Capítulo 407 – El Gremio… ¿Extermina Diablos?

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

En el rostro de Bai Xiaochun se podía ver una expresión pensativa mientras veía a Song Que alejándose. Pero en poco tiempo, apareció una pequeña sonrisa.

A estas alturas, Bai Xiaochun ya no veía a Song Que como algún tipo de rival ni nada. De hecho, en realidad le parecía que la vida de Song Que era un poco dura. Se la pasaba por ahí intentando verse rudo, rodeado de su aura asesina y buscando peleas constantemente.

Bai Xiaochun no olvidaría que había venido a ofrecerle estas advertencias. Después de pensarlo un poco, llegó a la conclusión de que basándose en lo que Song Que le había dicho, seguramente era Li Yuansheng quien buscaba una oportunidad para causarle problemas debido a lo que ocurrió con la Sociedad del Cielo Celestial.

Desafortunadamente, saber la identidad de la persona que estaba tras él no sería de mucha ayuda. Al fin y al cabo, era imposible prepararse para todas las posibles maneras en las que Li Yuansheng podía atacarlo en la Secta de la Polaridad del Dao del Cielo Estrellado. Lo único que realmente podía hacer era mantener su guardia en alto.

— ¡Si estuviéramos en la Secta Desafiadora del Río sin dudas le enseñaría un par de cosas! —dijo Bai Xiaochun con un resoplido, y luego procedió a intentar pensar que haría él si estuviera en el lugar de Li Yuansheng. Después de pensarlo por un momento, sus ojos se iluminaron repentinamente.

¡¡El Foro de Selección de Gremio!! —pensó estremeciéndose. Mientras más lo pensaba, más sombría se hacía su expresión, y más se convencía de que el Foro de Selección de Gremio sería el lugar en el que Li Yuansheng intentaría actuar en su contra. Pero Bai Xiaochun no lograba pensar en un método para contrarrestar esto. Incluso consideró contactar al lord de la cima del Cuadrante del Cielo.

Lamentablemente, era imposible acceder al anillo interno sin haber sido explícitamente convocado por el lord de la cima. Incluso una simple visita para ofrecer sus saludos debía ser aprobada por el lord de la cima, y aunque había intentado ir varias veces para hacer esto, nunca se le permitió a Bai Xiaochun entrar, y no le quedaba más opción que volver de mal humor a su cueva de inmortal.

En este momento, se había quedado prácticamente sin opciones, así que decidió simplemente esperar la llegada de sus Protectores Dao. Y en poco tiempo, el Maestro Deidad Adivina, El Gran Gordito Zhang y Chen Manyao pagaron los puntos de mérito requeridos para su promoción.

Xu Baocai fue el único que se quedó atrás. Después de todo, aún tenían que manejar el negocio de la taberna. La taberna en sí era la razón por la que todos habían podido llegar al distrito arcoíris, y alguien debía quedarse atrás para manejarla, al menos por un tiempo.

Después de ser recibidos por los discípulos de la plataforma de bienvenidas, los Protectores Dao obtuvieron sus ropas y medallones de identidad y luego fueron a buscar a Bai Xiaochun. Esta fue una reunión alegre, incluso para Chen Manyao. Después de haber trabajado cerca de Bai Xiaochun y los demás por tanto tiempo, había empezado a conseguir la aprobación de Bai Xiaochun, y ahora era considerada una parte de su círculo de amigos.

Después de que concluyera la reunión inicial, todos se sentaron en la cueva de inmortal de Bai Xiaochun. Lo primero que hicieron los Protectores Dao fue explicarle lo que había pasado con la taberna después de su partida, y luego él les comentó todo lo que le había pasado. Cuando terminó la explicación, dijo, —Así que ya saben, necesito su ayuda para intentar descubrir qué hacer con el Foro de Selección de Gremio.

El Maestro Deidad Adivina y el Gran Gordito Zhang se quedaron frunciendo el ceño de manera pensativa, lamentablemente para ellos, eran nuevos aquí, y no podían pensar en ninguna medida que pudieran tomar. Al final, todos se quedaron viendo a Chen Manyao.

De hecho, Bai Xiaochun hizo lo mismo. Chen Manyao era de las Tierras Desoladas, y conocía a otros agentes en la Secta de la Polaridad del Dao del Cielo Estrellado, así que obviamente era la que estaba mejor equipada para intentar conseguir una solución.

Chen Manyao sonrió y respondió. —No te preocupes Xiaochun. Debería poder encargarme de tu situación. Solo dime a que gremio te quieres unir.

Bai Xiaochun se alegró tanto que casi no logra contenerse de saltar y abrazarla. Al final dijo riendo felizmente, — ¡Eres genial Yao’er! Muy bien. ¡Quiero unirme al Gremio de Defensores!

El rostro de Chen Manyao se sonrojó un poco, y después de mirar enojada a Bai Xiaochun por un momento, sacó una tablilla de jade para contactar a algunos de sus camaradas en la Secta de la Polaridad del Dao del Cielo Estrellado. Después de que pasara un momento, le dio a Bai Xiaochun una sonrisa de confirmación, lo cual lo emocionó aún más. En este punto, el Gran Gordito Zhang dijo que quería unirse al Gremio de Refuerzo Espiritual, y el Maestro Deidad Adivina dijo que quería unirse al Gremio de Técnicas Mágicas.

Los Protectores Dao se fueron poco después. Y Bai Xiaochun finalmente no se sentía tan solo. Su velocidad de cultivo incluso parecía haberse acelerado, y en un abrir y cerrar de ojos, pasaron tres meses.

Contando su primer mes aquí, esto quería decir que ya habían pasado cuatro meses, y había llegado hora para el Foro de Selección de Gremio anual del Arcoíris del Cuadrante del Cielo.

Al amanecer de ese día, el sonido de campanas llenó todo el Arcoíris del Cuadrante del Cielo, y todos los discípulos que habían sido promovidos al nivel amarillo durante los últimos años salieron de sus cuevas de inmortal, viéndose solemnes pero ansiosos.

Todos sabían que el destino de sus próximos años sería determinado este día. El gremio al que terminaran uniéndose determinaría como crecerían estos años, y también sería una gran influencia en que tanto tiempo lograran mantenerse con vida. Debido a esto, todos estaban muy inquietos.

Claro, las reglas de la Secta de la Polaridad del Dao del Cielo Estrellado eran muy estrictas. Los diez gremios eran los que seleccionaban a sus miembros, no lo contrario. Y ya que los nuevos discípulos no tenían ni voz ni voto, solo podían esperar nerviosos a que se hicieran los anuncios.

Bai Xiaochun ya había arreglado sus ropas hace mucho en sus preparaciones para el evento. Y apenas se escucharon las campanas, salió de su cueva de inmortal lleno de emoción, imaginándose como sería unirse al Gremio de Defensores.

Durante el transcurso de los últimos meses, había pagado puntos de mérito para conseguir información más detallada sobre los gremios, y sabía que el Gremio de Defensores era el más maravilloso para él. Su misión era defender el Arcoíris del Cuadrante del Cielo. Pero tomando en cuenta que el Arcoíris del Cuadrante del Cielo estaba justo en medio de la Secta de la Polaridad del Dao del Cielo Estrellado, las probabilidades de que alguien invadiera eran prácticamente nulas. Debido a esto, los miembros del Gremio de Defensores usualmente se encargaban de hacer cumplir las reglas dentro de este distrito arcoíris.

Era un grupo bastante sorprendente, bastante similar al Salón de la Justicia de la Secta Corriente Espiritual.

A Bai Xiaochun esto le emocionaba bastante, y estaba seguro que al ser miembro del Gremio de Defensores, podría volverse alguien muy famoso en el Arcoíris del Cuadrante del Cielo.

No pasó mucho tiempo antes de que más de 200 discípulos amarillos recién promovidos se apresuraran hacia el anillo interno.

Para la mayoría de los discípulos, el Foro de Selección de Gremio sería la única vez que podrían visitar el anillo interno, había una plaza enorme que existía sobre la montaña de siete colores que había allí.

Claro, esta era la segunda vez que Bai Xiaochun venía al anillo interno, así que ya estaba un poco más familiarizado con los alrededores. Después de llegar a la plaza, alcanzó a ver al Gran Gordito Zhang, al Maestro Deidad Adivina, a Chen Manyao e incluso a Song Que.

Aunque fue capaz de verlos, estaban muy lejos como para hablar. La plaza entera estaba inundada con un ambiente bastante sombrío y serio. El sonido de las campanas cesó en poco tiempo, el aire se llenó de silencio por un momento, y luego aparecieron diez rayos de luz que aterrizaron frente a ellos.

Al instante, el área se llenó con una presión aplastante, haciendo que el rostro de Bai Xiaochun y los demás discípulos cambiaran; sentían como si sus cuerpos estuvieran siendo empujados hacia el suelo. Y en este momento, aparecieron diez cultivadores.

Algunos eran hombres y otras mujeres, algunos eran viejos y otros no, pero todos estaban en la etapa del Alma Naciente. Tres eran unas mujeres muy hermosas, pero con apariencias firmes y serenas. Claro, de algún modo estas expresiones las hacían ver aún más atractivas.

Los demás por otro lado, algunos tenían arrugas, otros se veían como hombres o mujeres jóvenes. Algunos se veían amables, a otros los rodeaba un aura asesina, y se veían como figuras despiadadas.

— ¡Saludos Maestros de Gremio! —Hubiera sido difícil determinar quién fue el primero, pero enseguida, todos los discípulos reunidos bajaron sus cabezas y saludaron formalmente a esos diez cultivadores en el Alma Naciente, los maestros de gremio del Cuadrante del Cielo.

Bai Xiaochun hizo lo mismo, viendo de reojo a los diez cultivadores en el Alma Naciente y preguntándose cuál sería el maestro del Gremio de Defensores. Y al mismo tiempo, no pudo evitar quedar asombrado por el poder de la Secta de la Polaridad del Dao del Cielo Estrellado. Tan solo el Arcoíris del Cuadrante del Cielo tenía suficiente poder para dominar a cualquier secta en las Partes Medias, por supuesto, sin tomar en cuenta a los devas.

Y tienen otros tres arcoíris justo como el Cuadrante del Cielo, —pensó impactado—. Está el Cuadrante Estrellado, el Cuadrante de la Polaridad y el Cuadrante del Dao…

En este momento, uno de los diez en el Alma Naciente dijo, —Muy bien, ahora vendrán y se unirán al maestro de gremio que diga su nombre.

—¡Chen Biao!

—¡Xu Ke!

—¡Zhou Songli!

A medida que los nombres eran llamados, cada uno se movía respetuosamente al lado del cultivador en el Alma Naciente que los hubiera llamado.

— ¡Song Que! —dijo uno de los que tenía la apariencia más feroz. Song Que inhaló profundamente y se acercó. Chen Manyao fue llamada eventualmente por una de las mujeres hermosas, y por suerte, al Gran Gordito Zhang también lo llamó otra de las bellezas.

El Maestro Deidad Adivina no estaba seguro si estaba de suerte o no cuando lo llamó un joven de rostro gélido. A medida que la multitud de la plaza se reducía, Bai Xiaochun se ponía más nervioso, y seguía dándole vistazos a los diez cultivadores en el Alma Naciente, con la esperanza de recordarles de su presencia.

Lamentablemente para él, los maestros Daoístas en el Alma Naciente tenían rostros totalmente inexpresivos, y ninguno de ellos siquiera lo miraba. No solo esto, Bai Xiaochun se dio cuenta en seguida de algo inesperado, había uno de los cultivadores en el Alma Naciente que no había dicho ni una palabra.

Era un viejo de rostro amable que se quedó viendo al grupo cada vez más pequeño de cultivadores, mientras mantenía una gran sonrisa en el rostro que no revelaba para nada lo que estuviera pensando.

En poco tiempo, el grupo original de más de 200 se redujo a cerca de una decena. Bai Xiaochun estaba entre ellos, parpadeando y preguntándose qué ocurría. Luego volteó a ver a Chen Manyao y se dio cuenta de que esta tenía una mirada llena de sorpresa, en ese momento, su corazón empezó a ponerse muy nervioso.

Fue en este punto que los nueve maestros Daoístas en el Alma Naciente dejaron de hablar, y se voltearon a ver al viejo de rostro amable. La belleza que había elegido al Gran Gordito Zhang sonrió y dijo, —Hermano Feng, ya terminamos de elegir.

El viejo se rio felizmente y luego sacudió su manga.

—Muy bien. Si no quieren a los que quedan, entonces me los llevo. —Entonces apuntó con el dedo, e hizo que una luz de siete colores se iluminara bajo los pies de Bai Xiaochun y los demás que quedaban, llevándolos a su lado.

—De acuerdo, —dijo sonriendo—. Ya me voy entonces. —Los demás cultivadores en el Alma Naciente se despidieron de él mientras se llevaba a Bai Xiaochun y los otros.

El corazón de Bai Xiaochun palpitaba con fuerza mientras veía a los demás cultivadores que lo rodeaban, y luego preguntó nervioso, —Sénior, ¿qué gremio somos?

El viejo se volteó a verlo, y la amabilidad en su rostro ya había desaparecido totalmente. Ahora tenía una sonrisa algo siniestra, y repentinamente empezó a emanar una poderosa aura asesina que dejó boquiabierto a Bai Xiaochun. — ¡Felicitaciones! ¡Han sido seleccionados para el Gremio Extermina Diablos[i]!

—El Gremio… ¿Extermina Diablos…? —dijo Bai Xiaochun abriendo los ojos ampliamente. Jamás se hubiera podido imaginar que incluso después de pedirle ayuda a Chen Manyao, realmente terminaría siendo llevado por el Gremio Extermina Diablos. Y se llenó de ira al instante.

Los demás discípulos a su alrededor también tenían todo tipo de expresiones en la cara, pero ninguno se veía feliz.

—A través de toda la historia del Arcoíris del Cuadrante del Cielo, el gremio más peligroso siempre ha sido el Gremio Extermina Diablos. ¡También es el que tiene la tasa de bajas más alta!

—No puede ser… escuché que hace unas décadas, el Gremio Extermina Diablos salió de la secta en una misión, y en tan solo un instante, murieron miles de discípulos…

—Escuché que los discípulos del Gremio Extermina Diablos son enviados en misiones de asesinato y pueden morir fácilmente…

—Nooo…

 


[i] El  «Gremio Extermina Diablos», viene del término en inglés «Devil Slayers». Aunque ciertamente podría traducirlo como Mata Demonios, lo cual quizás suene mejor. Quise mantener la convención de ciertos términos que son diferentes en las novelas Xianxia, y especialmente en el multiverso de Er Gen. En este mundo, Demon (demonio) y Devil (diablo/diabólico), son dos cosas muy distintas, por lo que no me queda sino dejarlo como Extermina Diablos.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente