Capítulo 950 – AWE – ¡Una Habilidad Divina Tras Otra! 

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Cuando ese poder de sellado hizo erupción, la proyección mundial se convirtió en una especie de domo, se envolvió alrededor de Gongsun Wan’er, y se reducía rápidamente a su alrededor. 

Como era de esperarse, en cuanto se redujera lo suficiente, ¡Gongsun Wan’er se convertiría en esclava de El Celestial! 

Extrañamente, Gongsun Wan’er no parecía estar sorprendida por lo que ocurría. Pasó un resplandor extraño por sus ojos y dijo, —Llevas tiempo preparándote verdad bastardo Daoísta Alcance Celestial. ¿Estabas esperando al momento en el que empezara a consumir a mi verdadero ser? 

—¿Pero de verdad pensaste que no estaría lista para algo así…? No eres más que un chiste, ¿lo sabes? Recuerda… la razón para tu derrota, es que no comprendes de verdad el mundo en el que te encuentras, además… ¡¡no tienes idea del verdadero poder del galeón de huesos!! —Por los labios de Gongsun Wan’er salía una risa punzante, y el galeón de huesos bajo los pies de Bai Xiaochun y los demás se estremeció súbitamente. 

Cada hueso que formaba ese galeón empezó a emitir una luz negra, esta empezó a dar vueltas y formó un rayo que salió disparado hacia el espejo de ocho trigramas que se encontraba sobre la puerta de la cabina. 

—Ni siquiera me hacía falta prepararme para este momento bastardo Daoísta Alcance Celestial. Cuando luchábamos con el cuidador de tumbas, no te atrevías a intentar sellarme, pero… ahora si tienes confianza. Lamentablemente para ti, no tienes idea de que… ¡todo lo que necesito es este galeón de huesos! Soy el brazo izquierdo de la Madre Fantasma, y ese brazo izquierdo… ¡es el que controla magia selladora que contiene este buque de guerra! la verdad es que… ¡¡también estaba esperando que me atacaras!! 

—¡Espejo Dominador de Diablos! ¡Te convoco! 

Gongsun Wan’er reía más y más, y la luz negra del barco era absorbida por el espejo de ocho trigramas. Entonces este empezó a vibrar, y luego se elevó por el aire, se convirtió en un rayo de luz negro que iba disparado directamente hacia El Celestial. 

El rostro de El Celestial tomó una expresión sombría, entonces ondeó su mano derecha frente a él. Los cielos y la tierra se estremecieron, pero ese intenso rayo de luz negro no fue destruido. Aunque sí logró forzarlo retroceder, ¡después de lo cual formó una gigantesca figura! 

Era un guerrero enorme con una armadura negra, tenía ojos llameantes verdes. Por las fluctuaciones que emanaba, parecía evidente que esta criatura no era originaria del Reino Alcance Celestial. 

Después de formarse, el guerrero arremetió nuevamente hacia El Celestial. 

—Poder. Energía. Harmonía. Sanación… —Después de pronunciar estas palabras, la energía del guerrero de armadura negra empezó a ascender rápidamente. Y mientras tanto, salió disparado hacia la marca de sellado de la proyección mundial. 

La energía que irradiaba la batalla parecía poder acabar con los Cielos y aplastar la tierra, y para el asombro de Bai Xiaochun y los demás que la presenciaban, ¡el poder sellador del mundo empezó a debilitarse! 

El rostro de El Celestial tomó una expresión espantosa. Aunque ya sabía que Gongsun Wan’er probablemente estaría tramando en su contra mientras él hacía lo mismo, ¡jamás se hubiera imaginado que su plan fuera usar el galeón de huesos para defenderse de él! 

De no haber salido tan herido en las Tierras Desoladas, quizás habría tenido muchas maneras de manejar la situación. Pero de momento, su base de cultivo no era estable, y su poder de batalla se veía considerablemente reducido. Por lo tanto, lo que crecía cada vez más era su ira. 

—Bueno, aún no importa… ¡No es como si no tuviera más ases bajo la manga! —Pasó un destello por sus ojos, apuntó con su dedo derecho… ¡y este salió volando de su mano y se convirtió rápidamente en una gigantesca roca! 

Tenía un color violeta oscuro, y aparte de ser uno de los verdaderos dedos de El Celestial, no parecía haber otra cosa extraordinaria. Sin embargo, ¡si emanaba un aura que dejó boquiabiertos a todos los que podían sentirla! 

¡Era un aura que parecía capaz de aplastar cualquier tipo de diablo y demonio! 

Este se elevó de inmediato hacia el sello de la proyección mundial y se fusionó con este para darle poder. Luego, el increíble poder de sellado salió disparado hacia el guerrero de armadura negra, el cual no era capaz de resistir y fue empujado hacia atrás por todo el campo de batalla. 

—¡Una piedra del diablo de los Cielos! —dijo Gongsun Wan’er mientras su rostro cambiaba dramáticamente—. ¡Maldita sea! Esas son escasas incluso en el mundo exterior, ¿¡cómo consiguió una este tipo! 

Incluso en el lugar del que ella provenía, las piedras del diablo de los Cielos eran objetos muy escasos, y usarlas requería consumir una cantidad masiva de recursos. 

Usar un objeto como ese sobre su propia gente era inútil. Pero era particularmente efectiva contra cultivadores foráneos, ¡y podía suprimirlos fácilmente! 

Este era un momento de crisis profundo, y forzó a Gongsun Wan’er a abandonar sus intentos por consumir a la Madre Fantasma. En cambio, aulló, realizó un gesto de conjuro con su mano derecha y luego apuntó con el dedo por el aire para convocar la antigua espada de Gu Tianjun, la que venía de más allá de los Cielos. ¡La sujetó en su mano y luego le propinó un tajo a la marca de sellado que venía! 

Mientras eso ocurría, el guerrero de armadura negra se encendió en llamas, y sus ojos verdes ardían más que nunca. 

—Intuición. Consciencia. Dimensión. Creación. ¡¡Absoluto!! —El aura de la figura de armadura negra estalló con un poder descomunal, todo su cuerpo incluso se llenó de grietas. Y mientras eso ocurría, empezó a emanar una energía que parecía provenir de fuera de este mundo. 

Al parecer, ¡estaba haciéndose arder a sí mismo para obtener un impulso de poder explosivo el cual usar en un ataque mortal! 

Mientras el cuerpo del guerrero parecía tornarse borroso, su energía ascendió hasta el cielo, y allí se formó un enorme vórtice. A través de ese vórtice, se podía ver lo que solo podía ser descrito como un mundo más allá de estos Cielos y esta tierra. Al autodestruirse, ¡¡el guerrero de armadura negra era capaz de convocar una ley mágica que no formaba parte del Reino Alcance Celestial!! 

Si esa ley mágica llegaba y colisionaba con las leyes mágicas y naturales del Reino Alcance Celestial, aunque fuera por tan solo un momento… ¡la detonación resultante probablemente sería capaz de destruir el sello de la proyección mundial! 

La escena que ocurría frente a Bai Xiaochun y los demás que estaban en el buque de guerra era algo casi incomprensible. En un momento, el Celestial había estado trabajando junto a Gongsun Wan’er, solo para que la situación diera la vuelta en apenas un instante. 

La Madre Fantasma se veía demasiado débil como para meterse, mientras que Gongsun Wan’er, quien era en realidad el brazo izquierdo de la Madre Fantasma, y podía controlar el poder de sellado del galeón de huesos, estaba yendo a tales alturas que estaba dispuesta a destruir el valioso espejo de ocho trigramas. Al combinar el poder de más allá de los Cielos con el de la espada en su mano, se preparaba para destruir la marca de sellado que seguía descendiendo sobre ella. 

Por otro lado, a pesar de que El Celestial había salido tan herido de las Tierras Desoladas, sí que había venido totalmente preparado. No solo había desatado la marca de sellado que era esa proyección mundial, también tenía la piedra del diablo de los Cielos. Estas dos eran armas eran específicas para Gongsun Wan’er, y eran cosas que estaba seguro que Gongsun Wan’er no podría evadir mientras intentaba consumir a la Madre Fantasma. 

Por el momento, era imposible determinar quién tenía la ventaja. Mientras el guerrero de armadura negra colapsaba, y las leyes mágicas y naturales del mundo exterior descendían, Gongsun Wan’er blandió su espada y se preparó para atacar la marca de sellado…  

¡¡Fue entonces que todo cambió súbitamente!! 

En el rostro de El Celestial apareció una sonrisa de desdén y dijo fríamente, —Dado el tiempo que lleva esa espada en mi mundo… ¿de verdad pensabas que podrías controlarla tan fácilmente? ¡Solo te dejé pensar que era así! 

Sus ojos se iluminaron repentinamente, ¡y era una luz muy similar a la que emanaba la espada! ¡Luego extendió su mano izquierda y apuntó su dedo hacia la espada! 

El rostro de Gongsun Wan’er cambió súbitamente, pero antes de poder hacer nada, ¡perdió el control de la espada! La punta de esta empezó a dar vueltas repentinamente y se elevó, pero no hacia ella, ¡sino hacia el gran vórtice del cielo! 

A Bai Xiaochun se le abrieron los ojos de par en par. Este momento era tan tenso que casi olvida respirar. Los giros de esta batalla eran casi imposibles de procesar. Todos tenían tantos planes y conspiraban tanto que era difícil entenderlo. Era particularmente sorprendente que el Celestial realmente hubiera obtenido secretamente el control de la espada caída hacía muchos años, pero la había dejado allí y había permitido que Gongsun Wan’er despertara y se fusionara con ella… 

Bai Xiaochun se estremeció al ver lo bueno que era El Celestial para planes tan complejos. ¡Sí que era aterrador! 

¿Cuántos años lleva planificando todo esto? ¿No me digan que desde el principio sabía que Gongsun Wan’er despertaría? 

—¡¡Noo!! —gritó desesperadamente Gongsun Wan’er. La espada se movió con una velocidad increíble, como una flecha que iba disparada al cielo. Y en cuanto llegó al vórtice… ¡estalló! 

Allí surgió un poder aterradoramente destructivo, ¡y acabó por completo con las leyes mágicas y naturales que venían descendiendo de más allá! 

Aunque el vórtice parecía no estar dispuesto, empezó a desvanecerse. Los ojos del guerrero de armadura negra empezaron a oscurecerse, entonces suspiró, ¡y colapsó en pedazos! 

Una vez más, las cosas habían dado otro giro sorprendente. El Celestial había logrado contrarrestar a la perfección cada una de las acciones de Gongsun Wan’er. Y ahora, ¡la marca selladora de la proyección mundial empezó a reducirse y a cubrirla nuevamente! 

—Te convertirás en mi esclava Dhármica, y pilotearás este barco para mí… ¡Convocaré las leyes mágicas y naturales del mundo exterior para abrir la puerta y salir finalmente de este lugar! Ahora hay un nuevo Emperador del Infierno, y aún no es lo bastante fuerte para meterse en mi camino. El cuidador de tumbas se debilita con cada día que pasa. ¿¡Quién podría detenerme!? —La voz de El Celestial reflejaba su emoción. Mientras la marca de sellado se reducía, parecía evidente que… ¡tenía la victoria al alcance de su mano! 

Pero entonces… 

¡Una voz profunda y misteriosa resonó repentinamente en la mente de Gongsun Wan’er! 

—Ahora es tu elección mi querido brazo izquierdo. O te conviertes en un esclavo Dhármico del Daoísta Alcance Celestial… O vuelves a mi… ¡y me dejas llevarte a casa! 

 


1. Las nueve palabras pronunciadas por la figura de armadura negra son nueve «palabras mágicas» que provienen del antiguo Daoismo. Luego fueron incorporadas en el Japonés y fueron asociadas mucho con el ninjutsu. También hay gestos con las manos (gestos de conjuro) asociados a estos que pueden ver aquí. La versión china no está tan bien documentada en inglés, pero podéis buscar la versión japonesa buscando el kuji-kiri en google.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente