Capítulo 808 – ¡Ven Si Tienes Lo que Hace Falta!

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Cuando Bai Xiaochun escuchó lo que decían, les gritó furioso, —¡Ni se crean que tendrán una oportunidad!

Hasta se aseguró de memorizar los rostros de todos los marqueses celestiales que se veían emocionados y se tomó un momento para observar furiosamente a Zhao Xionglin.

Dado lo vil que estaba actuando Zhao Xionglin, decidió al instante que… de ahora en adelante, ¡se aseguraría de obligarlo a ofrecerle kowtow cada vez que lo viera!

Pero de cualquier modo, este no era el momento de estarse preocupando mucho por Zhao Xionglin. las nubes se desvanecieron de lo alto del cielo, ¡y lo que las reemplazó fue un centenar de relámpagos!

Se veían cómo decenas y decenas de miles de serpientes furiosas e inundaban el cielo con tronidos ensordecedores.

Ahora el cielo parecía un mar de rayos, cubrían a la Ciudad del Archi-Emperador de tal manera que hizo que todos en la ciudad vertieran su atención al cielo.

—¿¡Qué está pasando!?

—¡Cielos! ¡Qué diablos es eso!

—Cómo es que… cómo es que se parece a… la legendaria…

Un nigromante bastante anciano de la ciudad empezó a temblar violentamente, y luego gritó con incredulidad y asombro: ¡¡¡La Tribulación de Llama de Almas Terrestre!!!

La ciudad quedó conmocionada al instante. Los ojos de todos los nigromantes empezaron a arder con una gran pasión y emoción mientras observaban cómo se formaba la tribulación de llama de almas.

—No puede ser… ¡¡esa sí es la Tribulación de la Llama de Almas Terrestre!! Esa tribulación de llama de almas solo aparece cuando se forma por primera vez una llama de dieciocho colores, ¡¡cuando alguien se convierte en un nigromante terrestre!!

—¡Quienquiera que pase esa tribulación podrá volver a conjurar la llama de dieciocho colores sin volver a provocarla!

—¿Quién es…? Cuál… ¿¡Cuál es el gran maestro que está avanzando al rango terrestre!?

—¡Va a ocurrir! ¡Tiene que ocurrir! Y entonces… ¡nuestra Dinastía del Archi-Emperador tendrá a un cuarto nigromante terrestre!

El escándalo creó una especie de gran onda sonora que inundó a toda la ciudad. Y en poco tiempo las noticias se divulgaron a los confines de las Tierras Desoladas y produjeron escenas similares por doquier.

Cuando Sun Yifan y Sima Tao escucharon al respecto, los dos se fueron velozmente al portal de teletransportación más cercano. Ellos eran los más emocionados de todos.

—¡¡Tiene que ser el Gran Maestro Bai!!

—¡¡Tiene que ser él!!

Los nigromantes celestres de todas las Tierras Desoladas estaban moviéndose con locura hacia los portales de teletransportación cercanos para dirigirse a la Ciudad del Archi-Emperador. Era casi como el inicio de una peregrinaje.

¡Poder presenciar personalmente la Tribulación de la Llama de Almas Terrestre sería de mucho beneficio para ellos!

En medio de la conmoción de las Tierras Desoladas, el rostro de Bai Xiaochun se tornó serio. Aunque sabía bien que conjurar una llama de dieciocho colores provocaría una tribulación de relámpagos… no se hubiera imaginado que sería algo tan monumentalmente impresionante.

—Si de verdad fallo con esta tribulación… ¡entonces todo habrá acabado! —Esta idea estremeció su corazón y lo llenó de nervios.

Todos los demás presentes de la sala que acababan de presenciar este giro tan espectacular de los acontecimientos pasaron instantemente de un estado de desesperación, a un estado de esperanza.

Bai Xiaochun sacó una Píldora de Buena Fortuna Parte Cielos sin vacilar y se la metió a la boca, esto llevó su base de cultivo a su condición óptima. —¡Me niego a creer que una insignificante tribulación de llamas de alma pueda herirme ahora que puedo conjurar llamas de dieciocho colores!

Tenía confianza, pero no por él mismo… ¡sino dado el hecho de que se encontraba justamente en la Sala del Pontífice del Cielo!

La tribulación celestial provocada por una llama de dieciocho colores era algo capaz de sacudir a los Cielos y la tierra. Algunos pocos nigromantes celestes como el patriarca del Clan Miao tendrían legados ancestrales que podían usar para lidiar con estas tribulaciones. Pero la mayoría de los otros nigromantes celestes normalmente intentarían conjurar su primera llama de dieciocho colores en una recámara de meditación aislada, rodeados de formaciones de hechizos y ayudantes confiables que los ayudaran a mantenerse a salvo.

Para un nigromante que planea conjurar una llama de dieciocho colores, es fácil conseguir personas en las que confiar que lo ayuden. Al fin y al cabo, muchos expertos poderosos estarían dispuestos a hacerlo para formar una buena relación.

Desde el momento en el que Dinastía del Archi-Emperador tuvo que reubicarse, hasta la era moderna, ¡ninguno de los nigromantes que habían llegado al rango terrestre habían enfrentado la tribulación del modo en el que Bai Xiaochun lo hacía!

¡Estaba usando la Sala del Pontífice del Cielo cómo su primera línea de defensa!

Cuando alzó la mirada al mar de relámpagos que inundaba el cielo por encima de la Ciudad del Archi-Emperador, este empezó a pulsar y a reducirse lentamente.

A medida que se reducía, los relámpagos con apariencia de serpiente se reunían, y gradualmente crearon un rayo gigantesco, ¡tan grueso como un gran barril! ¡Y entonces ese relámpago descendió sobre la Sala del Pontífice del Cielo!

Esta era… ¡la verdadera Tribulación de Llama de Almas Terrestre!

Ese relámpago masivo emitía un poder impresionante, y cuando impactó a la Sala del Pontífice del Cielo, esta se sacudió brutalmente, pero luego se iluminó con una luz espectacular multicolor.

¡Esa luz era un mecanismo de defensa poderoso que estaba defendiéndose contra los relámpagos celestiales!

La Sala del Pontífice del Cielo quedó intacta, y el relámpago celestial se convirtió en un montón de chispas plateadas, hasta la última de esas se desvaneció así no más.

Bai Xiaochun parpadeó varias veces y luego volteó a ver al Sumo Pontífice del Cielo, este permanecía sentado en su trono con una pequeña sonrisa. Los marqueses celestiales circundantes se quedaron pasmados, especialmente Zhao Xionglin, el cual estaba tan pálido como una hoja de papel… Ahora todos maldecían, pero solo en su mente; ninguno se atrevía a seguir abriendo la boca.

—¡Qué idiotas! —murmuró Chen Haosong con sigo mismo. No hacía falta pensar mucho para entender esta situación. Era obvio que el Sumo Pontífice del Cielo estaría encantado de tener a otro nigromante terrestre en las Tierras Desoladas, así que era natural que apoyara a tal persona.

¡Y este apoyo era algo monumentalmente importante en un momento de crisis como este!

Bai Xiaochun también lo entendía, y estaba profundamente conmovido. Se volteó hacia el Sumo Pontífice del Cielo, juntó sus manos y se inclinó. El orgullo y la alegría de hacía un rato ya habían desaparecido. Lo que le había ocurrido con Bai Hao lo había ayudado a madurar un poco. ¡También sabía que ahora era una persona muy importante para el Sumo Pontífice del Cielo!

Pero justo cuando todos asumían que ya la tribulación celestial había acabado, los relámpagos de arriba se agitaron y empezaron a volverse más intensos.

Luego se redujeron nuevamente, tanto que en vez de cubrir a toda la Ciudad del Archi-Emperador, estaban solo encima del palacio imperial.

Todos quedaron sin aliento. Ya era obvio que se estaba formando otro relámpago, uno vastamente más poderoso que el primero. Se podían escuchar unos estruendos increíbles, ¡y un sinfín de relámpagos se estaban uniendo en una especie de esfera!

Cuando se formó la esfera de relámpagos, y todos los rayos se unieron… ¡se volvieron de color negro!

Ese relámpago celestial negro empezó a emanar una presión similar al poder del Reino Deva inicial, y entonces empezó a hacerse más y más fuerte, ¡hasta volverse equivalente al gran círculo!

Todos en la Ciudad del Archi-Emperador quedaron boquiabiertas del asombro.

—Esta Tribulación de Llama de Almas Terrestre parece un poco distinta de lo descrito en los registros…

—No puede ser… ¿¡cómo lidiaron con una tribulación así los nigromantes terrestre anteriores!?

Bai Xiaochun también estaba impactado, pero no muy preocupado. Con la protección de la Sala del Pontífice del Cielo, asumía que estaría bien. Claro, seguía sin bajar la guardia, de hecho, rotó su base de cultivo como loco preparándose para la caída del relámpago.

Cuando el relámpago negro se acercó, la luz que rodeaba a la Sala del Pontífice del Cielo no actuó solo como une escudo. En realidad, estalló enviándole un ataque al relámpago celestial que se cernía.

Cuando ambos se encontraron… ¡una explosión ensordecedora inundó a toda la Ciudad del Archi-Emperador!

El escudo de la Sala del Pontífice del Cielo se distorsionó y retorció, y hasta fue empujado de manera considerable. Pero el relámpago celestial claramente había sufrido un gran daño, y rápidamente terminó quebrado en un sinfín de chispas eléctricas que cayeron como una lluvia sobre el palacio imperial…

Fue llegado a este punto que el mar de relámpagos empezó a mostrar señales de estar por dispersarse, así que Bai Xiaochun decidió que era la oportunidad perfecta para alardear un poco. Alzó la mirada con orgullo, apuntó al cielo y dijo, —¡Hey! ¡Ven si crees que tienes lo que hace falta!

Pagina Anterior
Pagina Siguiente