Capítulo 674 – Un Gran Furor

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

La Ciudad de las Nueve Serenidades y la Ciudad del Campeón de Guerra no eran las únicas dos que quedaron conmocionadas. La Ciudad de Adviento Espiritual también se alborotó por completo. Pero allí había demasiados presuntos herederos. De hecho, había más de 10.000 personas que podían afirmar su conexión con el linaje real. Aunque algunos de ellos podían considerarse elegidos, ninguno era tan espectacular como Gongsun Yi o Zhou Hong. De hecho, la más famosa en la ciudad era una chica joven.

Cuando las noticias de lo ocurrido en la Ciudad del Archi-Emperador llegaron a la Ciudad del Fantasma Gigante, sobre lo de que Bai Xiaochun había aparecido, causó una gran conmoción allí también.

Claro, Bai Xiaochun aún no estaba al tanto de todo eso. Su alma naciente estaba sentada felizmente sobre su wok de tortuga, extremadamente satisfecho por su sesión de cultivo. Sus ojos resplandecían, y apuntó su dedo hacia su llama de once colores.

—Jeje. ¡Sigamos! —Dicho esto, el wok de tortuga empezó a brillar con una luz brillante de nuevo. Pero esta vez no era una luz plateada, sino dorada. Poco después, los diez diseños plateados de su alma naciente desaparecieron, ¡y los reemplazó un único diseño dorado!

Su alma naciente se hizo un poco más grande en ese instante, Bai Xiaochun quedó boquiabierto. Recordó entonces que solían ocurrir transformaciones fundamentales después del décimo refuerzo espiritual, y esto lo inquietó un poco.

—¿Mi alma naciente no cambiará de apariencia o si…? —Se quedó viendo nerviosamente como la luz dorada se desvanecía, y luego inspeccionó su alma naciente. Al descubrir que no había ningún cambio fundamental, dejó salir un suspiro de alivio.

—Aún más fuerte que antes… por cómo van las cosas, parece que el catorceavo refuerzo espiritual será la cima de la etapa inicial del Alma Naciente. Normalmente, aunque tuviera alguna técnica increíble, necesitaría más de cien años para llegar allí… —Con esto en mente, concluyó que esta era una oportunidad que no podía dejar pasar. ¡Así que no vaciló ni un segundo y empezó a proceder con el doceavo refuerzo espiritual!

Más estruendos se oyeron, y apareció un segundo diseño dorado sobre su alma naciente, pero no paró allí. ¡Luego se pudieron ver un tercer y un cuarto diseño!

Una sensación de fuerza explosiva llenó su alma naciente, junto a un cuarto diseño dorado. Ahora tenía la sensación de que con solo un paso más, pasaría de la etapa inicial, ¡a la etapa intermedia del Alma Naciente!

Sin embargo, no estaba preparado para hacer eso por ahora. Llegado a este punto, no tenía más opción que detenerse. Entonces abrió los ojos y observó su alma naciente. ¡La diferencia entre esta alma naciente y la del principio era descomunal!

—Ya llegué a mi límite, —murmuró—. Pero una vez que haga el quinceavo refuerzo espiritual, ¡avanzaré directamente a la etapa intermedia del Alma Naciente! —Mientras hablaba, su alma naciente voló de regreso a su cuerpo carnal.

Cuando el cuarto diseño dorado apareció sobre su alma naciente, el número catorce apareció junto al nombre de Bai Xiaochun en la Estela del Emperador del Infierno en la Ciudad del Archi-Emperador. En ese momento, los cultivadores que observaban todo quedaron totalmente pasmados. Ninguno de ellos se podía siquiera imaginar lo que ocurriría si el sucesor del emperador del infierno de las Tierras Desoladas… resultaba ser Bai Xiaochun. ¡Parecía algo tan absurdo como para siquiera considerarlo!

Pero a estas alturas, no parecía quedar ningún suspenso sobre el resultado… Fue en ese momento exacto que el aura explosiva de un deva surgió dentro de la Ciudad del Archi-Emperador.

Una luz de colores brillantes pasó por los Cielos y la tierra, y los enormes dragones de las nubes de arriba quedaron claramente sorprendidos al ver a una mujer elevándose desde la Legión del Fantasma Gigante. Era hermosa y con una figura curva, pero poseía un aura asesina extremadamente aterradora. Además, sus ojos contenían intención asesina y locura. Esa era nada más y nada menos que… ¡la Dama Polvo Rojo!

Su base de cultivo se había recuperado hacía tiempo, pero había permanecido en meditación aislada, y no estaba al tanto de lo que ocurría afuera. Sin embargo, sus subordinados y oficiales de alto rango sabían de su hostilidad hacia Bai Xiaochun, por lo que le transmitieron las noticias.

Cuando escuchó lo que había hecho el maldito y detestable Bai Xiaochun, se volvió casi loca. Salió volando a toda velocidad hacia la Estela del Emperador del Infierno, y allí se quedó viendo el nombre que estaba en el primer lugar, su cuerpo temblaba y su aura asesina estaba al máximo.

Cuando las personas se dieron cuenta de que la Dama Polvo Rojo había llegado, se inclinaron y juntaron sus manos con respeto. Todos sabían que a pesar de ser la deva más reciente en esta generación, ¡su poder de batalla estaba mucho más allá de lo ordinario!

—Bai Xiaochun… Bai Xiaochun… —Se podía ver una expresión muy sombría en su cara, y sus ojos irradiaban una luz gélida. En este momento, sabía que Bai Xiaochun… tenía que haber llegado a la etapa del Alma Naciente del Dao de los Cielos. Su ira ardía al máximo, sacó una tablilla de jade y le envió un mensaje a sus oficiales y subordinados.

—Paguen cualquier precio necesario para encontrar a Bai Xiaochun. ¡¡Lo quiero vivo!!

Su ejército respondió al instante. Los soldados empezaron a moverse de un lado a otro en el campamento, ¡emitían órdenes listos para seguir el comando de la Dama Polvo Rojo y buscar a Bai Xiaochun!

En otro lugar de la Ciudad del Archi-Emperador se encontraba una joven, una que al igual que los demás, prestaba atención a la situación con la Estela del Emperador del Infierno. Pero a diferencia de la Dama Polvo Rojo, no había ninguna frialdad gélida en sus ojos, solo preocupación y nervios.

Esta era justamente… ¡Chen Manyao de la Secta Desafiadora del Río!

Ella era una Desolada, y su Maestro era una persona muy importante, lo que le daba un estatus único en la Ciudad del Archi-Emperador. Pero jamás olvidaría todo lo ocurrido en la Secta Desafiadora del Río, la Secta de la Polaridad del Dao del Cielo Estrellado o el bote que los había llevado por el Mar Alcance Celestial…

En los años que habían pasado desde su regreso a las Tierras Desoladas, pensaba a menudo en los rostros familiares que recordaba del pasado. Y más que en los demás, solía pensar en Bai Xiaochun.

Cuando escuchó por primera vez que había desaparecido, pensó que ya estaba muerto, y había caído en una gran melancolía.

Pero ahora que su nombre había aparecido sobre la estela de piedra, una chispa de luz deslumbrante apareció en sus ojos.

—¿Dónde estás Xiaochun…?

Dentro del palacio imperial de la Ciudad del Archi-Emperador, se encontraba el sumo pontífice del cielo, el mismo hombre que le había ordenado al archi-emperador a entrar a meditación aislada. Era la única persona aparte del archi-emperador que comandaba poder sobre los diversos oficiales de la dinastía. Y repentinamente, el sumo pontífice del cielo abrió sus ojos.

En ese instante, los enormes dragones del aire sobre la ciudad empezaron a temblar, y todos los expertos poderosos de la ciudad se estremecieron y retiraron su sentido divino, temían hacer cualquier cosa que pudiera ofender al sumo pontífice del cielo.

Los ojos del sumo pontífice del cielo pasaron a través de toda la creación y se posaron directamente sobre la Estela del Emperador del Infierno, ¡y sobre el nombre que ocupaba la primera posición!

Poco después, apartó la mirada y emitió una nueva orden.

—¡Encuentren a Bai Xiaochun y tráiganmelo!

Las órdenes bajaron por la línea de mando, no desde el sumo pontífice del cielo, ¡sino bajo el auspicio del mismísimo archi-emperador actual! Debido a eso, hasta los cuatro reyes celestiales no tenían más opción que reconocerlas…

Poco después, todas las Tierras Desoladas estaban buscando a Bai Xiaochun.

Más o menos en este tiempo, Bai Xiaochun abrió los ojos y toda su recámara de meditación aislada se llenó como del sonido de un relámpago. La presión de la etapa del Alma Naciente emanaba de él.

Inhaló profundamente, se inspeccionó rápidamente con una expresión de emoción. En efecto, estaba en el gran círculo de la etapa inicial del Alma Naciente, y su alma naciente tenía cuatro diseños dorados. No podía contener su orgullo cuando sacudió su manga y abrió la puerta de su recámara de meditación. Entonces salió caminando orgullosa y dramáticamente.

Justo cuando pensaba si debía salir a alardear un poco para asegurarse de que todos supieran que ya no estaba en la Formación del Núcleo, envió su sentido divino afuera y descubrió que había un gran alboroto en la ciudad.

Podía escuchar a las personas discutiendo cierto asunto, uno que lo dejó temblando de miedo. Su grandilocuencia previa se desvaneció de inmediato, toda la alegría se evaporó, y fue reemplazada por terror y nervios.

—¿Escucharon? ¡Apareció Bai Xiaochun! Qué, ¿no sabes quién es Bai Xiaochun? Bueno déjame contarte…

—¡Realizó catorce refuerzos espirituales sobre su alma naciente! ¡Es absurdo! ¡¡Debe haberlo hecho con algún tesoro mágico poderoso!!

—El archi-emperador ha ordenado que todos en las Tierras Desoladas deben buscarlo y capturarlo vivo… Bueno, no podría ser de otro modo. Sería un gigantesco chiste si terminara siendo el sucesor del emperador del infierno.

Bai Xiaochun quedó totalmente pálido cuando escuchó lo que comentaban las personas, y casi cae de cabeza por el temor. Se tambaleó hacia atrás, y recordó súbitamente una cosa clave que se le había olvidado… ¡¡Quienquiera que realizara un refuerzo espiritual en su alma naciente tendría su nombre anotado y desplegado en la Estela del Emperador del Infierno!!

—Esto es algo grande… —pensó. Ya se estaba arrepintiendo y se preguntaba qué gran desastre mortal se había buscado… Su corazón andaba a mil, y abandonó rápidamente sus planes de alardear. También decidió que no podía permitirle a nadie revisar su alma naciente. Afortunadamente, gracias a los refuerzos espirituales, esta era extremadamente poderosa. Aunque las personas ahora podrían sentir que estaba en la etapa del Alma Naciente, no podrían percibir ningún detalle sobre su alma naciente.

Ajustando un poco su máscara, hizo ver que, en vez de estar en el gran círculo de la etapa inicial de Alma Naciente, se viera como si acabara de avanzar. Y cuando hizo esto, varios rayos de luz aparecieron, eran los cultivadores de almas de la guardia de la ciudad. Estos juntaron sus manos, se inclinaron hacia él, y uno dijo, —Su alteza el rey ha emitido órdenes, después de salir de su meditación aislada, ¡el Mayordomo Bai debe ir a verlo de inmediato!

—¿Eh? —dijo Bai Xiaochun temblando y con el corazón a mil.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente