Capítulo 616 – Lo Quiero Vivo

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

—¡Este tipo de personas no merecen compasión! —Y con esto en mente, Bai Xiaochun siguió adelante. De vez en cuando sacaba el buque de almas y el banderín violeta para estudiarlos un poco.

Estaba claro que eran objetos de la mejor calidad, especialmente el pequeño banderín. Para su asombro, descubrió que contenía más de 100.000 marcas vinculadas, todas relacionadas a la velocidad. Aunque era algo muy costoso de usar, podía llegar a alcanzar una velocidad indescriptible.

Ni el líder del clan podía utilizar completamente sus poderes. Era inimaginablemente costoso. Después de algunos cálculos, Bai Xiaochun llegó a la conclusión de que tan solo usarla por el tiempo de un respiro, ¡costaría diez porciones de medicina de almas de grado medio!

Ni el Clan Bai podía permitirse eso por mucho tiempo… Y lo más importante, todas las marcas de sellado sobre el buque de almas y el banderín violeta las había colocado allí el patriarca deva del Clan Bai, lo que quería decir que sería imposible usarlas por completo sin romperlos todos.

Aún más destacable… ambos objetos se habían beneficiado de once refuerzos espirituales. Bai Xiaochun podía ver los diseños dorados que ambos ocultaban. Lamentablemente, todos estos factores combinados indicaban que no podía usar ninguna de las dos cosas por ahora.

—Bueno, ya veremos. Quizás pueda usar agua del Río Alcance Celestial para desgastarlas… —Después de pensar un poco, arrojó ambos objetos a su gran balde de agua del Río Alcance Celestial.

Cuando no se usaba, el buque de almas podía reducirse al tamaño de su palma. Después de meterlo en el barril, Bai Xiaochun dejó de pensar en eso y estrechó sus ojos.

—Aún tengo que lidiar con la marca de sellado que me colocaron… —Frunció el ceño, realizó un gesto de conjuro de dos manos y empezó a darse palmadas por el cuerpo. Su qi y su sangre empezaron a agitarse con un ritmo preciso, pulsando a través de su cuerpo, como en un intento de limpiarlo. Y claro, mientras hacía esto seguía escapando.

Así pasaron tres días más. En este momento era el atardecer y Bai Xiaochun aún escapaba, cuando su expresión cambió repentinamente. Al ver por encima del hombro, pudo ver un brillante rayo de luz que se movía por el cielo hacia él.

Dentro de ese rayo había un viejo sobre un buque de almas, se movía con una velocidad sorprendente y su rostro mostraba su ferocidad y su intención asesina.

Aunque Bai Xiaochun no estaba seguro del nombre de este hombre, lo reconocía. Era uno de los ancianos del Clan Bai, uno cuya base de cultivo estaba muy cerca del nivel intermedio del Alma Naciente. También era miembro del linaje directo.

—¿Otro más? ¿También está solo? —Bai Xiaochun parpadeó varias veces y luego se aclaró la garganta, entonces simplemente bajó la velocidad hasta detenerse.

En cuanto el viejo se acercó y vio que Bai Xiaochun tenía al líder del clan amarrado y guindando de su hombro; se le abrieron los ojos de par en par y quedó boquiabierto. También se detuvo súbitamente sin siquiera dudarlo.

—¿¡Capturó vivo al líder del clan!? ¿¡Cómo es posible!?

El hombre tenía una mirada de absoluta incredulidad. Casi no podía creer lo que veía, de hecho, ni en sus sueños más salvajes se hubiera podido imaginar al líder del clan siendo capturado vivo. Era imposible evitar que surgiera temor en su corazón al ver esto; su base de cultivo era más baja que la del líder del clan. Y ya que el líder había sido capturado… ¿entonces qué le pasaría a él? Sin mencionar qué, estaba muy claro lo arruinado que se veía el líder del clan, su corazón estaba abrumado por la ansiedad.

