Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

AGM – CAP 1052 – ¿Estás Enamorada de Él?

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Qin Wentian miró a Jiang Ziyu. No esperaba que Jiang Ziyu dijera tal cosa, cambiando el tema repentinamente e invitándolo a visitar al Clan Jiang como huésped.

Sin embargo, el corazón de Jiang Ziyu era insondable. Naturalmente, no se pondría en peligro al aceptarlo. Qin Wentian respondió: “Antes dijiste que si alguno de mis secretos salía a la luz, seguramente me sobrevendría una gran calamidad. Sin embargo, ¿ahora me estás invitando a tu clan? ¿No te parece ridículo? ¿Debería moverme por tus acciones y ser controlado una vez que entre al Clan Jiang?”

“Puedo garantizar que si estás dispuesto a venir como huésped, te mostraré respeto y cortesía”. Jiang Ziyu sonrió. Había un misterio en sus ojos, también una intensa confianza en sí mismo donde nadie podía ver a través de él.

“Un clan antiguo con incontables años de historia. ¿Quién sabe qué métodos tienes bajo tu control? Lo más probable es que tu clan pueda controlar la voluntad de las personas”. Qin Wentian sonrió fríamente. ¿No era este Jiang Ziyu un poco demasiado ingenuo? Él no era alguien tan tonto.

“No estoy libre”. Qin Wentian respondió sin emoción.

“¿No te atreves?” Jiang Ziyu intentó la psicología inversa.

“¿Quieres hacer que acepte ir a tu clan con una sola frase? ¿Valdría la pena dar tanta cara?” Qin Wentian habló fríamente. La técnica de psicología inversa de Jiang Ziyu fue simplemente ridícula.

“Hehe”. Jiang Ziyu se rió, sin sentir sorpresa por la respuesta. Sería extraño si Qin Wentian realmente estuviera de acuerdo.

Inclinando su cabeza, mirando a las dos siluetas que ascienden por el aire, Jiang Ziyu habló en voz baja, “Parece que hoy, estás empeñado en obstruirme”.

“El objetivo de esta prueba es una batalla entre las Santas Doncellas. Solo somos responsables de su protección. Has hecho demasiado”. Qin Wentian respondió.

“Como soy un protector, naturalmente haré todo lo posible para que Nanhuang Qingruo logre sus objetivos. Tu forma de pensar es algo absurda, pero no puedes negar tu fuerza. No tengo forma de ignorar tu existencia y continuar ayudando a Qingruo a ascender al igual que la posición de la Sucesora Sagrada en esta generación sería obtenida por Nanhuang Yunxi”. Jiang Ziyu dijo tranquilamente, como si hablara de un asunto que no tenía nada que ver con él. Él solo era un espectador y quien finalmente se convertiría en la Sucesora Sagrada no lo afectaría demasiado.

Las palabras de Jiang Ziyu le dieron a Qin Wentian la sensación de que venir a ayudar a Nanhuang Qingruo esta vez para las pruebas, no era más que un ejercicio de temple para él. Era muy despreocupado a este respecto, si podía luchar por ello, haría lo mejor que pudiera, pero si no podía, la tranquilidad en su corazón tampoco se vería afectada. Instantáneamente movió este fracaso al fondo de su mente, olvidándolo por completo. Tal paz interior realmente se parecía a los Cultivadores del Dao Budista.

Kong Ye es uno de los protectores de Nanhuang Shengge, pero su estado de ánimo fue muy inferior al de Jiang Ziyu.

“Qin Wentian, aunque tu destreza de combate es abrumadora, ambos no podemos liberar nuestra fuerza por completo en esta batalla. Si podemos hacerlo, la probabilidad de tu derrota será ciertamente muy alta”. Jiang Ziyu era como si estuviera muy interesado en Qin Wentian. Antes de esto, no habló mucho, pero después de luchar contra Qin Wentian, se interesó cada vez más y quiso ver a través de todos los secretos de Qin Wentian.

Qin Wentian era un genio aún más joven que él, pero ya poseía un nivel tan alto de destreza de combate. Esto lo hizo extremadamente curioso. Al principio de su combate, Jiang Ziyu vio muchos aspectos extraordinarios de Qin Wentian.

“¿Quién sabe qué pasaría si los dos nos desempeñáramos por completo? No tengo interés en discutir algo tan vago”. Qin Wentian respondió. Jiang Ziyu lo estaba observando pero también él estaba observando a Jiang Ziyu. En este momento, no tenía prisa. Mientras mantuviera a Jiang Ziyu ocupado aquí, Nanhuang Yunxi seguramente sería la vencedora.

“En efecto”. Jiang Ziyu asintió con la cabeza, de acuerdo, “De todos modos, me enteré de que eres del Portal Inmortal Mil Transformaciones. ¿Eres un discípulo del Señor Emperador Mil Transformaciones?”

