Capítulo 566 – ¡La Nigromancia y el Refuerzo Espiritual son Iguales!

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

—La Nigromancia y el refuerzo espiritual son básicamente lo mismo… —murmuró Bai Xiaochun consigo mismo mientras revisaba la información en esa tablilla de hueso. Por lo que leía, todos los tipos de llamas multicolores que existían en las Tierras Desoladas eran creadas por los nigromantes, un hecho que hizo que el corazón de Bai Xiaochun brincara de emoción.

Después de tantas generaciones de experimentos e investigación, las fórmulas para las llamas de un color hasta catorce ya estaban muy bien establecidas. De hecho, existían muchas variaciones sobre como conjurar ese tipo de llamas.

Estas fórmulas no eran realmente un secreto dentro de las Tierras Desoladas. Aunque no todo nigromante tenía la habilidad de usar todas las fórmulas, todos los clanes aristocráticos de nigromantes tenían sus propias fórmulas.

Sin embargo, la fórmula para llamas de quince colores era un secreto muy bien guardado, al cual ni siquiera los nigromantes de rangos medios tenían acceso. Solo grandes clanes y grandes poderes la tenían.

En cuanto a las llama de dieseis colores, ese era un secreto entre los secretos.

De cualquier manera, debido a todos esos factores, en lo concerniente al refuerzo espiritual, las Tierras Desoladas eran mucho más avanzados que las tierras de Alcance Celestial.

La información en esta tablilla de hueso dejaba muy claro que tan solo poseer cierto nivel de llama no garantizaba tener éxito al usarla para llevar a cabo un refuerzo espiritual. Mientras más colores tenía la llama, mayores las probabilidades de fracaso. Esta era un área en la que no había diferencia entre las Tierras Desoladas, y los cultivadores de Alcance Celestial. E igualmente, un fracaso conllevaba la destrucción completa de todos los materiales involucrados. Desde el punto de vista de Bai Xiaochun, esto era algo que equilibraba un poco ambos lados.

De todos modos, lo que descubrió acerca de cómo los nigromantes conjuraban sus propias llamas era muy impresionante.

—Si pudiera aprender las fórmulas para crear las llamas multicolores… —Bai Xiaochun sabía que su mayor ventaja era su wok de tortuga. Después de todo, solo porque alguien pudiera conjurar una llama de catorce colores, no implicaba pudiera realizar con éxito el catorceavo refuerzo espiritual. ¡Pero para Bai Xiaochun la situación era exactamente lo contrario!

Debido a eso, estaba completa y absolutamente conmocionado.

La tablilla de hueso también tenía información sobre la supuesta vitalidad de almas, lo cual en realidad era simplemente medicina de almas. La medicina de almas era similar a las piedras espirituales, en el sentido de que los cultivadores de almas las usaban no solo como recurso para cultivar, sino también como moneda.

En cuanto al método de confección de medicina de almas, no era muy difícil. El proceso inicial era el mismo que al conjurar llamas multicolores, la diferencia era que al final, ¡el resultado se convertía en una medicina de almas!

La medicina de almas hecha con llamas de diez colores o menos se las consideraba de bajo grado, y estaban sub-clasificadas de a acuerdo al número de la llama que se había usado para hacerlas. Por ejemplo, una medicina de almas hecha con una llama de un color, era una medicina de almas de bajo grado del primer nivel. Si estaba hecha con una llama de diez colores, era una medicina de bajo grado del nivel diez.

La medicina de almas hecha con llamas de once colores era considerada de grado medio, y era mucho más costosa. Además, la medicina de almas de grado medio solo podía ser conjurada por nigromantes terráqueos.

En cuanto a la medicina de almas de alto nivel, estas sí que eran muy, muy escasas, y solo se podían crear con llamas de quince colores o más. Era esto a lo que se referían como vitalidad de almas.

También había un tipo de medicina de almas a la que consideraban de grado supremo, pero esto era principalmente una leyenda, ¡una leyenda de lo que sería conjurado usando llamas de veintiún colores!

¡La medicina de almas y la vitalidad de almas eran la razón principal por la que los nigromantes se habían alzado a la prominencia dentro de las Tierras Desoladas!

En lo que concernía a los servicios que prestaban a otros, podían conjurar medicina de almas para el uso en el cultivo, y podían usar su nigromancia para colocar diseños espirituales sobre objetos mágicos, lo cual lo convertía en tesoros de almas reforzados espiritualmente.

En cuanto a su propio poder, había algo que los nigromantes podían hacer que nadie más podía, y eso era usar su nigromancia para crear almas esclavas. Al transformar grandes grupos de almas vengativas en esclavas, para seguidamente dirigir sus acciones y movimientos, podían convertirlas en armas muy poderosas para matar a sus enemigos. No solo eso, podían usar sus propias almas esclavas como base sobre la cual conjurar su medicina de almas o llamas multicolores…

Después de leer toda la información en la tablilla de hueso, Bai Xiaochun se dio cuenta de que los nigromantes realmente eran fuertes en todos los aspectos.

—Los Nigromantes… ¡¡pueden hacerlo básicamente todo!! —No podía evitar pensar en todo lo que había ocurrido cuando llevó acabo sus refuerzos espirituales en aquella prueba de fuego. Luego recordó lo universales que eran los poderes de los nigromantes. Desde su perspectiva, los nigromantes no eran solo la nobleza en las Tierras Desoladas, eran casi como… ¡los descendientes directos de la tierra misma!

—¡¡Tengo que volverme un nigromante!! —Sus ojos se encendieron con pasión, apretó con fuerza la tablilla de hueso en su mano y revisó varias veces la información que contenía. Luego revisó nuevamente el bolso de almacenamiento de Bai Hao. Pero no había tablillas de hueso que indicaran las fórmulas de las llamas multicolores.

—Supongo que la base de cultivo de Bai Hao no era tan alta como para poseer fórmulas así. ¿O será que su posición en el clan era demasiado baja? —Al voltearse nuevamente a ver la sepultura, estiró la mano e inscribió algunas palabras en el árbol que yacía sobre ella.

«Aquí yace Bai Hao»

Luego juntó sus manos y se inclinó hacia la tumba. Después de eso, se volteó y se puso en movimiento. Aunque estaba entusiasmado por lo que acababa de aprender sobre los nigromantes, sabía que lo más importante para él en este momento, era regresar a la distante Gran Muralla.

—Supongo que tendré que depender de mi truco de cambio de apariencia de nuevo. —Entonces sacó su máscara para cambiar su apariencia a la de Bai Hao.

—Usaré la identidad de Bai Hao por ahora. —Y así aumentó su velocidad.

—Aunque… hay algunas cosas extrañas con esta máscara… —pensó frunciendo el ceño. Después de todo, la máscara en sí provenía de las Tierras Desoladas, dónde había algún grupo poderoso que, en teoría, podía rastrearlo a través de ella.

—El hecho de que me pudieran ubicar antes con la máscara indica que debe tener algún tipo de marca que no puedo detectar. —Aunque ese grupo poderoso nunca le había mostrado mucha hostilidad, Bai Xiaochun no quería apostar su vida en que no estuvieran interesados. Poco después, sus ojos se iluminaron y recordó el cambio que había presenciado durante la prueba de fuego, cuando realizó el onceavo refuerzo espiritual sobre la hoja. Su apariencia no solo había cambiado, sino que su propia marca había sido eliminada, por lo que se vio forzado a vincularla nuevamente.

—¡Eso parece una buena manera de manejar la situación! —Al tomar su decisión, siguió adelante, usando el mapa en su tablilla de hueso para conseguir su camino hacia la salida de la jungla.

Poco después de que se fuera, una niebla gris misteriosa empezó a acumularse en el área que rodeaba la sepultura.

Luego, se pudieron escuchar unos sonidos, como los de alguien caminando sobre hojas secas.

Entonces apareció otra figura, la cual caminó lentamente entre la niebla y se detuvo frente a la sepultura de Bai Hao.

Era un viejo con una túnica larga gris y un rostro inexpresivo. Si Bai Xiaochun hubiera estado allí, lo hubiera reconocido de inmediato. Ese era… ¡el cuidador de tumbas!

El viejo observó la sepultura por un buen rato, entonces se volteó a ver hacia donde Bai Xiaochun había partido. Después de un momento, el viejo se volteó y se fue.

***

Mientras Bai Xiaochun aceleraba hacia el borde de la jungla, Zhou Yixing salía caminando de una cueva que estaba en una montaña a cierta distancia.

Se veía mucho más saludable que antes, y sus ojos contenían un resplandor brillante. Aunque no había vuelto completamente a la normalidad, estaba mayormente recuperado. Sin embargo, al recordar las pérdidas que había sufrido en el laberinto, su corazón se llenó de depresión y apretó los dientes con frustración.

—¡Todo es culpa de ese Bai Xiaochun! ¡El mundo será un mejor lugar cuando muera! —dejó salir un frío bufido y examinó los alrededores, entonces empezó a reforzar las formaciones de hechizos que había montado en el área.

A pesar de los dos meses que habían pasado, aún no se había recuperado completamente de las heridas que había sufrido en el laberinto. De todos modos, después de ser teletransportado a este lugar, tuvo la fortuna de encontrarse con algunos cultivadores de almas solitarios en el Establecimiento de la Fundación.

Después de matarlos, usó una magia secreta para consumir su carne, sangre y bases de cultivo, lo cual lo ayudó bastante a recuperarse. Sin embargo, como nigromante, sabía muy bien que su ubicación estaba muy lejos del territorio de su clan, y que aquí no era más que un extraño. Incluso se encontraba en peligro.

Durante los dos meses que había pasado aquí, había usado formaciones de hechizos para atrapar a algunos otros cultivadores de almas, lo cual le proveyó los nutrientes necesarios para su recuperación.

—Si no me equivoco, esta es la Jungla de las Almas Perdidas, lo que quiere decir que estoy muy, muy lejos de casa… —Zhou Yixing frunció el ceño, volvió a ver sus alrededores y suspiró de nuevo.

—Eso quiere decir que estoy en el territorio del Rey Fantasma Gigante, uno de los cuatro grandes reyes de las Tierras Desoladas, un semidiós con cinco devas bajo su mando… Si quiero volver a casa, tendré que pasar en algún momento por la Ciudad del Fantasma Gigante. Allí es dónde estará el portal de teletransportación. —Después de pensar un rato, terminó su trabajo con las formaciones de hechizos.

—No habrá tantos cultivadores de almas expuestos cuando salga de la región de la Jungla de las Almas Perdidas. Capturaré algunos más para restaurar mi base de cultivo, entonces me iré a la Ciudad del Fantasma Gigante. —Ya tomada su decisión, estaba a punto de volver a su cueva, cuando su expresión cambió al notar una figura que avanzaba por la jungla a cierta distancia de él.

 


Capítulo extra, Patrocinado por: ¡El Patriarca Luis Cortés! ¡Muchísimas Gracias!

Pagina Anterior
Pagina Siguiente