—No me interesa como haya ocurrido, es imposible que me vaya a poner en peligro así… —Su frente se empapó de sudor, sacó un talismán de teletransportación sin dudar ni un segundo y lo aplastó…

Se escuchó un fuerte sonido y se desvaneció.

—¿Lo asusté? —murmuró Bai Xiaochun sorprendido. —Bueno… tiene sentido común, eso es seguro. Le teme más a la muerte que incluso yo. Y está en la etapa del Alma Naciente…

Ya había estado preparado para capturarlo vivo y juntarlo con él líder del clan. Pero sacudió su cabeza, observó al líder del clan quien tenía los ojos cerrados y los dientes apretados, y no pudo evitar sonreír y suspirar.

—¡Este talismán protector sí que es útil! —Bien satisfecho de sí mismo, siguió adelante con su camino, con el líder del clan atado detrás de él. Desde ese día en adelante, cada vez que alguien de los linajes secundarios del Clan Bai se lo encontraba, se quedaban viendo al líder del clan, abrían la boca asombrados y luego escapaban.

El líder del clan… bueno, él prefería simplemente quedarse inconsciente…

El hecho de que Bai Xiaochun capturara vivo al líder del clan, era evidencia de que nadie más podría hacerle nada. Al fin y al cabo, ninguno de ellos tenía una base de cultivo más alta que él líder del clan.

Claro, las personas del linaje directo no eran disuadidas tan fácilmente. Ya que podían rastrearlo con ayuda del sello de voluntad divino, ¡empezaron a hacer equipos y a atacarlo en grupos!

Cuando eso ocurría, Bai Xiaochun se resistía y derramaba sangre de inmediato…

No fueron solo los miembros del Clan Bai los que lo vieron andando con él líder del clan amarrado. Este era el territorio de la Ciudad del Fantasma Gigante, así que muchos cultivadores de almas y nigromantes también presenciaron la escena.

Todos los que lo hicieron quedaron absolutamente conmocionados.

—¿Quién es ese…? Y por qué esa persona amarrada se me parece a… ¿¡el líder del Clan Bai!?

—No puede ser…

Cada vez más personas  lo veían, y cada vez más personas escuchaban los rumores. En poco tiempo, las historias se divulgaron por todo el territorio de la Ciudad del Fantasma Gigante.

Los rumores fueron divulgados disimuladamente al principio, en su mayor parte porque las personas no podían confirmar que fueran ciertos. Pero luego, cuando los representantes de los otros dos clanes volvieron a sus hogares, al igual que el emisario de la Ciudad del Fantasma Gigante, los rumores tras bambalinas se convirtieron en un torrente explosivo de chismes.

—¿¡Qué!? ¿Acaba de aparecer un nuevo hijo qilin en el Clan Bai y asesinó a Bai Qi? Se robó el alma deva, ¿¡sobrevivió a un ataque del patriarca deva y escapó!?

—Después de escapar, su propio padre, el líder del clan, intentó matarlo, ¿¡pero en vez de eso terminó capturado!? ¿¡Ahora él líder del clan está atado como un perro, guindado sobre la espalda de su hijo frente a todos!?

—¡No puede ser! Este Bai Hao… ¡¡de verdad ha traicionado al Clan Bai!! —Los rumores se hacían cada vez más intensos, hasta que un gran número de personas empezaron a prestarle atención de cerca a las cosas. Se divulgaron noticias sobre como Bai Xiaochun asesinaba a los miembros del Clan Bai enviados a perseguirlo. Y en poco tiempo conmocionó a toda la Ciudad del Fantasma Gigante.

En la ciudad real, los marqueses celestiales y los miembros de los demás clanes estaban profundamente conmocionados. Todos habían escuchado que un hijo qilin llamado Bai Hao había emergido del Clan Bai, y que los había traicionado, se había llevado el alma deva del clan y hasta había capturado a su propio padre. Además… ¡había asesinado despiadadamente a muchos compañeros del clan!

—Escuché que sufrió en silencio por muchos años dentro del clan, y abusaban de él constantemente. Hasta estuvo cerca de morir muchas veces. Pero soportó todo en silencio hasta la apertura del terreno ancestral, ¡entonces estalló de manera impresionante!

—Eso es no es nada. Escuché que este Bai Hao tiene un talento increíble para conjurar llamas. Y su base de cultivo está en el gran círculo de la Formación del Núcleo. ¡Es completamente extraordinario!

—No puedo creer que el Clan Bai fuera tan ciego… Pero de nuevo, este Bai Hao es claramente un tipo despiadado. ¡Raptó a su propio padre! —Todos alrededor de la Ciudad del Fantasma Gigante hablaban del asunto, y ninguno escuchaba las noticias sin impresionarse.

Aunque pocas personas habían siquiera llegado a ver a Bai Hao, ahora tenían una imagen mental de él. Era alguien completamente siniestro, con un talento capaz de desafiar a los Cielos. Además de que no le importaban sus lazos familiares, era alguien completa y absolutamente despiadado.

No fueron solo los clanes y los marqueses celestiales los que escucharon el asunto, las noticias llegaron incluso al corazón de la Ciudad del Fantasma Gigante. Allí estaba ubicada una enorme estatua, y sobre su cabeza se encontraba el palacio real.

Dentro del palacio real se encontraba una figura imponente con una túnica real, estaba de pie sobre un balcón con sus manos juntas en su espalda. Se veía muy majestuoso allí de pie, viendo a los Cielos y la tierra. Parecía la personificación de la voluntad de los Cielos, el tipo de persona frente a la que incluso un deva temblaría.

Era como si, frente a su presencia, ¡hasta los Cielos y la tierra se someterían!

Tenía la apariencia de un hombre de mediana edad, sus facciones faciales se veían algo delgadas, pero extremadamente apuestas. Se veía como un ser superior en todos los sentidos, del tipo de persona que podía dominar todo a su vista.

Este hombre… era justamente uno de los cuatro reyes celestiales[i], y uno de los individuos más poderosos debajo del mismísimo archí-emperador, ¡¡el Rey Fantasma Gigante!! Era una persona que estaba por sobre toda la creación, especialmente en esta era, en la que el poder imperial caía cada vez más. ¡Cualquiera de los cuatro reyes celestiales era una figura impresionante capaz de sacudir profundamente a las Tierras Desoladas a donde quiera que fueran!

—Bai Hao… —dijo suavemente el rey fantasma gigante. —Interesante… —Un resplandor extraño pasó por sus ojos, como si estuviera pensando. Después de un rato, apareció una pequeña sonrisa en su cara.

—Duque Heraldo de la Muerte, —dijo fuertemente, —por qué no vas a buscar a este Bai Hao y lo traes a la Ciudad del Fantasma Gigante. Asígnale también una posición. —Las palabras del rey fantasma gigante fueron pronunciadas con una frialdad gélida, pero también se podía percibir un significado profundo en su sonrisa.

Cuando sus palabras resonaron, un viejo apareció en la mano izquierda de la gran estatua, la cual también albergaba otro enorme palacio.

Se veía extremadamente antiguo, con unos ojos que resplandecían como el sol y la luna. El aura que lo rodeaba parecía estar fusionada con los Cielos y la tierra. Sorprendentemente… ¡este hombre se encontraba en el Reino Deva!

El viejo juntó sus manos y se inclinó profundamente. —¡Sí su majestad!

Luego se volteó y desapareció.

El rey fantasma gigante rio fríamente y dijo, —Si el Clan Bai lo quiere muerto, ¡entonces yo lo quiero vivo! Seguramente los tres grandes clanes están terminando sus preparativos… ¡Veamos quien hará el primer movimiento!

Para el rey fantasma gigante, Bai Hao era insignificante, de hecho, su vida o muerte no importaban en lo absoluto. Pero ya que estaba conectado al Clan Bai, indicaba que sería una herramienta perfecta para ver su actitud.


[i] Nota, los ‘reyes celestiales’ mencionados aquí no tienen nada que ver con los ‘Reyes Celestiales Imperecederos’ de la técnica que cultiva Bai Xiaochun.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente