentando, resultando en él extremadamente relajado!

Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Deja un comentario