Capítulo 967 – AWE – La Orden del Relámpago Atónita.

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

El Ancestro del Relámpago estaba completamente impactado al ver los relámpagos disipándose lentamente alrededor de Bai Xiaochun, el cual permanecía allí temblando mientras salía humo de su cuerpo. Casi parecía como si las decenas de miles de rayos lo hubieran dejado perfectamente frito.

Sin embargo, su base de cultivo ya no estaba en el Reino Deva inicial… ¡¡había llegado al Reino deva intermedio!!

Su Conjuro del Gran-Cielo el Sol y la Luna incompleto había llegado al gran círculo. Ahora su ojo derecho poseía una luna brillante que parecía estar lista para salir volando en cualquier momento, ¡para aparecer en el cielo como una segunda luna!

La manifestación de esta habilidad divina haría que cualquier persona ordinaria sintiera como si su corazón y su mente estuvieran siendo reemplazados por una luna.

Pero a Bai Xiaochun solo le hizo temblar física y mentalmente. La verdad era que normalmente no hubiera usado un método como este para avanzar su base de cultivo.

Tan solo pensar en ser atacado por tantos relámpagos le metía terror en el corazón…

—Ya se acabó el cultivo para mí… —dijo al borde de las lágrimas. A estas alturas, el más mínimo sonido de un trueno lo hacía sobresaltarse… De momento no podía estar más asustado de otra convergencia de relámpagos.

Mientras veía nerviosamente a su alrededor, e intentaba decidir si empezar a moverse o no… empezó a acumularse una nueva tormenta eléctrica. Quizás fuera por la influencia de su convergencia de relámpagos previa, pero la fuerza gravitacional generada esta vez era descomunal. Se acumularon más relámpagos que la última vez en apenas unos momentos, y cubrió todo con un resplandor radiante.

Bai Xiaochun gritó y empezó a retroceder, pero esto no evitaría que los relámpagos descendieran sobre él.

—No lo necesito… —chilló. El Ancestro del Relámpago se había ido hacía tiempo, resoplando mientras llevaba su celda a lo lejos. Al voltear por encima del hombro, empezó a maldecir. —¡Maldita sea! ¡No tiene nada de consideración por los ancianos! ¿¡Acaso se cree que es fácil mover esta celda a mi edad!?

***

Poco antes…

Estaba ocurriendo algo grande afuera de la Secta Nube Relámpago de los Nueve Cielos. La nube negra que albergaba la Orden del Relámpago estaba empezando a moverse.

Era casi como un terremoto, algo tan fuerte que todos los cultivadores sobre la Orden del Relámpago lo sintieron de inmediato.

—¿Se acaba de mover el suelo?

—No puede ser… ¡Estamos sobre una enorme nube negra! ¿Cómo se podría mover esa nube…?

—Chicos, no les da la impresión de que… ¿están como bajas las reservas de relámpagos de nuestra Orden de Relámpagos…?

Desde que Bai Xiaochun había sido encarcelado, la Secta Nube Relámpago de los Nueve Cielos se había encontrado con una paz extraña. Los cultivadores de la Orden de la Nube estuvieron tranquilos desde el principio, mientras que los de la Orden del Relámpago se habían preocupado un poco al inicio. Pero conforme pasaba el tiempo, estos también se calmaron. Al fin y al cabo, todos tenían una fe absoluta en el Penitenciario de Relámpagos…

Hasta los devas estaban completamente tranquilos. Finalmente podrían vivir la vida que tenían antes de la llegada de Bai Xiaochun a su secta, y los dejó suspirando de alivio.

Pero mientras las personas aún suspiraban contentas, la nube negra de la Orden del Relámpago se estremeció súbitamente, cosa que llamó bastante la atención. Lo que era aún más asombroso para los cultivadores de la Orden, era que poco después, ¡la nube volvió a sacudirse bajo sus pies!

Además… se podía escuchar como un retumbar apagado, cosa que generó gritos alarmados por toda la Orden del Relámpago.

—¡¡Se movió!!

—¡¡Algo no está bien!!

—Chicos, miren los relámpagos… miren los relámpagos…

Todos bajaron la mirada hacia la nube negra, y pudieron ver que había menos corrientes eléctricas que antes sobre su superficie. Además, con cada momento que pasaba, algunos de los rayos restantes parecían desaparecer en las profundidades de la nube.

Un mal presentimiento surgió casi de inmediato en los corazones de muchos discípulos de la Orden del Relámpago. La expresión de los devas sobre el ataúd negro del cielo cambió, y empezaron a ponerse nerviosos.

—¡¡No me digan que es Bai Xiaochun de nuevo!!

—¡Maldita sea! ¡No puede ser él! Está encarcelado…

Fue entonces que la nube negra de la Orden del Relámpago se estremeció de nuevo, y con aún más violencia que antes. También se pudieron escuchar unos fuertes estruendos.

Y en ese momento, en las profundidades de la nube, en medio de esa descomunal convergencia de relámpagos, Bai Xiaochun estaba gritando y corriendo a toda velocidad. Los hechizos restrictivos que formaban su celda de 30 metros se habían destruido hacía mucho, cosa que le permitió intentar un escape. Pero esto no le sirvió de nada. Ya no había decenas de miles de rayos a su alrededor. No, ¡ahora eran cientos de miles!

Sin importar a dónde o como escapara, los relámpagos lo seguían, y si bajaba su velocidad por siquiera un segundo, terminaría envuelto.

Y si se dejaba de mover, se acumulaban aún más relámpagos. Ahora sí que se estaba volviendo loco.

—¿Cómo puede estar pasando esto…? —se quejó. Era un momento de crisis profunda, por lo que apretó los dientes y dijo, —¡Maldita sea! Muy bien, hora de apostarlo todo. ¿Estos rayos están hechos de energía espiritual no? ¿¡Quién diablos le temería a eso!? —dejó salir un rugido para alentarse a sí mismo, convocó el método que el Ancestro del Relámpago le había enseñado, ¡y empezó a cultivar las Once Transformaciones del Antepasado Nube Relámpago!

Se detuvo súbitamente, cosa que instantáneamente permitió que decenas de miles de rayos impactaran su cuerpo.

Era muy doloroso sentir los latigazos de estos relámpagos, pero gracias a su resistencia, se le hacía fácil aguantar por ahora. Además, una cantidad descomunal de energía espiritual empezó a fluir por su cuerpo, hasta que empezó a inflarse como un globo…

—Antepasado Nube Relámpago, ¡Primera Transformación! —Su visión se opacó y su cuerpo se llenó de dolor, pero se concentró en la habilidad divina, y usaba la energía espiritual para impulsar su transformación.

En ese instante, su cuerpo se llenó de estruendos y creció hasta una altura de 30 metros, también empezó a emanar un aire salvaje y barbárico.

¡Había logrado la primera transformación!

Pero las cosas aún no acababan. A medida que las cantidades masivas de energía espiritual se agitaban en su interior, ¡empezó a trabajar con la segunda transformación! Además, también impulsó los efectos con su Conjuro del Gran-Cielo el Sol y la Luna, ¡y con el poder de su ojo izquierdo!

Solo podía intentar combinar las dos técnicas si analizaba todo cuidadosamente y paso a paso. Además, siempre existía la posibilidad de fracasar.

Bajo circunstancias normales, un fracaso le haría detenerse y acumular más energía espiritual antes de intentarlo de nuevo. Después de todo, combinar estas dos técnicas tan poderosas demandaba que estuviera en su mejor condición.

Pero ahora, con una cantidad inconmensurable de energía espiritual a la mano, no tenía por qué sentarse a esperar. Apenas fracasaba, podía intentarlo de nuevo.

Intentó una y otra vez, más de diez veces, hasta que su ojo izquierdo repentinamente se iluminó con una luz lunar deslumbrante. En este momento, su forma de antepasado de 30 metros de altura se veía muy distinta a la del Maestro Nube Relámpago.

Un aura indescriptible salía de su cuerpo, ¡y el símbolo de la luna en su ojo brillaba con una luz tan poderosa que parecía capaz de controlar toda la oscuridad de la noche!

—¡Funcionó! —Pero este no era el momento para emocionarse. La energía espiritual en su cuerpo estaba siendo drenada rápidamente, casi fuera de su control. ¡Rugió y empezó la segunda transformación de la técnica del Antepasado Nube Relámpago!

Se pudo escuchar otro gran estruendo, ¡y creció hasta una altura de 60 metros! ¡La segunda transformación era un éxito!

Por supuesto, aún no había terminado. Luego fue la tercera transformación, ¡y después la cuarta!

A medida que los incontables relámpagos lo rodeaban, un sonido descomunal se oía a su alrededor, creció hasta 90 metros, ¡y luego 120 metros!

Además, el aura salvaje y barbárica de la técnica, al combinarse con el cuerpo carnal que había dominado los Huesos Imperecederos, hacía que su transformación fuera aún más poderosa. A estas alturas, ¡había superado los límites del poder de su cuerpo carnal!

Si los Maestros Nube Relámpago gemelos hubieran estado aquí para verlo, hubieran quedado totalmente impactados. Después de todo, ¡el poder que Bai Xiaochun podía desatar con su transformación sobrepasaba por mucho la de ellos!

Especialmente al tomar en cuenta el símbolo de la luna en su ojo izquierdo, ¡el cual impulsaba aún más su poder!

Bajo circunstancias normales, Bai Xiaochun habría estado muy emocionado. Pero en este momento podía ver que su cuerpo estaba llegado al límite de su habilidad para absorber los relámpagos de la nube negra. No tenía nada que ver con la habilidad divina, solo su cuerpo. En cierto modo, era lo mismo que al consumir píldoras.

Cuando se llegaba a un punto crítico, los relámpagos ya no serían nutritivos, ¡sino dañinos y hasta destructivos!

A medida que Bai Xiaochun se hacía más grande y fuerte, los relámpagos también aumentaban en número. A estas alturas, había decenas de miles cayendo sobre él como una lluvia.

Estaban saliendo unas lágrimas de temor en sus ojos, y decidió que no tenía más opción que esperar que una transformación más resolviera la situación.

—¡Antepasado Nube Relámpago, Quinta Transformación!

Pagina Anterior
Pagina Siguiente