Capítulo 439 – Solo Deseo una Cosa

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

 

Aunque parecía no ser posible, la conmoción de afuera se tornó aún más caótica. ¡¡En apenas la segunda vez que Bai Xiaochun retaba las pruebas de las Superestrellas de la Polaridad del Dao del Cielo Estrellado había logrado un milagro tras otro!!

Primero fue la velocidad increíble con la que pasó las primeras pruebas, luego su victoria contra un experto en la Formación del Núcleo avanzado estando él apenas en la etapa intermedia, ¡y finalmente un avance en su base de cultivo!

Gracias a todas esas cosas, las personas afuera estaban totalmente escandalizadas. Después de todo, del grupo de nueve personas que ya estaban en la porción violeta del arcoíris, ocho de ellos tenían un nivel en el gran círculo, y Gongsun Wan’er era la única en la Formación del Núcleo avanzado. Pero ahora se había unido alguien más, alguien que había entrado a ese grupo estando solo en la etapa intermedia, ¡y había avanzado de inmediato a la etapa avanzada!

Mientras todos discutían el asunto, Bai Xiaochun se estremeció y el qi glacial dentro de él se calmó, colocándolo firmemente en la Formación del Núcleo avanzado. Sin embargo, no tenía tiempo de revisar su base de cultivo; en vez de eso, simplemente salió disparado hacia la luz de la teletransportación. Al hacerlo, un gran número de motas de luz en el área empezaron a reunirse y formaron otra estatua.

¡Era una estatua de Bai Xiaochun!

Cuando se detuvo por un momento para verla, pudo darse cuenta de que era idéntica a él, y su aura era muy similar también. Pero la expresión de la estatua era fría y vacía, completamente inmóvil.

Bai Xiaochun inhaló profundamente. ¡Sabía que, de ahora en adelante, todo el que quisiera entrar a la porción violeta del arcoíris tendría que luchar contra su estatua en esta prueba!

Apartó la mirada después de solo un momento, siguió adelante a la luz de la teletransportación y luego se desvaneció.

Por supuesto, las discusiones entre la audiencia no decayeron en lo absoluto. Los eventos que acababan de transcurrir el día de hoy era algo que casi nunca se veía, especialmente considerando que ahora había diez cultivadores extremadamente famosos en la secta. Era una ocasión grandiosa y alegre.

Ya que Bai Xiaochun había avanzado después del combate, eso quería decir que todo el que intentara desafiar la prueba en el futuro tendría que batallar con su versión en la Formación del Núcleo intermedio, no el Bai Xiaochun en la etapa avanzada después de su victoria.

Esa estatua representaba cierto estatus en la secta. Siempre y cuando permaneciera invicta, nadie podría entrar a la prueba violeta, y en este momento, había aún más personas viendo la estatua que al mismo Bai Xiaochun.

Bai Xiaochun por otro lado, dio un paso en la luz de la teletransportación y se desvaneció, ¡desapareciendo de la prueba de fuego azul y reapareciendo dentro de la prueba violeta!

Mientras tanto, apareció una décima estrella en la porción violeta del arcoíris, y todos los ojos de los presentes se quedaron viéndola fijamente.

Aunque nadie podía ver lo que le ocurría ahora a Bai Xiaochun, todos se preguntaban lo mismo.

Con el simple hecho de que nadie supiera en qué consistía la prueba violeta, ya hacía que el escenario fuera mucho más misterioso. Ese misterio adicional dejaba a todos muy curiosos sobre lo que pasaría ahora. En tan solo unos meses, dos personas habían llegado a la porción violeta del arcoíris, y tan solo pensar en lo que ocurría adentro era una fuerza que motivaba a muchos otros.

Conforme estas ideas llenaban la mente de todos los presentes, Bai Xiaochun apareció dentro de la prueba de fuego violeta que nadie podía ver, y se encontró a sí mismo en una dimensión diferente de todas las demás pruebas de fuego.

Había un río extendiéndose al frente, y él se encontraba en su orilla.

Sus ojos tenían una mirada vacía, como si se hubiera olvidado de algo. No solo eso, mientras veía a su alrededor, le daba la sensación de que nada de lo que lo rodeaba era real.

—¿De qué me olvidé? —pensó sorprendido, y hasta se sentó en la orilla del río para pensar. Pero incluso después de que pasara un poco de tiempo, lo único que pudo recordar fue su nombre. Era como si todas sus demás memorias hubieran desaparecido.

Cada vez se hacía más marcada la confusión en sus ojos.

Su plan original al entrar a la luz de la teletransportación había sido abandonar las pruebas de las Superestrellas de la Polaridad del Dao del Cielo Estrellado apenas entrara a esta etapa. Al fin y al cabo, ya había cumplido su meta, y podía solicitar el poder de un deva para salvar al Gran Gordito Zhang.

Cada segundo contaba.

Pero apenas entró a esa misteriosa prueba de fuego violeta, todo esto se esfumó de su mente.

—No, —murmuró—, recuerdo que tenía que hacer algo importante. —Tenía el ceño fruncido, intentando pensar que era lo que había olvidado, y fue en ese momento que escuchó de manera repentina a alguien que cantaba.

La voz parecía subir y bajar de volumen constantemente, haciendo que fuera imposible distinguir lo que decía. Pero la persona que cantaba se sentía muy anciana, incluso antigua. Poco después, apareció un bote solitario sobre el río.

Sobre ese bote estaba sentado un viejo con un sombrero de bambú amplio, y e impulsaba el bote con un largo bastón de bambú. Al acercarse a la orilla, alzó la mirada y reveló un rostro muy arrugado por la edad. Y entonces le dijo sonriendo, —¿Tu corazón está inquieto?

Bai Xiaochun también alzó la mirada y pudo ver a ese viejo en el bote de pesca. Le respondió sintiéndose bastante confundido, —Siento como si hubiera olvidado algo importante.

—Todos olvidan cosas de vez en cuando, —respondió el viejo con una sonrisa—. ¿Por qué no te subes al bote y escuchas mi balada? Quizás te ayude a recordar lo que sea que hayas olvidado.

Bai Xiaochun permaneció en silencio por un momento y luego se puso de pie y se subió al bote. Hecho esto, el viejo empezó a impulsar el bote nuevamente con su bastón de bambú, y el bote empezó a proceder por el río otra vez.

Mientras Bai Xiaochun permanecía en ese bote solitario, el viejo empezó a cantar. Aunque extrañamente, sin importar que tanta atención le prestara Bai Xiaochun, no era capaz de distinguir las palabras de la canción.

Después de un rato, no pudo evitar preguntar, —¿Qué está cantando?

—Una canción tradicional, —respondió el viejo. Bai Xiaochun escuchó un rato más y preguntó, —¿Tiene algún nombre?

—No lo tiene. —respondió el viejo sonriendo—. Es una balada, una a la que nadie le ha podido escuchar el final. Vinieron nueve personas antes que tú, pero ninguno de ellos escuchó la canción completa. La primera persona fue la que escuchó más tiempo, pero eventualmente se rindió. —Dicho esto, siguió cantando.

Bai Xiaochun permanecía sentado en silencio, escuchando e intentando recordar lo que había olvidado. Las aguas del río no eran para nada tranquilas; de hecho, agitaban el barco de un lado a otro, y después de un rato, una ola bastante grande impactó el bote. A medida que Bai Xiaochun se movía de un lado a otro en ese bote, su mente se agitaba de manera similar, y repentinamente… pudo recordar algo.

Estaba en una habitación con su padre, sosteniendo su mano con fuerza mientras este le decía, —Xiaochun, tienes que seguir viviendo…

Bai Xiaochun se estremeció, esa memoria encendió un fuego en su mente, haciendo que todas sus memorias arremetieran como una gran ola con un poder capaz de derrumbar montañas y secar mares.

¡¡Tengo que salvar al Hermano Mayor!! —pensó temblando al recordar todo. Repentinamente se puso de pie y el bote se desvaneció junto al río. Ahora se encontraba en una habitación completamente vacía.

Pero el viejo estaba frente a él, este se quedó viendo a Bai Xiaochun con una luz muy extraña y misteriosa en sus ojos.

—¿Ahora ves las cosas con claridad? —preguntó el viejo.

—¿Eh? —dijo Bai Xiaochun. —Oh. Ni siquiera quiero participar en esta prueba de fuego. ¡¡Tengo a alguien importante que salvar!! —Ahora que había recuperado sus memorias, la prueba le parecía aún más extraña.

El viejo lo vio por un largo rato y luego repitió, —¿Ahora ves las cosas con claridad?

Bai Xiaochun estaba empezando a enfurecerse un poco. —Yo…

Pero solo salió una palabra de su boca y el viejo sacudió su cabeza interrumpiéndolo con un largo suspiro. —Muy bien, se lo que estás pensando. Entra a la prueba violeta y podrás pedirle algo a la secta. Siempre y cuando no sea muy excesivo, se te cumplirá el deseo. Por ejemplo, se podría remover tu estatus como rehén.

—¡Quiero el poder de un deva! —dijo Bai Xiaochun al instante.

El viejo asintió. —Cuando te vayas, alguien te lo entregará.

Dicho esto, ondeó su mano e hizo que apareciera un vórtice en ese vacío, el cual empezó a jalar a Bai Xiaochun.

Aunque justo antes de irse por la salida, Bai Xiaochun se detuvo y volvió a ver al viejo quien se alejaba caminando hacia el vacío.

—Hace un momento, —dijo—, me preguntaste que sí podía ver algo claramente. ¿De qué hablabas?

El viejo no volteó. Solo respondió con una voz fría, —¡Tu Dao!

Bai Xiaochun estaba confundido. El viejo seguía caminando, y justo antes de que Bai Xiaochun se fuera por la salida, le dijo en voz alta, —No estoy seguro de que es mi Dao, pero sí tengo un deseo, ¡y ese es vivir por siempre!

El viejo se detuvo, volteó y le respondió con una sonrisa. —¡Ese es tu Dao!

Entonces se escuchó un estruendo y Bai Xiaochun desapareció, ¡y tan solo un momento después reapareció afuera de las pruebas de las Superestrellas de la Polaridad del Dao del Cielo Estrellado!

Lo primero que se encontró fue el sonido de muchas personas discutiendo, después de lo cual su visión finalmente se aclaró. Pudo ver casi de inmediato a los incontables cultivadores que lo veían con envidia y respeto.

Y al mismo tiempo, una voz solemne se escuchó desde la porción del Arcoíris de Innumerables Estrellas donde estaba el líder de la secta.

—Rehén Bai Xiaochun de la Secta Desafiadora del Río, su petición ha sido aceptada. ¡Se le otorgará el poder de un deva!

Entonces salió disparado un rayo de luz brillante desde el cielo, y llegó justo frente a Bai Xiaochun, ¡tomando allí la forma de una hoja cristalina que pulsaba con un poder increíble!

Todos en el área podían sentir una presión increíble que pesaba sobre ellos, haciéndoles difíciles hasta respirar, casi como si sus bases de cultivo estuvieran siendo suprimidas. Sorprendentemente, ¡esa hoja contenía poder de deva del elemento madera!

Además, no era solo un pequeño rastro, ¡era una porción completa de poder!

Pagina Anterior
Pagina Siguiente