Capítulo 826 – La Etapa Avanzada del Alma Naciente.

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Después de eso, había logrado adquirir llamas desde la de dieciséis colores, hasta la de diecinueve, y se había visto forzado a quedarse viendo los productos en su mano. No se atrevía a reforzar su alma naciente, al menos no hasta que encontrara la oportunidad apropiada.

Su plan original había sido esperar hasta poder avanzar directamente al nivel de deva. Pero… ahora era un momento de crisis mortal, y no había tiempo para considerar las consecuencias.

En lo que concernía a su pequeña e insignificante vida, revelar su identidad era algo secundario. Además… Gongsun Wan’er se estaba haciendo pasar por él. Ya que todos le estaban prestando atención a ella, Bai Xiaochun esperaba poder reforzar aún más su alma naciente sin atraer tanta atención y sospechas.

¡No tengo tiempo de pensar en todo eso! —pensó con los ojos inyectados de sangre. En cuanto a la reacción de la Dama Polvo Rojo, por el momento ambos estaban en el mismo predicamento. Se preocuparía por lo demás después. Ahora la presión que les ponía Gongsun Wan’er era demasiada. Podría librarse en cualquier momento y entonces perseguirlos… las consecuencias eran demasiado severas como para contemplarlas.

En este momento, Bai Xiaochun sabía bien que tenía que volverse tan poderoso como pudiera. Tenía que acabar con ese aparentemente inmatable Lei Shan, y así realmente tendrían una oportunidad de escapar.

El tiempo era escaso, y la Dama Polvo Rojo ya estaba seriamente herida. De hecho, cada instante que pasaba luchando con Lei Shan era extremadamente peligroso para ella. El rostro de Bai Xiaochun tenía una mirada sombría debido a los constantes estallidos que escuchaba de afuera. Apretó los dientes, golpeó su bolso de almacenamiento, y sacó las llamas de dieciséis, diecisiete, dieciocho y diecinueve colores.

La aparición de tantas llamas multicolor hizo que la recámara privada se tornara roja brillante por el calor. Bai Xiaochun realizó rápidamente un gesto de conjuro y entonces se tocó la frente, ¡con esto sacó su alma naciente!

Después de haber llegado a la etapa intermedia del Alma Naciente, y particularmente después del quinceavo refuerzo espiritual, su alma naciente se había vuelto mucho más fuerte y sólida. Ya no se sacudía tan fácilmente por estar afuera del cuerpo, ni tampoco le afectaba el frío.

De hecho, había pocas diferencias entre esta y su cuerpo carnal. Sin embargo, Bai Xiaochun no le estaba prestando mucha atención a todo eso. En cuanto salió en forma de alma naciente, se sentó de piernas cruzadas dentro de su wok de tortuga, y luego ondeó su mano de manera ensayada hacia la llama de dieciséis colores.

Cuando la llama de dieciséis colores tocó el wok de tortuga, empezaron a aparecer un gran número de diseños complejos sobre la superficie de este, y una luz dorada se elevó hasta cubrir el alma naciente de Bai Xiaochun.

En sus oídos se escuchaba el retumbar de sonidos ensordecedores. Pero estos no se oían afuera, allá la Dama Polvo Rojo y Lei Shan seguían con su batalla.

Por otro lado… de vuelta en la Ciudad del Archi-Emperador… ya no había muchos cultivadores reunidos alrededor de la Estela del Emperador del Infierno. El que Bai Xiaochun hubiera llevado a cabo quince refuerzos espirituales sobre su alma naciente y se llevara el primer lugar ya había dejado a todos los demás desesperados e impotentes. Después de eso, ya pocos tenían siquiera ganas de competir.

En lo que concernía a la mayoría, ya era un milagro absurdo que alguien pudiera sobrevivir a quince refuerzos espirituales… No había prácticamente nadie vivo que tuviera el coraje de arriesgar su vida por una competencia así.

Aunque ya no había tantas personas como antes alrededor de la Estela del Emperador del Infierno, de todos modos, había algunos. Eran unos cuatro o cinco cultivadores de almas que estaban pasando por el área, y aunque al principio no le prestaban mucha atención a la estela, cuando esta se iluminó repentinamente con una luz negra, todos voltearon con expresiones extrañadas. Y en ese momento… casi se les salen los ojos.

—¿Bai Xiaochun…? Hizo… ¿¡hizo otro refuerzo espiritual en su alma naciente!?

—Esto… esto…

—Dieciséis. Después de todo este tiempo… ¿de verdad está llevando a cabo otro refuerzo espiritual? ¿¡Acaso está loco!? —Nadie podía entender por qué Bai Xiaochun, quién ya estaba en el primer lugar, y quién superaba tan vastamente los siete refuerzos espirituales del segundo lugar… ¡seguiría arriesgando su vida!

Aunque estaban perplejos, esto no les impidió mandarles mensajes a todos sus conocidos, y las noticias se divulgaron rápidamente. En apenas un momento, prácticamente ya toda la Ciudad del Archi-Emperador hablaba al respecto.

—¿¿Dieciséis??

—¿Acaso la Diosa Polvo Rojo no fue recientemente tras Bai Xiaochun? ¿¡Cómo puede estar llevando a cabo refuerzos espirituales en este momento!?

Sin embargo, mientras la Ciudad del Archi-Emperador se conmocionaba por el asombro, el nombre de Bai Xiaochun se volvió a iluminar con una luz negra. Cuando esta se desvaneció, el número al lado de su nombre había cambiado. En vez de ser dieciséis, ¡¡se leía diecisiete!!

—¡No puede ser! ¿¡Está reforzando más!?

—¡¡Quizás la Diosa Polvo Rojo lo arrinconó tanto que decidió arriesgarse a la muerte para llevar a cabo más refuerzos espirituales!!

En tanto, dentro de la recámara privada de la aeronave, ¡el alma naciente de Bai Xiaochun ya tenía siete diseños dorados encima! También era evidente que su aura era mucho más poderosa que antes, ¡¡y ya estaba llegando a la cima de la etapa intermedia del Alma Naciente!!

A estas alturas, se encontraba a tan solo un corto paso de avanzar a la etapa avanzada del Alma Naciente. Así que no vaciló un segundo más, ondeó su dedo e hizo que la llama de dieciocho colores se acercara. Una luz dorada que sobrepasaba todo hasta ahora inundó el área en cuanto esta tocó el wok de tortuga, también llenó de estruendos los oídos de Bai Xiaochun.

Cuando la luz se desvaneció, el alma naciente de Bai Xiaochun ya irradiaba una energía capaz de sacudir los Cielos y destruir la tierra, una energía que formó un remolino dentro de la habitación. Entonces el alma naciente de Bai Xiaochun abrió los ojos. ¡Ya había logrado avanzar!

Ya no se encontraba en la etapa intermedia del Alma Naciente; ¡¡sino que se encontraba en la etapa avanzada!!

Claro, podría haber hecho este avance hacía mucho, incluso estando en la Ciudad del Archi-Emperador. Pero había estado conteniéndose. Ahora que había logrado esta transformación tan drástica, un resplandor brillante salía de sus ojos y su aura se alzaba tan poderosamente como un gran mar. En cuanto a su poder de batalla, este ya estaba muy, muy por encima de cualquier cosa que hubiera mostrado antes.

Pero las cosas aún no acababan. Ya que había decidido llevar a cabo refuerzos espirituales sobre su alma naciente, no tenía ninguna razón… para no llegar a su límite. Ondeó su dedo y acercó la llama de diecinueve colores, en cuanto esta tocó el wok de tortuga, una luz dorada aún más deslumbrante que antes lo inundó todo.

De hecho, ¡era casi como si la recámara privada se hubiera convertido en oro!

Afuera, a la Dama Polvo Rojo se le habían abierto los ojos con asombro y hasta Lei Shan volteó a mirar. Ninguno de los dos podía sentir las fluctuaciones de un refuerzo espiritual. Pero ambos podían percibir que una fuerza drásticamente poderosa se estaba formando en la aeronave celestial, algo que podría estallar en cualquier momento.

Los ojos de Lei Shan titilaban con una luz negra, y estaba a punto de pasar de largo a la Dama Polvo Rojo para intentar detener lo que sea que estuviera por comenzar. Pero la Dama Polvo Rojo parecía animada por esta esperanza recién encontrada, e hizo todo en su poder para bloquearlo.

Mientras la batalla se intensificaba, había incontables personas impactadas en la Ciudad del Archi-Emperador. Se estaba formando un escándalo masivo en la ciudad cuando las personas descubrían que Bai Xiaochun había pasado de quince refuerzos, a dieciocho. Era una conmoción comparable a lo que había causado Bai Xiaochun cuando se convirtió en nigromante terrestre con la identidad de Bai Hao.

Había centenares de cultivadores de almas volando hacia la Estela del Emperador del Infierno, allí quedaban boquiabiertos al ver el número de Bai Xiaochun al tope de la lista, con un resplandor negro.

Luego, la luz se desvaneció, y nuevamente… el número al lado de su nombre era distinto. En cuanto se aclaró, las personas pudieron leer… ¡¡diecinueve!!

Hubo un momento de silencio… ¡justo antes de un escándalo masivo!!

—Diecinueve… ¡¡eso es imposible!!

—Olvídense de almas nacientes, hasta para objetos mágicos normales es prácticamente imposible llevar a cabo diecinueve refuerzos espirituales. ¡¡Quizás no allá más que dos o tres en todas las Tierras Desoladas!! Cualquiera de esos se consideraría un tesoro precioso, ¡¡una antigüedad de la Dinastía del Archi-Emperador!!

—De dónde sacó Bai Xiaochun una llama de dieciocho colores, ¿¡sin mencionar una llama de diecinueve colores!? ¡¡La única persona en todas las Tierras Desoladas que puede conjurar una llama de diecinueve colores es el Maestro Terrestre Wan Pin!!

No podía haber una conmoción más grande. Hasta el Sumo Pontífice del Cielo y el Archi-Emperador se vieron afectados. No había ni qué mencionar a los cuatro reyes celestiales. Quizás estas personas pudieran ignorar el hecho de que Bai Xiaochun había llevado quince refuerzos espirituales en su alma naciente, pero diecinueve refuerzos era algo completa y absolutamente asombroso e insólito.

Además, tanto el Rey Fantasma Gigante como el Sumo Pontífice del Cielo sabían bien que la situación involucraba a la Dama Polvo Rojo, así que empezaron a investigar.

Pero cuando intentaron hacer contacto, el Sumo Pontífice del Cielo frunció el ceño y la expresión del Rey Fantasma Gigante cambió de golpe. Ambos se pusieron de pie impactados.

No podían… ¡¡no podían contactar a la Dama Polvo Rojo!!

¡¡Algo va mal!! —Un resplandor peligroso pasó por los ojos del Rey Fantasma Gigante, se elevó de la Ciudad del Fantasma Gigante y envió su sentido divino por todos lados. Entonces salió disparado a lo lejos, ¡su corazón estaba repleto de temor y nervios mientras intentaba ubicar a su única hija!

Pagina Anterior
Pagina Siguiente