Capítulo 413 – Esta Secta me Trata de Maravilla

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

Bai Xiaochun había estado realmente disgustado por la situación. Apretó los dientes y dijo, —¡Hmph! ¿A quién le importa quién sea tu maestro? Desgraciado, si no te hubiera matado, hubieras vuelto eventualmente cuando fueras más fuerte. ¿Y entonces? Si no lograbas vencerme, ¿¡qué pasaría si intentabas actuar contra mis amigos!?

En ese momento, la pequeña tortuga asomó su cabeza desde el bolso de almacenamiento de Bai Xiaochun.

—Sabes, Lord Tortuga tiene bastante experiencia con cosas como esta. Por lo que estaba gritando ese tipo antes de morir, me imagino que tiene a un Maestro poderoso que aparecerá en cualquier momento y…

—¡Cállate! —dijo Bai Xiaochun mientras veía a su alrededor nervioso. Por algún motivo, se sentía muy inseguro en este momento, y justo cuando estaba a punto de moverse a toda velocidad hacia el portal de teletransportación… un aullido de ira estridente se escuchó por el aire.

—¿¡¿¡Quién mató a mi querido aprendiz!?!? —Las palabras fueron pronunciadas tan fuertemente, que crearon una poderosa ráfaga de viento que arrasó por todas estas tierras, incluso oscureció el cielo e hizo que muchos árboles se movieran de un lado a otro.

El rostro de Bai Xiaochun cambió de golpe. —¡Pequeña tortuga! ¡Esto es tu culpa! ¿¡Por qué tuviste que abrir tu bocota!?

Por la aterradora naturaleza de las palabras que acababan de pronunciarse, Bai Xiaochun estaba seguro de que no venían de la boca de un cultivador en la Formación del Núcleo, sino de un maestro Daoísta en el Alma Naciente.

Tan solo pensar en un cultivador en el Alma Naciente le puso los vellos de punta. Convocó todo su poder y se dispuso a escapar gritando a toda velocidad hacia el portal de teletransportación.

—¡Cómo te atreves a menospreciar al Excéntrico Vil Terrestre! ¡Cómo te atreves a matar a mi querido aprendiz justo frente a mi cueva de inmortal? ¿¡¿¡Estás buscando morir!?!? —Por el volumen de su voz, Bai Xiaochun podía darse cuenta de que quienquiera que estuviera hablando, ahora estaba aún más cerca.

Al voltear a ver atrás por arriba del hombro, alcanzó a ver una nube negra de 3.000 metros de diámetro que evidentemente contenía un gran poder, capaz de derrumbar montañas y secar mares. Estaba llena con un sinfín de almas vengativas, todas gritando y desgarrándose las unas a las otras con sus dientes. Era un escenario impresionante.

Justamente había un viejo con una túnica negra allí de pie sobre la nube, este era claramente el Maestro de Zuo Hengfeng, el Excéntrico Vil Terrestre. Tenía las manos juntas en su espalda, y sus ojos brillaban como un relámpago. Su expresión sombría no hacía nada para ocultar su ira, a pesar del hecho de que aún estaba a más de 3.000 metros, cuando sus miradas se encontraron, a Bai Xiaochun le dio vueltas la mente y su base de cultivo se empezó a desestabilizar.

—¡¡De verdad es un experto en el Alma Naciente!! —Ya estaban saliendo lágrimas de los ojos de Bai Xiaochun, pero a la vez, no podía evitar sentir que lo acusaban falsamente.

¡Yo me estaba yendo! —pensó indignado—. Él fue el que quiso meterse conmigo…

De todos modos… ¿¡por qué diablos la Secta de la Polaridad del Dao del Cielo Estrellado me dio esta misión!? Aparenta ser una simple misión de matar a alguien en el Establecimiento de la Fundación avanzado, ¡pero la verdad es que ese bastardo de mierda tiene un maestro en el Alma Naciente! —Sentía que las cosas estaban siendo más injustas que nunca, desató su Técnica Imperecedera de Vivir por Siempre e incluso activó su qi glacial para usar su teletransportación menor. Pero parecía que no podía hacer nada para evitar que la nube negra lo alcanzara.

—¡¡Hora de morir!! —Mientras estas palabras hacían eco por todos lados, la nube negra empezó a envolver a Bai Xiaochun. Y mientras lo hacían, una mano de 300 metros de ancho salió disparada hacia él.

Era algo sorprendente, y la presión que pesaba sobre el área era inmensa, lo suficiente para dejar inmóvil toda el área. La tierra temblaba y las plantas y la vegetación que había abajo estaban empezando a marchitarse. Bai Xiaochun podía sentir que la fuerza vital dentro de él se agitaba, como si estuviera a punto de ser absorbida.

La mano se acercaba cada vez más, y en el momento crítico, Bai Xiaochun dejó salir un grito intenso y abrió su Paisaje de las Nueve Provincias, el cual le dio otro impulso de poder parecido a una teletransportación.

Bai Xiaochun se desvaneció justo cuando la mano estaba a punto de atraparlo, reapareciendo a varios kilómetros de distancia, con el rostro totalmente pálido. Ni siquiera se molestó en ver hacia atrás y siguió escapando a toda velocidad.

El Excéntrico Vil Terrestre detrás de él pisó con fuerza, e impulsó su nube negra hacia Bai Xiaochun una vez más.

—¡No podrás escapar! —gritó—. Y cuando ponga mis manos sobre ti, ¡te despellejaré vivo y te convertiré en una lámpara!

A medida que el Excéntrico Vil Terrestre se acercaba, su mano derecha dejó salir un destello con un gesto de conjuro y luego apuntó su dedo hacia el suelo.

En ese instante, las plantas y la vegetación que estaban debajo de Bai Xiaochun se marchitaron, y se transformaron en una niebla negra que se elevó por el aire. En solo un abrir y cerrar de ojos, esta niebla se transformó en un enorme círculo que se parecía a una marca de sellado, y este hizo que fuera imposible para Bai Xiaochun pasar a través de este.

El rostro de Bai Xiaochun volvió a cambiar y otra enorme mano negra salió disparada hacia él. Una vez más gritó y usó el Paisaje de las Nueve Provincias.

Y nuevamente se desvaneció, pero cuando reapareció, ya no estaba a 3.000 metros. Sino que su paso había sido bloqueado por el perímetro del círculo negro que acababa de formarse.

Apenas apareció, la enorme mano negra volvió a salir disparada hacia él, la cual hizo que apareciera una expresión de desesperación en su rostro. Tomando en cuenta que era un cultivador en el Alma Naciente el que lo perseguía, era prácticamente imposible para él escapar.

—¿¡De verdad te atreves a intentar matarme!? —gritó—. ¡Hay personas muy poderosas detrás de mí! Si te atreves a herirme ¡no hay dudas de que morirás! —Al escuchar esto, el Excéntrico Vil Terrestre simplemente dejó salir un frío bufido y siguió adelante con su mano negra.

Probablemente ni mi wok de tortuga podría bloquear esto… —pensó Bai Xiaochun mientras le salían lágrimas por las esquinas de los ojos por lo injusto que era todo. En el momento en el que Zuo Hengfeng murió amenazándolo, su Maestro había aparecido. Pero cuando Bai Xiaochun intentó lo mismo, no ocurrió nada…

En ese momento de peligro crítico, los ojos de Bai Xiaochun estaban completamente inyectados de sangre, y se preparó para dejar salir todo e intentar un movimiento final. Y fue entonces que…

—¡¡Cómo te atreves Excéntrico Vil Terrestre!! —Esta voz venía de muy lejos, y parecía estar tan frenética que se estaba volviendo loco.

Justo en ese instante, la mano negra vaciló, el Excéntrico Vil Terrestre se volteó con una mirada de asombro. E incluso quedó boquiabierto cuando vio lo que venía.

Bai Xiaochun estaba igual de sorprendido y volteó a ver al horizonte. Allí acababa de aparecer un enorme ejército. El viento soplaba fuertemente y la tierra se sacudía al mismo tiempo que aparecían diez enormes buques de guerra que aceleraban sobre la jungla.

Los buques de guerra estaban hasta el tope, con más de 10.000 cultivadores, todos desatando las fluctuaciones de sus bases de cultivo. Las ondulaciones que emanaban hacían que los Cielos y la tierra parecieran un océano cubierto de olas.

Y sorprendentemente, las proas de los diez buques de guerra se iluminaron repentinamente con una luz deslumbrante. Y mientras Bai Xiaochun veía fijamente todo, esa luz se transformó en unas ráfagas de energía que salieron disparadas por el aire hacia el Excéntrico Vil Terrestre. Se pudo escuchar un estruendo ensordecedor, y toda la creación en la zona se sacudió violentamente mientras esos rayos se acercaban como relámpagos.

Los rayos llegaron frente al Excéntrico Vil Terrestre en un abrir y cerrar de ojos. El rostro de este cambió y sacudió su manga ignorando a Bai Xiaochun completamente mientras retrocedía a toda velocidad.

Mientras retrocedía, se escucharon estruendos y la mano negra fue destruida bajo la fuerza destructiva de esos rayos de luz. Las nubes negras también se destruyeron y el Excéntrico Vil Terrestre apenas logró defenderse, pero fue empujado 3.000 metros hacia atrás hasta impactar contra el suelo, dejando atrás un gigantesco cráter.

Todo se sacudió violentamente en el área, y Bai Xiaochun quedó boquiabierto del asombro. Luego, una figura salió disparada desde uno de los buques de guerra y gritó fuertemente, —Excéntrico Vil Terrestre, ¡¡cómo te atreves a intentar herir a uno de los discípulos del Gremio Extermina[i] Diablos!!

La voz le pertenecía justamente a ese viejo de rostro amable, Feng Youde, el maestro del Gremio Extermina Diablos, quien apareció directamente frente al Excéntrico Vil Terrestre mientras desataba un golpe despiadado con su palma.

—¿¡Te volviste loco Feng Youde!? —rugió el Excéntrico Vil Terrestre retrocediendo de nuevo, su rostro estaba lleno de terror y confusión. En lo que a él concernía, sin importar que hubiera hecho antes para provocar al Gremio Extermina Diablos del Cuadrante del Cielo, ¡no podría haber provocado una respuesta como esta!

Pero cuando las palabras salieron de su boca, los diez buques de guerra se activaron nuevamente disparándole otros rayos de luz penetrantes. Se pudieron escuchar estallidos y salió una gran cantidad de sangre de la boca del Excéntrico Vil Terrestre a la vez que retrocedía nerviosamente. A estas alturas ya tenía su cabello completamente arruinado y claramente estaba en muy malas condiciones. Uno de sus brazos había sido arrancado, y su expresión estaba llena de ira y frustración.

—¿¡Diez Buques de Guerra Extermina Diablos!? T-te… ¡¡te volviste loco!! ¿¡Cuántos recursos estás desperdiciando para usarlos!? ¿Estás pagando ese precio solo para matarme? ¿¡¿¡De verdad vale la pena!?!? —El Excéntrico Vil Terrestre temblaba de miedo y desataba todas sus técnicas mágicas para intentar escapar, pero su corazón ya estaba lleno de desesperación. Podía darse cuenta que este sería seguramente el día de su muerte. Ni en sus sueños más locos se hubiera podido imaginar que la Secta de la Polaridad del Dao del Cielo Estrellado llegaría a estas alturas para matarlo.

—Tengo que admitir que morir bajo las ráfagas de diez Buques de Guerra Extermina Diablos es… —Fue en ese momento de desesperación y justo cuando Vil Terrestre estaba a punto de empezar a rogar por su vida, que se dio cuenta de que había algo raro. Al voltear atrás de nuevo, se dio cuenta de que Feng Youde ya no lo estaba persiguiendo.

Se quedó maravillado y aceleró lejos con el corazón lleno de miedo.

Bai Xiaochun se quedó viendo totalmente sorprendido a esos diez buques de guerra, y el maestro del Gremio Extermina Diablos. Ver este espectáculo tan impresionante lo dejó conmovido.

Esta secta sí que me trata bien… —pensó con los ojos rojos por la emoción. Había estado llevando sospechas sobre la secta antes, pero ahora se llenó de emoción, se volteó hacia el maestro de gremio, juntó sus manos y se inclinó.

—Su Discípulo…

Antes de que pudiera terminar su frase, Feng Youde se apresuró muy nervioso hacia él y le preguntó, —¿¡Cómo estás Bai Xiaochun!?

 


[i] Pues, al final decidí cambiar el «Gremio de Mata Diablos» a «Gremio Extermina Diablos». Toca retroceder a arreglar los anteriores.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente