Capítulo 510 – ¡Robo de Carretera![i]

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

—En la hora más oscura, ¡siempre aparece un rayo de esperanza! —Bai Xiaochun volvió emocionado a su centro de comando, y su mente estaba llena de ideas. En cuanto volvió, le pidió a Zhao Long que le trajera un mapa del área afuera de la Gran Muralla.

Después de estudiar un rato el mapa, apuntó hacia un pequeño valle a apenas unos cinco kilómetros.

—¡Ese es el lugar!

Zhao Long se veía algo sorprendido y se quedó viendo al valle, el cual se veía totalmente ordinario en todos los sentidos, y en general parecía un lugar despojado de toda señal de vida. De hecho, no lograba pensar en ninguna razón por la que Bai Xiaochun estaría apuntando allí.

—Coronel, ¿qué tiene de especial ese valle? —preguntó Zhao Long.

Bai Xiaochun ondeó su mano de manera dramática y respondió, —De acuerdo a algunos reportes de inteligencia que tengo a la mano, hay un alce cuerno de almas en la etapa del Alma Naciente inicial que vive en ese valle. Quienquiera que mate a esa criatura podrá entregar el cuerno de almas y recibir una recompensa en créditos de batalla. Ve a postular la misión de inmediato.

—¿Eh? —dijo Zhao Long confundido. Los alces cuerno de almas eran una especie nativa de las Tierras Desoladas. Sus cuernos no solo eran un ingrediente muy valioso para medicina, también se podían usar como componente principal para crear arcos de cuerno de almas. Sin embargo, los alces cuerno de almas usualmente se reunían en lugares donde había muchas almas vengativas. Tomando en cuenta que este valle en cuestión estaba a solo cinco kilómetros de la Gran Muralla, no había dudas de que allí no había almas, lo que quería decir que sería imposible conseguir a un alce cuerno de almas en ese lugar.

Además de eso, había batallas constantemente cerca de la Gran Muralla, así que incluso si un alce cuerno de almas resultaba terminar en ese valle, escaparía de inmediato. Después de todo, las criaturas no eran estúpidas, definitivamente no elegirían establecerse en un lugar tan peligroso como la Gran Muralla.

Y lo más importante de todo, los alces cuerno de almas en la etapa inicial del Alma Naciente casi nunca se los conseguía fuera de las profundidades de las Tierras Desoladas.

Después de un momento corto de confusión, Zhao Long volteó a ver a Bai Xiaochun y dijo, —Ehm… Coronel, ¿estás seguro de que hay un alce cuerno de almas allí? Además, los mayores generales son los únicos con el derecho a postular misiones. Nosotros…

—Mira, si digo que hay un alce cuerno de almas allí, entonces es porque hay uno. Solo prepara la descripción de la misión y envíasela al general. —dijo Bai Xiaochun sacudiendo su mano como si nada.

Zhao Long puso una sonrisa tensa, juntó sus manos y preguntó, —Muy bien señor. ¿Cuántos créditos de batalla habrá como recompensa?

Bai Xiaochun se aclaró la garganta y dijo, —Bueno, es una misión muy peligrosa, repleta de incontables peligros. Las probabilidades de volver con vida serán bajas. Supongo que la única opción será postular una gran recompensa. Muy bien. Que sean 100.000.000 de créditos de batalla.

Zhao Long quedó boquiabierto y suspiró fuertemente del asombro. Sin embargo, solo le tomó un momento darse cuenta de lo que pasaba, después de lo cual apareció una mirada extraña en sus ojos.

—Oh cierto, —dijo Bai Xiaochun viendo seriamente a Zhao Long—, no te olvides de recordarle al general que me haga saber antes de postular la misión. ¡No podemos dejar que otra persona se la lleve!

Zhao Long le dirigió otra sonrisa tensa, asintió y se fue de prisa. En su camino, no pudo evitar sino envidiar la habilidad de Bai Xiaochun para desfalcar tan descaradamente. Poco después llegó hasta Bai Lin, se reportó oficialmente y entregó la descripción de la misión.

Bai Lin recibió la tablilla de jade y la examinó de cerca, luego vio que la recompensa eran 100.000.000 de créditos de batalla, sus ojos se abrieron de par en par y casi se le cae la tablilla de jade al piso.

—¡Eso es robo de carretera! Si quiere créditos de batalla está bien, ¡pero no puede ser tan obvio! ¿¡Un alce cuerno de almas que está en un valle a solo cinco kilómetros y está en la etapa del Alma Naciente!? ¿¡Y de paso tiene las pelotas de ponerle una recompensa de 100.000.000 de créditos de batalla!? —Bai Lin no sabía si reír o llorar. Pero tomando en cuenta que no había logrado convencer a la secta de exonerar a Bai Xiaochun de sus misiones, simplemente no se podía rehusar a la misión. Después de pensarlo un poco, decidió solo reducir la recompensa de 100.000.000 a 1.000.000 y luego la envió a la pagoda en el centro de la misión.

Pero, aun así, una recompensa de 1.000.000 era algo considerable, y sería más que suficiente para que un soldado ordinario fuera ascendido a capitán.

—Ese chico se librará con suerte esta vez, —Bai Lin postuló la misión de manera un poco reacia. Después de todo, ya que era una misión de los Despellejadores, la recompensa vendría de las arcas de los Despellejadores. Pero de todos modos postuló la misión, y le envió un mensaje a Bai Xiaochun justo antes de que se hiciera pública.

En cuanto la misión apareció en la lista de la pagoda, todo el mundo la notó y causó una gran conmoción.

—¡Una misión con una recompensa de 1.000.000! ¡No puede ser! ¡Rápido tómenla!

—Qué… ¿qué misión es esa? ¿En un valle a cinco kilómetros? ¿Un alce cuerno de almas en la etapa inicial del Alma Naciente? ¿¡cómo… cómo es eso posible!?

—¡Quiero esa misión! —Todos los que vieron la misión intentaron ser los primeros en solicitarla.

Pero ninguno de ellos era rival para Bai Xiaochun. Ya había estado esperando que la misión fuera postulada, y también recibió el aviso previo de Bai Lin. En casi el mismo instante en el que la misión apareció, él la acepto, y luego se fue caminando orgullosamente bajo la mirada envidiosa de los que lo rodeaban.

Conque tratando de robarme mi misión ¿eh? —pensó—. ¡Yo fui el que creó la misión! Aunque la consiguieran, ¡no encontrarían el alce cuerno de almas en ese valle! —Se sentía bastante satisfecho consigo mismo, luego revisó su bolso de almacenamiento, y justo allí había varios cuernos de almas que había solicitado como ingredientes para la confección de Píldoras de Convergencia de Almas. Había uno que era claramente de un alce cuerno de almas en la etapa inicial del Alma Naciente.

—Todo lo que tengo que hacer es ir a ese valle con mi medallón de identidad en mano, y luego volver para entregar la misión. —La sensación de poder usar su poder y sus conexiones para ganar créditos de batalla de manera tan abierta y descarada era bastante emocionante.

Sin embargo, a pesar de estar tan contento con el transcurso de las cosas, aun así tenía mucha cautela con el asunto de salir de la Gran Muralla. Después de pensarlo bastante, decidió que no podía asumir ningún riesgo.

—Aunque solo está a cinco kilómetros, no puedo ir casualmente por mi mismo. Tengo que traerme a algunas personas. —Estaba totalmente convencido de que ese sería el mejor curso de acción, aunque no estaba seguro de si tenía sentido llevarse a todo su regimiento de 1.000 soldados.

Por otro lado, traer a muy pocas personas sería demasiado peligroso. Al final apretó los dientes y murmuró consigo mismo, —No me importa cómo se vea. La seguridad es lo más importante. ¡Me llevaré a los 1.000 conmigo! —Ya tomada su decisión, envió órdenes rápidamente a sus subalternos, y dejó muy claro que no debían difundir noticias sobre el asunto.

Ninguno de ellos cuestionó lo que Bai Xiaochun hacía. Él era su coronel, y también les había salvado la vida. Por lo que todo lo que Bai Xiaochun tenía que hacer era apuntar a un sitio, ¡e irían a luchar con una ferocidad sedienta de sangre!

A Bai Xiaochun también le ayudaba el hecho de que siempre los trataba muy bien. Hasta gastaba sus propios créditos de batalla para equiparlos con bastantes objetos mágicos y armaduras. También les entregaba muchas píldoras medicinales hechas por él mismo. Gracias a todo eso, su regimiento estaba mejor equipado y mejor preparado para el combate que la mayoría de los demás en las otras legiones.

Después de algunos días de preparación, llegó la hora de salir en la misión. La luna esa noche no estaba brillando mucho, y a la tierra la cubría un manto de oscuridad. El regimiento se puso disfraces para que su camino fuera de la Gran Muralla fuera más fácil, y luego se preparó para partir.

Todos los miembros del regimiento llevaban muchos años estacionados en la Gran Muralla, y estaban muy familiarizados con la manera en la que operaban los cultivadores de almas. Además de eso, conocían muy bien las tierras fronterizas alrededor de la Ciudad de la Gran Muralla. Al disfrazarse de cultivador de almas, y mostrando algunas almas vengativas, podían pasar afuera de manera más desapercibida.

La única manera en la que se pudieran ver sus disfraces, sería si llegaba algún experto muy poderoso, o si eran forzados a usar habilidades divinas que requirieran poder espiritual.

Después de todo, había una pequeña diferencia fundamental entre los cultivadores normales y los cultivadores de almas. Y la distinción principal era que los primeros usaban energía espiritual, y los segundos usaban poder de almas.

Los mil miembros del regimiento no salieron en formación de batalla. Sino que se dispersaron y salieron uno por uno. Sin embargo, bastaría una palabra de Bai Xiaochun, y todos se agruparían nuevamente.

Después de arreglar todo con sus subalternos, Bai Xiaochun procedió a ponerse su disfraz nerviosamente, luego apretó los dientes y salió del muro.

Una vez afuera, se tocó la cara y se dio cuenta de que aún no se sentía tranquilo. Por lo que le dio una palmada a su bolso de almacenamiento y sacó un gran balde de agua, el cual estaba lleno hasta el tope con agua del Río Alcance Celestial. Adentro de esa agua, había una máscara semi-traslucida que parecía hecha de carne, era justamente la misma máscara que había adquirido del impostor de Cripta Nocturna. Esa máscara podía cambiar la apariencia y el aura, e incluso las fluctuaciones de la fuerza vital.

—Hay algunos aspectos misteriosos sobre esta máscara, pero por ahora, tengo que ocultar mi apariencia y mi aura a como dé lugar.

—¡Tengo que aprovechar el momento! Ir al valle, volver y todo habrá acabado.

—Además, no es como si me fuera a encontrar con un ejército de las Tierras Desoladas en un pequeño valle a cinco kilómetros de la Gran Muralla. Las cosas no deberían ser tan peligrosas.

Dicho esto, sacó la máscara del agua del Río Alcance Celestial y se la puso en la cara. Su apariencia cambió al instante. Ya no se veía como un hombre joven, sino como un cultivador de almas de mediana edad con rostro pálido. Además, las fluctuaciones de su poder espiritual se desvanecieron, y fueron reemplazadas por unas intensas ondulaciones de poder de almas.

En este momento, ¡se veía exactamente como un cultivador de almas!

Y fue solo entonces que finalmente se empezó a sentir un poco tranquilo, y empezó a avanzar por las tierras bajo la oscuridad de la noche. La tenue luz de la luna hacía que a duras penas se pudieran ver las sombras que proyectaban las grandes rocas que estaban regadas por todo el terreno, al igual que los huesos de los muertos…

También se podía ver ocasionalmente alguna alma solitaria flotando por el aire, y cada tanto las bestias carroñeras levantaban la cabeza para ver alrededor.

 


[i] Del Inglés, ‘Highway Robbery’ , no estoy seguro si está traducido literalmente del chino o no, pero básicamente es una expresión para referirse a un robo descarado. Como cuando en épocas pasadas los bandidos de las montañas asaltaban a las caravanas de comerciantes y cosas así. Un robo descarado pues que ni se molesta en ocultarlo.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente