Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

AGM – CAP 1033 – Muerte de Yan Yuan

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

El rostro del Emperador Inmortal Sabio Oriental se volvió extremadamente feo cuando vio esto. Al Rey Inmortal Yan Yuan un general de guerra bajo su mando y, como tal, era alguien extremadamente poderoso. Sin embargo, Bai Wuya en realidad lo había suprimido tanto que ahora estaba en peligro de morir.

“Sal de este lugar”, dijo el Emperador Inmortal Sabio Oriental. Incluso él no tenía tanta gente del mismo calibre como el Rey Inmortal Yan Yuan entre sus fuerzas. Sería un desperdicio si Yan Yuan pierde su vida aquí.

“Lo entiendo, Su Majestad”, respondió el Rey Inmortal Yan Yuan, pero su expresión permaneció extremadamente antiestética. Huir después de ser derrotado. Para él, fue una humillación intensa.

Bai Wuya frunció el ceño levemente. Él manifestó un camino inmortal y se lanzó hacia el Rey Inmortal Yan Yuan.

“¡Rumble!” Un temible abismo apareció, y el Rey Inmortal Yan Yuan entró instantáneamente en él, con la intención de usarlo como un pasaje dimensional para desaparecer por completo.

Bai Wuya hizo circular su Fuerza Inmortal al máximo y envolvió todo el abismo. Cortó el abismo en dos, causando que el Rey Inmortal Yan Yuan rugiera en agonía. Sus ojos se llenaron con las llamas de una furia altísima, y ​​sacó un tesoro tipo Espacial para abandonar el área.

“… Chi…” Los ojos detrás de Bai Wuya tenían un poder sin igual. Encerró las fluctuaciones espaciales en el área, forzando a la fuerza la Ley Espacial. El espacio alrededor del área comenzó a convulsionar. El Rey Inmortal Yan Yuan luchó, pero aún no pudo escabullirse. Era imposible para él escapar.

“Bai Wuya”. El Rey Inmortal Yan Yuan estaba lleno de luz ilimitada. La Fuerza Inmortal de Bai Wuya lo encerró por completo. Con un ataque con los dedos, se escuchó un sonido agudo que dañó el cuerpo del Rey Inmortal Yan Yuan y sus huesos de runas. La sangre fluía de las heridas de su cuerpo, goteando hacia el mundo interno de abajo.

“BAI WUYA, ¿TE ATREVES A MATARLO?” En el aire, los ojos del Emperador Inmortal Sabio Oriental brillaron con intenciones asesinas. Bai Wuya en realidad estaba apuntando a la vida del Rey Inmortal Yan Yuan.

Innumerables personas en el mundo interno observaban esta impactante batalla inmortal mientras el gran asombro de las olas retumbaba en sus corazones. Sintieron que su sangre se calentaba y los atravesaba. Este Emperador Inmortal Sabio Oriental era insensible y cruel, tratando a todos los de un mundo interno como si fueran malas hierbas o insectos. Todos querían que esta persona muriera, rezando para que sus fuerzas fueran derrotadas. Ahora que veían el esplendor del Rey Inmortal de túnica blanca, todos naturalmente estaban muy emocionados.

“Eres solo una proyección formada por el sentido inmortal, ¿y también quieres amenazar a Bai Wuya?” El Señor Emperador Mil Transformaciones miró la proyección del Sabio Oriental mientras hablaba fríamente. “Además, ¿qué pasaría si tu verdadero yo estuviera aquí? En una batalla entre nuestras fuerzas, ninguno de nosotros debería actuar. Incluso si tu ser real está aquí, solo podrías ver como muere Yan Yuan”.

La regla oculta de los reinos inmortales: para esta guerra entre el Portal Inmortal Sabio Oriental y el Portal Inmortal Mil Transformaciones, los Emperadores Inmortales no podían actuar a menos que estuvieran en momentos verdaderamente críticos. De lo contrario, si el Emperador Inmortal Sabio Oriental intentara matar a los expertos en Fundación Inmortal y a los Reyes Inmortales del Portal Inmortal Mil Transformaciones, entonces el Señor Emperador Mil Transformaciones podría hacer lo mismo. Si esto continuaba, el hecho era que ambas sectas serían aniquiladas, dejándolos solo a las dos. Sería completamente sin sentido.

El Rey Inmortal Yan Yuan todavía estaba luchando. Había sacado un arma inmortal, pero a su nivel de cultivación y de Bai Wuya, era un gesto inútil a menos que el tesoro fuera algo extremadamente desafiante. Sus acciones solo podrían terminar en una lucha fútil.

El Rey Inmortal Que Yue había estado siguiendo de cerca la batalla de Bai Wuya y Yan Yuan, listo para ayudar en cualquier momento. Bai Wuya y Yan Yuan se movían demasiado rápido, y solo podía seguir detrás de lo mejor de sus capacidades. Sin embargo, pronto descubrió que la situación ya era irreversible y, por lo tanto, dudó. Si continuaba apresurándose y ayudando al Rey Inmortal Yan Yuan, ¿qué pasaría después de que Bai Wuya asesinara a Yan Yuan? ¿Sería él el próximo objetivo de Bai Wuya?

Normalmente, estos Reyes Inmortales siempre parecían tan sublimes e invencibles. Pero eso era solo para la gente debajo de ellos. Pero en tiempos de verdadero peligro, todos actuarían con cautela y cuidaría de sí mismos. Después de cultivar durante tanto tiempo y alcanzar su estado actual, tenían todo lo que querían: autoridad, fama, mujeres. ¿Cómo podrían esos personajes soportar la muerte?

La fuerza de Bai Wuya pronto hizo que el Rey Inmortal Que Yue sintiera miedo en su corazón. Bai Wuya había sometido a Yan Yuan por completo, y Yan Yuan ni siquiera tenía la capacidad de huir. Bai Wuya era demasiado aterrador.

“¡ARGH!” Un grito de miseria sacudió los Cielos y la Tierra, y resonó fuertemente en el espacio de este mundo interno. Incluso los otros Reyes Inmortales que aún estaban en combate sintieron que sus corazones temblaban cuando escucharon ese grito, ese sonido de agonía provenía del Rey Inmortal Yan Yuan. Observando con sus sentidos inmortales, descubrieron que el Rey Inmortal Yan Yuan estaba sangrando por numerosas heridas. Los huesos de runa dentro de su cuerpo estaban completamente rajados, y su vida estaba goteando lentamente.

Finalmente, Bai Wuya descendió para pararse frente a Yan Yuan. Él arremetió con su palma, golpeando el corazón de Yan Yuan, arrancando otro grito del Rey Inmortal Yan Yuan. Su cuerpo explotó y su sangre cayó del cielo. Sus huesos de runas se habían roto en innumerables pedazos mientras caían al suelo. El Rey Inmortal Yan Yuan intentó enviar su conciencia a una hebra de su sentido inmortal, pero Bai Wuya la envolvió y la eliminó directamente. A menos que el Rey Inmortal Yan Yuan tuviese hebras de sentido inmortal en otros lugares, significaría su muerte segura, y él había desaparecido completamente de este mundo.

Además, incluso si tuviera otras hebras de sentido inmortal en otra parte, con el tiempo se disiparían con la activación.

En el mundo interno, gotas de la sangre del Rey Inmortal Yan Yuan salpican la tierra. La gente de este mundo interno sintió una fuerza aterradora que impregnaba la región y no pudieron evitar evadirse de la zona. Las gotitas se transformaron en un lago de sangre que contenía un poder inmenso varias veces más fuerte que otros supuestos genios con habilidades de línea de sangre. Y cuando los huesos de runas astilladas cayeron al suelo, las personas de abajo se enloquecieron instantáneamente mientras peleaban entre sí por una pieza. Todos sabían que los huesos de los inmortales eran tesoros codiciados por todos.

Cada pulgada del cuerpo del Rey Inmortal Yan Yuan era un tesoro supremo para la gente de mundos internos.

“Realmente lo mató”. Muchos Reyes Inmortales en el campo de batalla sintieron temblar sus corazones.

El Rey Inmortal Yan Yuan, un general de guerra bajo el Emperador Inmortal Sabio Oriental, había muerto hoy aquí.

La muerte de un Rey Inmortal se consideraba una ocurrencia normal, y no se sorprenderían por ello. Pero ahora, el que murió fue el Rey Inmortal Yan Yuan.

Bai Wuya había provocado su muerte de una manera tan dominante. En este lugar, ¿había siquiera otro Rey Inmortal que pudiera enfrentarse a Bai Wuya?

Un experto supremo tendría la capacidad de controlar la situación en batallas inmortales.

Bai Wuya luego se dio vuelta y dio un paso adelante, moviéndose hacia la dirección del Rey Inmortal Que Yue. En este momento, los ojos del Rey Inmortal Que Yue se crisparon. Bajo la mirada atónita de la multitud de abajo, el Rey Inmortal Que Yue eligió no luchar, y huyó.

“¡BASTARDO!” La expresión del Emperador Inmortal Sabio Oriental se volvió cenicienta. Un Rey Inmortal que se había hecho un nombre incontable años atrás realmente se estaba girando para huir en vez de enfrentarse a Bai Wuya.

Sin embargo, desde la perspectiva del Rey Inmortal Que Yue, fue una decisión que surgió del sentido común. Sabía que su fuerza era inferior a la de Yan Yuan, y Bai Wuya había vencido sin esfuerzo a Yan Yuan hasta el punto en que carecía de la capacidad de escapar.

Bai Wuya eligió no perseguir al Rey Inmortal Que Yue e inmediatamente se unió a las otras batallas. Inicialmente, el Portal Inmortal Mil Transformaciones se había enfrentado a una situación peligrosa, pero con los refuerzos del Señor Sable de la Muerte, esa presión se había aligerado considerablemente. Después de todo, el Señor Sable de la Muerte había venido del Mundo Talismán Celestial. Aunque no era tan sobresaliente como Bai Wuya, era una simple cuestión para él luchar contra los Reyes Inmortales ordinarios. El sable en sus manos se parecía al sable de un dios de la muerte, un arma extremadamente peligrosa contra la cual luchar.

Pero aun así, muchos expertos del Portal Inmortal Mil Transformaciones sufrieron heridas y dos Reyes Inmortales ya habían caído. Qin Wentian y Lin Xian’er sintieron temblar sus corazones mientras observaban la batalla. Esta inmortal carnicería era demasiado temible si incluso los Reyes Inmortales habían sucumbido a la muerte.

Por ejemplo, alguien tan poderoso como el Rey Inmortal Yan Yuan, que había servido bajo el Emperador Inmortal Sabio Oriental, también había muerto en esta batalla.

Bai Wuya se unió a una batalla al azar, y barrió su Fuerza Inmortal para envolver instantáneamente a un Rey Inmortal. Ese Rey Inmortal sintió una gran presión sobre él mientras una energía mística invadía su cuerpo.

Bai Wuya se transformó en un fantasma, moviéndose tan rápido que aparecieron varias imágenes secundarias. Pronto, otro Rey Inmortal murió, y la escena conmocionó profundamente los corazones de los espectadores.

El semblante del Emperador Inmortal Sabio Oriental se hizo cada vez más y más feo. En la superficie, la destreza de combate de su Portal Inmortal Sabio Oriental estaba en ventaja, pero en realidad, Bai Wuya por si mismo había cambiado el rumbo de la guerra. Nadie aquí podría ganar contra Bai Wuya.

“¡Retirada!” El Emperador Inmortal Sabio Oriental era un hombre de decisión extrema. Una vez que vio que no tenían forma de destruir a los del Portal Inmortal Mil Transformaciones, instantáneamente dio la orden de retirarse. Todos los Reyes Inmortales se reunieron en el aire y rápidamente se elevaron hacia el cielo.

Bai Wuya no los persiguió. Estaba solo, y no importaba su fuerza, sería imposible para él luchar contra todos los Reyes Inmortales del enemigo.

Muy pronto, los Reyes Inmortales del Portal Inmortal Sabio Oriental se retiraron a un punto más alto. Sus rostros estaban helados mientras miraban a los que estaban abajo. Después de lo cual, cada uno se transformó en rayos de luz y salieron disparados hacia el horizonte. La proyección del Emperador Inmortal Sabio Oriental aún permanecía, mirando con frialdad a Bai Wuya.

Bai Wuya por si solo había cambiado el rumbo de toda esta batalla.

“Dongshen, parece que tus preparativos aún están lejos de ser suficientes”. El Señor Emperador Mil Transformaciones rió burlonamente.

“Hmph”. El Emperador Inmortal Sabio Oriental resopló fríamente. Miró a Bai Wuya. “Considera mi descuido con respecto a esta batalla. La próxima vez, definitivamente será imposible que tu Portal Inmortal Mil Transformaciones tenga la suerte de retirarse ilesa”.

“¿Suerte?” El Señor Emperador Mil Transformaciones rió fríamente. La imagen del Emperador Inmortal Sabio Oriental gradualmente se hizo más débil, antes de que desapareciera por completo.

La presión que agobiaba a todos en este mundo finalmente se había disipado. La guerra inmortal había terminado, y la gente de este mundo interno podía pararse derecha y dar un suspiro de alivio. Todo había terminado. Sentían como si acabaran de escapar de cierta calamidad. Se podían ver rastros de destrucción en todas partes, y muchas personas intentaron huir del peligro mortal, pero fue en vano. Las réplicas de una batalla inmortal podrían erradicar por completo vastas extensiones de tierra en un mundo interno.

No muchos Reyes Inmortales habían muerto en esta batalla, pero no se podía decir lo mismo de muchos de los habitantes del mundo interno.

Afortunadamente, el cruel Emperador Inmortal Sabio Oriental había sido rechazado. Siempre grabarían el nombre de este tirano en sus memorias. Un día, si pudieran alcanzar el mismo reino de cultivación que él, definitivamente se vengarían.

Del mismo modo, la gente de este mundo también recordaría el nombre del Rey Inmortal de túnica blanca, Bai Wuya. Su recuerdo de él sería de una naturaleza diferente, nadie olvidaría su imponencia y magnificencia en esa batalla.

Esa batalla podría considerarse un bautismo para la gente de este mundo, permitiéndoles ver sus propias circunstancias más claramente, y así inculcarles una mayor sed de poder.

“La Asociación Río Estrella y el Portal Inmortal Sabio Oriental unieron fuerzas y nos tendieron una emboscada. ¡Vamos a exterminar todas las ramas de la Asociación Río Estrella en este mundo interno antes de irnos!” El Señor Emperador Mil Transformaciones ordenó fríamente. Los Reyes Inmortales inmediatamente llevaron sus fuerzas a varias partes de este mundo y regresaron después de un tiempo. La Asociación Río Estrella había desaparecido por completo de este mundo interno.

“Wentian, sígueme de vuelta a los reinos inmortales. Creo que es mejor para ti retener temporalmente el contacto con este mundo interno. Independientemente del Portal Inmortal Sabio Oriental o la Asociación Río Estrella, este mundo interno es simplemente como una hormiga para ellos. No les importará demasiado. Sus acciones de hoy fueron el resultado de querer atacarte a ti y al Portal Inmortal Mil Transformaciones. Mientras rompas la conexión entre ti y este mundo interno, gradualmente pasarán por alto este lugar”, afirmó el Señor Emperador Mil Transformaciones.

“Mhm, está bien”. Qin Wentian asintió.

“Regresen”. El Señor Emperador Mil Transformaciones dio la orden, y todos se retiraron. Bai Wuya caminó hacia el lado de Qin Wentian, trayendo a Qin Wentian junto con él. En el momento antes de que partieran, los ojos de Qin Wentian se llenaron de renuencia mientras miraba este mundo. Después de lo cual, se volvió para mirar el espacio estrellado con una expresión resuelta grabada en su rostro.

A partir de ahora, ¡él cortaría su conexión con este lugar y se enfocaría en los reinos inmortales!

Pagina Anterior
Pagina Siguiente