ATG 1780 – La Carta de Triunfo del Mar del Sur

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

En este momento, no solo el altar, sino todo el cielo del Reino de Dios del Mar del Sur se volvió frío y extático.

No solo el Emperador Dios Shitian, el Emperador Xuanyuan, el Emperador Micro Purpura y los otros, incluso las multitudes de Dioses del Mar se sorprendieron claramente.

Este repentino cambio de rostro fue demasiado rápido, demasiado repentino y extremadamente imprudente. Aunque solo había unas pocas personas alrededor de Yun Che, su fuerza aterradora y sus métodos despiadados eran como una pesadilla oscura. ¿Cómo podría el Emperador Dios del Mar del Sur ofender repentinamente en este lugar y en este momento a tal diablo quien incluso no tomaba en cuenta a un Dios Dragón!

Solo el Rey del Mar del Infierno del Norte y el Rey del Mar del Infierno del Este, no se dieron la vuelta, y la luz dorada más profunda y rica apareció en sus ojos.

Nan Qianqiu levantó lentamente la cabeza y después de un momento de conmoción, inmediatamente entendió lo que dijo con una sonrisa en la comisura de la boca.  “Como se esperaba del Padre Real.”

“Emperador Dios del Mar del Sur,” dijo el Emperador Xuanyuan hacia adelante: “El gran evento está por venir, así que ¿por qué  la necesidad de hacer estos chistes inoportunos?”

“¿Chistes?”, Dijo el Emperador Dios del Mar del Sur con una leve sonrisa: “Este rey nunca bromea. No solo los perros rabiosos tienen que ser eliminados, sino que, tan pronto como sea posible, tienen que eliminar cada trozo de hueso del perro y no dejar rastro de pelo. De lo contrario, la Región Divina del Sur tal vez sea la próxima Región Divina del Este, ¿qué piensa el maestro diablo sobre ello?”

“Sí, es correcto.” Yun Che sonrió, y dijo con voz débil: “Cuando una persona viva se ve obligada a convertirse en un perro rabioso, incluso este maestro diablo a menudo siente miedo y temor, y tú, Mar del Sur, ahora esta temblando tu alma también?”

Sin la rabia violenta, la fiereza o la risa salvaje que todos esperaban, la reacción de Yun Che fue plana y espeluznante.

Por el lado de Yun Che, la reacción de Qianye Ying’er también fue bastante plana, simplemente escuchando en silencio, sin siquiera mirar de reojo al Emperador Dios del Mar del Sur, como si no tuviera nada que ver con él.

Por el contrario, los viejos ojos de los Tres Ancestros Yama de repente liberaron una luz negra aterradora, como si seis abismos oscuros que podrían tragar todo en un instante cayeran en el cielo sobre la Ciudad Real del Mar del Sur.

Qianye Wugu y Qianye Bingzhu se miraron el uno al otro, luego se miraron los pies al mismo tiempo, su complexión gradualmente se volvió pesada.

La reacción de Yun Che no sorprendió al Emperador Dios del Mar del Sur. Los siete Maestros Divinos de nivel diez de su lado lo siguieron, y los cinco ancestros ​​de ellos eran aún más aterradores para el mundo. Quienquiera que fuera, no entraría en pánico o enojo en absoluto ante este repentino “giro”, tal vez solo se sentiría ridículo.

“Sí”. El Emperador Dios del Mar del Sur levantó lentamente el brazo: “Puede hacer temblar a este rey desde el fondo de su alma. ¡Yun Che, perro rabioso, eres realmente asombroso! Este rey no esperaba que tú en realidad… ¡empujarías a este rey hasta este punto!”

Era una “insinuación” antes, pero el Emperador Dios del Mar del Sur había abierto la boca por completo esta vez. Cuando bajó la voz, los ojos de los tres emperadores dioses Shi Tian, ​​Xuanyuan y Micro Purpura mostraron una extraña confusión al mismo tiempo, y la luz dorada brilló en el cuerpo del Emperador Dios del Mar del Sur, y apareció un deslumbrante sello dorado en el brazo levantado, que estalló instantáneamente.

Pero este sello dorado no golpeó a Yun Che que estaba cerca, sino que estalló directamente detrás de él, cubriendo a los tres Emperadores Dios Shitian, Xuanyuan y Micro purpura parados juntos.

Y los tres Emperadores Dioses de la región Divina del Sur , extrañamente, ninguno de ellos se resistió o lo evitó, pero cuando el sello dorado cubría sus cuerpos, se retiraron ordenadamente mientras liberaban su fuerza, se dispararon como tres serpentinas y volaron lejos del altar en un instante.

En el momento en que los tres emperadores fueron repentinamente expulsados ​​del altar, un arco iris dorado se extendió sobre la Ciudad Real del Mar del Sur y en silencio envolvió el altar a través de las nubes.

“¿Eh?” Al ver al Emperador Dios del Mar del Sur lanzar a los tres emperadores con una palma, Yun Che pareció muy sorprendido.

Y en este momento, las figuras de Qianye Wugu y Qianye Bingzhu que habían estado inquebrantables se balancearon al mismo tiempo, sus figuras destrozaron el espacio y los brazos que contenían el enorme poder divino del Monarca Brahma se dirigieron hacia la misma persona…

¡Y el objetivo que los dos grandes Ancestros Brahma atacaron repentinamente al mismo tiempo era Nan Qianqiu en el centro del altar!

Sin embargo, los dos reyes del mar restantes del Reino de Dios del Mar del Sur estaban custodiando a Nan Qianqiu.

En diez pasos, parecían haber previsto la llegada de esta escena. Casi al mismo tiempo, cuando los dos Ancestros ​​Brahma entraron en acción, sus figuras se giraron repentinamente y la fuerza que había sido secretamente liberada se liberó instantáneamente, convirtiéndose en una barrera de protección dorada, enfrentando al poder de los dos Ancestros Brahma sin pánico.

¡!Boom!!

El poder de los cuatro Maestros Divinos en el décimo nivel chocó de frente, y el estallido de poder casi desgarró el cielo.

Aunque ambos eran maestros divinos de décimo nivel, el poder de Qianye Wugu y Qianye Bingzhu es, después de todo, demasiado poderoso y majestuoso, no comparable al Rey del Mar del Infierno del Este y al Rey del Mar del Infierno del Norte. Sin embargo, una de las partes ataco repentinamente y la otra parte estaba lista para esto . El poder y el aura de los dos Ancestros ​​Brahma fueron firmemente bloqueados por el poder de los dos Reyes del Mar, y no podían acercarse, y mucho menos lastimar a Nan Qianqiu.

Pero en un momento, los brazos de los dos reyes del mar empujaron al mismo tiempo, y usaron su fuerza para retirarse violentamente, levantando a Nan Qianqiu sin pánico en su rostro, y volaron muy por encima del altar.

Qianye Wugu y Qianye Bingzhu no los persiguieron, ni miraron a Nan Qianqiu, que estaba lejos. Ellos de repente tomaron medidas contra un joven con su antigüedad e identidad y contrario a esto, no pudieron lograr su cometido.

“Es tarde,” suspiró Qianye Wugu brevemente.

Qianye Bingzhu volvió los ojos y dijo a la ligera: “Mar del Sur, un buen método.”

“Jaja, los mayores me alaban demasiado.” El Emperador Dios del Mar del Sur dijo con una sonrisa: “Cuando eres muy, muy importante, debes tener algunos metodos”.

Cuando habló, todos los dioses del mar en el altar habían estado instantáneamente detrás del Emperador Dios del Mar del Sur, y su luz dorada brilló levemente, liberando la presión coercitiva en el mundo como espiritus divinos.

“¿Qué están haciendo?” Yun Che entrecerró los ojos ligeramente, mirando a Qianye Wugu y Qianye Bingzhu, con un tono bastante molesto, obviamente culpándolos por actuar sin permiso.

“Barrera del Soberano del Mar.” Qianye Ying’er abrió los labios ligeramente y dijo cuatro palabras lentamente.

“¿Qué es eso?” Yun Che miró el tenue arco iris dorado que envolvía el altar. Esta serie de cambios no desvaneció ni un rastro de arrogancia en sus ojos, y las barreras en este mundo parecían ser el hazmerreír en sus ojos.

Qianye Ying’er bajó los ojos y dijo: “¿No deberías haber olvidado la ‘Barrera Absoluta del Alma Estelar’ que el Reino del Dios de la Estrella abrió de repente antes de que saliera el Infante Maligno? Esta Barrera del Soberano del Mar es probablemente similar a la Barrera Absoluta del Alma Estelar…”

Levantó los ojos levemente y su voz se volvió baja: “También tiene la fuerza indestructible del poder de cognición actual, y solo se puede traspasar con la sangre y el poder divino correspondientes.”

Yun Che: “…”

En aquel entonces, la Barrera Absoluta del Alma Estelar apareció cuando el Reino del Dios de la Estrella se estaba preparando para sacrificar a Jazmín y Caizhi. Se dijo que ningún poder podía atravesarla. Todos los emperadores dios que quedaron dentro estaban aislados, y solo el poder divino del Dios de la Estrella o solo aquellos con la sangre del Dios de la Estrella podian entrar y salir.

Por supuesto, al final fue rota por el poder del infante maligno despertado.

“Como se esperaba de Ying’er, no he abierto la Barrera del Soberano del Mar en el Mar del Sur durante decenas de miles de años. No debes haberla visto antes, pero de un vistazo, parece que incluso el diablo oscuro no ha consumido tu inteligencia.” El Emperador Dios del Mar del Sur sonrió y elogió. Cuando vio a Nan Qianqiu a salvo, la sonrisa en su rostro se volvió más tranquila y serena, y la luz divina en sus ojos se debilitó gradualmente.

Fuera del altar, los tres emperadores dios de la Región Divina del Sur tenían los ojos fijo en ellos. Antes de que el Emperador Dios del Mar del Sur actuara, habían recibido su transmisión de voz, por lo que cooperaron para escapar del altar inmediatamente antes de que se abriera la Barrera del Soberano del Mar.

Sin embargo, no entendieron lo que quería hacer Mar del Sur.

Las palabras del Mar del Sur y la repentina explosión de influencias malignas sin duda estaban tratando de matar a Yun Che a toda costa.

Pero, sin mencionar la fuerza impredecible del propio Yun Che, la fuerza aterradora de las siete personas que lo rodeaban, incluso si el Reino de Dios del Mar del Sur era el reino rey número uno en la Región Divina del Sur, era absolutamente imposible matar a Yun Che bajo las narices de estas siete personas.

Aunque la Barrera del Soberano del Mar es irrompible, todo lo que se puede hacer es encarcelar a la otra parte… ¿Es posible encarcelarlos aquí y luego esperar a que el enojado Monarca Dragón y los Dioses Dragón vengan aquí y luchen juntos?

Mirando la reluciente Barrera del Soberano del Mar, esta es probablemente la única posibilidad que se les ocurre a los tres emperadores dios de la Región del Sur.

Es solo que, si bien la Barrera del Soberano del Mar es fuerte, el consumo de energía requerido es indudablemente enorme, y el consumo de cada respiración de tiempo es tan enorme que la gente común no puede imaginar… Realmente tiene que mantenerse hasta que el Monarca Dragón y los dioses dragón vengan desde el Reino del Dios Dragón?

“Jeje,” a diferencia de los tres dignos emperadores de la Región Divina del Sur, Nan Qianqiu soltó una carcajada: “Este diablo, después de todo, morirá en manos del padre real.”

Los tres emperadores de la Región del Sur fruncieron el ceño y voltearon los ojos.

“El precio es demasiado alto.” El Rey del Mar del Infierno del Este suspiró suavemente: “Sin la necesidad de hacerlo, el rey nunca daría este paso. ¡Es Yun Che quien fue arrogante y busca su propia muerte!”

Nan Qianqiu y el Rey del Mar del Infierno del Este hicieron que los tres emperadores de la región del sur sospecharan más. En este momento, el Emperador Dios Shitian encogió repentinamente sus pupilas y dijo para si mismo: “¿Podría ser…?”

Antes de que pudiera hablar, de repente levantó la cabeza para mirar el altar, sacudiendo los ojos con un temblor.

“¿¡Qué es!?”, preguntaron simultáneamente el Emperador Xuanyuan y el Emperador Micro Purpura.

Cang Shitian no respondió, sus ojos estaban mirando al frente, sus manos estaban apretadas hasta que se pusieron blancas.

Yun Che miró a su alrededor y de repente se rió salvajemente: “Jajajaja, Mar del Sur, este maestro diablo también esperaba qué metodos  inteligentes usarías después de tus jactancias, ¿y el resultado es un caparazón de tortuga?”

“¿Es posible que quieras que este maestro diablo se ría bajo tu estúpida acción risible? ¡Jajajajaja!”

El Emperador Dios del Mar del Sur sonrió y dijo sin prisa: “Yun Che, ¿adivina para quién es este altar levantado hoy?”

“¿Quien?” Yun Che sonrió hoscamente.

El Emperador Dios del Mar del Sur dio la espalda y caminó lentamente hacia el borde de la barrera: “Aunque me he estado preparando durante mucho tiempo, este rey todavía esperaba que este sea solo un lugar para que mi hijo se consagre para los ritos antiguos. Qué lástima, tú Yun Che no eres un demente, sino un perro rabioso, entonces deja que tu sangre sucia de diablo se extinga para siempre bajo la antigua majestuosidad de mi Mar del Sur.”

La voz cayó, y su figura ya había llegado al frente de la barrera, y luego atravesó las barreras y salió del altar.

Bajo su gesto, todos los dioses del mar retrocedieron y al mismo tiempo se retiraron fuera de la barrera sin ningún obstáculo.

Yun Che no trató de hacer ningún movimiento. El altar era un lugar muy grande. Era imposible dejar la barrera a la fuerza, y mucho menos pasar al Emperador Dios del Mar del Sur.

“¿Solo esto? ¿Solo un caparazón de tortuga tan ridículo?”, Se burló Yun Che. Lentamente entrecerró los ojos. La Barrera Soberana del Mar en su vista era débil. Sin nada que decir, era solo una leve y vaga aura lo que le trajo una sensación extremadamente clara de “indestructibilidad”.

El poder de la Barrera Absoluta del Alma Estelar se debe a su poder que vincula el Poder de Fuente del Dios de la Estrella de los Dioses de la Estrella, pero esta Barrera del Soberano del Mar obviamente no era el mismo caso. Su fuente de energía, muy probablemente, es el altar debajo, y la Torre debajo del altar.

“Maestro Diablo,” dijo Qianye Wugu, “recuerda lo que este viejo te dijo antes …”

“¡Cállate!”, Dijo Yun Che en voz baja, interrumpiendo las palabras de Qianye Wugu, luego señaló hacia adelante y dijo con desprecio: “Yan Yi, Yan Er, Yan San, prueben este caparazón de tortuga.”

La arrogancia y la ofensa del Emperador Dios del Mar del Sur había hecho que los Ancestros Yama se volvieran hostiles, pero hasta que el Emperador Dios del Mar del Sur y todos los Dioses del Mar salieron de la barrera de manera segura, Yun Che no ordenó actuar, casi se asfixiaron con su propia ira.

En este momento, bajo la orden de Yun Che, los tres Ancestros ​​Yama gritaron salvajemente al mismo tiempo, y tres garras fantasmas oscuras brillaron en el vacío, desgarrando la impenetrable Barrera del Soberano del Mar en la percepción del mundo.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente