Capítulo 565 – ¡Nigromantes!

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Bai Xiaochun se encontraba allí de pie en la jungla, con el bolso de almacenamiento en una mano, y viendo directamente el cadáver del joven. Por algún motivo, realmente sentía que era el destino el que lo había traído a este lugar, a dónde el cadáver lo acompañó por dos meses. Entonces suspiró.

—Permíteme brindarte un entierro digno hermano. —Bai Xiaochun podía ver que ahora su cuerpo se recuperaba rápidamente. Pero su poder espiritual aún estaba agotado, así que no podía ni abrir su bolso de almacenamiento.

Debido a eso, usó el Parasol Eterno para abrir un agujero, entonces sepultó allí el cadáver del joven.

Le dio unas palmaditas a la tierra con la que había rellenado la tumba, y dijo, —No te preocupes, dentro de unos días debería tener suficiente poder espiritual para abrir tu bolso de almacenamiento. Entonces podremos ver lo que hay adentro, quizás incluso aprenda tu nombre. Entonces podré marcar la tumba de manera apropiada para ti.

Luego regresó al árbol bajo el que había pasado los últimos dos meses, y se sentó de piernas cruzadas para intentar algunos ejercicios de respiración.

Lamentablemente, no había nada de poder espiritual en esta parte de las Tierras Desoladas, así que se vio forzado a depender de los poderes restauradores de su propio cuerpo, y los pequeños rastros de energía espiritual que había acumulado su carne y sangre con el transcurso de los años.

Pasaron algunos días más. Ahora estaba apenas anocheciendo, pero ya que el suelo de la jungla estaba bañado en la oscuridad, parecía ser la medianoche. Bai Xiaochun se encontraba sentado en meditación, hasta que lentamente abrió los ojos, y un breve resplandor de luz se pudo ver en ellos.

—¡Finalmente recuperé un poco de poder espiritual! —Su corazón palpitaba de emoción. Al fin y al cabo, se encontraba en una tierra desconocida, y sin ningún poder espiritual, esto lo tenía bastante inquieto. Jadeó un poco, le dio una palmada a su bolso de almacenamiento, y entonces apareció un destello de luz, una botella salió volando.

¡Era una botella de alcohol espiritual!

Vertió todo ese alcohol espiritual, muy emocionado, por su garganta, después de lo cual se convirtió en corrientes cálidas que empezaron a fluir por sus canales de qi de manera muy placentera. Se sentía como si hubiera sido un trozo de terreno extremadamente seco que finalmente recibía algo de lluvia, incluso sentía un hormigueo por su cuerpo.

—¡Esa es la sensación! —murmuró con lágrimas en los ojos. Inhaló profundamente, rotó su base de cultivo, y no permitió que se desperdiciara ni una gota del poder espiritual de ese alcohol espiritual.

Unas horas después, Bai Xiaochun ya estaba riendo como loco, sus ojos resplandecían por la pequeña fracción de poder espiritual que había logrado acumular, lo cual era apenas cerca de un cinco por ciento de su límite total. Aunque era una cantidad pequeña, bastante para abrir muchas veces su bolso de almacenamiento.

Así que volvió a usar el bolso y sacó decenas de botellas de alcohol espiritual para consumirlas todas, entonces se sentó tranquilamente para realizar sus ejercicios de respiración. Durante los tres días posteriores, su cuerpo se llenaba de estruendos conforme el poder espiritual se vertía por él.

En la tarde del tercer día, Bai Xiaochun abrió sus ojos, y fluyeron lágrimas.

—¡¡Al fin me terminé de recuperar!! ¡Joder sí que fue duro! Finalmente volví a la normalidad, ¡¡tanto mi base de cultivo como mi cuerpo!! Abuelita Polvo Rojo, ¡¡Solo espera que Lord Bai te atrape!! —se rio fuertemente, se puso de pie y revisó los niveles de su poder espiritual. De hecho, se maravilló al descubrir que era un poco más fuerte que antes.

Gracias a esa batalla mortal en la que se había enfrentado, su posición dentro del gran círculo de la etapa del Núcleo Dorado se podía considerar aún más alta, tanto para su base de cultivo como para el poder de su cuerpo carnal.

De hecho, en lo concerniente al cuerpo carnal, ¡ahora podía sentir más que nunca que estaba a punto de romper el siguiente grillete!

No podía sino suspirar, especialmente al recordar lo cerca que había estado de la muerte durante su batalla con la Dama Polvo Rojo.

Luego inhaló profundamente, revisó un poco sus alrededores, y entonces su emoción empezó a disiparse, hasta empezó a ponerse algo nervioso.

—Ni siquiera se en que parte de las Tierras Desoladas estoy. Donde sea que me encuentre, es demasiado peligroso aquí. Tengo que volver a la Gran Muralla. —Ahora que lo pensaba, si algún cultivador de almas o salvaje descubría la identidad de Bai Xiaochun, sin dudas lo despellejarían vivo.

Tan solo pensar en cómo sería eso lo dejó temblando. Al final se quedó viendo a esa tumba sencilla que había construido, y finalmente decidió abrir el bolso de almacenamiento que le había pertenecido a ese joven.

Contenía muchos objetos aleatorios, de no mucho interés para Bai Xiaochun. Después de todo, era solo el bolso de almacenamiento de un cultivador en la etapa inicial del Establecimiento de la Fundación.

Sin embargo, lo qué si le llamó la atención a Bai Xiaochun fue su colección de tablillas de hueso. De manera similar a las tablillas de jade, estas contenían información, y después de revisar las que había en el bolso de almacenamiento, Bai Xiaochun encontró tres que se le hacían particularmente interesantes.

La primera tablilla de hueso contenía un mapa de sus alrededores. Después de estudiarlo un rato, Bai Xiaochun seguía sin tener idea de su ubicación. No había absolutamente nada en ese mapa que indicara su distancia de la Gran Muralla.

—Bueno, eso no ayuda mucho… —pensó nervioso. Entonces procedió con la segunda tablilla de hueso, con lo cual sus ojos se iluminaron y volteó a ver la sepultura.

—¿Así que tu nombre es Bai Hao[i]? —murmuró. La segunda tablilla de hueso contenía información detallada sobre la identidad de este joven fallecido, incluyendo algunas últimas palabras que había dejado.

Su nombre era Bai Hao, y era un hijo bastardo de uno de los clanes aristocráticos locales de nigromantes. Al parecer no era muy querido en el clan, y había provocado la ira de las personas equivocadas, los cuales habían actuado en su contra. Eso fue lo que lo llevó a su muerte.

Por lo que podía ver Bai Xiaochun, ese clan de nigromantes no podía ser considerado espectacularmente famoso.

—Clan aristocrático de nigromantes… —Después de pensarlo un poco más, procedió a la tercera tablilla de hueso, la cual contenía la información que se le hacía más intrigante hasta ahora. Era una descripción detallada sobre los nigromantes, algo que llevaba mucho tiempo preguntándose desde sus tiempos en la Gran Muralla.

En esencia, ¡eran los principios básicos de la nigromancia!

Bai Xiaochun quedó conmocionado con solo las primeras frases.

—¡La nigromancia es una amalgamación! ¡Los nigromantes usan las fundaciones del refuerzo espiritual, la confección de medicina y la forja de equipamiento como la base de la nigromancia!

Bai Xiaochun ya había notado hace mucho que había algo raro con los tesoros reforzados espiritualmente que usaban los Desolados, y había llegado a sus propias conclusiones respecto a las razones de esto. Ahora, la información en esta tablilla de jade corroboraba sus especulaciones previas. Después de proceder a leer el resto de la información, quedó impactado.

Llegado a este punto, las Tierras Desoladas ya no parecían tan profundamente misteriosas como antes. Todas las pistas encajaban perfectamente para formar el escenario completo.

El estrato más bajo en las Tierras Desoladas lo ocupaban las tribus de salvajes. Los gigantes habían sido los últimos en llegar a ser civilizados, y se los trataba mayormente casi como sirvientes. De hecho, veneraban a los cultivadores de almas, a quienes veían como una especie de protectores.

Los cultivadores de almas ocupaban una posición mucho más alta que la de los salvajes, y no eran muy distintos de los cultivadores ordinarios. La única diferencia era que no podían practicar el cultivo con el poder espiritual del Río Alcance Celestial, así que, en vez de eso, tenían que usar la vitalidad de almas que le proveían los nigromantes.

En las extensas Tierras Desoladas, había muchos más salvajes que cultivadores de almas, pero los cultivadores de almas tampoco podían contarse como algo escaso. Tenían sus clanes y organizaciones poderosas, así como muchos que eran similares a los cultivadores solitarios.

Los nigromantes por otro lado, eran como la nobleza de las Tierras Desoladas. Cualquier nigromante, sin importar el tipo, ocupaba una posición muy alta. No solo podían producir la vitalidad de almas que los cultivadores de almas requerían para avanzar en su cultivo, ¡también podían forjar objetos mágicos y además bendecirlos con sus refuerzos espirituales!

Debido a todo eso, los nigromantes eran extremadamente importantes para las Tierras Desoladas en general.

Claro, los nigromantes tenían su propio sistema de rangos, se basaba en el fuego. La verdad era que, aunque los nigromantes de las Tierras Desoladas se parecían de algún modo a los reforzadores espirituales de las tierras de Alcance Celestial, en realidad eran muy distintos.

En las tierras de Alcance Celestial, los reforzadores espirituales buscaban combustible con el cual encender las llamas multicolores. Por el contrario, los nigromantes no requerían de ningún combustible. Aunque también sufrían de un problema parecido con la alta tasa de fracaso, no tenían que depender del combustible; trabajaban directamente con las llamas.

Claro, estas flamas no existían por sí solas. ¡Los nigromantes usaban distintos tipos de almas y métodos especiales para conjurarlas!

Quienquiera que pudiera conjurar una llama de un color, sería considerado un iniciado de nigromante. Después de llegar a conjurar llamas de cuatro colores, se consideraba promovido al rango de nigromante oficial. Una llama de siete colores era el estándar requerido para volverse un maestro nigromante.

La mayoría de los nigromantes en las Tierras Desoladas estaban entre esos tres rangos.

Conjurar una llama de diez colores era la cima absoluta de los maestros nigromantes, y no muchos podían llegar a ese nivel. Después de sobrepasar ese nivel, los nigromantes experimentaban un periodo de transformación, ¡después del cual se los clasificaba con las denotaciones de, «terráqueo», «celeste», terrenal y celestial!

¡Ser capaz de conjurar una llama de once colores te convertía en un nigromante terráqueo! En las Tierras Desoladas, cualquier nigromante terráqueo sería una persona que podía dominar su propio territorio a donde quiera que fuera.

El siguiente nivel a eso era el nigromante celeste, los cuales eran aún menos comunes. Dentro de cualquier clan de nigromantes, un nigromante celeste ocupaba la posición más alta, parecido a un gran anciano o un poder de reserva. Después de todo, ¡lo que distinguía a un nigromante celeste era la capacidad de conjurar llamas de quince colores!

Los nigromantes terrenales eran legendarios, y solo se conocían tres en todas las Tierras Desoladas. Para convertirse un nigromante terrenal, ¡uno debía conjurar llamas de dieciocho colores!

El nivel más alto era el del nigromante celestial. Incluso desde la antigüedad, no había aparecido ni uno, eran considerados solo un rango teorético. Después de todo, para llegar al rango celestial, ¡uno debía conjurar llamas de veintiún colores!

 


[i] El «Bai» en el nombre de Bai Hao, es el mismo que en Bai Xiaochun, y significa «blanco».

Pagina Anterior
Pagina Siguiente