“¿Qué tiene esto que ver contigo?” Preguntó Qin Wentian.

Jiang Ziyu sonrió, “Si no eres su discípulo, ¿por qué no te unes a mi Clan Jiang? Te puedo dar una recomendación y seguramente estarás nutrido en gran medida con orientación y tratamiento equivalente a un descendiente de mi clan. Naturalmente, incluso si realmente tienes un Maestro siempre puedes cambiar tu secta. Somos uno de los tres grandes clanes antiguos de la Región Sur y nuestros cimientos son más profundos y más robustos que la mayoría. Es algo que el Portal Inmortal Mil Transformaciones no podría igualar. Estoy seguro de que ya conoces este punto al presenciar el esplendor del Clan Fénix del Sur.

“Gracias por tu amabilidad, pero no tengo ningún interés en el Clan Jiang”. Qin Wentian respondió.

“No eres el discípulo del Señor Emperador Mil Transformaciones”. Jiang Ziyu de repente agregó.

“Cree lo que quieras”. Qin Wentian respondió con indiferencia.

“No hay necesidad de intentar ocultar cosas, ya sé la respuesta”. La sonrisa de Jiang Ziyu era insondable y misteriosa. Qin Wentian se miró a los ojos, solo para sentir que Jiang Ziyu era un individuo extremadamente difícil de manejar. ¿Podría ser lo que dijo Nanhuang Shengge? Jiang Ziyu cultivó la Técnica Divina de Visión Celestial y pudo ver más allá de todas las ilusiones. Incluso podía descifrar los pensamientos de las personas. Si esto es cierto, esto es simplemente demasiado aterrador.

Nanhuang Shengge había estado escuchando su conversación. Kong Ye estaba a su lado y descubrió que aunque Kong Ye ya era considerado un Elegido del Cielo de nivel máximo en la Región Sur, aún era inferior a los dos jóvenes ante sus ojos. Qin Wentian derrotó a Kong Ye con una base de cultivo en el primer nivel de Fundación Inmortal y Jiang Ziyu era insondable, incluso capaz de comprender los secretos ocultos en las hojas de parasol. Su destreza de combate también fue extremadamente aterradora.

Parece que Jiang Ziyu podría ser considerado un genio a nivel demoníaco entre el Clan Jiang de esta generación. Él debe estar deambulando por los reinos inmortales para templarse y pensar que realmente elegiría a su Clan Fénix del Sur como el lugar para hacerlo. Tal temperamento era de hecho algo temible.

Una vez que este hombre madure, seguramente sería un personaje aterrador del Clan Jiang.

Naturalmente, en comparación con Jiang Ziyu, Qin Wentian incluso la hizo sentir más sorprendida. Después de todo, Jiang Ziyu era una élite de un clan antiguo y tenía la crianza y la protección de ellos. Sin embargo, Qin Wentian no tenía ninguno de ellos; sin embargo, él tenía ese potencial. En el futuro, definitivamente sería alguien que anunció en una nueva era.

En este momento, una luz brillante irradió abruptamente. Qin Wentian inclinó la cabeza y miró al aire. Chispas de motas de luz de color rojo llovieron, iluminando todo este espacio. La escalera que Nanhuang Yunxi formó a partir de su comprensión ya se ha completado y alcanzó la cima del antiguo árbol de parasol.

A Nanhuang Qingruo todavía le faltaba un poco al final. Sus ojos se llenaron de decepción cuando levantó la vista en el aire. ¿Había fallado al final a pesar de que ya había llegado a este paso?

Un rayo de fuego descendió del cielo, quemando las escaleras en cenizas. Nanhuang Qingruo no tuvo más remedio que descender de nuevo al suelo. Unos momentos más tarde, apareció en el lugar donde estaban Qin Wentian y los demás. Se paró junto a Jiang Ziyu y sus bellos ojos miraron a Qin Wentian. Sin embargo, una sonrisa ligera se podía ver en su rostro mientras hablaba, “Sir Qin es tan increíble, has logrado proteger a la hermana Yunxi hasta el final, otorgándole el puesto de Sucesora Sagrada”.

“¿Santa Doncella Qingruo cree que es así?” Preguntó Qin Wentian. Luego continuó: “En última instancia, Nanhuang Yunxi aún dependía de sí misma para convertirse en la Sucesora Sagrada. Sus habilidades de comprensión son una de las más fuertes entre las doncellas y ella lideraba a cada paso. Lo que puedo hacer es brindar protección contra las perturbaciones. Si Santa Doncella Qingruo superara a Nanhuang Yunxi antes y con Jiang Ziyu aquí para protegerte, yo tampoco podría evitar que llegues a la cima”.

“Tus palabras sí contienen lógica, pero no debes minimizar la cantidad de utilidad que pueden brindar los protectores. Shengge es una de las doncellas con mayor comprensión, pero ¿acaso no está también fuera de la carrera al final?” Nanhuang Qingruo sonrió, sus palabras causaron que Kong Ye tuviera una expresión de culpa en su rostro. Fue por su derrota, lo que implicó a Nanhuang Shengge al fracaso.

“Eso ya pasó. Hermana Qingruo, no hay necesidad de continuar más”. A Nanhuang Shengge no le importó y sonrió. Qin Wentian podía ver las sonrisas en los ojos de estas dos doncellas, suspiró en silencio, admirado por lo extraordinario que es el Clan Fénix del Sur. Estas dos Santas Doncellas fueron las supremas Elegidas del Cielo  y ciertamente tendrían logros ilustres en el futuro.

“Está bien, no voy a decir más, pero realmente quiero subir y echar un vistazo”. Nanhuang Qingruo miró hacia la cima del gigantesco árbol de parasol. Sus ojos estaban llenos de insinuaciones de amargura escondida mientras miraba a Qin Wentian, pero su belleza hizo que Qin Wentian tragara saliva en silencio.

Todas las Santas Doncellas del Clan Fénix del Sur eran bellezas celestiales. Esto fue especialmente así para Nanhuang Yunxi y las dos Santas Doncellas ante él. Eran las más hermosas del grupo. Además, Qin Wentian se sintió un poco culpable frente a Nanhuang Qingruo y Nanhuang Shengge. Esto fue especialmente cierto cuando vio la mirada en los ojos de Nanhuang Qingruo, era como si supiera algo. Qin Wentian no se atrevió a unir miradas con ella por más tiempo.

Y mientras hablaban, Nanhuang Yunxi ascendió a la cima del gigantesco árbol de parasol. Ella vino con un corazón lleno de adoración, sus ojos se volvieron hacia adelante mientras su corazón latía rápidamente, involuntariamente.

De hecho, Nanhuang Yunxi estaba jadeando.

“No hay necesidad de estar nerviosa”. Una voz etérea que parecía proceder de la era primordial se desplazó a los oídos de Nanhuang Yunxi. El latido de su corazón se aceleró aún más cuando escuchó esas palabras. En la distancia, había otro árbol dorado brillante y justo en frente de ese antiguo árbol dorado, un verdadero fénix vivo estaba realmente presente. Este fénix estaba cubierto de fuego, sus alas resplandecían y grácilmente, exudando un aura de pureza. Sus ojos estaban llenos de sabiduría, como si fuera capaz de ver a través de los misterios del mundo.

“¿Eres el antepasado de mi Clan Fénix del Sur?” Nanhuang Yunxi preguntó en voz baja. En las tierras ancestrales, en realidad hay un fénix de vida real aquí. ¿Qué impactante fue esto?

“Se me puede considerar así. He existido junto con el Clan Fénix del Sur desde el principio”. Aunque el fénix antiguo estaba ante ella, su voz era incomparablemente etérea. Nanhuang Yunxi podía sentir una dulzura en los ojos del fénix, dándole un sentimiento sereno.

“Hija, tu Fundación Inmortal es casi perfecta. Estás a un paso de establecer la Fundación Inmortal perfecta Santa. En este momento, si no tuviste encuentros afortunados, es imposible establecer esa Fundación. También, puedo sentir que tu cuerpo carnal ya se ha sometido a un bautismo”. El fénix habló. Nanhuang Yunxi asintió mientras respondía: “Cuando estaba en la Ciudad Emperadores Ancestrales, tuve una buena suerte y mi cuerpo fue bautizado por la Luminosidad Sagrada. No solo eso, también aprendí de un método para establecer la Fundación Inmortal de grado Santo”.

“La persona que actúa como tu protector debe ser lo mismo que tú. Ustedes deben haber encontrado la misma suerte en el mismo lugar, ¿cierto?” El ancestral fénix preguntó.

“Sí”. Nanhuang Yunxi asintió.

“No está mal”. El fénix sonrió. Después de eso, ella preguntó: “¿Estás enamorada de él?”

Nanhuang Yunxi se congeló. Sus bellos ojos miraban al ancestral fénix que tenía delante. ¿Estaba enamorada de Qin Wentian?

Antes de conocer a Qin Wentian en la Ciudad Emperadores Ancestrales, realmente nunca había pensado que se enamoraría de alguien. Pero, ¿y ahora?

“Dímelo con tu corazón. Esto es muy importante. La Emperatriz Nanhuang no puede casarse con extraños, a menos que esté dispuesto a casarse con nuestro clan”. El fénix ancestral habló suavemente. Nanhuang Yunxi guardó silencio por unos momentos antes de dar su respuesta.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente