Capítulo 412 – La Indignación de Xiaochun

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

 

Estos dos cultivadores en la Formación del Núcleo tenían bases de cultivo bastante profundas, y estaban acostumbrados a trabajar juntos para derrotar a sus enemigos. En vez de atacar solos, se separaron para acercarse a Bai Xiaochun por cada lado.

A medida que se acercaban, el viejo a la izquierda realizó un gesto de conjuro, haciendo que una niebla negra estallara desde su mano y tomara la forma de un dragón negro feroz. A pesar de estar hecho de niebla, irradiaba un aura como de podredumbre, e incluso parecía descomponer el aire a su alrededor. Al mismo tiempo, un hedor punzante salía de este, haciendo que las hojas y la vegetación en la jungla de abajo empezaran a hacerse cenizas. Tan solo ver esto hizo que a Bai Xiaochun se le contrajeran las pupilas.

El viejo de la derecha era igual de feroz. Con cada paso que daba por el aire, florecían lotos rojos bajo sus pies, los cuales, a pesar de ser ilusorios, eran claramente parte de una formación de hechizos que estaba sellando firmemente el área.

A medida que se formaba la formación de hechizos, un brillo de extraños símbolos mágicos destellaba por sus ojos, haciendo que la atmósfera del área empezará a presionarlo cada vez más.

Uno de ellos usa un aura de muerte para pudrir todo a su alrededor, —pensó Bai Xiaochun—, y el otro crea una formación de hechizos con cada paso que da… —Se estaba sintiendo bastante desanimado por dentro, jamás había querido esta misión en primer lugar, e incluso acababa de intentar escapar. Solo para terminar siendo encontrado por casualidad. Y aun así, pretendió no reconocer a Zuo Hengfeng. Pero a pesar de todo eso, Zuo Hengfeng simplemente demostró abiertamente sus malas intenciones hacia él.

Ya esto era bastante irritante para Bai Xiaochun, pero lo que era aún peor era lo que le acababa de decir este Zuo Hengfeng. A Bai Xiaochun no solo le parecía profundamente desagradable, pero hizo que su corazón se llenara de furia. Le daban escalofríos de solo pensar en lo que le ocurriría si era capturado. Gritó de furia y un destello gélido paso por sus ojos, desató su aura asesina al máximo. Luego, mientras estos dos oponentes en la Formación del Núcleo se acercaban, decidió no retirarse, sino dar un paso adelante.

Cuando avanzó, convocó el poder del Conjuro del Desarrollo de la Voluntad de la Escuela Glacial, el cual se expandió rápidamente, haciendo que el aire se llenara rápidamente de sonidos como de crujidos. El aura al nivel de un Adepto Glacial empezó a extenderse por cientos de metros en todas direcciones, haciendo que todo se enfriara como en el invierno más helado. Aparecieron copos de nieve por el aire, haciendo que los cultivadores en la Formación del Núcleo y Zuo Hengfeng fueran abrumados por esa frialdad tan punzante. Fue entonces que el rostro de Zuo Hengfeng cambió de golpe.

—¡Una técnica del Dao de la frialdad glacial! —Las pupilas de los dos expertos en la Formación del Núcleo se contrajeron a medida que el qi glacial se envolvía a su alrededor. Que alguien lograra cultivar el poder del qi glacial hasta este nivel, al punto de que causara transformaciones en los Cielos y la tierra, era algo que rara vez se veía entre cultivadores en la Formación del Núcleo.

A excepción de Bai Xiaochun, todo en el área parecía estarse congelando rápidamente.

Todo esto tarda un poco en describirse, pero de hecho ocurrió en el tiempo que tarda en salir una chispa de un yesquero. A medida que el qi glacial daba vueltas, Bai Xiaochun dio un paso adelante, y ese dragón negro descompuesto llegó a un punto a solo tres metros frente a él.

Sin embargo, el dragón negro no se podía mover más allá de ese punto. El frío glacial en el área hizo que ese feroz dragón se congelara, y en tan solo un abrir y cerrar de ojos, se había convertido en una escultura de hielo.

Bai Xiaochun lo ignoró y dio otro paso adelante, con lo cual desapareció y reapareció justo frente al viejo que tenía a su derecha. Sin detenerse ni un segundo, apretó su mano y le dio un puñetazo.

El rostro del viejo se llenó de una mirada totalmente incrédula al mismo tiempo que retrocedía con sangre saliéndole de la boca. Y luego gritó, —¿¡¿¡Una teletransportación menor!?!?

Él no fue el único que reaccionó de este modo. El otro viejo también quedó boquiabierto por el asombro.

A medida que las palabras salían de la boca del viejo a la derecha, Bai Xiaochun salió disparado como un rayo hacia el otro, estirando su mano derecha para desatar el Agarre Destructor de Gargantas. A la vez que hacía esto, una fuerza gravitacional muy poderosa se fijó sobre el hombre, permitiéndole a Bai Xiaochun alcanzarlo en solo un instante.

La mente del viejo se llenó con una sensación de crisis mortal y se quedó sin aliento. No tenía tiempo de considerar las cosas y realizó un gesto de conjuro de dos manos, haciendo que saliera aún más niebla negra en el área, la cual formó la imagen de un esqueleto gigantesco. A medida que Bai Xiaochun se acercaba, el viejo usó todo el poder de su base de cultivo para intentar bloquear este movimiento letal.

El viejo de la derecha también estaba lleno de ansiedad. Ahora finalmente se daba cuenta de que habían provocado a un individuo completamente aterrador, y sabía que si su compañero moría, sería muy difícil para él salir con vida. Ya tenía los ojos completamente inyectados de sangre y dejó salir un grito frenético, el cual hizo que los símbolos mágicos que brillaban en sus ojos se hicieran aún más intensos. Estos símbolos mágicos empezaron a dar vueltas sobre la superficie de su piel, permitiéndole avanzar a través de todo ese frío, moviéndose hacia Bai Xiaochun.

Por los ojos de Bai Xiaochun también pasó un brillo intenso, y dejó salir un frío bufido. No solo no bajó la velocidad, sino que invocó un par de alas y uso la Embestida Sacude Montañas para darse un impulso de velocidad aún mayor. Su movimiento causó unos estallidos sónicos ensordecedores y logró pasar más allá del viejo que intentaba bloquearlo, y luego embistió directamente a través de la niebla negra que acababa de invocar.

Antes de que la niebla negra pudiera siquiera hacerle algo a Bai Xiaochun, su mano simplemente pasó a través de ella como un rayo, y se aferró a la garganta del cultivador en la Formación del Núcleo.

—Tú… —Los ojos del viejo se abrieron ampliamente, llenos de incredulidad y asombro, pero antes de que pudiera decir algo más, la mano de Bai Xiaochun se apretó con fuerza. El viejo dejó salir un grito y cayó hacia atrás. La carne de su cuello había sido arrancada, haciendo que saliera sangre por todos lados, pero era un cultivador en la Formación del Núcleo con una fuerza vital muy poderosa, por lo que aún no había sido suficiente para matarlo. Retrocedió rápidamente con un brillo de terror en sus ojos, pero antes de que pudiera llegar muy lejos, Bai Xiaochun apuntó con su dedo hacia él.

Al instante, el Cuerno del Dragón Renegado salió volando de su bolso de almacenamiento, pasando por el aire como un rayo deslumbrante, apuñaló la frente del viejo y pasó directamente a través de su cabeza.

Los ojos del viejo se abrieron de par en par y salió volando como una cometa con la cuerda cortada antes de impactar contra el suelo. Justo en el momento antes de su muerte, sus ojos habían estado llenos de incredulidad, como si no lograra comprender por qué había sido derrotado tan fácilmente. Cuando comenzó la batalla, su oponente usó una teletransportación para obtener la ventaja y luego lo dominó completamente, matándolo en tan solo el tiempo de unos respiros.

En el momento de la muerte del viejo, su compañero, el que usaba los símbolos mágicos y las formaciones de hechizos quedó boquiabierto. El corazón le palpitaba fuertemente, y envió los símbolos mágicos de su cuerpo hacia Bai Xiaochun. Pero antes de que pudieran acercarse, simplemente colapsaron.

Se escucharon unos estruendos intensos y una fuerza masiva impactó al viejo, haciendo que saliera volando por el aire. Sus ojos estaban llenos de terror y se dio la vuelta para detenerse al lado de Zuo Hengfeng. Decidió agarrarlo sin dudar ni un segundo.

Entonces se pudo escuchar un estallido y Zuo Hengfeng tosió un poco de sangre. La pasión que había en sus ojos ya se había convertido en terror y estaba totalmente pasmado incapaz de moverse. Pero claro, eso no evitó que el viejo lograra sujetarlo y empezara a escapar en la dirección opuesta.

Todo ocurrió con una rapidez y fluidez poco natural.

—¿¡Te crees que puedes escapar así nada más!? —dijo Bai Xiaochun. Y entonces abrió su tercer ojo, emanando una ráfaga de luz violeta.

Cuando esa luz violeta se envolvió alrededor del anciano, sus pasos no pudieron evitar detenerse, era como si algo lo estuviera jalando hacia atrás. Sus ojos se llenaron de desesperación, apretó los dientes y gritó, —¡Salga de aquí Joven Lord! ¡¡Este tipo no es un cultivador normal de la Formación del Núcleo!!

Dicho esto, empujó con fuerza a Zuo Hengfeng delante de él. A Zuo Hengfeng le estaba saliendo sangre de la boca, y se convirtió en un rayo de luz que intentó escapar a toda velocidad. Ya estaba temblando de miedo y su corazón estaba lleno de arrepentimientos; jamás se hubiera podido imaginar que un cultivador aleatorio que simplemente eligió atrapar sería tan poderoso.

—Maldita sea, maldita sea… —murmuró temblando. Incluso convocó el poder de su longevidad, usando un arte de escape de sangre, el cual se hería a sí mismo para intentar tener la suficiente velocidad para escapar.

A medida que aceleraba, pudo escuchar un grito agonizante detrás de él, el cual se cortó súbitamente. Esto hizo que Zuo Hengfeng temblara con aún más fuerza.

Hacía unos momentos, Bai Xiaochun había usado el Ojo Dharma Alcance Celestial para detener al segundo experto en la Formación del Núcleo. Luego, con tan solo un movimiento de su mano hizo que apareciera una enorme cantidad de qi glacial que vertió dentro de él, transformándolo en una estatua de hielo, la cual simplemente cayó al suelo y se hizo mil pedazos.

Luego volteó a ver a Zuo Hengfeng que intentaba escapar, y rugió, —¡Fuiste tú! ¡Tú me forzaste a hacer esto!

Al recordar la sonrisa depravada de Zuo Hengfeng, y los escalofríos que le causó, Bai Xiaochun pisó firmemente con su pie derecho y luego se impulsó con fuerza. El poder de su movimiento dejó un enorme cráter en el suelo, sacó sus alas y usó su Embestida Sacude Montañas. Ni siquiera el arte de escape de sangre de Zuo Hengfeng podía ayudarlo a evadir esto.

Cuando Bai Xiaochun se acercó, su qi glacial se extendió, y Zuo Hengfeng se sacudió violentamente. En tan solo un momento, el qi glacial lo empezó a congelar, ¡y su corazón empezó a ponerse más lento!

Luego Bai Xiaochun apuntó con el dedo, haciendo que el qi glacial formara un gran número de cuchillas de hielo que se movieron de inmediato para cortar a Zuo Hengfeng.

—¡Cómo te atreves a intentar matarme! —gritó—. Mi maestro es… —Pero en ese momento las cuchillas de hielo lo hicieron pedazos, ¡matándolo tanto en cuerpo y alma!

 

Pagina Anterior
Pagina Siguiente