Capítulo 751 – Formación de Hechizos Secreta del Clan Imperial

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Cuando tanto la Dama Polvo Rojo cómo las demás figuras poderosas de la aristocracia y la nobleza entraron en acción, Bai Xiaochun estaba moviéndose velozmente por el aire en un rayo de luz, sus ojos estaban inyectados de sangre y estaba apuntando hacia Zhou Hong con una fuerza letal.

El rostro de Zhou Hong cambió de golpe. Sabía bien que Bai Xiaochun era muy poderoso, y no quería luchar directamente al menos que fuera absolutamente necesario. Así que solo retrocedió de inmediato.

—Este Bai Hao ya mató a varios, así que tiene que morir. Todo lo que tenemos que hacer es retrasar las cosas un poco. ¡Todos ataquen juntos y fuércenlo a retroceder!

Todos podían ver la verdad en sus palabras, especialmente aquellos que habían formado parte del incidente en la Tetera de Nigromante. Sabían bien que esta era la mejor oportunidad que tendrían para conseguir su venganza. Solo tomó un instante para que otra ronda de técnicas mágicas aún más poderosas inundaran el aire, crearon una ráfaga que se movió de manera imbatible hacia Bai Xiaochun.

En respuesta a esto, Bai Xiaochun abrió el Parasol Eterno y en vez de bajar la velocidad, ¡aceleró aún más! También le dio una palmada a su bolso de almacenamiento y sacó una lanza negra con dieciséis refuerzos espirituales. Dejó salir un grito enfurecido y arremetió hacia adelante, se defendía con el parasol en una mano y apuñalaba con la lanza en la otra.

La lanza generó un gran vórtice el cual dejó boquiabierto a Zhou Hong y lo forzó a retroceder de nuevo. A un lado de Zhou Hong estaba un joven que llevaba tiempo acompañándolo. En este momento tenía una expresión espantosa, y la mirada de sus ojos indicaba que parecía estar calculando algo. Repentinamente se encendió la intención asesina en sus ojos y sacó una antigua brújula feng shui.

—Compañeros Daoístas, ¡asuman sus posiciones de acuerdo a las indicaciones de mi brújula feng shui! —Justo cuando estas palabras salieron de su boca, una luz brillante salió disparada desde la brújula feng shui, y creó la proyección de una imagen de la brújula alrededor de Bai Xiaochun.

Se podían ver más de cien puntos brillantes, los cuales se movían junto a él mientras atacaba. Cuando los elegidos vieron eso, sus ojos se iluminaron y empezaron de inmediato a tomar las posiciones marcadas por esos puntos brillantes.

El primer cultivador de almas se encontró a sí mismo repentinamente llevando una armadura resplandeciente. La armadura también hizo que empezara a acumularse una especie de niebla alrededor de Bai Xiaochun. En cuanto esta apareció, Bai Xiaochun pudo sentir una intensa presión sobre él.

En apenas unos momentos, llegaron cada vez más personas, y conforme lo hacían, aparecían armaduras sobre ellos. Cada una de esas armaduras estaba enlazada con las otras a través de corrientes de luz, y estas al mismo tiempo hacían que aquella neblina se tornara más y más densa.

Una presión increíble pesaba sobre Bai Xiaochun producto de esa formación de hechizos, por lo que se le hacía difícil moverse. Además, esta era simplemente una presión aplastante, no un sellado, ¡por lo que no podía librarse con la Restricción Imperecedera!

Cuando Zhou Hong tomó su posición dentro de la formación, aquel poder se volvió aún más intenso. Pero no todos los presentes decidieron unirse, especialmente algunos de los que habían formado parte de la primera ronda de atacantes. Un ejemplo era Zhao Dongshan. Estas personas habían quedado tan conmocionadas por el poder de batalla de Bai Xiaochun, que aún dudaban de acercarse, incluso bajo la presión de la formación de hechizos.

—¡Qué montón de inútiles! —pensó Zhou Hong con un frío bufido. Ignoró a Zhao Dongshan y los demás y se centró en darle poder a la formación de hechizos y en arrojar habilidades divinas y técnicas mágicas.

En cuanto a Bai Xiaochun, este permanecía en medio de aquella formación de hechizos rotante, tenía una expresión algo espantosa, la densa niebla a su alrededor parecía pesar sobre toda la creación y parecía hacerle imposible el escape. Sin mencionar que la presión crecía cada vez más. Entonces apareció una ráfaga de luz de espada moviéndose hacia él, frunció el ceño y sacó el Parasol Eterno para defenderse. Poco después se escuchó une estallido y pudo sentir cómo su qi y su sangre se sacudían en su interior.

Por el momento, no podía ver a nadie afuera de la formación de hechizos, pero los demás si podían verlo. Zhao Dongshan y los demás que no participaban se quedaron viendo cómo los más de cien cultivadores de almas que formaban parte de la formación de hechizos seguían haciendo que el espacio alrededor de Bai Xiaochun se redujera. Era fácil imaginarse que, si la formación de hechizos se reducía más allá de cierto punto, esta desataría un ataque devastador.

—¿¡Qué formación es esa!? —pensó Zhao Dongshan boquiabierto e impactado por lo que presenciaba.

Zhou Hong solo rio fríamente, sentía que el poder de su base de cultivo era absorbido por ese punto de luz resplandeciente, y también podía ver que Bai Xiaochun vacilaba allí adentro. Entonces su mirada se tornó hacia el joven afuera de la formación que sostenía la brújula feng shui.

—Aquel joven que el segundo príncipe envió para ayudar sí que es un poderoso maestro de formaciones de hechizos, —pensó—. Bai Hao, ah Bai Hao. Qué lástima que no podrás descubrir que además de mí, el segundo príncipe y hasta el gran príncipe estamos juntos en esto. Ofendiste a demasiados miembros de la nobleza y la aristocracia. Incluso ofendiste… ¡al clan imperial!

Mientras Zhou Hong reía fríamente, la expresión facial de Bai Xiaochun se volvía cada vez más espantosa. Entonces se puso en movimiento, eligió una dirección y usó la Embestida Sacude Montañas.

Se pudo escuchar un estallido, la formación de hechizos se estremeció. Pero a Bai Xiaochun también le impactó un contragolpe poderoso, su expresión se volvía cada vez peor. ¡Estaba claro que las defensas de esta formación de hechizos no se romperían fácilmente!

—Así que están uniendo los poderes defensivos de todos los que están afuera de la formación… —Siguió evadiendo la luz de espada que continuaba atacándolo, ¡el aura se hacía más fuerte con cada momento que pasaba!

No tomaría mucho tiempo para que esa luz de espada… ¡¡llegara al poder de un deva!!

Bai Xiaochun respiró hondo y se dio cuenta de lo poderosa que era esta formación de hechizos.

—Esta formación de hechizos sí que es sorprendente para formarse tan rápido… Por lo general, formaciones grandes y poderosas cómo estas toman tiempo en montarse. —Frunció el ceño y recordó al joven con la brújula feng shui que había estado de pie junto a Zhou Hong, aquel que había montado esta formación de hechizos.

Para Bai Xiaochun era claramente un extraño, esta persona no había estado presente en la Tetera de Nigromante.

—¿¡De verdad se creen que esta formación de hechizos de mierda podrá retenerme!? —Apareció una mirada salvaje en sus ojos. Sabía que este no era el momento de quedarse parado perdiendo el tiempo. Era difícil saber si el rey fantasma gigante lograría convencer a la Dama Polvo Rojo de intervenir, y el poder de la formación de hechizos se acumulaba con cada segundo. Esto a su vez hacía que el peligro que enfrentaba creciera rápidamente.

—Veamos que es más poderoso… tu formación de hechizos, ¡¡o mi Puño del Emperador Imperecedero!! —Inhaló profundamente, y en ese momento, las fluctuaciones de su base de cultivo y todo lo demás se desvaneció. Parecían estarse reduciéndose, concentrándose dentro de su ser, hasta su fuerza vital, ¡todo volvía a su origen!

Para cualquier tipo de sentido divino, Bai Xiaochun se vería como si no tuviera ninguna aura en lo absoluto, casi como si fuera un cadáver.

A Zhao Dongshan se le abrieron los ojos de par en par y el rostro de Zhou Hong cambió.

—¡¡Va a usar ese puñetazo!!

Tanto Zhou Hong cómo todos aquellos en la formación de hechizos que habían formado parte de los eventos en la Tetera de Nigromante se alarmaron de inmediato por lo que veían, y enviaban cada vez más poder desde sus bases de cultivo. Al fin y al cabo, lo que lo habían visto hacer con ese puñetazo era algo que no olvidarían por el resto de sus vidas.

El único que no reaccionó así fue el joven con la brújula feng shui. Aunque podía ver la reacción de Zhou Hong y los demás, tenía confianza plena en esta formación de hechizos… ¡en que nadie bajo el Reino Deva podría romperla!

—¿¡Cómo podría este insignificante Bai Hao romper la formación de hechizos secreta del clan imperial!?

Claro, nadie tenía manera de saberlo, ni siquiera Zhou Hong y los demás, pero el Puño del Emperador Imperecedero que Bai Xiaochun estaba desatando, ¡era muy distinto al que habían visto antes!

En la Tetera de Nigromante, Bai Xiaochun había usado todo el poder de su cuerpo carnal para darle poder a aquel golpe… Pero ahora que estaba en el noveno estrato de los Huesos Templados, su Puño del Emperador Imperecedero ahora podía desatar… ¡el doble del poder de su cuerpo carnal!

La cantidad anterior de poder ya había sido impresionante, pero el doble de eso… era un nivel de poder del que ni Bai Xiaochun estaba seguro. ¡Solo sabía que hasta la Dama Polvo Rojo podía salir herida contra eso!

Los ojos de Bai Xiaochun se veían cómo sin vida, y su cuerpo parecía un árbol marchito. ¡Pero fue entonces que apretó su mano en un puño!

Un vórtice negro empezó a dar vueltas a su alrededor, cómo una especie de agujero negro. ¡¡Unas distorsiones se extendieron por el aire y los rayos de luz de espada que venían hacia él se retorcieron hasta ser erradicados!!

Un aura aterradora salía de ese agujero negro, algo demasiado misterioso cómo para siquiera definirlo. En cuanto apareció, empezó a extenderse incluso más allá de la formación de hechizos, las personas en ella empezaron a sentir cómo sus corazones palpitaban con temor, una sensación de crisis mortal.

El joven con la brújula feng shui estaba claramente impactado, y la brújula feng shui incluso empezó a vibrar inestablemente.

—¡¡Imposible!! —gritó. Al fin y al cabo, su oponente no había hecho más que cerrar su puño…

Pagina Anterior
Pagina Siguiente