Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Capítulo 375 – Los Protectores Dao de Bai Xiaochun…

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

 

Bai Xiaochun sentía como si su corazón se estuviera marchitando. Al ver de nuevo a Sectaglacial para asegurarse de que no estuviera intentando engañarlo, finalmente exclamó…

—Oh Cielos, ¿por qué me hicieron tan increíble? ¡No puedo creer que incluso la Secta de la Polaridad del Dao del Cielo Estrellado no pueda prescindir de mí!

Hacía unos momentos, Sectaglacial se había estado sintiendo algo triste, pero después de escuchar las palabras de Bai Xiaochun, no pudo evitar dejar salir una pequeña tos. Ahora que lo pensaba mejor, de algún modo, enviar a Bai Xiaochun a la Secta de la Polaridad del Dao del Cielo Estrellado no era tan mala idea después de todo.

—Deberás salir en tres días —dijo—. Llévate este medallón de comando. Te dará la autoridad de seleccionar a cualquier Protector Dao que quieras llevarte contigo… —Dicho esto, le entrego a Bai Xiaochun el medallón de comando y luego se volteó para irse. Aunque antes de salir por la puerta, añadió una cosa más.

—Puedes elegir un máximo de cinco Protectores Dao. La Secta de la Polaridad del Dao del Cielo Estrellado no permitirá más que esto.

Bai Xiaochun permaneció de pie en medio de las ruinas de su cueva de inmortal, viendo cómo se iba Sectaglacial. Luego se desplomó, sintiéndose algo aturdido. Después de pensar intensamente por una hora, se quedó viendo el amanecer y finalmente suspiró.

—Ah, lo que sea. Ya que la Secta de la Polaridad del Dao del Cielo Estrellado quiere que vaya, entonces supongo que tendré que ir a ver como son las cosas por allí. —Aunque estaba un poco triste, la idea de poder seleccionar a sus propios Protectores Dao era algo emocionante.

—No me puedo llevar a Brutus conmigo, —murmuró—. La Secta de la Polaridad del Dao del Cielo Estrellado es un lugar demasiado desconocido y peligroso.

—Así que Protectores Dao, ¿eh? ¿A quién debería escoger? Ya que voy a un lugar desconocido, ¡definitivamente necesitaré a alguien que sea bueno recolectando información! —Dicho esto, empezó a pensar en todos sus conocidos.

Tendrá que ser astuto y bueno averiguando cosas discretamente. Necesito a alguien que pueda descubrir todo sobre la Secta de la Polaridad del Dao del Cielo Estrellado, y hacerlo rápidamente, además. ¡Necesito conocer todos los rumores! Esto definitivamente requerirá de genialidad pura…

Repentinamente, sus ojos empezaron a brillar y se dio un golpe en la pierna. —¡Xu Baocai!

En la Secta Corriente Espiritual, Xu Baocai siempre había sido muy bueno obteniendo información. Sabía quiénes eran todas las mayores bellezas de la secta, y sabía cómo estaban clasificadas. Bai Xiaochun también recordaba la manera en la que Xu Baocai registraba todo en su pequeña libreta siempre que obtenía alguna nueva información.

Prefiere escribir las cosas a mano que usar tablillas de jade. Solo una persona completamente dedicada a su trabajo haría algo así. Si, ¡nadie sería mejor para esta posición que Xu Baocai! —Bai Xiaochun sonrió al pensar en lo rápido que se había encajado Xu Baocai a la Secta Desafiadora del Río en general, y como ya sabía todos los rumores y noticias. De hecho, siempre que Bai Xiaochun quería saber algo, estaba completamente seguro de que podía conseguir su respuesta preguntándole a Xu Baocai.

Sin dudar ni un instante más, salió disparado por el aire hacia las montañas de la División Corriente Espiritual. Cuando se acercó a la cueva de inmortal de Xu Baocai, pudo ver a este de pie afuera allí afuera, sus ojos brillaban como joyas y tenía una expresión de dolor intenso. Xu Baocai empezó a sollozar casi tan pronto lo vio venir, —Tío de la Secta Bai, ¡te voy a extrañar mucho! He escuchado que te convertirás en rehén en la Secta de la Polaridad del Dao del Cielo Estrellado. ¿Quién sabe cuándo nos volveremos a ver Tío de la Secta Bai? ¡¡Cuídate mucho!!

—Wow, ¿ya recibiste las noticias tan rápido? —dijo Bai Xiaochun sorprendido. Él apenas acababa de recibir la información, y de algún modo, Xu Baocai ya sabía.

—Claro, —dijo Xu Baocai orgullosamente— Nadie sabe más de lo que ocurre en la Secta Desafiadora del Río que Xu Baocai. A donde quiera que vaya, descubro todos los secretos. Tengo un sinfín de maneras de obtener información. —Esta era precisamente la cosa que más enorgullecía a Xu Baocai, y no toleraría que otros dudaran de sus habilidades.

—Pero no te preocupes Tío de la Secta Bai —prosiguió con un tono serio— Seguiré asegurándome de que todos aquí conozcan tus historias. Los nuevos reclutas de la secta sabrán todo de ti. —En realidad se sentía muy feliz por dentro. Los eventos recientes en los que prácticamente todas las chicas de la secta se habían encaprichado con Bai Xiaochun lo habían dejado muy deprimido. En lo que a él concernía, mientras Bai Xiaochun estuviera por aquí, sería muy difícil para él conseguir una pareja Daoísta. Todas las chicas que le gustaban resultaban estar obsesionadas con Bai Xiaochun, y esto lo dejaba muy deprimido.

Apenas escuchó que Bai Xiaochun tendría que irse a la Secta de la Polaridad del Dao del Cielo Estrellado, su corazón se llenó de emoción.

Y de hecho, Bai Xiaochun estaba muy satisfecho con lo que acababa de escuchar. Sujetó a Xu Baocai fuertemente por los hombros, y puso una expresión de sinceridad y dolor similares en su rostro.

—Escucha hermano mío, —dijo— De hecho, me había estado sintiendo algo inseguro. Después de todo, la Secta de la Polaridad del Dao del Cielo Estrellado será un lugar totalmente desconocido, y no quería arrastrar a ninguno de mis hermanos y hermanas de la secta a esta situación. Pero después de lo que acabas de decir, ¡ahora entiendo completamente!

—¿Eh? —Xu Baocai sintió repentinamente que no había conseguido toda la información y que claramente había algo raro con esta situación.

Abrió la boca para decir algo, pero antes de poder hacerlo, Bai Xiaochun le interrumpió…

—Necesito un Protector Dao que pueda ayudarme a conseguir información en la Secta de la Polaridad del Dao del Cielo Estrellado, ¡y tú eres la persona perfecta para esta posición!

Xu Baocai se estremeció y se le abrieron los ojos como platillos. De repente lo entendió todo, y su rostro cambió totalmente. —Tío de la Secta Bai, eh… mi base de cultivo es un poco baja…

Bai Xiaochun sacudió la mano ignorando esto. —¡Necesito a alguien que pueda recolectar información, no alguien con una base de cultivo alta!

—P-pero… soy demasiado torpe…

—Ah, no te preocupes por eso. Siempre y cuando puedas desenterrar todos los secretos y conseguir las noticias sobre los lugares a los que iremos, eso será suficiente. Además, estoy muy familiarizado con tu personalidad tan valerosa. El anuncio de sangre de hace tantos años lo demuestra. Muy bien, no te molestes en pretender rehusarte. Sé que me extrañarás mucho si te dejo atrás. ¡Así que el asunto ya está decidido! —dijo Bai Xiaochun riendo felizmente, pero luego se dio cuenta de que el rostro de Xu Baocai estaba un poco pálido, y parecía estar a punto de negarse. Así que Bai Xiaochun sacó rápidamente el medallón de comando que le había dado Sectaglacial y lo puso frente a la cara de Xu Baocai.

—¡Un medallón de comando de los patriarcas! —dijo Xu Baocai boquiabierto. Quedó totalmente atónito, y no estaba seguro de cómo reaccionar. Después de que pasara un largo rato, sentía que estaba a punto de llorar; sabía que no podía negarse incluso si quisiera. Repentinamente sintió como si tuviera nauseas.

Bai Xiaochun colocó su brazo alrededor de los hombros de Xu Baocai y se aclaró la garganta. Entonces dijo riendo, —No te preocupes, me encargaré de todo. Ven, ven, Pequeño Tesoro[i]. Tú lo sabes todo sobre la secta, así que ayúdame a analizar un poco la situación. ¿Qué otros discípulos confiables crees que debería llevarme conmigo?

Xu Baocai parecía estar al borde de las lágrimas. La idea de ir a la desconocida Secta de la Polaridad del Dao del Cielo Estrellado era algo aterrador. Sin embargo, a pesar de lo reacio que estuviera, no tenía más opción. Por lo que acababa de decir Bai Xiaochun, parecía que al menos podrían arrastrarse a otros con ellos a esta situación, lo cual ayudó a Xu Baocai a concentrarse.

Pensó por un momento apretando los dientes, y entonces recordó al Maestro Deidad Adivina. Xu Baocai y el Maestro Deidad Adivina habían desarrollado cierto rencor el uno por el otro, y el Maestro Deidad Adivina incluso le había propinado un golpe bajo antes. Resultaba que, a cierto punto, a ambos les gustaba la misma chica, pero al final el Maestro Deidad Adivina había resultado ganador. Lamentablemente, la base de cultivo de Xu Baocai simplemente era demasiado baja, así que se había visto forzado a aceptar la situación. Sin embargo, no se había olvidado en lo absoluto de aquello.

Por lo tanto, al darse cuenta de que tenía la oportunidad de arrastrarse a otros con él, la primera persona en la que pensó fue justamente el Maestro Deidad Adivina.

—Muy bien, —dijo— necesitaremos a alguien que sea bueno con la adivinación y los presagios. También debería tener una base de cultivo lo suficientemente alta. De este modo, cuando se acerque una situación peligrosa, podrá adivinar los detalles de antemano y podremos pensar en la mejor manera de protegernos. Si yo tuviera que elegir a alguien, ¡definitivamente sería el Maestro Deidad Adivina de la División Corriente de Sangre!

—Tienes toda la razón. ¡Definitivamente necesitaremos a alguien que pueda realizar adivinaciones! —Bai Xiaochun estaba totalmente convencido. Sujetó a Xu Baocai y se lo llevó consigo a la División Corriente de Sangre para buscar al Maestro Deidad Adivina.

Para su sorpresa, cuando llegaron a la cueva de inmortal del Maestro Deidad Adivina, lo encontraron de pie allí afuera, con sus manos en su espalda y viendo hacia el cielo. Ya había empacado sus cosas y las tenía a un lado, aparentemente, los había estado esperando.

—Así que finalmente están aquí, —dijo con calma. Parecía totalmente sereno y calmado, casi como si perteneciera a un mundo más elevado.

—Entonces sacudió la manga viéndose un poco melancólico y dijo, —Ya había predicho hace mucho que se avecinaba una tribulación. El destino decretó que tendría que salir de la secta por un periodo de varios años, y que esta tribulación vendría durante este tiempo. Considerando que acaba de venir a visitar alguien de la Secta de la Polaridad del Dao del Cielo Estrellado, era obvio que mi tribulación estaba a punto de llegar.

Dicho esto, observó a Bai Xiaochun y a Xu Baocai, con un semblante completamente sobrenatural y continuó, —Sin importar a donde vayan. Os acompañaré; ¡esta es mi tribulación y ha sido decretada por el destino!

Xu Baocai no pudo evitar quedar boquiabierto al ver al Maestro Deidad Adivina, allí de pie con su túnica ondeando en el viento, viéndose como algún tipo de ser trascendental. Las palabras que acababa de pronunciar eran suficientes para dejar conmocionado a cualquiera…

Bai Xiaochun también tenía una mirada de total incredulidad en la cara, y dijo, —Yo… ¡no puedo creer que realmente predijeras que vendríamos!

Dicho esto, empezó a caminar en círculos alrededor del Maestro Deidad Adivina.

En respuesta a esto, el Maestro Deidad Adivina empezó a ponerse un poco nervioso al recordar lo aterrador que era Bai Xiaochun.

—Muy bien, Maestro Bufido Resoplón, —dijo Bai Xiaochun—, respóndeme esto. ¿¡Puedes predecir a donde te voy a golpear en un momento!?

—Yo… —El Maestro Deidad Adivina se puso totalmente pálido y empezó a maldecir por dentro. Estaba completamente seguro de que Bai Xiaochun haría exactamente lo que dijo y le daría un puñetazo. El Maestro Deidad Adivina repentinamente cambió de postura, y en vez de verse como un ser trascendental, asumió su apariencia normal. De hecho, se veía incluso un poco deshonesto.

Entonces dijo sonriendo, —¡Solo estaba bromeando joven patriarca! Señor, en realidad el Maestro Viento Divino vino la noche pasada y me dijo que me preparara para su llegada, y que tenía que hacer lo que usted me dijera. Estaba tan emocionado por el prospecto de acompañarlo joven patriarca, que no pude dormir en toda la noche. Por lo que decidí simplemente empacar las cosas y esperarlo.

Bai Xiaochun se rio alegremente y agarró al Maestro Deidad Adivina por los hombros. Por la expresión que tenía en la cara, claramente parecía que estaba muy satisfecho consigo mismo, e incluso estaba regocijándose al pensar en lo muy superior que era su inteligencia comparada a la del Maestro Deidad Adivina. En cuanto al Maestro Deidad Adivina en sí, este parecía estar a punto de llorar. Por miedo a que Bai Xiaochun le siguiera presionando, le ofreció un recordatorio rápidamente.

—Joven Patriarca, Xu Baocai y yo no seremos suficientes. ¡También necesitamos que venga alguien bueno para pelear!

 


[i] Recordatorio. El ‘Bao’ en Baocai. Significa Tesoro. Y Pequeño Tesoro (Xiao Bao) Suena como el apodo que le pondrías a un niño.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente