Capítulo 365 – ¿Qué es eso…?

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

 

—Son solo dos marcas de sellado, —dijo fríamente—. ¿Acaso la Secta Desafiadora del Río no tiene confianza de conseguir ni siquiera dos pequeñas marcas de sellado? —el viejo de cabello rojo continuó estrechando sus ojos.

Tanto el Maestro Viento Divino como el Patriarca Alma Carmesí mantuvieron su silencio. Ambos se quedaron viendo a Sectaglacial. Si la Secta Desafiadora del Río lograba ganar una apuesta como esta, sería de gran beneficio para la secta. Conseguir un Meteorito Estelar compensaría algunas de las pérdidas que tendrían después de la competencia de legado.

Pero si perdían, y se veían forzados a entregar el Buque de Guerra Alcance Celestial, el poder de batalla general de la Secta Desafiadora del Río se vería impactado severamente.

Al final, el Buque de Guerra Alcance Celestial le pertenecía a la División Corriente Espiritual, además, Sectaglacial conocía a Bai Xiaochun mejor que ellos dos. Así que él sería quien tendría la última palabra.

Sectaglacial observó por un momento a ese círculo oscuro que representaba a la Secta Desafiadora del Río, y se tomó un momento para pensar en todas las cosas milagrosas que Bai Xiaochun había logrado antes. Si ganaban esta apuesta, sería un gran empujón para la moral y la confianza de la secta. Pero si perdían… Bueno, incluso rehusarse a apostar ya sería admitir la derrota frente a las otras tres sectas.

El riesgo era muy alto, pero la verdad era que la Secta Desafiadora del Río en realidad no tenía mucho que perder.

—¡Tú ganas! —dijo Sectaglacial apretando los dientes con determinación. En respuesta a esto, el viejo de cabello rojo se rio felizmente. La verdad era que ya le había dado órdenes antes a los discípulos que fueron a la zona de legado.

Su misión no era solo obtener tantos sellos de legado como les fuera posible, ¡también debían evitar que la Secta Desafiadora del Río obtuviera alguno!

Tomando en cuenta esto, —pensó—, En teoría, es posible que pueda conseguir uno de casualidad. ¡Pero definitivamente no podrá obtener dos! —Ya reía fríamente por dentro. Lo que le daba más confianza, era que sabía que este no era el momento usual para llevar a cabo la prueba de fuego, así que la zona con hechizos defensivos que estaba fuera de la Montaña de Sellos de Legado sería mucho más dura de lo usual. Por lo tanto, era prácticamente imposible que Bai Xiaochun se acercara por sí mismo a la montaña.

La Corte del Río del Dao y de la Polaridad prestaban atención de cerca a lo que ocurría. Para ellos era obvio lo que estaba intentando hacer la Corte del Río Estrellado; no solo intentaban obtener los recursos que alguna vez le pertenecieron a la Corte del Río del Cielo, estaban intentando debilitar aún más a la Secta Desafiadora del Río. Era fácil imaginarse como en el futuro, ¡su codicia los llevaría a empezar a consumir a la Secta Desafiadora del Río para fortalecerse!

Después de todo, ¡el territorio de la Corte del Río Estrellado limitaba con el de la Secta Desafiadora del Río!

Antes, la Corte del Río del Cielo había dominado completamente a la Corte del Río Estrellado, y en muchas ocasiones la Corte del Río Estrellado se había visto forzada a esperar a ver que hacía la Corte del Río del Cielo antes de poder actuar. Pero ahora, la Corte del Río del Cielo ya no existía, ¡así que la Corte del Río Estrellado tenía nuevos vecinos!

A medida que afuera ocurría el asunto de la apuesta, las fuerzas de la Corte del Río del Dao adentro de la zona del legado lograron avanzar hasta los 3.000 metros. Este parecía ser su límite. Ni siquiera su poderoso gigante podía avanzar mucho más que esto sin ser destruido.

La Corte del Río de la Polaridad había llegado hasta unos 2.700 metros, no tan lejos como la Corte del Río del Dao. Pero la Corte del Río del Dao no sería capaz de obtener todos los sellos de legado, lo que quería decir que la Corte del Río de la Polaridad de todos modos pondría obtener una buena porción.

La más débil era la Corte del Río Estrellado, y solo habían llegado hasta unos 1.500 metros. A pesar de estar detrás de la Corte del Río del Dao y de la Polaridad, en general, aun así serían capaces de obtener algunos sellos, y al mismo tiempo prevendrían que la Secta Desafiadora del Río consiguiera alguno.

A estas alturas ya habían salido unas diez marcas de sellado desde la Montaña de Sellos de Legado.

Bai Xiaochun se llevó a Brutus y se ubicaron en una zona a cierta distancia de las tres sectas, aunque aún estaban al alcance de la vista.

Con su Ojo Dharma Alcance Celestial, había ubicado un lugar perfecto. La presión en esta área era mucho mayor que la del área segura por la que habían entrado las tres sectas.

—Brutus, voy a necesitar que reduzcas tu tamaño, —dijo fríamente—. ¡Tú papá te llevará a divertirnos!

Brutus se veía sorprendido, y poco después tembló y empezó a ponerse más pequeño. En un momento se hizo tan pequeño que Bai Xiaochun podía simplemente metérselo en un bolsillo de su túnica. Luego Bai Xiaochun inhaló profundamente, haciendo que un temblor también lo recorriera a él.

Se pudieron escuchar sonidos de crujidos, y usó el poder de su Técnica Imperecedera de Vivir por Siempre y su Núcleo Dorado del Dao de los Cielos para reducir su propio tamaño. Su carne y sus huesos se hicieron más pequeños, hasta que Bai Xiaochun quedó del tamaño de un niño pequeño.

Sus ropas eran muy grandes para su tamaño actual, así que simplemente las recortó hasta que se ajustaran. Luego apuntó con el dedo hacia el suelo, y salió un destello de luz negra, ¡dentro del cual apareció el wok de tortuga!

—¡Ustedes me están forzando! —dijo entre dientes—. ¡No quería tener que hacer trampa! —Bai Xiaochun no quería usar su wok en público, pero ya no le quedaban más opciones. Respiró profundamente, se agachó en el suelo y se puso el wok de tortuga encima.

Ahora que había reducido su tamaño, era fácil para él caber debajo del wok, lo que le hacía ver de hecho muy parecido a una verdadera tortuga allí arrastrándose por el suelo.

Casi en ese mismo momento, se pudo escuchar un grito alegre desde su bolso de almacenamiento.

—¡Jajaja! ¡Definitivamente te mereces ser mi mascota! Buen trabajo Pequeño Bai. ¡Tú Maestro lo aprueba! —Era justamente la pequeña tortuga, la cual salió volando de su bolso y aterrizó justo al lado de Bai Xiaochun.

—¡Cállate! —gritó Bai Xiaochun. Ignoró a la pequeña tortuga, luego levantó un poco el borde del wok y observó a ese peligroso territorio de 15.000 metros que yacía frente a él, entonces empezó a gatear hacia adelante.

La pequeña tortuga lo seguía por detrás riéndose constantemente. A lo lejos, se veían exactamente como dos tortugas, una grande y una pequeña, arrastrándose lentamente hacia la zona de hechizos defensivos.

Apenas entraron, un relámpago mucho más grande que los anteriores cayó del cielo e impactó el wok de tortuga. Sin embargo, ese wok era prácticamente indestructible, y no había manera de que esos relámpagos le pudieran hacer nada. Bai Xiaochun pudo sentir la vibración, pero eso era todo. Con la protección del wok, su Técnica Imperecedera de Vivir por Siempre y el Núcleo Dorado del Dao de los Cielos, se aseguraba de permanecer completamente ileso.

A lo lejos, los cultivadores de las tres sectas estaban peleando por uno de los sellos de legado, cuando repentinamente sintieron que ocurría algo raro con Bai Xiaochun. Los cultivadores empezaron a voltearse, y pronto se percataron de las dos pequeñas tortugas que avanzaban…

—¿Qué es eso…?

—¡Es un caparazón de tortuga!

—¡Jajajaja! ¡No puedo creer que ese tipo de la Secta Desafiadora del Río esté intentando usar eso para entrar a la zona de hechizos defensiva! ¿Bai Xiaochun consiguió algún caparazón de tortuga y lo usa para protegerse?

—Esperen, no es solo una tortuga. ¡Miren! Hay una tortuga aún más pequeña detrás de la primera. ¡Jajaja! ¡Qué divertido!

Se podían escuchar risas a carcajadas desde las tres sectas. Incluso el grupo de la Corte del Río del Dao no podía contener sus burlas. Los de la Corte del Río Estrellado eran los que se reían con más fuerza, especialmente Chen Yunshan.

—Bai Xiaochun, —gritó entre risas—, ¿acaso no eres el joven patriarca de la Secta Desafiadora del Río? No puedo creer que estés dispuesto a convertirte en una tortuga solo para conseguir algunos sellos de legado. Ven, ven. Solo haz kowtow frente a mi algunas veces y te regalaré alguno. ¿Qué te parece?

Bai Xiaochun podía oír las burlas de las tres sectas, y no pudo evitar dejar salir un bufido enojado. —¡Solo esperen y verán! —pensó.

A medida que se arrastraba, los vientos negros rugían y el mar de llamas le atacaba. Cuchillas de hielo salían disparadas hacia él, así como un sinfín de otras magias. Pero nada podía detenerlo.

Con el wok de tortuga en su espalda, se arrastró sin cesar hasta unos 300 metros.

Los gritos de burlas que venían de las tres sectas empezaron a disminuir. De hecho, los ojos de muchos empezaron a abrirse ampliamente y se podía oír como abrían la boca del asombro.

—¿¡¿¡Qué tipo de caparazón de tortuga es ese!?!?

—Cómo… ¿cómo puede ser esto posible? El área por la que está avanzando Bai Xiaochun es mucho más peligrosa que la nuestra.

—Los relámpagos, el fuego, el viento… nada puede afectar ese caparazón de tortuga. ¡Argh! Miren, ¡está aumentando su velocidad!!

Todos quedaron boquiabiertos viendo como ese caparazón de tortuga aparentemente se había habituado al área y empezó a ir más y más rápido.

600 metros. 900 metros. 1.200 metros. Se escuchaban estallidos mágicos constantemente que atacaban al caparazón de tortuga, pero nada podía evitar que acelerara. Poco después, pasó los 1.500 metros.

—¡¡No puede ser!! —rugió Chen Yunshan. Simplemente no podía creer lo que veía, y ya estaba sin aliento del asombro. Él no era el único con esta reacción. Todos en la Corte del Río de la Polaridad tenían miradas similares de incredulidad en el rostro.

A estas alturas, ya habían caído más de cien relámpagos sobre el caparazón, pero este solo seguía yendo más y más rápido.

Por supuesto, a pesar de que Bai Xiaochun estaba escondido bajo el caparazón de tortuga, todos sabían exactamente qué tipo de expresión tenía en su cara. Una de orgullo absoluto…

—¡Hmmmph! Cuando Lord Bai actúa se asusta incluso a sí mismo. ¡No puedo creer que se atrevieran a intentar abusar de mí! —Siguió gateando sobre sus manos y rodillas, pero muy orgulloso de sí mismo. Pronto alcanzó los 1.800 metros. Luego 2.100 metros. ¡Luego los 3.000 metros!

Ni siquiera los cultivadores de la Corte del Río del Dao podían entrar a esta zona así nada más, pero Bai Xiaochun no parecía preocupado en lo absoluto. De hecho, poco después los cultivadores de las tres sectas incluso pudieron escuchar que Bai Xiaochun estaba tarareando tranquilamente una pequeña tonada.

Ni una de esas peligrosas magias de la zona tenía el más mínimo efecto sobre el caparazón.

—Esto… esto… esto… —Todos quedaron completa y absolutamente atónitos.

Pagina Anterior
Pagina Siguiente