Capítulo 372 – ¡Están hablando de mí!

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

 

Bai Xiaochun en realidad no se había ausentado por mucho tiempo, y además, todos estaban al tanto del propósito de su partida. Por lo tanto, la secta entera se quedó esperando en silencio por su llegada, y preguntándose por los resultados.

Aunque todos habían estado preparándose para lo peor, nadie podía evitar preguntarse cómo sería si Bai Xiaochun lograba el milagro.

De hecho, los patriarcas ya habían enviado de vuelta las noticias sobre los resultados. Todos sabían que la Secta Desafiadora del Río había adquirido el cien por ciento de los recursos, que las otras tres sectas habían sido completamente aplastadas, y que Bai Xiaochun por sí solo había vuelto locos de ira a un sinfín de Elegidos.

Por lo tanto, apenas volvió Bai Xiaochun, la secta entera lo recibió con gritos alentadores ensordecedores que sacudieron los Cielos.

—¡Hermano Mayor Bai, eres increíble!

—El joven patriarca ha hecho añicos a la Corte del Río Estrellado y ha pisoteado a la Corte del Río de la Polaridad. ¡Nadie bajo los Cielos podría igualarlo!

Bai Xiaochun acababa de bajarse de la Espada Cuerno Celestial y cuando escuchó todos estos gritos de júbilo, se animó al instante.

Agarró emocionado la manga de Sectaglacial y dijo, —¡Están hablando de mí!

Sectaglacial se aclaró la garganta, pero no dijo nada. Se soltó la manga del agarre de Bai Xiaochun y se movió de vuelta al Monte Desafío del Río junto al Maestro Viento Divino y Alma Carmesí.

Bai Xiaochun se elevó por el aire lleno de emoción al ver a todos estos discípulos de la secta alentándolo. Después de pensar por un momento, se dio cuenta de que este no era el momento de tomar una postura fría y distante. Intentó tomar una apariencia tan amigable como le era posible, se aclaró la garganta y se dirigió hacia el área más llena de gente que pudo encontrar.

Durante el transcurso de los días siguientes, Bai Xiaochun no se contuvo para nada, divulgando versiones distintas de las historias de sus logros en la zona del legado. Sin embargo, en cada versión siempre se pintaba a sí mismo heroico y poderoso, y derrotando por sí solo a todos sus oponentes.

Bai Xiaochun podía ver claramente lo mucho que lo adoraban los discípulos de la secta. De hecho, hubo una ocasión en la que, con tan solo sonreírle a una de las chicas, esta literalmente se desmayó por la emoción.

En este momento, Bai Xiaochun sentía como si el mundo entero le estuviera sonriendo con aprobación. Hasta el sol parecía estar sonriendo…

Brutus también fue el centro de muchos halagos, y se fue de inmediato a alardear con algunas de las bestias hembras con las que pasaba su tiempo.

Así pasaron quince días, hasta que finalmente empezaron a calmarse las cosas. Después de pensar en todo lo que había ocurrido dentro de la zona del legado, Bai Xiaochun quedó más preocupado que nunca por su base de cultivo.

—Necesito hacerme más fuerte… —pensó. Con esto en mente, entró seriamente a meditación aislada para cultivar el Conjuro del Desarrollo de la Voluntad de la Escuela Glacial y sus Tendones Imperecederos.

En efecto, el Conjuro del Desarrollo de la Voluntad de la Escuela Glacial era una técnica muy profunda. Anteriormente, su cultivo con este había consistido más que nada en vagar por la oscuridad intentando comprender el camino adecuado. Se había visto forzado a hacerle algunas preguntas a Sectaglacial antes de lograr comprenderlo finalmente.

—Usar la técnica para formar el Glaciar, luego usar el Glaciar para desarrollar la Voluntad… —Cerró los ojos y empezó a hacer lo que describía el método, absorbiendo una gota de agua del Río Alcance Celestial y transformándola en un poder de frialdad glacial.

Gradualmente, se empezó a formar y acumular un qi glacial a su alrededor, hasta que las paredes de su cueva de inmortal se llenaron de escarcha. Al mismo tiempo, su cuerpo empezó a enfriarse cada vez más.

Así pasaron varios días, hasta que finalmente abrió sus ojos. Muy adentro de ellos se podía ver un resplandor profundo; en este momento, Bai Xiaochun estaba convencido de que había comprendido la quintaesencia del Conjuro del Desarrollo de la Voluntad de la Escuela Glacial.

—Primero formar el Glaciar, luego desarrollar la Voluntad. Glaciar… —Levantó lentamente su mano derecha y observo sus dedos, la punta de ellos estaba cubierta con una escarcha blanca.

No tengo suficiente qi glacial. De acuerdo a la descripción del Conjuro del Desarrollo de la Voluntad de la Escuela Glacial, aquellos que manipulan el qi glacial están divididos en cuatro niveles. Acólitos Glaciales, Adeptos Glaciales, Maestros Glaciales, ¡y Exaltados Glaciales!

Los Acólitos Glaciales pueden convocar el qi glacial y usarlo para congelar objetos en un área pequeña. Los Adeptos Glaciales pueden congelar todo en un área de 3.000 metros, ¡los Maestros Glaciales pueden crear una tierra glacial de 30.000 metros de diámetro! No solo eso, ¡esos dominios glaciales también pueden usarse para crear proyecciones de clones!

En cuanto a los Exaltados Glaciales, ¡pueden congelar incluso porciones enteras del Río Alcance Celestial! —Los ojos de Bai Xiaochun tenían un brillo extraño, contemplando como sería congelar una parte del Río Alcance Celestial. Incluso si fuera solo una pequeña porción, este despliegue de poder dejaría a cualquiera asombrado.

—En este momento, no cuento ni siquiera como un Acólito Glacial. —Bai Xiaochun inhaló profundamente. Sabía que este asunto no podía precipitarse. Lo único que podía hacer era absorber lentamente agua del Río Alcance Celestial y acumular su qi glacial.

El qi glacial se acumularía dentro de su Núcleo Dorado del Dao de los Cielos, y una vez que los nueve mares espirituales que conformaban el núcleo se transformaran completamente en qi glacial, esto indicaría que ya estaba en la cima de la etapa del Núcleo Dorado.

—Me pregunto cuántos años me tomará… —pensó sacudiendo la cabeza. Sin embargo, en realidad no se sentía muy ansioso. Después de todo, en este momento tenía más de mil años de longevidad con los cuales trabajar.

Por lo tanto, se centró en sus Tendones Imperecederos. A estas alturas, ya podía progresar del pulgar del pie, a su segundo dedo del pie…

Además de su cultivo, también tenía que preocuparse de la Píldora Desafiadora del Río. Aunque ahora estaba más familiarizado con el proceso de confección, aún no había conseguido una manera de resolver el problema de la fuerza vital.

Aunque absorber un poco de la sangre y qi del verdadero espíritu había impulsado su confianza, después de algunas pruebas, se dio cuenta de que aún no podía lograrlo.

Lo más importante es que aún no podía obtener suficiente fuerza vital del Río Alcance Celestial.

Debe tener algo que ver con mi base de cultivo. Simplemente no soy lo bastante fuerte para extraer la inconmensurable fuerza vital del Río Alcance Celestial. —pensó sacudiendo la cabeza. Por ahora, preocuparse por la parte de la confección no valía la pena; necesitaba buscar una manera de obtener la fuerza vital que requería.

Conforme avanzaban sus pensamientos, bajó su mirada hacia su bolso de almacenamiento y recordó la idea que había tenido antes de ir a la zona del legado.

La raíz de todo el problema era justamente que necesitaba fuerza vital, y hacía tiempo que había determinado donde podría conseguirla.

¡La pequeña tortuga!

Las propiedades indestructibles e imperecederas de la pequeña tortuga le aseguraban que tenía bastante fuerza vital. Sin embargo, el problema era que la pequeña tortuga definitivamente no cooperaría voluntariamente. Por esto era que Bai Xiaochun había empezado a planear en secreto como confeccionar cierto tipo de medicina espiritual.

¡Quería hacer una medicina de alto nivel que pudiera dejar inconsciente a la pequeña tortuga!

Aunque esto sonaba como una tarea sencilla, no lo era para nada. Solo tendría una oportunidad para lograrlo; si de alguna manera lograba engañar a la pequeña tortuga para que se tomara la medicina, y funcionaba, eso estaría bien. Pero si la medicina no funcionaba, podía imaginarse muy bien a que alturas llegaría esa despreciable tortuga en su intento de vengarse.

—¡Qué dolor de cabeza! —pensó suspirando. Después de que pasara algo de tiempo, apretó los dientes y continuó con su proceso de confección del mismo modo que antes. Afortunadamente, las tres sectas tenían que visitarlos pronto a entregar los recursos que les debían, lo cual seguramente incluiría un gran número de plantas espirituales legendarias. Después de pensarlo un poco, Bai Xiaochun decidió que definitivamente tendría que ir a estudiar algunas de ellas.

Conforme Bai Xiaochun procedía con su cultivo y su confección de medicina, el mundo de cultivo de las Partes Medias estaba escandalizado. A pesar de que las tres sectas habían dado su mejor esfuerzo para suprimir las noticias de lo que había ocurrido dentro de la zona de legado, era prácticamente imposible esconder un asunto tan monumental. En poco tiempo, todos en las Partes Medias ya habían oído al respecto, y quedaron completamente atónitos.

Además, cuando todos escucharon que esto lo había logrado el Joven Patriarca Bai Xiaochun por sí solo, y que no solo se había enfrentado a decenas de los mejores Elegidos en la Formación del Núcleo, sino que además los había dejado a todos con una marca especial, esto llevó a un alboroto impresionante. Y esto fue antes de que la gente escuchara acerca del Conjuro de la Montaña Viviente.

A estas alturas, muchos empezaron a averiguar su origen, y en poco tiempo los detalles sobre su vida empezaron a divulgarse.

Se había unido a la Secta Corriente Espiritual cuando era un adolescente, y había estado en una amarga batalla contra el clan Luochen en la cual arriesgó su propia vida para defender a sus compañeros discípulos. Se llevó el primer lugar en las batallas de Elegidos de su secta, y también era un genio excéntrico para la confección de medicina. Después, se infiltró a la Secta Corriente de Sangre, y se convirtió en el maestro de sangre y además en su Ancestro de Sangre. Por sí solo logró evitar la guerra entre la Secta Corriente Espiritual y la Secta Corriente de Sangre, e incluso convenció a ambas sectas para que unieran sus fuerzas. Luego absorbieron a las Sectas Corriente Profunda y de Píldoras. Al final, ¡se convirtió en el joven patriarca de la recién formada Secta Desafiadora del Río!

Cualquiera de las cosas que había logrado sería sorprendente, sin mencionar todas estas juntas.

No tomó mucho tiempo para que la fama de Bai Xiaochun se extendiera por todo el mundo de cultivo de las Partes Medias.

Por supuesto, la Secta Desafiadora del Río mantuvo bajo control la información que se divulgaba sobre él. No tenían ningún deseo de que el mundo entero supiera acerca de su verdadera naturaleza. Esto se mantuvo en secreto.

Una de las cosas que hizo que todos en las Partes Medias quedaran boquiabiertos, fue que todos los Elegidos en la Formación del Núcleo que habían entrado a la zona de legado habían terminado con marcas de tortuga en sus cuerpos y caras.

Eran unas marcas muy raras, brillaban en la oscuridad y no se podían cubrir, incluso a través de ropas gruesas o escudos mágicos.

Era un asunto impresionante, y sin importar como intentaran las tres sectas borrar estas marcas, no lo lograban. El esfuerzo combinado de un gran número de cultivadores en el Alma Naciente demostró ser inútil, y llegó al punto en el que los patriarcas devas de sus sectas tuvieron que involucrarse.

Y lo más impresionante de todo… Ni siquiera los patriarcas devas pudieron hacer nada sobre las marcas. Al final, el mundo de cultivo entero quedó atónito por el asunto.

En cuanto a los cultivadores en la Formación del Núcleo que se vieron afectados, este asunto los dejó sintiendo un gran dolor y tristeza, pero incapaces de llorar. Además, ahora odiaban a Bai Xiaochun más que nunca. La mayoría entraron a meditación aislada y se rehusaban a salir en público. Para ellos, la marca de la pequeña tortuga era un destino peor que la muerte.

Debido a la aterradora naturaleza de la marca de tortuga de Bai Xiaochun, un sinfín de personas quedaron espantadas y decidieron no provocarlo jamás.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente