Capítulo 307 – El Objetivo… ¡Bai Xiaochun!

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

“¡¡Así que este es el aterrador nivel de diez refuerzos espirituales!!” Los patriarcas de la Secta Corriente Profunda casi no podían creer lo que veían, y estaban completamente impactados. Si personas como ellos tenían estas reacciones, no había siquiera necesidad de mencionar a los cultivadores del Núcleo Dorado de la Secta Corriente Profunda, quienes tenían la piel de gallina por el asombro.

Incluso a los cultivadores de la Secta Corriente de Sangre les daba vueltas la cabeza. Los patriarcas por su parte, ya sabían que la Espada Cuerno Celestial era algo que debía tomarse muy en serio, pero ver con sus propios ojos lo tiránica que era, ¡les forzaba a admitir que aun así habían subestimado a la espada distintiva de la Secta Corriente Espiritual!

“Parece que las leyendas sobre el décimo refuerzo espiritual son ciertas,” dijo el archi-patriarca de la Secta Corriente de Sangre. “Un refuerzo espiritual diez veces producirá transformaciones asombrosas… De hecho, ¡está al borde de ser un verdadero tesoro espiritual!”

Después de unir fuerzas con la Secta Corriente Espiritual, cada vez estaba más claro para la Secta Corriente de Sangre, que estos eran muy buenos ocultando su verdadera fuerza. Aunque aún no podían igualar completamente a la Secta Corriente de Sangre, si realmente hubiera habido una guerra, incluso si la Secta Corriente de Sangre ganaba al final, hubieran sido forzados a pagar un precio muy severo. De hecho, probablemente hubiera perdido lo necesario para entrar a las Partes Medias.

Además, antes de que siquiera tuvieran la oportunidad de intentarlo, la Secta Corriente Profunda los hubiera atacado, y la situación actual probablemente sería lo opuesto.

Todos habían estado viendo ese choque entre la Espada Cuerno Celestial y el escarabajo estelar de armadura negra. Esto era particularmente cierto de las personas que estaban sobre las murallas de la ciudad. De hecho, había una perturbación en la energía espiritual que se originaba de esas murallas, y que tenía en su mira el área alrededor del escarabajo estelar de armadura negra…

Conforme la Espada Cuerno Celestial se elevaba de vuelta en el aire, las dos mitades del escarabajo estelar de armadura negra se desplomaron a los lados, y el campo de batalla entró en total silencio por un momento. Pero luego, todos los cultivadores de la Secta Corriente Espiritual estallaron con gritos estridentes.

Por otro lado, los cultivadores de la Secta Corriente Profunda fueron forzados a ver como el tesoro precioso de su secta, el escarabajo estelar de armadura negra, era cortado a la mitad. A medida que se derramaba su sangre negra por todos lados, los conmocionados cultivadores de la Secta Corriente Profunda bajaban sus cabezas lentamente. Muchos de ellos se veían más pensativos que nunca.

Fue entonces que las personas se empezaron a dar cuenta de que, dentro del cadáver del escarabajo estelar de armadura negra, había un cristal negro de apariencia muy extraña. Poco a poco, cada vez más personas se le quedaban viendo.

Sin embargo, los que estaban más atraídos a ese cristal eran las numerosas bestias de batalla, quienes se quedaban viendo con los ojos como platillos.

“¡Un cristal de rey de las bestias!” dijo el archi-patriarca de la Secta Corriente de Sangre. Pero luego le pasó un resplandor por los ojos y su rostro cambió. “No, esperen, ¡es falso!”

Sin embargo, en el momento en el que las palabras salieron de su boca, una pequeña figura dio un salto frente a todos. Era Brutus, que se había encogido al tamaño de una mano, y estaba volando con una velocidad impresionante, en dirección al cadáver del escarabajo estelar de armadura negra.

En sus ojos había un brillo de anhelo, casi de locura, y se movía tan velozmente que no era más que una figura borrosa colorida. Bai Xiaochun quedó boquiabierto, y repentinamente, tuvo la sensación de que había algo raro con toda la situación. Pero antes de que pudiera reaccionar…

El sonido de un zumbido inundó el aire, provenía de las murallas de la ciudad de la Secta Corriente Profunda. Ese sonido se hizo más fuerte casi al instante hasta hacerse casi ensordecedor, y hacía que se estremecieran los corazones de todos.

Luego, se pudo ver una flecha negra. En un abrir y cerrar de ojos, salió disparada desde la ciudad, volando a una velocidad increíble, ¡en dirección al escarabajo estelar de armadura negra!

¡¡El objetivo era precisamente Brutus!!

Un temblor recorrió el cuerpo de Brutus, una intensa y repentina sensación de crisis mortal. Dejó salir un aullido intentando escapar, o quizás para resistirse. Pero todos sus esfuerzos eran inútiles; ¡la flecha estaba a solo un instante de impactar su frente!

Bai Xiaochun se volvió loco al instante. Gritando con una voz muy áspera, salió volando por el aire y abrió su Ojo Dharma Alcance Celestial. Todo el poder de control de su tercer ojo estalló, casi como una mano invisible que se envolvía alrededor de la flecha, intentando detener su impulso.

Bai Xiaochun salió disparado con todo su poder hacia el cadáver del escarabajo, le salía sangre por los ojos, oídos, nariz y boca. Como resultado de todo su esfuerzo, ¡la flecha repentinamente se detuvo!

En ese momento, Brutus se estremeció, y dio un salto a un lado. Pero justo cuando Bai Xiaochun dejaba salir un suspiro de alivio, la flecha parecía haber cambiado de dirección allí en su lugar. En vez de apuntar a Brutus, o siquiera a Bai Xiaochun, ¡ahora apuntaba directamente hacia el cristal negro!

Se movió con una velocidad igual de increíble que antes, y la aceleración repentina destruyó al instante el poder de control de Bai Xiaochun…

Todo esto toma un tiempo en describirse, pero ocurrió increíblemente rápido. Pocas personas en el campo de batalla eran siquiera capaces de reaccionar. Sin embargo, uno de ellos era el archi-patriarca de la Secta Corriente de Sangre, a quien se le puso la piel de gallina intensamente.

“¡Atrás Cripta Nocturna!” gritó. “¡¡Tú eres el objetivo!!”

El rostro de los demás patriarcas cambió al darse cuenta de lo que ocurría, y aunque querían hacer algo para salvar a Bai Xiaochun, ya no había tiempo.

A pesar de que las situaciones anteriores que se había encontrado en el campo de batalla parecían peligrosas, la verdad era que los patriarcas siempre habían estado cerca, y podrían haber intervenido si la situación se salía de control.

Pero ahora, las cosas se desarrollaban demasiado rápido, y la Secta Corriente Profunda aprovechó esta oportunidad con una determinación despiadada. Bai Xiaochun había volado por sí mismo debido al peligro en el que había estado Brutus. Y en consecuencia, la habilidad de los patriarcas de las Sectas Corriente Espiritual y de Sangre para protegerlo, ¡repentinamente había flaqueado!

A pesar de que solo algunas personas se percataron de la oportunidad que había surgido, ¿cómo podría no darse cuenta el Patriarca Alma Carmesí? ¡Esta situación la había manipulado él personalmente!

Las pupilas de Bai Xiaochun se contrajeron, pero no tenía tiempo de pensar en su próxima acción, se vio inundado por una sensación de crisis mortal, y no le quedaban muchas alternativas para cómo defenderse. Sujetó a Brutus gritando, y luego salió una luz negra al mismo tiempo que aparecía el wok de tortuga. Simultáneamente, Bai Xiaochun se enrolló al modo más pequeño posible dentro del wok.

Justo al hacer esto, la flecha impactó el cristal negro que estaba dentro del cadáver del escarabajo. Y al instante, un estallido descomunal sacudió toda el área, una onda de choque negra se extendió por 90 metros hacia todas las direcciones. A donde quiera que pasaba esa onda de choque, cualquier cosa viviente que era tocada quedaba erradicada, incluso la hierba. Todo fue eliminado totalmente; los cultivadores impactados no tuvieron siquiera la oportunidad de gritar.

El cadáver del escarabajo estelar de armadura negra fue completamente eliminado, ¡solo quedaba un enorme cráter en el suelo!

Poco después, esa inconmensurable luz negra se desvaneció, revelando la única cosa que había logrado quedar allí: un wok negro, al borde del cráter, totalmente inmóvil.

Cuando todos se asomaron para ver, el wok tembló, y se levantó lentamente, revelando el rostro de Bai Xiaochun. Parecía estar tan aterrado que temblaba. La sensación de a duras penas haber escapado con vida hacía que fluyeran lágrimas por sus mejillas.

“Secta Corriente Profunda,” gritó fuertemente, “Las cosas no han terminado entre nosotros. U-ustedes… ¿¡¿¡de verdad intentaron emboscarme de nuevo!?!?” aun había persistía un poco de temor en su corazón. A pesar de haber sido salvado por su wok de tortuga, estuvo convencido de que estaba a punto de morir.

Sin embargo, al ser usado por Bai Xiaochun, el wok de refuerzo espiritual era extremadamente poderoso. Sin este, su pequeña e insignificante vida se hubiera perdido. En este momento, su corazón palpitaba fuertemente, y el temor residual que aún pasaba por su cuerpo hacía que sus rodillas casi temblaran.

Se arrastró desde debajo del wok, con Brutus en sus brazos y dijo, “Brutus, casi haces que maten a tu papá, ¿¡¿¡sabías!?!?”

Brutus parecía estar a punto de llorar; sabía muy bien que había metido la pata.

Al ver la reacción de Brutus, Bai Xiaochun no pudo soportar seguirlo criticando. Luego, las llamas de la ira empezaron a arder en sus ojos al ver hacia las murallas de la ciudad, y al viejo que estaba sobre ellas con un enorme arco en sus manos.

“¡Viejo de mierda, solo espera por tu Lord Bai!” gritó a todo pulmón. “¡¡Quiero ese arco tuyo!!”

“¡¡No puedo creer que no esté muerto!!” dijo el Patriarca Alma Carmesí bajando su enorme arco verde. Ese arco por sí mismo emanaba un aura del Dao de los Cielos profundamente antigua. Era precisamente el segundo tesoro precioso de la Secta Corriente Profunda, ¡El Arco de los Cielos!

¡La flecha de hacía unos momentos, había venido precisamente de ese arco!

Hacía tiempo que la Secta Corriente Profunda había comprendido que sería imposible para ninguno de ellos matar directamente a Bai Xiaochun, ni siquiera podrían los cultivadores en el Núcleo Dorado. Uno de los patriarcas enemigos definitivamente intervendría para salvarlo. Las Sectas Corriente Espiritual y de Sangre simplemente lo protegían demasiado.

Durante todo este tiempo, el Patriarca Alma Carmesí no había podido encontrar una oportunidad de matar a Bai Xiaochun, así que eventualmente se le ocurrió el plan que acababa de llevar a cabo, sacrificar el escarabajo estelar de armadura negra, y luego usar el cristal imbuido con el aura de un rey de las bestias para atraer a Brutus. Si Bai Xiaochun no se movía para salvarlo, entonces el plan habría sido en vano. Sin embargo, siempre y cuando Bai Xiaochun apareciera… entonces podría detonar el cristal negro para destruir todo en el área, ¡incluido Bai Xiaochun!

Si Bai Xiaochun moría, eso sería un golpe letal para la alianza de las Sectas Corriente Espiritual y de Sangre, y haría que su eventual separación fuera aún más probable. Incluso si la Secta Corriente Profunda se rendía eventualmente, ¡tendrían la oportunidad de alzarse nuevamente en el futuro!

Sin embargo, después de todo lo ocurrido, Bai Xiaochun no terminó muerto. En este momento, se podía ver una expresión espantosa en el rostro del Patriarca Alma Carmesí, y su corazón estaba lleno de gran amargura.

Cuando los patriarcas de las Sectas Corriente Espiritual y de Sangre se dieron cuenta de que Bai Xiaochun había sobrevivido, dejaron salir suspiros de alivio. Li Qinghou estaba temblando; hacía unos momentos había quedado atónito por el temor. Ocurrió lo mismo con los demás amigos de Bai Xiaochun en el campo de batalla.

En este momento, la furia de ambas sectas ardía más intensamente que nunca, y se movieron para atacar. La Espada Cuerno Celestial asestó un ataque contra la formación de hechizos, y otros tesoros preciosos de la Secta Corriente Espiritual y de Sangre fueron desatados.

Apareció un enorme árbol del color de la sangre, al igual que un espejo del mismo color. Un gran número de objetos poderosos estaban enviando un poder capaz de aplastar la tierra y desgarrar los Cielos, ¡todo hacia la Secta Corriente Profunda!

Pagina Anterior
Pagina Siguiente