Capítulo 941 – AWE – Esa Forma de Hablar… 

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Era casi como si los Cielos estuvieran chocando con la tierra. El Puño del Emperador Imperecedero de Bai Xiaochun estaba abrumando toda el área, estaba desatando cinco veces el poder normal de su cuerpo carnal, ¡para crear una fuerza que era como un meteorito capaz de destruir el mundo! 

La Transformación de Antepasado del Maestro Nube Relámpago era también una habilidad divina impresionante, ¡algo que podía alterar fundamentalmente la estructura del cuerpo! 

El antepasado de toda la humanidad era justamente el legendario ancestro de todos en el Reino Alcance Celestial. Por supuesto, el cuerpo del antepasado creado por esta técnica no se podía comparar en nada al verdadero antepasado. Pero, aun así, tan solo la más mínima pizca del poder de ese antepasado le podía dar al Maestro Nube Relámpago la capacidad para aplastar todo a su paso. 

Cuando el meteorito y el relámpago impactaron el uno al otro, ¡se pudo escuchar un estallido descomunal! 

Una onda de choque masiva rugió y arrasó por sobre la vasta planicie, ¡destruía todas las plantas y vegetación a su paso! 

También había muchos seres vivientes ocultos bajo esa hierba que quedaron hechos cenizas… 

Muchos otros cultivadores de la prueba de fuego también se dieron cuenta de los sucesos. 

—¿¡Qué está pasando!? 

—¡No puede ser! Esas fluctuaciones… ¿¡No me digan que hay devas peleando!? ¡Pero ni siquiera una batalla entre devas debería poder causar fluctuaciones así! 

Todos estaban totalmente conmocionados. El Maestro Mil Fantasma se detuvo repentinamente y se volteó un momento a ver el campo de batalla que acababa de abandonar, se le contrajeron las pupilas. 

El Maestro Nube Relámpago es muy fuerte. Todos lo saben. Pero… no puedo creer que este Bai Xiaochun pueda hacerle frente y emanar fluctuaciones así… —En sus ojos apareció una mirada pensativa repentinamente. 

En tanto, en otra ubicación cerca de los bordes entre la jungla y la gran planicie, Du Lingfei y aquel extraño joven estaban avanzando junto a su pequeño equipo. 

Ya habían explorado el desierto, el pantano y la jungla, y ahora estaban revisando la planicie. 

Cuando las fluctuaciones se acercaron a ellos, Du Lingfei se volteó repentinamente y miró por encima del hombro. 

—Ignóralo, —dijo fríamente el extraño joven. Ni siquiera esas fluctuaciones tan impresionantes parecían dignas de su atención. 

Du Lingfei asintió. En este momento, solo podía ver que esas fluctuaciones venían de cierta distancia. Y no tenía manera de saber en detalle lo que ocurría. Así que simplemente siguió adelante hacia lo profundo de la planicie sin pensar mucho las cosas. 

Mientras las ondas de choque salían desde el punto de impacto entre Bai Xiaochun y el Maestro Nube Relámpago, el terreno a su alrededor parecía estarse haciendo pedazos, y apareció un gigantesco cráter. Bai Xiaochun escupió una gran cantidad de sangre y salió volando violentamente hacia atrás. 

Su visión incluso se opacó y parecía estarse nublando, sentía punzadas de dolor por todo su cuerpo. En este momento se sentía tan débil que no estaba seguro de si podía siquiera levantar su mano. 

Ya había consumido casi todo el poder de su cuerpo carnal, pero su base de cultivo seguía en pie. Así que convocó su poder y se convirtió en un rayo de luz que salió disparado a lo lejos. 

Su aura estaba inestable y su corazón palpitaba con mucha fuerza. El contragolpe resultante de su ataque había sido considerable. La habilidad divina del Maestro Nube Relámpago había sido increíblemente poderosa, tanto que, por primera vez, el Puño del Emperador Imperecedero no había sido suficiente y había terminado destruido. 

Pero claro, la encarnación del antepasado del Maestro Nube Relámpago también fue aplastada. El Puño del Emperador Imperecedero podía destruir a alguien en el Reino Deva intermedio, ¡y seguía siendo algo impresionante contra alguien en la etapa avanzada! 

Lamentablemente para el Maestro Nube Relámpago, de no ser por sus reservas, hubiera podido deshacer el ataque. Sin embargo… terminó en peores condiciones que Bai Xiaochun. 

Estaba temblando de la cabeza a los pies, y su forma combinada estaba empezando a separarse de nuevo. También empezaron a salir más palabras extrañas por su boca. 

—Hermano, separémonos. De ahora en adelante, tú serás tú, ¡y yo seré yo! 

—Hermano menor, ¡no puedes portarte así! Somos la misma persona… 

El Maestro Nube Relámpago sentía que se estaba volviendo loco. En su estado combinado, su alma divina se suponía que estaba completa. Pero a pesar de eso, aun así, parecía estar separada en dos partes que discutían y se rechazaban la una a la otra. 

Su cuerpo también parecía estar fluctuando, entre querer separarse, y querer mantenerse junto. La sensación general tan extraña lo había llevado ya al borde del colapso mental. 

Finalmente levantó la cabeza y rugió, convocó todo el poder de su magia secreta para suprimir la segunda consciencia en su interior y mantener así su estado combinado. Pero su aura aun así se estaba debilitando, y ahora apenas tenía un poder comparable a cuando había iniciado el proceso de fusión. 

—¡¡Te voy a matar Bai Xiaochun!! —rugió, y salió disparado a gran velocidad tras Bai Xiaochun. 

Bai Xiaochun estaba sin aliento por ver la intensidad con la que las Píldora de Ruptura afectaban al Maestro Nube Relámpago. Había tenido suerte de haber confeccionado esas píldoras en primer lugar, de lo contrario, sí que hubiera sido un desafío aterrador enfrentar al Maestro Nube Relámpago combinado. 

El hombre sí que era muy fuerte después de combinarse, parecía ser demasiado poderoso para él. 

Ni siquiera mi Puño del Emperador Imperecedero funcionó. No me digan que tendré que usar de nuevo la Mata Dioses… —Las viles repercusiones de usar la técnica Mata Dioses casi eran demasiado para siquiera pensarlas. 

—Esto es un abuso total. Primero se metieron conmigo los dos juntos en el concurso de miradas, ¡¡y ahora pelean juntos de nuevo!! —Toda la situación lo tenía muy disgustado, pero no podía hacer nada al respecto. Cosa bastante deprimente. 

—¡Maldita sea! Supongo que la dosis de la Píldora de Ruptura fue demasiado baja. ¡Necesito fortalecerla! —Mientras pensaba en cómo proceder, un gran número de relámpagos aparecieron e iban disparados hacia él. 

Se le puso la piel de gallina, se movió a un lado para evadir y luego arrojó una Píldora de Ruptura. Al Maestro Nube Relámpago se le abrieron los ojos de par en par y también pegó un brinco aun lado. Ahora sí que temía las píldoras medicinales de Bai Xiaochun. 

¡¡Las píldoras de este tipo son demasiado maliciosas!! —pensó. Era obvio que ya había conectado los puntos, y entendía que sus dificultades actuales eran debido a la niebla medicinal que habían creado las píldoras previas de Bai Xiaochun. 

Tan solo pensar en el efecto que le generaban las píldoras de Bai Xiaochun hacia que sus ganas de matar crecieran con cada momento. A estas alturas, la persecución ya los había llevado a los bordes de la planicie, desde dónde ya empezaba la jungla. 

La incesante persecución del Maestro Nube Relámpago había llevado a Bai Xiaochun a un estado de locura, y estaba preparándose para apostarlo todo y usar su técnica Mata Dioses. 

Pero… justo cuando estaba a punto de destruir una gota de su Sangre Imperecedera, vio repentinamente a un grupo de personas a lo lejos… 

Los reconoció de inmediato. Allí estaba Du Lingfei, así como aquel extraño joven, junto a ellos había varios guardias especiales. Ya habían pasado varios meses desde la primera vez que se los había encontrado. 

En cuando los vio, Du Lingfei también lo vio a él, y se le abrieron los ojos ampliamente al ver al Maestro Nube Relámpago persiguiéndolo con ganas de matar. 

El Maestro Nube Relámpago también se percató de la presencia de Du Lingfei y su grupo. 

Ya que llevaba muchos años siendo un patriarca deva de la Secta Nube Relámpago de los Nueve Cielos, conocía bien el estatus de Du Lingfei. Aun siendo más poderoso de lo que él ya era, no se atrevería a hacer nada imprudente frente a ella. Por lo que bajó un poco su velocidad tras Bai Xiaochun, claro, no se detuvo por completo. 

En su opinión, cualquier conflicto que tuviera con Bai Xiaochun no era más que un asunto personal, y la Isla Alcance Celestial usualmente no interfería con tales cosas. Por lo que, siempre y cuando mantuviera su respeto frente a ellos, podía seguir su persecución. Claro, ya había preparado una explicación rápida. 

No se olvidó de juntar sus manos mientras seguía en su persecución, y se refirió a Du Lingfei de manera respetuosa para decir, —Diosa Du, este asunto entre Bai Xiaochun y mi persona es… 

Pero antes de poder terminar su frase, Bai Xiaochun le interrumpió con unas palabras que casi lo hacen caer del cielo… 

—¡Cariño sálvame! ¡Sálvame, oh mi esposita! 

Entonces salió disparado a toda velocidad hacia Du Lingfei. 

Su voz resonó fuerte y clara frente a todos, y parecía rebosar con una profunda pasión y sinceridad. 

Du Lingfei quedó boquiabierta en cuanto escuchó las palabras de Bai Xiaochun. Sin mencionar a los guardias especiales a su alrededor. A todos se les abrieron los ojos de par en par y se quedaron viendo a Bai Xiaochun quien venía velozmente hacia ellos. 

El joven del grupo se quedó viendo a Bai Xiaochun con una mirada gélida. 

Sin embargo, el asombro que el Maestro Nube Relámpago sentía sobrepasaba el de todos los demás. Estaba atónito y completamente pasmado, aún más que con el caos producido por la Píldora de Ruptura. Se estremeció incontrolablemente e intentó determinar si había escuchado bien… 

Dijo casi tartamudeando, —C-como… ¿cómo acabas de llamar a la Diosa Du…? 

Pagina Anterior
Pagina Siguiente