Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

AGM 1235 – Lu Xuejia Sale a la Batalla

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Juyu inclinó su cabeza, y al mirar la pantalla de luz formada por grafemas antiguos, la sorpresa apareció en su corazón.

Esos ojos profundos de ella miraron a Qin Wentian, solo para ver que las palmas de Qin Wentian eran como manos de dioses y demonios, golpeando sin cesar el tambor de guerra. Con cada explosión, el tambor de guerra vibraba violentamente como si fuera golpeado por un trueno, causando que más grafemas antiguos se manifestaran en el aire.

Lu Xuejia frunció el ceño. Sus caballeros protectores también hicieron sus movimientos, haciendo que los sonidos de los ecos de los tambores llenaran el aire. El Qi Diabólico sin límites se congregó, formando una espada diabólica que corta el cielo. El borde de esta espada era extremadamente delgado, como si pudiera cortar el espacio.

Cuando la espada descendió, la pantalla de luz formada por los grafemas antiguos en realidad se dividió. Sin embargo, esos grafemas antiguos contenían una dureza aterradora. A pesar de ser divididos en dos, todavía irradiaban una suprema presión supresora, combatiendo y neutralizando el poder de la espada diabólica.

Los caballeros protectores detrás de Juyu actuaron al mismo tiempo, lanzando sus contraataques hacia Lu Xuejia. Como Lu Xuejia quería atacarlos, solo podían defenderse.

En unos pocos momentos, todo el campo de batalla se ahogó en los ecos de los tambores de guerra. El Primer General Diablo se sentó tranquilamente en su carro de guerra y observó. Él ni siquiera necesitó actuar. Las tropas detrás de él eran del regimiento más fuerte aquí en la Secta Diablo Roca Negra, una existencia invencible.

El segundo clasificado, el General Carnicero de Sangre, también estaba esperando y mirando el campo de batalla con una cara llena de interés.

El tercer General Diablo miró a Huang Hanling a su lado y preguntó: “¿Deberíamos actuar para echarlos directamente del campo de batalla?”

“No hay prisa. Mi objetivo es su vida. Permitámosle llegar a la siguiente ronda”. Huang Hanling habló.

“Dado que este es el caso, lo haremos a tu manera”. Zong Yan habló. “Dile a Lu Xuejia que deje de atacar”.

“Sí”. Otro protector detrás de él obedeció la orden. Después de eso, golpeó su tambor, causando que se formara un dragón de llamas oscuras en un instante que se disparó hacia la dirección en que estaba Lu Xuejia. El semblante de Lu Xuajia se volvió rígido, sus delicadas manos luego explotaron en la superficie de su tambor mientras mataba al dragón de un solo golpe.

“Quiero que pase”. Zong Yan habló, sus palabras causaron que las expresiones de Lu Xuejia se volvieran antiestéticas. El tercer General Zong Yan fue verdaderamente tiránico. Quería que Qin Wentian pasara, por lo que le dijo que se detuviera.

Sin embargo, para evitar otro ataque de Zong Yan, Lu Xuejia detuvo sus ataques. Miró fríamente a Qin Wentian y Juyu. Sus ojos les decían que deberían agradecer a los dioses por su buena suerte. Lo que les permitió escapar de esta calamidad.

En este momento, hubo un General Diablo que fue derrotado en la batalla. Su tambor de guerra se hizo añicos mientras tosía sangre. Este General Diablo sería el nuevo clasificado #28.

“Parece que mi rango ha aumentado”. Juyu sonrió.

Qin Wentian lanzó una mirada en dirección a Zong Yan y Huang Hanling. Él, naturalmente, sabía que estos dos no lo estaban ayudando. Querían jugar con él hasta la muerte.

¿Le estaban permitiendo pasar esta ronda?

En ese caso, esperemos y veamos.

Más y más Generales Diablo fueron eliminados. Debido a la forma de dominación que el General de tercer rango, el General Zong Yan, intervino antes, no más Generales Diablo lanzaron un desafío a Juyu. Resultando en el hecho de que ella no estaba en los últimos catorce rangos cuando terminó esta ronda.

Esta vez, la Juyu clasificada #28 anteriormente, ahora estaba entre los catorce primeros.

Tal final realmente causó que Juyu se sintiera algo ridícula.

Los catorce generales que fueron eliminados se retiraron del campo de batalla.

La Formación del Diablo desapareció, dejando atrás a los catorce generales superiores.

En este momento, el Primer General Diablo abrió los ojos. Su mirada recorrió el campo de batalla mientras hablaba, “Siguiente, la segunda ronda será para seleccionar a los Generales Diablo desde el rango 8 al rango 14. Ustedes ya deberían conocer las reglas”.

“¿Cuáles son las reglas?” Qin Wentian transmitió su voz a Juyu.

“Batalla caótica”. La expresión de Juyu se tornó solemne. Ser capaz de ingresar a los primeros catorce rangos fue por suerte. Pero para la siguiente ronda, Huang Hanling y Lu Xuejia se dirigieron a ella. Probablemente, ella no podría avanzar más.

“Batalla caótica general. Los protectores lucharán contra los protectores y si un protector gana, pueden permanecer en el campo de batalla. Pero si todos los protectores bajo un general pierden, el General Diablo tuvo que entrar en el campo de batalla, derrotando al general oponente y sus tres protectores. Si el general fuera derrotado de nuevo, sería eliminado directamente. Pero, por supuesto, si ganara el general, el otro sería eliminado”. Juyu explicó.

“¿Significa también que si los protectores y su General Diablo perdieran, todos serían eliminados de esta ronda?” Preguntó Qin Wentian.

“Puedes entenderlo de esa manera”. Juyu asintió.

“Dado que este es el caso, ¿no sería interesante si un protector es más fuerte que un General Diablo?” Qin Wentian reflexionó en silencio. Sin embargo, tal situación probablemente no ocurriría normalmente. Si un protector fuera más fuerte que un General Diablo, ya habrían pensado en formas de reemplazar ese general, ¿cómo estarían dispuestos a luchar como protectores bajo alguien? A menos que fueran esos protectores de esos generales de alto rango. Eso aún podría ser posible.

Por ejemplo, para los protectores bajo el Primer General Diablo, era altamente probable que fueran más fuertes en comparación con los Generales Diablo en los últimos rangos. Pero a pesar de eso, prefieren elegir servir bajo el Primer General Diablo ya que habrá más beneficios. Aunque sus filas no eran más que protectores en la superficie, su fuerza no era más débil en comparación con algunos de los generales.

“También en esta batalla, puede haber situaciones donde ocurre la muerte. Si eres superado, simplemente admite la derrota antes”. Juyu transmitió su voz, recordándole a Qin Wentian.

“Lu Xuejia, uno de tus protectores parece haber sido elegido de improviso. Me temo que sería una desventaja para ti en el campo de batalla. Si estás dispuesta a pasar tiempo conmigo, puedo enviar uno de mis protectores para acabar con ese tipo. ¿Qué tal?” Situ tenía una sonrisa diabólica en su rostro mientras hablaba.

Los bellos ojos de Lu Xuejia miraron a Situ, “Los protectores no son Generales Diablo. Las batallas en esta ronda todavía son decididas por el General Diablo. Incluso si mis protectores son derrotados, aún puedo participar”.

“Juyu, debes saber a qué nivel está tu verdadera fortaleza. Esta ronda no es un lugar donde deberías estar. Dile a tus protectores que se den por vencidos en esta batalla y que se detengan de inmediato”. Un General Diablo no enmascaró su desdén y comentó groseramente. Juyu fue la General Diablo clasificada última, pero subió hasta aquí debido a la suerte. Debería ser hora de que se vaya.

“Te ayudaré a convertirte en uno de los siete mejores”. Qin Wentian le habló a Juyu, sus palabras causaron que la mirada de Juyu se congelara por un momento. Después de eso, solo vio a Qin Wentian saliendo. Cuando vio esta escena, una sonrisa apareció en su rostro mientras hablaba con el otro protector junto a ella, “También deberías unirte a él en la batalla”.

“A la orden”. Esa persona asintió y salió tras Qin Wentian.

“Has que tus protectores salgan”. Qin Wentian habló mientras miraba a Lu Xuejia.

La expresión de Lu Xuejia era glacial. Antes de esto, Qin Wentian ya mató a uno de sus protectores. En cuanto a sus otros protectores, lo más probable es que no sean su igual.

“Debes saber cómo lograste pasar la ronda anterior. ¿Pensar que realmente me seleccionaste como tu primer oponente? Haré que te arrepientas”. Lu Xuejia habló. Dos de sus protectores salieron, mirando a Qin Wentian con una expresión pesada en sus caras.

“¡BOOM!” El Qi Inmortal destructivo de Qin Wentian circuló frenéticamente. Una energía inmortal devastador de color negro se congregó y causó que una antigua alabarda se materializara en sus manos. Este color era del mismo color que su Constelación de la 8va Capa Celestial.

En este momento, Qin Wentian se despojó de todo su comportamiento de bajo perfil. El ahora exudaba un aura tiránica y extremadamente aguda.

Como este era un campo de batalla del Diablo, adoptaría la actitud de los expertos en el Dao del Diablo para reprimir a sus oponentes.

“¡RUMBLE!” Un aura temible brotó. En este momento, Qin Wentian era extremadamente fuerte. Aunque solo estaba en el séptimo nivel de Fundación Inmortal, su aura era tan poderosa como el cielo, lo que hacía temblar a los protectores bajo Lu Xuejia cuando lo sentían.

Qin Wentian salió, moviéndose hacia uno de sus protectores enemigos. Su antigua alabarda explotó con fuerza abrumadora. A medida que este ataque estalló, los vientos y las nubes cambiaron, la energía destructiva desencadenada colapsó todo, como una sangrienta boca que quería devorar la vida de su objetivo.

Ese protector rugió de furia. Todo su cuerpo estaba cubierto con una aterradora luz color sangre. Reunió la totalidad de su energía y la perforó con una fuerza temible.

Sin embargo, cuando se escuchó el sonido de una explosión, la primera luz se hizo añicos por completo. Esa aterradora alabarda exudaba un aura de destrucción pura, aniquilando todo. Un instante después, la alabarda se clavó en el cuerpo de ese protector, matándolo instantáneamente.

El semblante de Lu Xuejia cambió. Aunque sabía que sus protectores no tenían forma de derrotar a Qin Wentian, no esperaba perder tanto. Uno no pudo evitar decir que su decisión en aquel entonces de usar a Qin Wentian como uno de sus protectores, era extremadamente inteligente. Lamentablemente, tuvo un conflicto con el protector bajo el Tercer General Diablo.

Qin Wentian blandió su antigua alabarda y caminó hacia el otro protector. Ese protector se retiró apresuradamente y dijo con una cara pálida: “Admito la derrota”.

Dejando de lado la fuerza abrumadora de Qin Wentian, todavía tenía otro protector a su lado. Básicamente no había posibilidad de victoria, solo podía admitir la derrota.

Ese ataque dominante de Qin Wentian derrotó al protector de Lu Xuejia.

Qin Wentian era tan dominante porque quería decirle a estos Generales Diablo que si querían encontrar problemas, deberían tener cuidado. También se puede considerar como una respuesta a ese General Diablo que le dijo a Juyu que se fuera antes, queriendo que renunciara por su propia voluntad.

Y si querían eliminar a Lu Xuejia de la ronda, primero tenían que lidiar con sus caballeros protectores.

En este momento, sus protectores ya fueron derrotados.

Luego, Lu Xuejia necesitaba salir a la batalla.

El semblante de Lu Xuejia era como el hielo. Sus ojos miraron fríamente a Qin Wentian, “¿Estás lleno de renuencia porque te abandoné? Pero en la secta del Diablo, ¿de qué sirve esa emoción?”

Mientras hablaba, Lu Xuejia salió. Todo su cuerpo resplandecía con la ley de energía, mientras que el Qi Diabólico brotaba de ella. Su mirada era suficiente para causar terror en los corazones de quienes lo vieron.

Para esta batalla, Lu Xuejia necesitaba desafiar al General Diablo de la otra parte y a tres protectores. Podía elegir no pelear contra Qin Wentian y Juyu, pero a propósito lo hizo en su lugar.

“Juyu, ven aquí”. Lu Xuejia habló fríamente. Después de eso, Juyu entró de manera similar en el campo de batalla.

Para esta batalla, el perdedor sería eliminado, convirtiéndose en el general de rango #14.

Sin duda, la probabilidad de derrota para Juyu fue mucho mayor.

Lu Xuejia ha estado sentada en el puesto #9 por más de diez años. ¿Cómo podría ser derrotada por un general clasificado último y un protector aparentemente algo poderoso?

Incluso si Qin Wentian fuera extremadamente fuerte, un protector naturalmente no podría ser comparado con un General Diablo.

“Yo la controlaré. Ustedes dos brindarán apoyo”. Juyu habló con Qin Wentian y otro protector.

Los ojos de Qin Wentian brillaron cuando escuchó esto. Después de eso, sonrió y asintió, “Claro”.

“Juyu, la General Diablo clasificada última, ¿eres digna de luchar contra mí?” Cuando el sonido de la voz de Lu Xuejia se desvaneció, los diagramas de espada diabólica se manifestaron y la rodearon, como si se fusionara con ella como una sola. Su cuerpo era el de la espada diabólica, irradiando la ley de energía tanto de la espada como de los Diablos.

Ella no siguió mirando a Juyu, se volvió hacia Qin Wentian y fríamente habló: “Antes, mi destreza de combate estaba limitada al canalizar mi fuerza a través de los tambores de guerra. En este momento, como alguien que me traicionó, ¿crees que puedes todavía vivir?”

Mientras hablaba, ella extendió su palma y una pequeña espada diabólica se podía ver allí. Sin embargo, dado lo resplandeciente que era, irradiando con brillantez, la multitud sintió escalofríos en sus corazones cuando la vieron.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Deja un comentario