Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Capítulo 364 – ¡Abusadores!

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

 

¡Esto no va a funcionar! —pensó Bai Xiaochun desanimado. Consideró acercarse a la Montaña de Sellos de Legado desde otra dirección, pero después de revisar rápidamente, quedó convencido de que las demás áreas eran aún más peligrosas que esta.

A simple vista, todas las zonas que rodeaban la Montaña de Sellos de Legado podían ser usadas para acercarse. Pero al usar su Ojo Dharma Alcance Celestial, Bai Xiaochun pudo darse cuenta de que el área en la que estaban los miembros de las otras tres sectas era la única opción viable para tener éxito.

Las demás zonas eran mucho más peligrosas, y, de hecho, las tres sectas se estaban quedando más o menos en la misma zona, todas relativamente cerca los unos de los otros.

Solo reuniendo su poder era que podían progresar gradualmente. La Corte del Río del Dao era la más fuerte, y ya habían avanzado 1.500 metros. Atrás y a cada lado de ellos estaban la Corte del Río de la Polaridad y la Corte del Río de Estrellado, el primero a 1.200 metros y el último a unos 900 metros.

Bai Xiaochun era el único que estaba de pie afuera solo

Ya que estoy solo, no hay modo de que pueda quedarme adentro mucho tiempo. Solo tendré un par de oportunidades… —Ya con los ojos inyectados de sangre, sacó más talismanes de papel y se los pegó encima de él y de Brutus. También saco algunos objetos mágicos defensivos.

Finalmente, se volteó hacia Brutus y murmuró, —Dentro de poco, cuando aparezca la oportunidad adecuada, voy a intentar actuar y obtener uno de los sellos de legado. Si surge algún problema, ¡tienes que sacarme!

Brutus asintió de inmediato. Podía ver claramente lo peligrosa que era esa área de 15.000 metros, y aunque estaba feliz de que al fin había podido salir con Bai Xiaochun en una misión, también estaba muy nervioso.

Bai Xiaochun permaneció de pie, viendo fijamente la Montaña de Sellos de Legado, esperando por su oportunidad. Después de que pasara el tiempo de diez respiros, otra de las marcas de sellado se iluminó repentinamente y salió volando por el aire.

Dio varias vueltas alrededor a unos 9.000 metros y luego se alejó aún más, después de lo cual las fuerzas de las tres sectas se prepararon para luchar por ella.

Pero la marca de sellado se movía demasiado rápido, y pasó directamente a través de las manos de los cultivadores en las tres sectas. A Bai Xiaochun se le abrieron los ojos de par en par y rugió a todo pulmón mientras activaba sus talismanes de papel, desató el poder explosivo de su Cuerpo de Rey Celestial Imperecedero y usó la Embestida Sacude Montañas. No solo eso, por temor a que esto no le diera suficiente velocidad, también presionó fuertemente con el pulgar de su pie izquierdo. En un instante se convirtió en una serie de imágenes residuales y salió disparado a la zona de peligro.

Se movía tan rápido que no se veía más que una imagen borrosa a medida que se acercaba a la marca de sellado, y luego estiró el brazo para sujetarla. Pero en casi ese mismo momento, los miembros de la Corte del Río estrellado rugieron con furia y unieron su poder para bloquearlo.

Se escucharon sonidos de golpes y fue empujado hacia atrás, el rayo de luz estelar de la Corte del Río Estrellado logró llevarse la marca de sellado.

Bai Xiaochun no quería aceptar la situación, pero no tenía más opciones, tenía que escapar a la zona segura. En el trayecto, le impactó un relámpago, el cual destruyó la mayor parte de sus talismanes de papel.

—¡¡Abusadores!! —rugió viéndolos con furia. Pero antes de que su furia pudiera encenderse, repentinamente salieron dos marcas de sellado más desde la Montaña de Sellos de Legado. La Corte del Río de la Polaridad lo dio todo para obtener la primera, pero la segunda logró escurrirse más allá de las tres sectas. A Bai Xiaochun se le abrieron ampliamente los ojos y nuevamente se puso en movimiento para intentar atraparlo de nuevo.

Otra vez más cayeron más rayos a su alrededor y tuvo que evadir esos mares de llamas. Todos sus talismanes de papel se vieron destruidos, e incluso su gran wok negro se hizo pedazos. Sin embargo, todo esto le ganó el suficiente tiempo para acercarse a la marca de sellado.

—¡Largo! —Un frío bufido se escuchó en el aire, mandando una presión aplastante hacia la mente de Bai Xiaochun. Al mismo tiempo, se escucharon estallidos y el gigante ilusorio de la Corte del Río del Dao se abalanzó contra él.

El gigante movió su mano y desató una ráfaga de poder aterradora, una técnica mágica comparable incluso a las magias que desataba este mundo. Antes de que Bai Xiaochun pudiera reaccionar, el gigante ya estaba atacándolo.

En este momento, convocó todo el poder de su cuerpo carnal, al igual que su Núcleo Dorado del Dao de los Cielos para resistirse. Mantuvo su mano en dirección a la marca de sellado, la cual ahora estaba a solo nueve metros.

Pero fue entonces que el puño del gigante llegó, acompañado de un viento huracanado intenso que mandó a Bai Xiaochun volando de cabeza.

Una vez más, otro conjunto de talismanes fue destruido completamente junto a un montón de sus objetos mágicos defensivos, a Bai Xiaochun le salía sangre por la boca. Y al mismo tiempo, la fuerza del impacto lo dejó temporalmente inmóvil.

Después de todo, el gigante estaba respaldado por el poder de un grupo entero de personas, mientras que Bai Xiaochun estaba por su cuenta. Después de detenerse, alzó su mirada y pudo ver como el gigante sujetaba tranquilamente la marca de sellado que él había estado a punto de obtener. Al mismo tiempo, el mundo a su alrededor desató un gran número de magias en su contra.

El gigante volteó a verlo por encima del hombro y dijo con una expresión llena de desdén.

—¡Te estás sobreestimando!

Luego salió disparado de nuevo hacia el grupo de la Corte del Río del Dao.

En el momento crítico en el que el gran número de técnicas mágicas se abalanzaron sobre Bai Xiaochun, Brutus dejó salir un rugido enfurecido, sujetó a Bai Xiaochun por su túnica y empezó a arrastrarlo de regreso.

Sin embargo, fue entonces que el rayo de luz estelar de la Corte del Río Estrellado apareció para bloquear su camino, haciéndoles imposible escapar. El relámpago impactó a Brutus haciendo que tosiera una gran cantidad de sangre. Afortunadamente, a estas alturas Bai Xiaochun ya se había recuperado así que sujetó a Brutus y se movió velozmente de vuelta a la zona segura.

Los miembros del Corte del Río de la Polaridad veían con menosprecio como Bai Xiaochun y Brutus escapaban. Se pudo escuchar un frío bufido y alguien dijo, —La Secta Desafiadora del Río no tiene el poder para conseguir ni una marca de sellado. Sé un buen chico y quédate afuera. ¡No vengas a buscarte problemas!

La Corte del Río Estrellado actuaba de manera igual de burlona. Chen Yunshan incluso añadió, —Si intentas meterte con nosotros, quizás no podamos matarte por las reglas, pero los hechizos defensivos de aquí podrían destruirte. A nadie le importará si eso sucede.

¡No podían estar más claras las intenciones que ocultaban esas palabras!

Mientras Bai Xiaochun seguía en su retirada, un viento negro le atacó por detrás, haciendo que tosiera más sangre. Cuando finalmente logró llegar a la zona segura, volteó hacia atrás y pudo ver que los cultivadores de las otras sectas ya habían logrado avanzar unos 1.500 metros más dentro del área de los hechizos defensivos.

¡¡Son un montón de abusadores!! —pensó ardiendo de furia. Luego vio lo herido que estaba Brutus y su furia solo se hacía más y más intensa, —No me importa si me quitan las marcas de sellado o incluso si me atacan. ¡Pero se atrevieron a lastimar a Brutus!

—¡Me están forzando! —Ya tenía los ojos más rojos que nunca, apretó los dientes y le dio algunas píldoras medicinales a Brutus. Revisando de nuevo la situación, se percató de que la Corte del Río del Dao ya había progresado 3.000 metros. Hecho esto, se puso en movimiento y se llevó a Brutus a observar otras áreas que había visto antes con su Ojo Dharma Alcance Celestial, llegando a un lugar que parecía imposible de pasar.

Mientras tanto, afuera de la zona de legado, justo donde estaba el borde de la formación de hechizos de piedra, allí estaban los cultivadores en el Alma Naciente de las cuatro sectas, viendo a la pantalla brillante, y a los círculos de luz que representaban los logros de sus discípulos.

El más brillante era el círculo de la Corte del Río del Dao, le seguían los de la Corte del Río de la Polaridad y Estrellado, pero no eran tan brillantes. El único círculo que permanecía oscuro era el de la Secta Desafiadora del Río.

La intensidad del brillo indicaba cuantas marcas de sellado se habían conseguido, y, por lo tanto, los cultivadores en el Alma Naciente de la Corte del Río del Dao estaban de buen humor. Por supuesto, todo iba como se esperaba. En lo que a ellos concernía, la Corte del Río del Dao no debía tener problemas consiguiendo el primer lugar.

El viejo de cabello rojo de la Corte del Río Estrellado se rio felizmente y dijo, —Felicitaciones, Compañeros Daoístas. Parece que la Corte del Río del Dao realmente conseguirá el primer lugar de nuevo.

—Desafortunadamente, no parece que a los Compañeros Daoístas de la Secta Desafiadora del Río les esté yendo muy bien. Por lo menos, definitivamente no tan bien como lo hizo la última vez la Corte del Río del Cielo. En aquel entonces ellos consiguieron el segundo lugar, y casi empatan a la Corte del Río del Dao.

El Maestro Viento Divino, Alma Carmesí y Sectaglacial tenían expresiones sombrías. Eventualmente no pudieron sino suspirar. Ya habían venido preparados para la derrota, pero aun así tenían la esperanza de que Bai Xiaochun consiguiera al menos una marca de sellado.

—Compañero Daoísta Sectaglacial, —dijo el cultivador de cabello rojo—, ¿Qué te parece si hacemos una pequeña apuesta? ¡Me supongo que tu Secta Desafiadora del Río no podrá conseguir más de dos marcas de sellado!

La expresión de Sectaglacial se oscureció aún más, y ocurrió lo mismo con los otros dos patriarcas. En cuanto a la Corte del Río del Dao y de la Polaridad, simplemente se quedaron viendo entretenidos lo que ocurría.

Repentinamente, el Maestro Viento Divino le dirigió la mirada al viejo de cabello rojo, y dijo lentamente, —¿Una apuesta? ¡¿Qué quieres apostar?!

El viejo de cabello rojo sonrió fríamente y dijo, —Resulta que tengo un Meteorito Estelar de la Corte del Río Estrellado, el cual puede desatar un ataque con un poder similar al Reino Deva. ¡Apostaré eso contra uno de los Buques de Guerra Alcance Celestial de tu Secta Desafiadora del Río!

Por el rostro de Sectaglacial pasó un resplandor y los ojos del Maestro Viento Divino brillaban con una luz incisiva. Los Meteoritos Estelares eran de hecho tesoros espirituales que provenían de la Corte del Río Estrellado, y su valor era similar al de un Buque de Guerra Alcance Celestial. Sin embargo, Los Buques de Guerra eran mucho más valiosos para la Secta Desafiadora del Río, de lo que eran los Meteoritos Estelares para la Corte del Río Estrellado. ¡Estaba claro que el viejo de cabello rojo venía planeando esto desde hace tiempo!

Pagina Anterior
Pagina Siguiente