Capítulo 432 – ¡Lleno de Ansiedad!

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

 

El Maestro Deidad Adivina podía ver fácilmente lo ansioso que estaba Bai Xiaochun, y sabía lo importante que era el Gran Gordito Zhang para él. No pudo evitar temblar cuando respondió, —El Gran Gordito Zhang está intentando avanzar a la Formación del Núcleo, ¡y se ha topado con una crisis letal!

Xu Baocai se veía igual de ansioso y siguió con la explicación. —El mes pasado, el Hermano Mayor Zhang se dio cuenta de que estaba a punto de avanzar a la Formación del Núcleo, así que entró a meditación aislada. El Maestro Deidad Adivina y yo decidimos quedarnos afuera de su cueva de inmortal para hacer de protectores Dhármicos. Todo parecía ir normal al principio, y asumimos que el proceso solo tardaría un par de meses en terminar. Pero por alguna razón, su aura empezó a debilitarse al tercer día. ¡¡Y ahora solo le queda un aura muy tenue!!

—Yo también fui a revisar, —dijo Chen Manyao nerviosa, —pero su cueva de inmortal está completamente sellada, no podemos entrar. Tampoco quisimos abrir la puerta a la fuerza, por temor a que causara más problemas. —Tomando en cuenta que ya llevaba tiempo siendo parte del grupo, se consideraba a sí misma parte de ellos, así que estaba igual de nerviosa por el peligro del Gran Gordito Zhang.

Después de escuchar sus explicaciones, Bai Xiaochun no vaciló ni un instante más. Se transformó en un rayo de luz y salió disparado a alta velocidad hacia la cueva de inmortal del Gran Gordito Zhang.

El Maestro Deidad Adivina, Xu Baocai y Chen Manyao lo siguieron por detrás tan rápido como podían. Después de que pasara el tiempo que tarda en quemarse un palillo de incienso, la cueva de inmortal del Gran Gordito Zhang apareció frente a ellos. El corazón de Bai Xiaochun palpitaba muy fuertemente por los nervios; el Gran Gordito Zhang era su Hermano Mayor, y ambos compartían una conexión muy profunda. Al fin y al cabo, su amistad había comenzado desde el primer día que Bai Xiaochun llegó a la Secta Corriente Espiritual.

En este momento, su mente estaba casi en blanco cuando aterrizó frente a la cueva de inmortal, la puerta estaba sellada firmemente tal y como le habían dicho. Bai Xiaochun envió su sentido divino respaldado por el poder de su base de cultivo en el Núcleo Dorado intermedio. Y casi al instante pudo sentir el aura del Gran Gordito Zhang y también notó lo débil que estaba. Al parecer, la llama de su fuerza vital estaba a punto de extinguirse.

Casi parecía como si hubiera intentado muchas veces llegar a la Formación del Núcleo, pero había fallado una y otra vez, haciendo que su fuerza vital se deteriorara.

—¿¡Cómo puede estar pasando esto!? —dijo Bai Xiaochun. Tenía los ojos inyectados de sangre, apretó sus manos en puños fuertemente y luego convocó el poder explosivo de la Restricción Imperecedera, al igual que el qi glacial que estaba al borde de llegar al nivel de un Maestro Glacial. En tan solo un instante, la puerta de la cueva de inmortal se llenó de grietas que se veían como una telaraña, y luego estalló en pedacitos.

Bai Xiaochun entró rápidamente, y se encontró con un Gran Gordito Zhang allí sentado, con un rostro tan pálido como la muerte misma, ¡se veía casi como un esqueleto!

Lo rodeaba una niebla tenue, y un poco de ella entraba ocasionalmente a su cuerpo y luego volvía a fluir hacia afuera. Y a medida que este proceso transcurría, el aura del Gran Gordito Zhang se reducía lentamente, y era reemplazada por un muy fuerte aura de la muerte. Por lo que podía verse, estaba a punto de perecer.

—Hermano Mayor… —murmuró Bai Xiaochun. Sentía como si su corazón estuviera siendo cortado por la cuchilla más afilada del mundo. No dudó para nada, y estiró su mano para tocar la cabeza del Gran Gordito Zhang e intentó verter un poco de su propia fuerza vital dentro de él, con la esperanza de avivar la llama de su fuerza vital.

Pero solo le tomó un momento a Bai Xiaochun darse cuenta de que había algún poder extraño dentro del Gran Gordito Zhang, algo que estaba repeliendo cualquier fuerza vital externa. El poder se sentía como algún tipo de determinación absoluta. Y no solo eso, en la región del dantian del Gran Gordito Zhang se podía ver una densa nube de niebla que se veía similar a una esfera.

Cada tanto la niebla se reunía intentando formar un núcleo, pero luego volvía a deshacerse.

Al parecer, la niebla que daba vueltas alrededor del Gran Gordito Zhang estaba formada por esa misma fuerza.

—¿¡Qué está pasando!? —dijo Bai Xiaochun impactado. Debido a la fuerza de expulsión que existía dentro del Gran Gordito Zhang, cualquier fuerza vital que intentara inyectarle era casi completamente dispersada. Como mucho, podía reducir ligeramente la velocidad con la que la fuerza vital del Gran Gordito Zhang se desvanecía. Al ritmo actual, seguramente solo tomaría unas dos horas para que el Gran Gordito Zhang falleciera.

En ese momento llegaron el Maestro Deidad Adivina y Chen Manyao. Y quedaron boquiabiertos cuando vieron la apariencia del Gran Gordito Zhang.

—¿Cómo podría pasar esto? —dijo el Maestro Deidad Adivina sorprendido. —¡El Gran Gordito Zhang apenas lleva un mes en meditación aislada! ¿Cómo podría haber sido reducido a este estado? ¡¡Pareciera que hubiera fallado la Formación del Núcleo más de diez veces!!

Chen Manyao examinó esa niebla un poco más de cerca, y dijo repentinamente, —Esa niebla… El Gran Gordito Zhang es un reforzador espiritual. Acaso será que… ¿¡está tratando de formar un Núcleo de Voluntad!?

—¿Núcleo de Voluntad? —dijo Bai Xiaochun viendo a Chen Manyao, tenía una expresión feroz, pero no por Chen Manyao, sino porque el estado del Gran Gordito Zhang ya había hecho que se volviera casi loco.

Chen Manyao le reveló de inmediato todo lo que sabía sobre Núcleos de Voluntad. —En la antigüedad, los reforzadores espirituales intentaban a menudo formar un Núcleo de Voluntad. Sin embargo, es una tarea fundamentalmente muy peligrosa, y casi nadie lo intenta hoy en día. Solo alguien que tenga una confianza absoluta en sus habilidades como reforzador espiritual podría intentarlo con éxito. ¡Es básicamente como crear algo de la nada!

—Si el reforzador espiritual logra formar con éxito su Núcleo de Voluntad, experimentará una gran fortuna después de lograrlo. Pero si falla, ¡morirá sin lugar a dudas!

Bai Xiaochun se estremeció después de escuchar su explicación, y se dio cuenta repentinamente de que lo que había sentido dentro de la niebla del Gran Gordito Zhang, era una forma de confianza absoluta. Y repentinamente el rostro de Bai Xiaochun se llenó de arrepentimientos.

—Un Núcleo de Voluntad… —No pudo evitar recordar la Secta Corriente Espiritual, y como había engañado al Gran Gordito Zhang haciendo que pensara que había logrado sus refuerzos espirituales, para así evitar que se sintiera herido. De allí en adelante, el camino del Gran Gordito Zhang en el sendero del refuerzo espiritual había cambiado por completo.

Y en este momento, Bai Xiaochun se dio cuenta de que el sendero del refuerzo espiritual del Gran Gordito Zhang se relacionaba muy de cerca con su confianza, y esa confianza había sido afectada de manera considerable por Bai Xiaochun.

—Chicos, sigan dándole tanta fuerza vital como puedan. ¡Voy a buscar a un maestro Daoísta en el Alma Naciente! —Le dio un último vistazo al Gran Gordito Zhang y a su aura decayendo, y salió volando a toda velocidad de la cueva de inmortal para dirigirse al Gremio Extermina Diablos.

El Maestro Deidad Adivina y Chen Manyao empezaron a verter su fuerza vital en el Gran Gordito Zhang, y Xu Baocai quien recién estaba llegando hizo lo mismo.

Los ojos de Bai Xiaochun estaban más inyectados de sangre que nunca y avanzaba a toda velocidad, su mente se había vaciado de todo pensamiento a excepción de uno: ¡¡no podía dejar que el Gran Gordito Zhang muriera!!

Se pudo escuchar un silbido por casi todo el Arcoíris del Cuadrante del Cielo mientras se movía a toda velocidad hacia el Gremio Extermina Diablos.

El Gremio Extermina Diablos estaba un poco lejos de la cueva de inmortal del Gran Gordito Zhang, y Bai Xiaochun estaba más nervioso que nunca. Así que usó casi toda la velocidad de la que era capaz, inclusive desatando la Embestida Sacude Montañas y también usando el poder de los Tendones Imperecederos de su pierna izquierda.

Logró acercarse en poco tiempo al Gremio Extermina Diablos. Pero fue en este punto que se dio cuenta que delante de él, había cinco cultivadores a quienes se les estaba impidiendo pasar por el área.

Las personas que bloqueaban el sendero, eran otros tres discípulos que llevaban túnicas verdes largas y mostraban expresiones gélidas en sus rostros. Cuando vieron a Bai Xiaochun moviéndose velozmente hacia ellos, uno lo reconoció, y vaciló por un momento antes de decir en voz alta.

—¡Hey, detente! ¡Toda esta área de 500 kilómetros de diámetro ha sido apartada para el cultivo personal del Joven Lord!

—Correcto. ¡Nuestro Joven Lord es Sima Feiru! —Al parecer pensaban que pronunciar el nombre de Sima Feiru sería una gran amenaza. Al fin y al cabo, esto era básicamente lo mismo que le decían a todo el que intentara pasar por aquí.

Casi todos conocían a Sima Feiru en el Arcoíris del Cuadrante del Cielo. Después de todo, su rango era el 97 entre las Superestrellas de la Polaridad del Dao del Cielo Estrellado. ¡Y cualquier miembro de los primeros 100 era extremadamente famoso!

En cualquier otro momento, si Bai Xiaochun hubiera estado de su humor normal, hubiera decidido ignorar que estas personas no quisieran dejarlo pasar. Pero su corazón estaba en llamas en este momento debido a la situación con el Gran Gordito Zhang, así que no tenía ninguna paciencia en lo absoluto. No le importaba para nada si Sima Feiru había bloqueado toda el área. Es más, ¡incluso si algún Elegido aún más famoso lo hubiera hecho, jamás se hubiera tomado el tiempo de dar la vuelta!

En este momento, cada segundo contaba. Así que simplemente ignoró por completo a los discípulos verdes y siguió adelante a toda velocidad.

El rostro de los tres discípulos cambió de golpe, y uno dijo, —Cómo te atreves…

Pero antes de que pudiera terminar de hablar, Bai Xiaochun rugió, —¡Largo de aquí!

En ese instante apareció un viento poderoso y los oídos de los tres discípulos se llenaron de estruendos ensordecedores al mismo tiempo que una fuerza increíble los azotaba, esta los apartó a la fuerza permitiéndole a Bai Xiaochun pasar disparado de largo hacia el área sellada de 500 kilómetros de Sima Feiru.

Casi de inmediato, hizo erupción un aura poderosa desde un estanque profundo dentro de esa área de 500 kilómetros.

—¿¡Quién se atreve a interrumpir mi cultivo!? —Junto a esta voz, se desató una técnica mágica que hizo que apareciera una enorme cara sobre el estanque. Este era el rostro de un joven que tenía la cara retorcida por la furia.

¡Esta persona era justamente Sima Feiru!

Pagina Anterior
Pagina Siguiente