Capítulo 75 – ¡¡He Sido Acusado Injustamente!!

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

El impactante rugido de furia hizo que hasta los árboles en el área temblaran. Las hojas caían, para ser llevadas por el viento, el cual soplaba de un lado a otro.

Cuando Bai Xiaochun escuchó el enfurecido grito, se asustó tanto que casi salta por el aire. Miró hacia arriba, y vio al Anciano Zhou de cabello blanco flotando encima, con venas sobresaliéndole por todo el cuello y la cara.

El Anciano Zhou se veía como una bestia salvaje, y de hecho, en realidad se veía de manera bastante similar al fénix de hacía un mes…

“Bai Xiaochun, fuiste tú quién hirió a mi fénix. ¡Hoy, incluso si Li Qinghou intenta interferir, te enseñaré una amarga y dura lección!” Con otro rugido estruendoso, extendió su mano derecha y realizó un feroz gesto de agarre en dirección a Bai Xiaochun.

Ese gesto causó que el aire alrededor de Bai Xiaochun se empezara a tornar sólido. Bai Xiaochun se sacudió por dentro y dejó salir un chillido miserable. Un brillo plateado emanó de su piel, y al mismo tiempo, una luz blanca apareció aún más por encima mientras activaba el Escudo Grulla Divina. A la distancia, se veía casi como una cascara de huevo.

“¡Está tratando de matarme! ¡¡Está tratando de matarme!!” Tan pronto la luz lo envolvió, ignoró la presión que lo aplastaba proveniente del Anciano Zhou y sin dudarlo salió disparado a la velocidad más alta posible.

“¿Eee?” Murmuró el Anciano Zhou. A pesar de que no había usado toda su fuerza, considerando que estaba en la etapa inicial del Establecimiento de la Fundación, incluso una fracción de su poder debería de haber sido suficiente para prevenir que se escapase cualquier cultivador de Condensación de Qi.

Viendo al Bai Xiaochun envuelto en luz escapando a la distancia, rugió, “Bai Xiaochun, ¿realmente piensas que no sé qué tú estabas intentando perjudicarme incluso cuando estabas en Los Hornos? ¡Sé que la raíz de ginseng que se suponía era para mí sopa fue comida por todos ustedes, hasta que quedaran solo las pequeñas raíces! También sé que fue tu idea hacer los tazones menos profundos. ¡Y ahora incluso fuiste y alimentaste con alguna medicina a mi fénix! ¡En este mismo día, me aseguraré de que entiendas las severas consecuencias de crear problemas en nuestra secta!”

Dicho esto empezó a perseguirlo.

La verdad es que todos los Ancianos en la secta sabían de las cosas que pasaban en Los Hornos.

“¡No puedes culparme!” Chilló miserablemente Bai Xiaochun. “¡Ese pájaro tuyo robó mi píldora medicinal! ¡Realmente no tuve nada que ver con eso!” Mirando hacia atrás sobre su hombro, vio a un Anciano Zhou exageradamente agresivo y a su base de cultivo inconmensurable. Bai Xiaochun inmediatamente aceleró con tanto como le era posible, como si su vida dependiera de ello, transformándose rápidamente en no más que un conjunto de imágenes residuales.

Arriba en medio del aire, ese fénix macho escuchó las palabras de Bai Xiaochun, y las plumas inmediatamente se le pusieron de puntas. Dejando salir un graznido miserable, apuntó sus alas hacia Bai Xiaochun, si pudiera hablar, obviamente hubiera gritado histéricamente a todos los presentes que fue Bai Xiaochun quién le dio la medicina. ¡¡Que él ciertamente no la había robado!!

“¡T-tu…!” Al ver como el fénix lo acusaba falsamente hizo que Bai Xiaochun se sintiera aún peor que antes. ¿Cómo podría haberse imaginado que, dado lo inteligente que era, sería acusado por un pájaro un día?

El odio llenaba su corazón. Mirando al ave, decidió firmemente en su corazón que una vez que este asunto fuese resuelto, se aseguraría de que ese pájaro sintiera lo que era ser humillado. El ave podrá ser macho, pero Bai Xiaochun encontraría un ave aún más masculina para que le enseñara una lección.

“¡Cómo te atreves a objetar por detalles insignificantes!” Dijo el Anciano Zhou aumentando su velocidad. Salió disparado hacia Bai Xiaochun, y ondeó su manga, haciendo que un poder masivo se disparara por el aire. Sin embargo, cuando cayó sobre Bai Xiaochun, simplemente se tambaleó un poco, y luego retomó su velocidad como si nada hubiera ocurrido.

La escena hizo que los ojos del Anciano Zhou se ampliaran. Había usado suficiente poder para enviar a cualquier otro discípulo de la Secta Externa rodando por el suelo, y sin embargo, Bai Xiaochun lo trató como si no fuese nada.

Bai Xiaochun también estaba impactado. El golpe de justo ahora lo había sacudido hasta los dientes, y lo dejó temblando. Mirando atrás al Anciano Zhou, sacó rápidamente la Espada del Cuervo Dorado y vertió algo de poder espiritual en ella. El cuervo dorado se materializó, y Bai Xiaochun se transformó en un rayo de luz dorado que salió disparado por el aire.

El Anciano Zhou dejó salir un frío bufido, y también se elevó, seguido por su fénix.

Todos los discípulos que observaban en el área se sentían bastante satisfechos con ser capaces de disfrutar del infortunio de Bai Xiaochun. Viéndolo escapar locamente por su vida les permitió a todos liberar un poco de la irritación que había estado supurando dentro de ellos.

Grandes sonrisas florecían en los rostros de Chen Zi’ang, Zhao Yiduo, y Liu Ergou, el llamado Lord Wolf, estaba tan feliz que corrían lagrimas por su rostro.

“¡¡Los Cielos si tienen ojos!!” Murmuró.

Volando por el aire sobre el Pico Nube Fragante, Bai Xiaochun dejó salir un grito miserable. Quienquiera que no estuviera observando lo que ocurría pero escuchara el grito estaría completamente impactado.

“¡Anciano Zhou, tu ave está mintiendo! ¡Estoy diciendo la verdad, y él se lo está inventando!” Bai Xiaochun quería llorar, pero no le salían lágrimas. Se paró sobre el cuervo dorado, moviéndose hacia adelante con todo lo que tenía.

“¡Cállate!” El Anciano Zhou rugió. Ya era bastante malo que Bai Xiaochun estuviera diciendo constantemente todo tipo de cosas sobre su ave, pero aún peor, había bastantes personas que podían escucharlo, y todas ellas tenían expresiones extrañas en sus rostros. La mano derecha del Anciano Zhou destelló con un gesto de conjuro, haciendo que una ráfaga de aire se disparara hacia Bai Xiaochun.

“¡Pero es cierto! ¡Tú pájaro me está acusando falsamente!” Bai Xiaochun solo quería resolver la situación, y sin embargo, la ráfaga de aire seguía acercándose, haciéndolo temblar de miedo. De alguna manera aumentó aún más su velocidad, y logró evadir la ráfaga, pero esta creó un agujero de tamaño considerable en una gran roca cercana.

Bai Xiaochun miró sobre su hombro a ese agujero, y se le puso la piel de gallina. Finalmente, decidió llamar a su respaldo más poderoso, “¡Soy el Hermano Menor del Líder de la Secta! ¡Soy el aprendiz del Maestro Daoísta Tamiz Espiritual!”

“¡Nadie puede ayudarte ahora!” Dijo el Anciano Zhou mirándolo ferozmente. La verdad era que de hecho estaba perdiendo un poco de ‘cara’ persiguiendo personalmente a Bai Xiaochun. Lo que era aún peor era que no había siquiera tocado a Bai Xiaochun, quien escapaba como un conejo al que le habían pisado la cola. Era realmente una escena miserable.

En alguna parte del Pico Nube Fragante, Xu Baocai miró hacia arriba a lo que estaba ocurriendo, con emociones mezcladas en su rostro. Por supuesto, no estaba preocupado por Bai Xiaochun. Más bien, se sentía mal por el Anciano Zhou, y no podía evitar recordar su propio pasado.

“¡¡Deja de correr Bai Xiaochun!!” Gritó el Anciano Zhou acercándose como un poderoso roc. Junto a él, su fénix seguía emitiendo gritos ensordecedores, y ocasionalmente apuntaba a Bai Xiaochun con sus alas.

“¡Soy un discípulo Prestigioso!” Gritó Bai Xiaochun. “¡He derramado sangre por la secta! ¡¡He realizado un servicio increíble!!” Mientras corría por su vida, sus palabras hacían eco incluso en el Pico Caldero Violeta. Muchas personas miraron hacia arriba y vieron a Bai Xiaochun en pleno escape, y extrañas expresiones rápidamente llenaron sus rostros. Cuando se dieron cuenta de lo que estaba pasando, no pudieron evitar reírse.

“Ese título se le da a los muertos,” rugió el Anciano Zhou. “¡Te voy a convertir en un verdadero discípulo Prestigioso!” La verdad era que realmente no planeaba matar a Bai Xiaochun. Solo quería enseñarle una muy dura lección. Esperando asustarlo, ondeó su mano una vez más, enviando otra ráfaga de viento, la cual causó que un vórtice apareciera alrededor de Bai Xiaochun.

Cuando Bai Xiaochun escuchó las palabras del Anciano Zhou, y luego vio el vórtice de viento aparecer, gritó aún más fuertemente que antes. Vertió todo el poder espiritual que podía en la Espada del Cuervo Dorado. Bai Xiaochun escapó desde dentro del vórtice, rodeado por una luz dorada, saliendo disparado todo el camino hasta el punto medio entre el Pico Nube Fragante y el Monte Semilla del Dao. Fue solo entonces que la luz empezó a desvanecerse.

Una luz plateada brillaba alrededor de él mientras arremetía hacia adelante gritando. Estaba muy al tanto de que Li Qinghou no estaba en la secta en este momento, y la única persona que podía salvarlo era su Hermano Mayor Líder de la Secta, y por eso es que estaba dirigiéndose hacia el Monte Semilla del Dao.

El Anciano Zhou estaba impactado por dentro, debido a que Bai Xiaochun fue capaz de evadir sus ataques tantas veces, y ahora estaba seguro de que esa era una de las razones por las que fue capaz de sobrevivir a la persecución del Clan Luochen.

Sin embargo, considerando cuantas personas estaban mirando, le dejaba muy poca ‘cara’ al Anciano Zhou, y esto solo servía para avivar su furia. Desplegando toda su base de cultivo, salió disparado contra Bai Xiaochun una vez más.

“¡Hermano Mayor Líder de la Secta, sálvame!” Bai Xiaochun lloró a todo pulmón. Silbando por el aire a toda velocidad, siguió evadiendo al Anciano Zhou mientras se dirigía al Monte Semilla del Dao. Su increíble agilidad lo hacía muy escurridizo.

Por supuesto, si el Anciano Zhou realmente desplegara todas sus técnicas y habilidades divinas del Establecimiento de la Fundación, probablemente hubiera sido capaz de detener a Bai Xiaochun. Sin embargo, todo lo que quería hacer era enseñarle una lección. Si empezaba a usar técnicas mágicas, y no controlaba su poder a la perfección, podía muy bien propinarle un golpe fatal.

Sin embargo, en este momento, ni siquiera podía golpear a Bai Xiaochun del todo, y sin embargo, Bai Xiaochun gritaba miserablemente, lo cual hacía que el Anciano Zhou se pusiera aún más furioso. Rápidamente realizó un gesto de conjuro con su mano derecha, haciendo que nubes oscuras se formaran en el aire por encima. Truenos retumbaron mientras relámpagos empezaban a dispararse hacia Bai Xiaochun.

Los ojos de Bai Xiaochun se abrieron como platillos. El aterrador poder que sintió dentro del relámpago dejó a su mente un poco en blanco. Con los ojos inyectados de sangre, realizó un gesto de conjuro con las dos manos y luego apuntó. Instantáneamente, apareció un qi violeta arriba de su cabeza, el cual se disparó contra el relámpago.

El Anciano Zhou estaba impresionado. Se había propuesto simplemente asustar a Bai Xiaochun, y a pesar de que el relámpago parecía un ataque, estaba apuntando a la tierra justo al lado de Bai Xiaochun, no a él. Pero ahora, Bai Xiaochun de hecho estaba luchando de vuelta contra él, haciendo que el Anciano Zhou repentinamente intentara controlar el relámpago. Desafortunadamente no podía detenerlo del todo.

El Qi violeta giraba hacia arriba desde Bai Xiaochun para encontrarse con el relámpago, y al hacerlo, la imagen de un caldero apareció. Cuando impactó contra el relámpago, sonidos de estruendos masivos resonaron, sacudiendo todo en el área. El qi violeta se dispersó, y en cuanto al relámpago, se apagó alrededor de la mitad antes de chocar contra el suelo.

El rostro de Bai Xiaochun se puso pálido, y dejó salir otro grito lastimoso.

“¡Sálvame, Hermano Mayor! ¡Sálveme, Maestro! ¡¡Oh espíritu de mi Maestro en los cielos sálveme!!”

El Anciano Zhou se detuvo en su lugar en medio del aire, observando a Bai Xiaochun sorprendido. Justo ahora, logró reducir el poder del relámpago como por la mitad, pero incluso el poder restante debería de haber sido suficiente para herir de gravedad a cualquier cultivador en la Condensación de Qi. Y sin embargo, además de hacer que el rostro de Bai Xiaochun se tornara pálido, enviando su qi y sangre en un caos, hizo poco más.

“Eso fue… la Invocación de Caldero de Qi Violeta,” Murmuró el Anciano Zhou consigo mismo. “Du Lingfei y Hou Yunfei dijeron los dos que Bai Xiaochun había obtenido iluminación respecto a la Invocación de Caldero de Qi Violeta, pero ese nivel de poder excede al séptimo nivel de Condensación de Qi. ¡La destreza en combate que este chico puede desplegar con esa técnica es increíble!”

Una extraña luz destelló por los ojos del Anciano Zhou. Ahora que se había dado cuenta de que Bai Xiaochun era un Elegido de este calibre, un poco de su ira se mitigó. Además, los gritos ensordecedores de Bai Xiaochun lo dejaban inseguro de si debía reír o llorar. Con un frío bufido, empezó a perseguirlo una vez más.

“No me interesa si fue culpa del fénix, Bai Xiaochun fue el causante principal. Este chico es necio y travieso; necesito tomar la oportunidad para asustarlo para que se controle.”

Pagina Anterior
Pagina Siguiente