Capítulo 993 – AWE – ¡¡Ansioso!!

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Después de volar un poco atontado por allí, confirmó… que sí estaba en el norte. Durante los pocos años que habían pasado, el norte había cambiado tanto que casi parecía un sueño…

Cerca del ochenta por ciento del norte… ya no tenía planicies de hielo. En cambio, estaba cubierto por un suelo fértil… y una densa jungla.

Y toda esa jungla… estaba formada por flores lunares.

La frente de Bai Xiaochun se cubrió de sudor al darse cuenta de la enormidad de lo que había hecho hacía años… Aunque sabía que la flor lunar era poderosa, jamás se hubiera imaginado… que en apenas unos pocos años, terminaría ocupando toda la región norte del Río Alcance Celestial.

Lo que era más extraño, era que al parecer los norteños simplemente dejaron crecer libremente a las flores lunares y no las habían eliminado…

Por supuesto, no tenía manera de saber que los norteños habían intentado eso muchas veces. Pero de nada les sirvió. Además, la guerra estaba sobre el horizonte, y el semidiós del norte y los devas no tenían tiempo para preocuparse por las flores lunares. Lo único que tenían en mente era la invasión a las Tierras Desoladas.

¿Quién se hubiera imaginado lo dramáticamente que podían crecer esas flores lunares en apenas unos pocos años? Quizás los norteños habrían podido hacer algo al respecto de haber actuado antes. Pero el asunto de la guerra se los había hecho imposible.

Bai Xiaochun estaba completamente conmocionado. Siguió adelante un rato hasta que alcanzó a ver la Secta Nube Relámpago de los Nueve Cielos… Los cambios allí no eran tan dramáticos como en el resto del territorio. La secta aún estaba rodeada por planicies de hielo; al parecer, era el único lugar en el norte que había quedado así.

Sin embargo, el territorio alrededor de la secta estaba rodeado por incontables flores lunares. Y las dos estatuas de hielo que formaban la base de la secta estaban considerablemente derretidas. Ya no se podían distinguir sus facciones faciales, y se veían como poco más que unas columnas de hielo…

Bai Xiaochun ya se sentía culpable. Lamentablemente, no sería muy conveniente regresar a la Secta Desafiadora del Río sin usar el portal de teletransportación de la Secta Nube Relámpago de los Nueve Cielos. Así que se preparó y siguió adelante.

Al acercarse, quedó muy sorprendido al no sentir ni un solo deva en la secta. Ni tampoco estaba presente el semidiós. De hecho, casi el ochenta por ciento de los cultivadores parecían estar ausentes…

La mayoría de los que quedaban atrás eran cultivadores en el Establecimiento de la Fundación y discípulos en la Condensación de Qi… Debido a los pocos cultivadores que había, esa enorme y poderosa secta se veía un poco desolada.

Si eso hubiera sido todo, quizás no sería gran cosa. Pero prácticamente todos los cultivadores que permanecían dispersos por la secta se veían inquietos, y suspiraban constantemente.

El corazón de Bai Xiaochun empezó a palpitar fuertemente con un mal presentimiento. No dudó un segundo más y aceleró hacia la secta. Cuando se acercó, la gran formación de hechizos de la secta se activó para evitar que se acercara mucho. Y también se escuchó un sonido que parecía una alarma que llenó toda la secta.

Por supuesto, a esto le siguió un escándalo.

—¿¡Qué está pasando!?

—¡¡El enemigo está atacando!!

Aunque la formación de hechizos defensiva de la secta era poderosa, para la Restricción Imperecedera de Bai Xiaochun, era un obstáculo insignificante. De hecho, ni siquiera bajó su velocidad. Poco después, llegó al medio de la secta.

Un sinfín de miradas aterradas se fijaron en él, y las personas rápidamente lo reconocieron y se escucharon gritos alarmados.

—¡¡Es Bai Xiaochun!!

—¡No puede ser! ¿Qué hace aquí? ¿¡No había desaparecido!?

—¡Maldita sea! El patriarca semidiós y los devas están en el campo de batalla, ¿¡y ahora aparece Bai Xiaochun con intención asesina!? ¿¡Qué está planeando!?

El escándalo de la secta hizo que la inquietud de Bai Xiaochun incrementara. Observó el pánico a su alrededor y gritó, —¡¡Ya cállense!!

Su voz retumbó por la secta como un trueno de los Cielos, un sonido ensordecedor que silenció al instante todo el escándalo.

Apuntó rápidamente a uno de los cultivadores en el gran círculo del Establecimiento de la Fundación, y dijo, —¡Dime por qué hay tan poca gente aquí! ¿Dónde está el Maestro Nube Relámpago? ¿Dónde está el patriarca semidiós? ¿¡A dónde se fueron todos!?

El cultivador temblaba de miedo, pero juntó sus manos de inmediato y se inclinó de manera formal. No se atrevía a guardarse nada así que le explicó rápidamente.

—Las cuatro sectas de las fuentes de los ríos han ido a guerra con las Tierras Desoladas. Todos los demás… están luchando en las Tierras Desoladas…

—¿¡QUÉ!? —gritó Bai Xiaochun tan asombrado que ni esperó más explicaciones. Su mente repentinamente fue abrumada por una idea… ¡¡las Tierras Desoladas y la región de Alcance Celestial estaban en guerra!!

Todos los demás estaban habituados al hecho de que la guerra llevaba años. Pero esta era la primera vez que Bai Xiaochun lo escuchaba, y las noticias lo pusieron muy nervioso al instante. Pensó en su aprendiz Bai Hao, en el Rey Fantasma Gigante, la Dama Polvo Rojo. No había tiempo que perder aquí en el norte. Empezó a moverse de inmediato hacia el portal de teletransportación.

Por supuesto, ya era muy famoso en la Secta Nube Relámpago de los Nueve Cielos. Los discípulos lo veían como una especie de dios demoníaco de la plaga. Por lo que hicieron todo en sus manos para activar rápidamente el portal de teletransportación. Solo cuando se desvaneció la luz junto a Bai Xiaochun fue que dejaron salir suspiros de alivio.

Los portales de teletransportación de las sectas en la fuente de los ríos podían enviar a la gente por todo el Mar Alcance Celestial y llevarlos a las otras sectas. Por lo que, en apenas un momento, Bai Xiaochun pasó del norte al este… ¡y llegó a la Secta de la Polaridad del Dao del Cielo Estrellado!

El portal de teletransportación de la Secta de la Polaridad del Dao del Cielo Estrellado estaba ubicado en el arcoíris azul. En cuanto se iluminó, los discípulos que cuidaban el portal quedaron conmocionados y voltearon a ver quién llegaba.

Xu Baocai estaba sentado allí de piernas cruzadas entre el grupo. Su base de cultivo era lo suficientemente alta para unirse a la guerra, pero había sido herido seriamente por lo que fue enviado de regreso a la secta para recuperarse. Sin embargo, sabía que no pasaría mucho tiempo antes de ser enviado de regreso al campo de batalla.

A estas alturas de la guerra, ya estaba agotado de tantas peleas. Había visto a demasiada gente morir, tanto que su temor se había esfumado, y solo se sentía exhausto.

Sus heridas habían sido serias, de no ser porque su oponente lo había reconocido como miembro de la Secta Desafiadora del Río, y se contuvo, probablemente habría muerto.

A pesar de la piedad mostrada, la base de cultivo de Xu Baocai había quedado seriamente dañada, por lo que cayó directo al nivel del Establecimiento de la Fundación. Aunque se había recuperado un poco desde entonces, no parecía muy probable que pudiera volver a su nivel previo.

Esto llenó a Xu Baocai de dolor. También se preguntaba cuanto más tardaría la guerra. Ya llevaba años, y ambos lados habían sufrido muchas bajas.

Desde su punto de vista, la próxima vez que lo enviaran al campo de batalla podría ser la última. Quizás jamás volvería al este, y terminaría muerto y enterrado lejos de su hogar…

Cuando el portal de teletransportación se iluminó, Xu Baocai se dio cuenta, pero no le prestó mucha atención. Solo le dio un vistazo y apartó su mirada.

Antes de que nadie pudiera siquiera ver quien se teletransportaba, una presión aterradora llenó el aire. Desde el portal salió un sentido divino que abrumó todo y llenó toda la Secta de la Polaridad del Dao del Cielo Estrellado.

Era un sentido divino tan poderoso que no había nada en toda la secta que pudiera esconderse.

Todos empezaron a temblar allí y Xu Baocai hasta quedó boquiabierto. Se había encontrado un sentido divino como este en el campo de batalla, y estaba seguro de que era alguien que sobrepasaba el reino deva. ¡Solo podía ser un patriarca semidiós!

¿El semidiós ha vuelto? —Antes de que Xu Baocai pudiera hacer nada, una voz familiar entró por sus oídos.

—¿Xu Baocai?

—¿Eh? —respondió Xu Baocai boquiabierto. Su mente casi se queda en blanco, el aire onduló, y apareció Bai Xiaochun.

Xu Baocai se le quedó viendo totalmente pasmado, y no pudo hacer más nada mientras Bai Xiaochun se acercaba caminando. Bai Xiaochun frunció el ceño, ondeó su mano y le envió una energía cálida a Xu Baocai. Poco después, se escucharon crujidos y las heridas de Xu Baocai sanaron.

Cuando Xu Baocai sintió esa calidez en su interior y sintió las fluctuaciones de su base de cultivo, la desesperación que llevaba tiempo sintiendo se desvaneció. Sus ojos se iluminaron, y rápidamente regresó a la etapa de la Formación del Núcleo… Por lo que gritó repentinamente, —¿Bai Xiaochun…? ¡¡Joven Patriarca!!

Pagina Anterior
Pagina Siguiente