ATG 1786 – Pisoteados

Night mode
Pagina Anterior

La feroz batalla en la Ciudad Real del Mar del Sur se detuvo, y el poder draconico que estaba cubriendo el cielo presionó el corazón de cada individuo haciéndolos temblar. Luego miraron hacia el cielo, y al ver esos cuerpos de dragón grises y el poder antiguo de dragón… Sólo podría pertenecer a una raza, una raza dragón que ni siquiera podía aparecer en este espacio.

“¿La Raza Dragón… del Principio… Absoluto…?”

Qianye Bingzhu y Qianye Wugu murmuraron juntos.

Como potencias supremas al nivel de un Maestro Divino, básicamente habían desafiado al Reino de Dios del Principio Absoluto.

Sin embargo, aunque alcanzaran la cima del del Reino Maestro Divino, muy pocos se atrevían a molestar el punto de inflexión de la Raza Dragón del Principio Absoluto

Porque eran los Gobernantes Supremos del otro lado del mundo, una raza antigua y distante, tan antigua que la gente del mundo actual ya no podía rastrearla. Y esta antigua raza dragón que estaba al otro lado del mundo, que sólo debería poder habitar y dominar el Reino de Dios del Principio Absoluto, había aparecido en los cielos del Reino de Dios del Mar del Sur en este momento, con cada dragón en el Reino Maestro Divino.

En el impactante silencio actual, el espacio sobre la Espada Sagrada del Lobo Celestial permaneció sin apagarse, cuando una garra de dragón de color gris pálido se asomó de repente, y de pronto las nubes oscuras se dispersaron, y las cien sombras draconicas en el Reino Maestro Divino bajaron al unísono, con sus cabezas de dragón fuertemente inclinadas hacia abajo, como dando la bienvenida a un Emperador.

Los ojos de Qianye Yinger cayeron bruscamente: “Podría ser…”

*Boom…*

El espacio se abrió como un globo que no podía soportar la presión, y el espacio del otro lado del mundo abierto por la Espada Sagrada del Lobo Celestial se apagó instantáneamente, reemplazado por una sombra de dragón de tres mil metros que se inclinaba orgullosamente sobre el cielo y miraba hacía abajo al cielo y a la tierra.

El enorme cuerpo de dragón gris pálido parecía cubrir el mundo entero bajo sus alas, y su par de ojos de dragón liberaron un aura divina que quemó el alma más que el sol abrasador.

Al contemplar su presencia, al estar bajo su poder de dragón, aunque nunca lo hubieran visto y sólo habían oído hablar de su existencia, los cultivadores presentes, sin dudarlo, harían aparecer en sus corazones ese nombre supremo que pertenecía al otro lado del mundo.

“Emperador Dragón… del Principio Absoluto…”, susurró finalmente Nan Guizong con los ojos inclinados hacia arriba con incredulidad.

“¿Qué está pasando… ¿Qué es esto…?” Nan Wansheng jadeó, preguntándose constantemente si lo que veía ante el podría ser sólo una ilusión derivada de la extrema confusión de su propia aura, sangre, mente y alma.

¡La Raza Dragón del Principio Absoluto… junto con el Emperador Dragón del Principio Absoluto, habían aparecido realmente aquí!

La Raza Dragón del Principio Absoluto, una antigua raza dragón que existió en el Reino de Dios del Principio Absoluto durante toda la eternidad, era conocido en el mundo como los Gobernantes del Principio Absoluto.

Nunca habían abandonado el Reino del Dios del Principio Absoluto, y parecían no querer abandonar nunca el Reino de Dios del Principio Absoluto en la percepción. Ya que… si un Dragón del Principio Absoluto dejara realmente el Reino de Dios del Principio Absoluto y entrara en el Reino de Dios, incluso el más bajo de los Dragones del Principio Absoluto, con su especial aura de dragón antiguo, sería definitivamente notado por el Reino de Dios.

Sin embargo, los cien dragones en el Reino Maestro Divino, más el Emperador Dragón del Principio Absoluto que lideraba toda la Raza Dragón del Principio Absoluto habían aparecido realmente de la nada sin ningún tipo de aura, rastro o presagio…

Incluso si todo el Clan del Dios Dragón junto con el Monarca Dragón aparecieran frente a ellos, sería mucho menos impactante que este momento.

Después de que el grupo de dragones se separara, la figura del Emperador Dragón del Principio Absoluto bajo lentamente con un vasto Poder Imperial, y en medio de los innumerables ojos abiertos, se puso bajo el cuerpo de la doncella con ropas de color, permitiendo que sus delicados dedos colgantes pisaran su cabeza de dragón que dominaba los mundos.

La escena de la doncella, Diosa de la Estrella y el Emperador Dragón del Principio Absoluto… casi destrozó las percepciones de la multitud de Emperadores Dioses.

La Espada Sagrada del Lobo Celestial colgó lentamente y una gruesa capa de energía negra envolvió la espada, liberando un aura diabólica oscura que no debería pertenecer al Dios de la Estrella del Lobo Celestial.

La punta de su espada se inclinó directamente hacia el cielo, y cuando sus tiernos labios cubiertos de polvo estelar se abrieron ligeramente, lo que se dijo fue la más oscura pesadilla del Mar del Sur: “¡¡¡MATAR!!!”

Con una orden, los Dragones del Principio Absoluto, que nunca habían tenido disputas con el Reino de Dios, se precipitaron violentamente hacia la Ciudad Real del Mar del Sur, que se había visto envuelta en la calamidad, y sus garras de dragón que no habían luchado en el mundo durante siglos, desataron su antiguo poder de destrucción y calamidad sin reservas.

¿Cuál era el concepto de cien dragones en el Reino Maestro Divino?

El Reino Maestro Divino podría ser un rey de un Reino Estelar Superior, y la base del reino de un Reino Rey. Tan fuerte como el Reino de Dios del Mar del Sur era en su apogeo, el número de Maestros Divinos nunca había superado el centenar.

Como la raza más fuerte del Reino de Dios del Principio Absoluto, este grupo de Dragones del Principio Absoluto, cuya sola presencia rompió los límites actuales del mundo, fue suficiente para aplastar a la Ciudad Real del Mar del Sur… sin mencionar a Yun Che y su grupo, sin mencionar al Mar del Sur que ya había sufrido grandes daños bajo el Gran Cañón del Dios del Mar.

Cuando las sombras de dragón presionaron contra ellos como si fueran el mismo cielo, Nan Guizong y Nan Wansheng, que anteriormente estaban luchando con todas sus fuerzas, no pudieron evitar oler la desesperación total y absoluta en el primer instante.

El poder destructivo descendió del cielo, desgarrando instantáneamente el espacio de la Ciudad Real del Mar del Sur en millones de grietas, haciendo surgir incontables vórtices de destrucción más aterradores que el anterior. ¡En este momento, todos los practicantes profundos del mar del sur sintieron incomparablemente claro que este era un poder que era simplemente imposible de resistir para el mar del sur de hoy en día… sin una pizca de posibilidad!

ROAR——

Bajo el rugido, los cielos temblaron, y la intención de batalla y el espíritu de lucha, desde los practicantes profundos más débiles hasta los Dioses del Mar, se hicieron añicos y se rompieron casi en un instante, al mismo tiempo que sus corazones y almas se hundieron directamente en el abismo de la oscuridad sin fin.

“… Esto es realmente interesante.” Qianye Yin’er dejó escapar un pensamiento levemente desorientado mientras miraba a Caizhi, que había puesto los pies en el Emperador Dragón del Principio Absoluto.

El rostro de Nan Guizhong se crispó, pero sus ojos no se inclinaron hacia los cien Dragones del Principio Absoluto, ya que podía imaginar la terrible calamidad que había caído sobre la Ciudad Real del Mar del Sur ahora mismo.

Su mirada se estrechó mientras miraba mortalmente al Emperador Dragón del Principio Absoluto, reprimiendo su aura mientras decía: “Emperador Dragón del Principio Absoluto, yo, el Mar del Sur… puedo estar seguro que nunca he tenido rencores con su antigua Raza Dragón, e incluso nuestro clan ha advertido que cuando se explora el Reino de Dios del Principio Absoluto, nunca se debe ofender a la Raza Dragón del Principio Absoluto. Por qué hoy entonces… ¡¿Ofendes nuestro Mar del Sur?!”

La voz de Nan Guizhong era gruesa y pesada, y cada palabra era como una campana celestial sonando. Solo que cualquiera podía percibir en ella un toque de rabia y tristeza que trató de ocultar.

Y la respuesta del Emperador Dragón del Principio Absoluto fue una garra de dragón gris pálido que descendió de repente.

Sólo en términos de fuerza, el Emperador Dragón no era tan fuerte como Long Bai, que tenía la Línea de Sangre del Dios Dragón, pero su poder antiguo de Emperador no era inferior en lo más mínimo, y en el momento en que la garra de dragón descendió, el área de diez mil millas se convirtió en un vacío, y todas las almas se asustaron.

Aunque Nan Guizhong nunca había luchado contra el Emperador Dragón del Principio Absoluto, en el momento en que sintió su poder de dragón, supo sin lugar a dudas que la fuerza del Emperador Dragón del Principio Absoluto no era en absoluto inferior a la del Dios Dragón de la Destrucción Carmesí, el Jefe de los Nueve Dioses Dragón del Reino del Dios Dragón.

La luz se apagó repentinamente antes de que llegara el poder del dragón, y la doncella que estaba encima de la cabeza del dragón bajó directamente, su delicada y frágil figura era muy adorable, pero liberó una oscuridad aterradora, y la Espada Sagrada del Lobo Celestial que él recordaba era completamente diferente a la de sus recuerdos, ya que ahora dejaba escapar un aullido de lobo que parecía de dolor y resentimiento y destrozó el espíritu de Nan Guizhong.

Todo hoy fue muy mágico, ya que antes de recuperarse de una pesadilla, se acercaba la siguiente.

Nan Guizhong finalmente levantó sus manos hacia el cielo, sus ojos se abrieron, y un aura dorada entre ardiente y abrasadora se extendió alrededor de su cuerpo, sacudiendo con fuerza hacia el poder del Emperador Dragón del Principio Absoluto y el Poder Diabólico del Lobo Celestial… y Qianye Wugu y Qianye Bingzhu, que en la memoria y la percepción nunca se molestarían en unir fuerzas con otros, realmente intervinieron en este momento, con dos de sus viejas palmas atacando a Nan Guizhong al mismo tiempo.

¡Boom!

Nadie dudaba de que el antiguo Emperador Dios del Mar del Sur estaba en la cima del mundo actual, pero con el Emperador Dragón del Principio Absoluto, la actual Diosa de la Estrella del Lobo Celestial, y los dos Ancestros Brahma… Esta era una fuerza que incluso dos de él no podría enfrentar.

¡Boom!

El halo dorado de luz se encogió abruptamente y se derrumbó en un solo aliento, el poder de Qianye Wuyu y Qianye Bingzhu atacaron, y el pecho de Nan Guizhong se hundió violentamente, rompiéndole innumerables huesos, seguido de un poder oscuro ante sus ojos…

La Espada Sagrada del Lobo Celestial que llevaba un majestuoso y oscuro poder diabólico, atacó fuertemente a su gran ser.

Buzz—-

Por un momento extremadamente breve, miró los ojos de la doncella… eran fríos hasta el alma, como el hielo, y con ello el mundo de su conciencia se deshizo en un vuelo caótico de palidez y oscuridad.

Todo su ser, como un muñeco de madera sin conciencia, salió disparado hacia abajo.

¡Boom!

Con un fuerte sonido que se asemejaba al colapso del cielo, el cuerpo de Nan Guizhong se desmoronó en la tierra y se estrelló contra el suelo a una profundidad desconocida.

“¡¡Padre real!!”

Los ojos de Nan Wansheng se abrieron con ira, y tan pronto como se escuchó su rugido, se convirtió en un furioso gemido de odio cuando una garra fantasmal que era como una pinza lo agarró directamente del cráneo.

“¡¡Pequeño bastardo, cuídate primero, ¿Por qué preocuparse por los demás en estas circunstancias? Jiejejieje!!”

Yan San se rió salvajemente, su mente y su alma habían sido retorcidos durante los cientos de miles de años que estuvo atrapado en la oscuridad y por eso disfrutaba enormemente del placer del abuso brutal… sin mencionar que el abusado era el imbatible Emperador Dios del Mar del Sur.

“¡¡Ah ah ah ah ah!!”

Nan Wansheng estaba extremadamente enfadado, pero al estar fuertemente herido y con la respiración agitada, casi había perdido la cabeza y no podía cuidar de sí mismo.

Y a su alrededor, su propia inmensa Ciudad Real del Mar del Sur, que había permanecido orgullosa durante miles de años, estaba sufriendo la peor calamidad hasta ahora.

“Digno de ser un maestro al que solo le gusta parlotear, para tener tal truco. Bastardos del Mar del Sur, griten en la oscuridad todo lo que quieran, ¡jajajajaja!”

Yan Er se rió salvajemente, su ya feo rostro se volvió aún más salvajemente temerario y horrible. Frente a él, los ya desfavorecidos Cuatro Dioses del Mar ya no eran capaces de defenderse bajo el colapso de su corazón, y lo único que llenaba sus corazones poco a poco era el miedo, la desesperación y las ganas de huir….

Huir, este era un pensamiento que nunca había aparecido, y nunca debería aparecer en los Dioses del Mar.

Pero inmediatamente, se desesperaron aún más al darse cuenta de que, tras la llegada de los Dragones del Principio Absoluto y los Diablos Yama, escapar era un lujo que no se podían dar.

Ante la aparición de Caizhi y la Raza Dragón del Principio Absoluto, Yan Tianxiao se quedó inicialmente sorprendido, los nervios de todo su cuerpo se tensaron hasta casi romperse, pero inmediatamente el shock se convirtió en éxtasis, y luego se convirtió en admiración y fervor sin límites.

“El Maestro Diablo ya había creado innumerables milagros que rompían el mundo, ¡pero aún le quedaban cartas tan asombrosas! ¡El Maestro Diablo era realmente la reencarnación de un antiguo Dios Diablo, y sus métodos y tácticas eran sencillamente como el interminable poder diabólico, insondable…!”

Fue ridículo que haya tratado de luchar contra el Maestro Diablo en primer lugar, fue sencillamente una completa tontería.

La voz de Yan Tianxiao se hizo más y más fuerte mientras adoraba y se emocionaba: “Hijos del Diablo Yama, bajo la mano del Maestro Diablo, los del mar del sur son sólo un grupo de meros pollos y perros, ¡maten a todos los que quieran! ¡Que en esta sucia tierra del Mar del Sur, tal como el Maestro Diablo desea, no crezca ni una brizna de hierba!”

Cuando Yan Tianxiao rugió, la Ciudad Real del Mar del Sur se había convertido en un mar de sangre envuelto en la oscuridad… Incluso se encontró que de repente, él, el Emperador Yama, no tenía ninguna necesidad de atacar.

Antes de llegar a la Región Divina del Sur, Yan Tianxiao estaba medio emocionado y originalmente nervioso y aprensivo. La razón era porque el Mar del Sur era el más poderoso en la Región Divina del Sur, y en la Región Divina del Norte, incluso mencionar por casualidad las dos palabras “Mar del Sur”, harían sentir una presión pesada invisible que hacía difícil el poder respirar.

Y ahora estaba de pie en el cielo sobre la Ciudad Real del Mar del Sur, en medio de su vista, la Ciudad Real del Mar del Sur se desmoronaba y se hacía añicos, los restantes Cuatro Dioses del Mar fueron sangrientamente machacados por Yan Er solo, el orgulloso Emperador Dios del Mar del Sur fue apuñalado por Yan San en el cuerpo con un agujero oscuro tras otro, y Nan Guizhong que no había reaparecido en miles de años, ni siquiera duró unas pocas respiraciones cuando fue golpeado hasta el punto de que se estimó que su propia madre ni siquiera podría reconocerlo.

Un grupo de Ancianos del Mar del Sur en el Reino Maestro Divino, así como las innumerables potencias del Mar del Sur que habían arriesgado sus vidas para proteger su reino murieron bajo el poder de Qianye Ying’er, Gu Zhu, y los Dragones del Principio Absoluto, y no pudieron siquiera acercarse antes de morir en pedazos.

No muy lejos, todavía estaban los tres Emperadores Dioses de la Región Divina del Sur temblando de miedo.

Los huesos de los dedos de Yan Tianxiao se contrajeron, pero el leve dolor hizo que su visión fuera ligeramente borrosa… ¡Todo esto era realmente cierto, mi Región Divina del Norte está realmente pisoteando el Reino de Dios del Mar del Sur con impunidad!

Miró a Yun Che, su mirada era como si estuviera mirando a un Dios.

Por su rostro indiferente, uno podía pensar que todo estaba bajo su control… pero no sabían por completo que en este momento, Yun Che estaba aturdido.

Caizhi…

Esa luz roja…

Podría ser…

“¡Mueran!”

Yan Er gritó, y mientras extendía sus cinco dedos, una gigantesca garra fantasmal agarró a un Dios del Mar que se había preparado para huir con toda su fuerza, y se aferró a su garganta en un agarre mortal.

La energía de todo el cuerpo del Dios del Mar se elevó, sus pupilas se volvieron blancas y luego de repente se volvieron doradas, toda la esencia de la sangre de su cuerpo se quemó desesperadamente de forma salvaje, dando un triste rugido. Cuando los huesos de su garganta quedaron medio destrozados, tomó medidas drásticas para liberarse del agarre de Yan Er.

Sin embargo, antes de que pudiera recuperar el aliento, una sombra se retorció en ondas espaciales de color negro profundo y cavó desde atrás, perforando directamente su torso.

Luego, el poder del Diablo Yama que estalló dentro de él se convirtió en innumerables torrentes oscuros, corriendo imprudentemente hacia su cuerpo de Dios del Mar que ya no tenía el poder de resistir.

“Joven Maestro… huye…”

Con su último trozo de conciencia, sólo pudo escupir tres palabras antes de quedarse sin aliento.

Cuando la sombra oscura desapareció, ese Dios del Mar cayó, y apareció la figura de Yan Wu.

“Viejo Ancestro”, le dijo Yan Wu a Yan Er: “No juegues más con los enemigos, mátalos a todos antes, para cumplir el deseo del Maestro Diablo”.

Cuando terminó de hablar, Yan Wu ya estaba clavando su lanza hacia Nan Qianqiu, que hacía tiempo que estaba pálido de miedo.

Yan Er estaba a punto de reprender a Yan Wu por atreverse a sermonearlo, un Ancestro, cuando de repente vio hacia dónde apuntaba la lanza diabólica de Yan Wu, se asustó tanto que todo su cuerpo tembló y siseó: “¡Ese mocoso, el Maestro lo quiere con vida!”

La respiración de Yan Wu se detuvo ligeramente, pero el arma que llevaba el aura oscura del Diablo Yama siguió cayendo directamente hacia Nan Qianqiu.

Ella era otra Maestro Divino de Nivel Diez… El rostro de Nan Qianqiu estaba pálido de miedo, y cualquier parte de su cuerpo temblaba violenta e incontrolablemente.

¡¿Cuántos Maestros Divinos de Nivel Diez hay bajo el mando de Yun Che?!

¡Por qué existían tantos monstruos en la Región Divina del Norte, que había sido suprimida por las Tres Regiones Divinas y ni siquiera se atrevieron Sali en un millón de años!

Esto no se parecía en nada a lo que había dicho su Padre Real, ¡esto no se parecía en nada a la Región Divina del Norte en los registros!

Nan Qianqiu ya había perdido casi la mitad de su vida a manos de Yan Er, y junto con el colapso de su voluntad, sólo había conseguido levantar la mano ante el poder de Yan Wu antes de que le atravesaran el cuerpo de un solo ataque.

Los otros dos Dioses del Mar también estaban ya cubiertos de heridas, mirando a Nan Qianqiu que había sido atravesado por una lanza, sus labios se abrían y cerraban, queriendo avanzar para ofrecer su ayuda, pero lo único que sentían era una pesada sensación de impotencia.

La energía diabólica entró en su cuerpo, destruyendo instantáneamente los innumerables tendones y venas de Nan Qianqiu, y luego fue lanzado lejos por el arma de Yan Wu, volando hacia Yan Yi.

“Padre Real… sálvame… por favor…”

Yan Yi extendió su mano y agarró la cabeza de Nan Qianqiu con sus cinco dedos como un gancho, y el prepotente y abrumador poder del Diablo Yama atravesó todo su cuerpo, sellando toda su fuerza.

Todo el cuerpo de Nan Qianqiu se puso rígido, y luego cayó suavemente y colgó de la mano de Yan Yi como una persona muerta. A excepción por los jadeos ocasionales, no hubo movimiento en todo su cuerpo.

Yan Yi no movió todo su cuerpo, sino que tomó a Nan Qianqiu en su mano. Con él de pie junto a Yun Che, nadie se atrevió a dar medio paso.

“¡¡Qianqiu…!!” Nan Wansheng dijo con voz temblorosa, pero bajo la distracción, la garra de Yan San le atravesó el pecho, sus órganos internos volvieron a colapsar y todo su cuerpo quedó casi seco de sangre.

“Hey, ¿todavía quieren hacer un movimiento?” Cang Shitian entrecerró los ojos hacia el Emperador Xuanyuan y el Emperador Ziwei.

Las palmas del Emperador Xuanyuan y el Emperador Ziwei temblaban incontrolablemente, y el sudor en sus frentes era como una cascada.

“¿Cómo podría la Raza Dragón del Principio Absoluto…?”, susurró el Emperador Xuanyuan.

“Si todavía quieren hacer un movimiento para ayudar al Mar del Sur, este rey no los detendrá. Por ejemplo, pueden intentar ayudar al Mar del Sur a recuperar a su joven maestro de ese viejo monstruo. Creo que el Reino de Dios del Mar del Sur y el futuro Emperador del Mar del Sur definitivamente tendrán presentes esta gran amabilidad suya… si sobreviven hoy claro, jejeje”.

Cang Shitian soltó una carcajada, luego de repente voló y corrió hacia Nan Wansheng.

Todo el cuerpo de Nan Wansheng estaba manchado de sangre, su cuerpo se había convertido en algo inhumano bajo el poder devastador del Diablo Yama, y de repente sintió el acercamiento de Cang Shitian. Bajo su desesperada situación, su mente y alma confusa se despejaron ligeramente y dijo: “¡Ayúdame…!”

El poder de Cang Shitian no cortó el poder de Yan San, sino que lo golpeó en la espalda y luego estalló en su pecho con sangre, haciendo salir una gran lluvia voladora de sangre y fragmentos de hueso de su cuerpo.

“…” Nan Wansheng giró lentamente la cabeza, y su visión de color laxo reflejó el rostro de Cang Shitian que estaba lleno de sonrisas… No había culpa en esa sonrisa, sino que llevaba unos momentos de placer no disimulado.

“En este mundo, no hay nada más importante que una elección sabia”. Cang Shitian sonrió y dijo: “Creo que tú, el Emperador Dios del Mar del Sur, debes entender esto mejor que nadie, ¿verdad?”.

Pagina Anterior