Capítulo 585 – ¡Un Talento Inigualable!

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

¿Qué es el fuego…? De acuerdo a mis estudios, el fuego común no es una sustancia física como el agua. ¡Sino que es el reflejo de algo que no se puede ver ni a simple vista ni con el sentido divino!

El fuego es parecido a un aura… ¡una mezcla de algo ilusorio y algo milagroso!

La única razón por la que podemos verlo, ¡es por el brillo de luz que resulta de su existencia!

La llama multicolor es igual… En ese caso, surge una nueva pregunta. ¿Qué son las almas? ¿Y por qué producen llamas multicolores…?

Bai Xiaochun quedó sin aliento ya llegado a este punto, sus ojos se abrieron como platillos viendo fijamente las escrituras. Aunque solo podía ver una porción, lo poco que podía leer lo dejó impactado. Y también lo dejó sintiendo una comprensión que lo dejó boquiabierto.

—Esto… esto… —Jamás se hubiera imaginado que alguien podría estudiar el fuego de esta manera, investigarlo en tanto detalle. Por las palabras que había allí escritas, parecía que la persona que las dejó atrás solo estaba escribiendo casualmente sus ideas.

Lo más importante de todo, era que además de las olas de asombro que impactaban el corazón y la mente de Bai Xiaochun al ver las palabras, estas también abrieron una nueva puerta frente a él. Al combinar lo que leía con su comprensión actual sobre cómo conjurar almas, sintió repentinamente como si estuviera llegando a un entendimiento nuevo.

—¡Correcto! Eso es exactamente lo que he experimentado al conjurar mis llamas. El fuego… no es una sustancia física como el agua, sino que es el reflejo de algo más. O quizás… ¡un símbolo! En muchos sentidos, es ilusorio, ¡no algo material como el agua! —Bai Xiaochun estaba dando su mejor esfuerzo para mantener la calma, pero era casi imposible. A su juicio, la persona que había dejado atrás estas palabras era más que extraordinaria, y poseía una comprensión casi inigualable acerca de la naturaleza de las flamas. En ese aspecto, ¡esta persona era casi como un deva!

Además de eso, tomando en cuenta que él ya podía conjurar llamas de once colores, ¡estas escrituras lo dejaron sintiendo una anticipación aún más profunda sobre su conjuración de una llama de doce colores! Basándose en esta nueva información, con su análisis y estudio previo, ¡¡estaba seguro de que podía lograrlo!!

Bai Xiaochun jamás se hubiera podido imaginar que se encontraría con un golpe de tan buena fortuna aquí. Convocó el poder de su base de cultivo y lo vertió en su Ojo Dharma Alcance Celestial para seguir leyendo.

A medida que lo hacía, seguía quedándose impactado. Especialmente al llegar al final del texto y al entender que contenía especulaciones sobre la fórmula para la llama de quince colores. Después de ver toda esa información, Bai Xiaochun quedó completamente conmocionado.

—¿¡Cómo es eso posible!? —se quedó viendo pasmado hasta el final de las escrituras.

El fuego puede ser increíblemente caliente, y posee poderes místicos. Cuando ese calor y ese poder se combinan, forman la llama externa, la llama interna, y el corazón de la llama…

Mi método especial de augurio aún no ha producido la fórmula para la llama de quince colores. Pero, lograr los cálculos finales no debería ser muy difícil. Después de eso… la llama de dieciséis colores y la de diecisiete no deberían ser un gran desafío. De hecho, ¡estoy seguro de que mi augurio podrá producir hasta la fórmula de la llama de veintiún colores!

Lamentablemente… mi base de cultivo es demasiado baja. Aunque logre producir la fórmula, no me serviría de nada. No podría conjurar la llama… Sin embargo, aun así, quiero crear la fórmula. Se la mostraré a mi padre para demostrarle finalmente que no soy inútil. ¡También soy bueno en algo! No me interesa luchar con nadie por una posición en el clan. Solo quiero… que mi padre me note…

Con esas últimas palabras, Bai Xiaochun pudo sentir tanto su gran confianza, como su profundo autodesprecio.

—No puedo creer que creara su propio método de augurio para diseñar fórmulas de llamas multicolores… —Suspiró, se puso de pie y usó su Ojo Dharma Alcance Celestial para revisar toda la cabaña. Después de verlo todo varias veces, empezó a ponerse ansioso.

Era obvio que, en algún momento pasado, todo el piso había estado cubierto con apuntes acerca de la conjuración de llamas. Pero llegado cierto punto, ¡la mayoría de estos habían sido borradas con algún método desconocido!

¡Era obvio que otra persona los había borrado!

—La fórmula para la llama de quince colores… —pensó Bai Xiaochun. Era imposible que este nuevo desarrollo no lo entusiasmara. Además, si Bai Hao no fue el que escribió los apuntes, ¿¡entonces como terminaron en su residencia!?

Si Bai Hao los escribió… entonces tomando en cuenta el nivel de su base de cultivo, era obvio que había logrado una comprensión impresionante acerca de la conjuración de llamas. De hecho, sus habilidades sobrepasaban las de Bai Xiaochun.

—Esperen un segundo, eso no puede estar bien. Si Bai Hao de verdad es tan bueno, podría haber revelado sus habilidades para alzarse monumentalmente en el Clan Bai. ¿Por qué dejaría que lo trataran de ese modo? —Bai Xiaochun se rascó la cabeza pensando un poco, pero no se le ocurrió ninguna explicación.

Se puso de pie y empezó a caminar de un lado a otro dentro de la habitación, después de que pasara un buen rato, sus ojos empezaron a brillar intensamente de repente.

—Fuera o no Bai Hao el que escribió estos apuntes, ya no importa. Lo que importa es que la información completa contiene información necesaria para llegar a la fórmula para la llama de quince colores. En ese caso… quienquiera que haya matado a Bai Hao probablemente fue el responsable de borrar los apuntes ¡o al menos está conectado al asesino!

—Por lo tanto, el asesino es probablemente quien posee los apuntes…

—Si quiero obtener esa información, probablemente no tenga que hacer nada. El o los asesinos vendrán a buscarme. Al fin y al cabo, mi regreso ha de haber encendido su intención asesina. De hecho, si causo una buena conmoción en el Clan Bai, probablemente acelere sus planes…

A su vez, ¡eso me daría las pistas necesarias para buscar esas notas! —Los ojos de Bai Xiaochun resplandecieron al momento de tomar su decisión. Luego observó los restos de esos apuntes en el suelo, y suspiró.

—Bai Hao sí que la tuvo difícil. Me siento mal por él… —Sacudió su cabeza. Llegado a este punto, estaba bastante seguro de que Bai Hao había sido el que escribió esos apuntes.

—Pero aun así necesito cierta confirmación. —Sacó su tablilla de jade y envió un mensaje a Li Feng pidiéndole que empezara a averiguar cosas en secreto sobre Bai Hao.

Claro, Li Feng no sabía que Bai Xiaochun estaba usando la identidad de Bai Hao, por lo que procedió con emoción a seguir las órdenes. En lo que a él concernía, esta era una buena oportunidad de demostrar su valor. Sin decirle nada a Zhou Yixing, empezó a convocar su propia red de amigos e informantes para intentar conseguir la información.

Unos días después, le contó a Bai Xiaochun todo lo que había podido descubrir sobre Bai Hao. Cuando Bai Xiaochun lo vio, un destello de furia pasó por sus ojos.

Basándose en la información que había descubierto en las tablillas de hueso de Bai Hao, así como las experiencias de Bai Xiaochun en el clan, ahora tenía una muy buena noción sobre el tipo de persona que era Bai Hao.

Su madre había sido una chica sirviente, sin ninguna posición en el clan, mientras que su padre era el actual líder del clan. En un incidente particularmente violento y humillante, durante el cual su madre no tuvo absolutamente ningún control, Bai Hao fue concebido, y se convirtió en el hijo bastardo del Clan Bai.

Tuvo una posición muy baja desde el momento en el que nació. Además, poco después de nacer su madre fue asesinada. Si Bai Hao hubiera poseído suficiente talento latente, las cosas podrían haber sido un poco distintas. Pero no tenía talento para el cultivo, y sin importar que tanto trabajara, no lograba destacar.

La primera esposa de su padre era nada más y nada menos que Madame Cai, quien ocupaba una posición muy alta en el clan. De hecho, ella provenía del Clan Cai, otro de los tres grandes clanes que estaban vinculados a la Ciudad del Fantasma Gigante.

También existía otro factor. El hijo de Madame Cai, era el hermano mayor de Bai Hao, Bai Qi. Era una persona insoportablemente orgullosa, y bastante famoso por toda la Ciudad del Fantasma Gigante. Ya estaba en el gran círculo de la Formación del Núcleo, y había atraído la atención del patriarca del Clan Bai, quien lo veía como el hijo qilin del clan, del tipo que solo aparecía una vez cada cientos de años, de hecho, Bai Qi sería quien representaría al Clan Bai en su intento de obtener el legado del emperador del infierno.

Una familia como esa hacía que la vida de Bai Hao fuera aún más amarga de lo que podría haber sido. Su padre lo trataba con fría indiferencia, casi como si no tuvieran ninguna relación, y ni siquiera le importaba si Bai Hao vivía o moría.

La primera esposa de su padre lo odiaba, y su hermano mayor lo trataba de manera completamente condescendiente, tratando a Bai Hao como si fuera un simple sirviente. Bai Hao eventualmente empezó a ser visto como lo más bajo del clan.

Todos temían estar de malas con Madame Cai y Bai Qi, por lo que ni los sirvientes estaban dispuestos a relacionarse mucho con Bai Hao. Además, desde su tiempo en la Condensación de Qi, su progreso siempre había sido increíblemente lento.

Afortunadamente, Bai Hao era el tipo de persona que podía lidiar con todo esto. Aparentaba verse débil y cobarde, y siempre inclinaba su cabeza y temblaba cuando otros lo reprendían. Eventualmente, las personas dejaron de prestarle mucha atención. Pocos incluso recordaban que tenía su propia cabaña en el distrito norte.

Apenas había avanzado al Establecimiento de la Fundación recientemente. Y desapareció poco después…

Para cuando terminó de leer la información en la tablilla de jade que le había enviado Li Feng, su furia estaba ardiendo. Casi no podía reconciliar esta información en la tablilla de jade, con la imagen del joven que había visto en la jungla.

—Bueno, ¿a quién le importa si se veía débil y cobarde? Si hubiera estado en su posición, hubiera hecho lo mismo para seguir vivo… De haber mostrado alguna señal de ser extraordinario, ¡hubiera sido una amenaza y definitivamente lo hubieran asesinado!

—De hecho, murió justo después del avance en su base de cultivo… Pero, con solo una base de cultivo en el Establecimiento de la Fundación… no parece suficiente para ser una amenaza para nadie… —Entonces volvió a mirar el suelo, y repentinamente comprendió.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente