Capítulo 892 – AWE – El Asombro del Gremio de Venas de Acero.

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Ahora se encontraba en el Reino Deva inicial, y aunque aún no había estabilizado su base de cultivo por completo, aun así podía fusionarse con los Cielos y la tierra. Además, él era un raro deva del Dao de los Cielos, lo cual de por sí compensaba las debilidades de no haber tenido la oportunidad de estabilizarse en su reino. Por lo que, lo que acababa de desatar… ¡era básicamente un ataque perfecto!

Con esto, arrasó por completo a los tres devas. Claro, estos tampoco eran devas ordinarios, y habían estado trabajando juntos. A pesar de estar seriamente heridos, no habían llegado al punto de no poder seguir luchando. Aun así, el ataque sorprendente que acaban de recibir no solo los había herido físicamente; ¡era un duro golpe para su coraje!

Los fenómenos drásticos ocasionados por ese puñetazo conmocionaron a todos en la Secta Desafiadora del Río, independientemente del rango que tuvieran en la secta.

La onda de choque de ese ataque seguía extendiéndose, pero las cosas aún no acababan. Mientras aún salía sangre por la boca de los tres devas y se retiraban aterrados, un destello pasó por los ojos de Bai Xiaochun. A pesar de no verse distinto, la verdad era que había agotado considerablemente el poder de su cuerpo carnal. No estaba completamente vaciado de poder, pero si vastamente más débil.

Sin embargo, nadie podría ver eso en su expresión facial. No tenía ningún plan especial en mente, pero dio otro paso adelante.

En ese momento, su base de cultivo surgió y su voluntad se fortaleció. El enorme rostro en el cielo se aclaró aún más, y parecía irradiar la energía del Puño del Emperador Imperecedero, con lo que la tierra debajo se sacudió violentamente. Entonces el pie de Bai Xiaochun pisó con fuerza y rugió, —La Secta Desafiadora del Río no es el tipo de lugar al que puedan simplemente visitar así nada más, ¡y luego irse sin permiso!

Estas mismas palabras se escucharon como un rugido proveniente del rostro en el cielo, por lo que Bai Xiaochun se veía dramáticamente más sorprendente para todos.

A excepción de Chen Hetian, Li Xiandao y Bai Zhentian cuyos ojos se iluminaron súbitamente.

—¡Aquí hay algo raro!

—¿Por qué hablar tato en medio de una pelea…? Esperen… ¿no me digan que se quedó sin poder debido a ese puñetazo!

—¿Está tratando de hacer que nos retiremos?

Los tres devas se animaron. Y se dieron la vuelta sin siquiera dudar, se convirtieron en rayos de luz que, en vez de escapar, salieron disparados directamente hacia Bai Xiaochun.

La energía de los tres creció, listos para desatar ataques poderosos. Y aunque aún estaban siendo cautelosos, no contenían su poder letal para nada.

Pero justo cuando empezaron a moverse nuevamente contra Bai Xiaochun, este sonrió. Y cuando los devas vieron esa sonrisa, casi se les para el corazón.

—¡Oh no!

—¡Maldita sea, nos engañó!

Una marca apareció repentinamente en la frente de Bai Xiaochun, la cual se abrió para revelar un tercer ojo. Entonces el poder de su Ojo Dharma Alcance Celestial hizo erupción y envió una luz violeta disparada hacia los tres devas.

Antes de que estos pudieran reaccionar, la luz los rodeó y les hizo sentir como si una gran mano invisible los hubiera sujetado. Al mismo tiempo, Bai Xiaochun realizó un gesto de conjuro de dos manos y luego las ondeó frente a él.

—¡Dominio glacial!

Se escucharon fuertes estruendos, y un aire indescriptiblemente frío empezó a salir de Bai Xiaochun. Todo empezó a congelarse en sus alrededores, y se materializaron 27 proyecciones glaciales.

Cada una de esas 27 proyecciones se veía exactamente igual a Bai Xiaochun, y en cuanto aparecieron, ¡se lanzaron sobre los tres devas!

Por el aura asesina que rodeaba a esas proyecciones, era evidente lo que ocurriría si llegaban hasta ellos. Aunque quizás no los mataran, seguramente lograrían infringirles serias heridas en sus cuerpos carnales.

Ahora no era el momento para que los devas pensaran qué hacer. Chen Hetian convocó una magia secreta e hizo que se abrieran tres brechas sobre su rostro. Entre esas se podían ver sus huesos y en cuanto se abrieron por completo, Chen Hetian obtuvo repentinamente acceso a un poder inmenso.

Estaba resistiéndose ferozmente contra el poder del Ojo Dharma Alcance Celestial, y luego salió disparado 3.000 metros hacia atrás, cosa que lo colocó a una distancia prudente de cualquier proyección glacial.

Pero solo él sabía el verdadero precio que había tenido que afrontar para evitar ese ataque. Las tres brechas que se habían abierto en su rostro había reducido su longevidad en por lo menos sesenta años, y también habían reducido su base de cultivo en medio reino.

Era prácticamente como si su corazón sangrara, pero no tenía más opciones. De hecho, él no fue el único que tomó acciones decisivas tan drásticas. Bai Zhentian y Li Xiandao también usaron magias secretas similares y pagaron precios extremadamente duros para retirarse frente a esas proyecciones glaciales.

Gracias a sus reacciones tan veloces, ¡las proyecciones glaciales no lograron asestarles ningún golpe y luego se desvanecieron!

A pesar de que se veían impresionantes y peligrosas, la verdad era que esas proyecciones no llevaban tanto poder consigo. Por lo que aparecieron expresiones extremadamente espantosas en los rostros de Chen Hetian, Li Xiandao y Bai Zhentian.

Pero ya no estaban dispuestos a confiar en sus sentidos. Al principio pensaban que Bai Xiaochun solo aparentaba su poder, por eso habían atacado. Y aunque había usado prácticamente una finta para contraatacar, ahora estaban demasiado inquietos y dudosos como para intentar de nuevo.

La amenaza del Puño del Emperador Imperecedero de Bai Xiaochun era algo simplemente demasiado grande, y no tenían ninguna manera de evaluar su verdadero poder.

Mientras dudaban, Bai Xiaochun alzó la barbilla, sacudió su manga y los observó con ojos fríos y dominantes.

—Chen Hetian, Excéntrico Bai, y tú, el tercer tipo que no conozco. ¿Quieren pelear o no? Si no es así, ¡entonces lárguense de una vez!

Los tres devas tenían expresiones verdaderamente espantosas, y sus corazones estaban llenos de nervios. Por un lado, temían que la batalla siguiera saliéndose de control, y por el otro, no querían retroceder.

Fue justo en ese momento de dudas, que los tres devas alzaron la mirada repentinamente. Allí a lo lejos, las nubes se agitaron y aparecieron un gran número de rayos de luz. En apenas unos momentos, se pudo ver una gran formación de tropas.

Empezaron a surgir un gran número de figuras, una tras otra. Miles. Decenas de miles. ¡¡Rápidamente alcanzaron los 100.000!! El aire se llenó de gritos de guerra y quedó claro que venía un impresionante ejército.

Estos eran justamente Bai Lin, Zhao Tianjiao, el Patriarca Venas de Acero… ¡y los ejércitos de las cinco legiones!

—¿¡Quién se atreve a herir a uno de mis mayores generales!?

—El Gremio de Venas de Acero ha combatido por años sobre la Gran Muralla. Ahora que ha vuelto uno de mis mayores generales, ¿¡quién se atreve a herirlo!?

—¡Has llevado las cosas demasiado lejos Patriarca!

—Maestro…

Cuando se escucharon esas voces, los recién llegados vieron repentinamente el campo de batalla… y se les abrieron los ojos de par en par.

Aquellos con bases de cultivo al nivel de Bai Lin o más podían sentir las fluctuaciones restantes de la muerte de la divinidad naciente de un deva. Y los que no podían sentir tal cosa, podían ver claramente los restos destruidos del cuerpo carnal del Patriarca Río Estrellado, ¡así como su cabeza cortada!

Lo más impresionante era el estado actual de Bai Xiaochun y los otros tres devas… Bai Xiaochun flotaba en el aire viéndose totalmente arrogante y dominante, justo frente a Chen Hetian, Li Xiandao y Bai Zhentian, quienes estaban empapados de sangre y claramente se veían en mala condición.

Además, era obvio que los tres devas habían estado trabajando juntos… ¡y sin embargo no eran rival para Bai Xiaochun!

Absolutamente todos, incluido Bai Lin, quedaron boquiabiertos. El más sorprendido de todos fue el Patriarca Venas de Acero.

¿¡Ya ha aterrado a los tres devas!? —pensó—. ¿¡De verdad los hirió a todos!?

Pasó un resplandor imperceptible en sus ojos. Como el poderoso experto deva que era, podía sentir claramente la evidencia de las muertes del Patriarca Río Estrellado y el Patriarca Río del Dao.

Además, también podía ver fácilmente lo heridos que estaban esos tres devas, ¡así como la evidencia del final de su batalla!

Acaban… ¿¡de usar magias secretas!? Este Bai Xiaochun de verdad forzó a Chen Hetian, Li Xiandao y Bai Zhentian… ¿¡¿¡a usar peligrosas magias de escape!?!?

Pagina Anterior
Pagina Siguiente