Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

AGM – CAP 1037 – Asistiendo al Banquete

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

El joven agitó su mano, deteniendo a su subordinado y reprendiéndolo, “Tú, cállate. Como el Clan Fénix del Sur tiene estas reglas, naturalmente, no permitirán que la gente las rompa tan fácilmente. Esta ciudad está bajo el control total del Clan Fénix del Sur”.

“Sí”. Ese subordinado se inclinó, bajando la cabeza, sin atreverse a decir nada más. El joven sonrió y miró a Qin Wentian. “Soy Rong Xiao del Clan Rong. Realmente admiro esta Ave Bermellón desde el fondo de mi corazón. Como dijo que eres su Maestro, naturalmente, puedes cambiarla. Hermano, ¿por qué no me das algo de cara? No será en tu desventaja e incluso podemos ser amigos”.

Aunque el tono de este joven era cortés, Qin Wentian y Jun Mengchen ambos se sintieron disgustados al escuchar sus palabras. Al informar el nombre de su propio clan, ¿quiso alardear de su estatus?

“Oh, entonces es Rong Xiao del Clan Rong”. Qin Wentian actuó como si de repente tuviera una revelación. El joven sonrió e inclinó levemente la cabeza con orgullo.

“Disculpa, nunca antes había oído hablar de ti”, continuó Qin Wentian, y sus palabras hicieron que la sonrisa en la cara de Rong Xiao se tornara antinatural y rígida. ¿Qin Wentian lo estaba engañando?

“Además, mi Sénior hermano también es un huésped invitado por el Clan Fénix del Sur. No pienses que eres tan bueno. Deja de sobreestimarte y piérdete”. El temperamento de Jun Mengchen fue tan explosivo como antes. Él realmente no era aficionado a este joven. Qin Wentian estuvo de acuerdo en silencio con sus palabras, sonriendo fríamente a la gente ante sus ojos. Ni siquiera podía molestarse en responderle a Rong Xiao. ¿Tratando a Lianyu como una mercancía? Incluso si esto no era más que una discusión, todavía era una humillación para Lianyu.

El joven frunció el ceño. Echó un vistazo a Qin Wentian. Él realmente debe tener un buen temperamento, a pesar de haber sido maldecido y haberle dicho que se pierda, aún conservaba su temperamento.

“Entonces resulta que el hermano Qin también está aquí por una invitación. Rong Xiao era demasiado presuntuoso. En ese caso, te veré nuevamente en el banquete”, dijo Rong Xiao indiferente antes de alejar a sus subordinados.

“Qué arrogante”, declaró desconsolado Jun Mengchen.

Qin Wentian miró a Lianyu, solo para ver que el semblante de Lianyu se había vuelto frío. Él se acercó y le dio unas palmaditas en el hombro. “Lianyu, solo llámame Gran Hermano Qin a partir de ahora. No quiero que te refieras a mi como tu Maestro. Si te niegas a obedecerme, no permitiré que me sigas en el futuro”.

Lainyu miró a Qin Wentian con una expresión de reproche en sus ojos. Sus ojos encantadores eran extremadamente cautivadores, causando que Qin Wentian lamente el hecho de que su tono era demasiado estricto. Sin embargo, esta pequeña niña se negó a escuchar, por lo que no tuvo más remedio que hablar con ella de una manera tan inflexible.

“Sí, Maestro”, respondió Lianyu lastimosamente.

“¿Sigues refiriéndome a mí como tu Maestro?” Qin Wentian hizo una mueca. La boca de Lianyu se crispó cuando ella llamó vacilante, “Gran Hermano Qin”.

“Bien”. La expresión de Qin Wentian se volvió suave mientras revolvía el cabello de Lianyu. Esto hizo que Lianyu lo mirara aturdida mientras ella se reía vertiginosamente. Ella naturalmente entendió que Qin Wentian estaba haciendo esto para tratarla como una de sus verdaderas amigas.

“Vamos. Aprovechemos nuestro tiempo y recorramos las calles de esta ciudad”. Qin Wentian se volvió. Los tres navegaron/exploraron las calles juntos, y así, otros tres jóvenes extraordinarios recorrieron las antiguas calles de la Ciudad Inmortal Fénix del Sur. Los dos jóvenes eran extremadamente apuestos, y la joven tenía un encanto demoníaco. Atraían mucha atención a donde quiera que iban.

“Sénior hermano, esta ciudad inmortal es realmente extremadamente próspera. Anteriormente, incluso vi algunas técnicas innatas rango rey inmortal a la venta”, dijo Jun Mengchen mientras se mezclaban con la multitud.

“Debes saber que aquellos que podrían abrir una tienda de esa envergadura en la Ciudad Inmortal Fénix del Sur seguramente tendrán un estatus o reputación ilustre. Estoy seguro de que la potencia detrás de esa tienda en este momento debe tener Reyes Inmortales dentro de sus filas. Para nosotros en el Reino Fundación Inmortal, ya necesitamos tantos recursos para avanzar al siguiente nivel. Si los Reyes Inmortales desean ser más fuertes, naturalmente, no debe faltarles dinero y tesoros valiosos. Por lo tanto, no es extraño que pongan sus técnicas innatas a la venta”.

“Eso es cierto. De todos modos, Sénior hermano, mira allá. Hay tantos clientes, y esa tienda parece estar vendiendo armas inmortales”. Jun Mengchen señaló hacia adelante. Luego procedieron a la tienda y examinaron sus mercancías. Lianyu notó un tesoro, y sus hermosos ojos brillaban con una luz radiante mientras murmuraba: “Qué lindo”.

Qin Wentian volvió su atención, y también se sorprendió. El tesoro que Lianyu estaba mirando era una túnica de rango inmortal que podía expandirse y contraerse a voluntad, fusionándose con la carne de uno. A pesar de la textura suave y sedosa del material, se jactó de un inmenso poder defensivo. El diseño de la túnica también cumplía los criterios de hacer lucir bella a una mujer, sin ser agraviada por pesadas y feas armaduras. Naturalmente, este tesoro llamó la atención de varios inmortales.

“Qué lujoso”. Jun Mengchen suspiró de admiración, impresionado por las majestuosas delicias que esta ciudad inmortal tenía para ofrecer.

“¿Te gusta?” Qin Wentian se volvió hacia Lianyu mientras sonreía.

Lianyu miró a Qin Wentian de una manera avergonzada antes de asentir con la cabeza tímidamente. Sin embargo, Qin Wentian estaba extremadamente feliz. Lianyu se estaba volviendo más humana con el paso de los días. Fue algo bueno. Esto significaba que realmente había evolucionado del cuerpo espiritual con el que había nacido.

“Vamos a comprarla entonces”. Qin Wentian sonrió. Sin esperar su respuesta, instantáneamente llevó la túnica al mostrador y pagó por ella.

Poco después, los tres salieron de la tienda. Lianyu estaba cubierta con la nueva túnica, que era de color rojo fuego. Los hilos de las túnicas parecían estar hechos de las plumas de un fénix. Eran finos y exquisitos, acentuando por completo la figura de Lianyu, emanando gracia y elegancia, así como un sentido de nobleza.

“Gran Hermano Qin, esta túnica es muy cara. Cuesta aproximadamente el mismo precio que diez tesoros inmortales”. Aunque a Lianyu le gustaba mucho, todavía sentía dolor en su corazón a costa de eso.

“Es un asunto simple si quiero tener armas inmortales. Puedo usar la Ciudad Piaoxue para forjar algunas en el futuro. Lianyu, es raro encontrar algo que te guste. Todavía no te he regalado ningún presente por romper a la inmortalidad. Considera este mi regalo”. Qin Wentian se rió.

“También compraste otras dos túnicas similares… Una de ellas debe ser para la Princesa Qing’er, mientras que la otra es para la cuñada Qingcheng ¿verdad?” Jun Mengchen, que estaba al lado de Qin Wentian, comenzó a reír. Su Sénior hermano era realmente increíble. No es de extrañar que haya tantas bellezas junto a él.

“Haha, puedes ser considerado inteligente”. Qin Wentian sonrió. “Está bien, hemos estado recorriendo las calles durante bastante tiempo. Mañana es el día del banquete, así que regresemos a nuestra posada para descansar primero”.

“Ai, cada centímetro de esta ciudad parece estar pavimentado con oro. Las tarifas de la posada son escandalosas también. Es básicamente imposible para la gente común pagar las tarifas, por lo que solo pueden elegir dormir al aire libre en las calles”.

“Las reglas de los reinos inmortales son como tales. Solo los expertos están calificados para recibir tratamiento preferencial y recursos de cultivo. Si te estableciste aquí, el Clan Fénix del Sur sería responsable de la protección de la ciudad”.

“Es verdad”. Jun Mengchen asintió. Después de regresar a la posada, se sentaron allí y disfrutaron de sus bebidas, mirando a la multitud de abajo. En estos días, se podía ver a más y más personas en esta zona de la ciudad. Evidentemente, había muchas personas que amaban el entretenimiento y querían saber más sobre el banquete inmortal. Naturalmente, también había quienes habían sido invitados.

En este momento, en la Posada Lutian, apareció un grupo de personas. Al ver a esta gente, los ojos de muchos en la posada brillaron con nitidez.

“Son del Clan Shen. Shen Yi del Clan Shen es el Elegido del Cielo. Escuché que fue invitado por el Clan Fénix del Sur. ¿Podría ser ese joven a la cabeza?” Las miradas de la multitud se volvieron hacia un joven vestido de blanco. Este joven tenía un abanico de plumas en la mano, con una apariencia hermosa que emanaba elegancia. En el momento en que entró a la posada, sus subordinados inmediatamente encontraron una mesa y comenzaron a ordenar sus platos. Shen Yi comenzó a mirar alrededor, admirando el paisaje. Sus ojos se detuvieron cuando su mirada aterrizó en Lianyu, luego brilló con luz mientras le sonreía antes de apartar la mirada.

“Las bellezas naturalmente atraerán la atención. Esta belleza aquí tiene un aura refinada y noble. Debe ser de un entorno extraordinario. El joven a su lado también emana un aire extraordinario”. La multitud notó la mirada de Shen Yi mientras comentaban en voz baja.

“Pero no importa cuán extraordinario sea ese joven, ¿cómo se puede comparar con Shen Yi? Él es el joven maestro del Clan Shen, y él es monstruosamente talentoso. En el pasado, me enteré de que una vez obtuvo el puesto de posicionado No. 3 de la Clasificación Ascensión Inmortal en la Ciudad Emperadores Ancestrales”.

“Sí. Lo más probable es que Shen Yi pueda perseguir fácilmente a esa joven si así lo desea”. Mucha gente comenzó a discutir sobre los dos. A Qin Wentian no le importó. Sonrió al ver la irritación de Lianyu cuando añadió: “Las mujeres hermosas se convierten en el punto focal sin importar a dónde vayan. Lianyu, deberías ser feliz en su lugar. Esto demuestra que tienes gran encanto y carisma”.

“No estoy interesada”, dijo Lianyu con frialdad. Las personas que vinieron a Ciudad Inmortal Fénix del Sur podrían ser extremadamente audaces con sus palabras debido a las reglas de la ciudad y su seguridad impuesta.

“Hermano Shen, ¿por qué bebes vino solo?” En este momento, una voz se desvió mientras varias figuras descendían del aire. La persona que hablaba estaba vestida con túnicas de oro brillante, luciendo incomparablemente llamativa.

“Gente de la Tribu Dorada”. Todos miraron a los expertos que acababan de aparecer. Todos estaban vestidos con túnicas y armaduras de oro, brillando con una luz dorada que era extremadamente resplandeciente y deslumbrante de ver. No importa a dónde fueran, su existencia sería la más deslumbrante. Estos simbolizaron a las personas de la Raza Dorada.

“La Tribu Dorada estableció su propio imperio inmortal y es extremadamente poderosa. Aparentemente, algún príncipe de su imperio fue invitado aquí al banquete inmortal del Clan Fénix del Sur. Hay tantos genios aquí, va a ser extremadamente animado”.

“Parece que muchas potencias rango emperador inmortal en la región sur también invitaron a sus discípulos. Esta vez, me pregunto cuál de las Santas Doncellas terminará vencedora al final”.

Todos estaban sumidos en una acalorada discusión. Jun Mengchen miró a Qin Wentian mientras decía en voz baja, “¿Es realmente como dicen los rumores?”

“Tal vez, mañana lo sepamos con certeza. Volvamos”, afirmó Qin Wentian. Lianyu se levantó al instante y lo siguió. Jun Mengchen inicialmente quería quedarse por un tiempo. Pero cuando vio que Qin Wentian no tenía interés, también se volvió y se fue con él.

A la mañana siguiente, los tres salieron de la posada y se dirigieron directamente al Clan Fénix del Sur. En el camino, se encontraron con muchos grupos temibles de expertos. Al igual que los rumores, la gente de la mayoría de las principales potencias de la región sur se había reunido aquí.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Deja un comentario