Capítulo 239 – **Título Spoiler**

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

 

Aunque Bai Xiaochun estaba un poco sorprendido, rápidamente puso una expresión sombría en su rostro y se aseguró de demostrar completamente su aura asesina. Entonces salió disparado por el aire para aparecer frente al Patriarca Llama de la Sequía, junto a los otros ocho.

Ni un solo discípulo de la Secta Corriente de Sangre estaba sorprendido del hecho de que Cripta Nocturna fuera parte del grupo. En realidad, el que el Patriarca Llama de la Sequía lo llamara era exactamente lo que muchas personas ya esperaban.

Ninguna persona siquiera sintió la necesidad de comentar el asunto. Obviamente, el Diablo de la Plaga era una de las personas más famosas en la Secta Corriente de Sangre, ¡y todos lo reconocían como un poderoso Elegido!

No solo se sentía de ese modo la multitud de discípulos de las montañas, Song Que, y los demás Elegidos tampoco pusieron en dudas sus calificaciones en lo absoluto, aunque apareció un resplandor brutal en los ojos de todos.

Bai Xiaochun ya había estado en la Secta Corriente de Sangre por varios años. Para los mortales, esto podría ser considerado bastante tiempo, pero para los cultivadores, este tiempo pasaba bastante rápidamente. Aun así, no podía ser considerado un periodo de tiempo muy corto. Bai Xiaochun se había esforzado mucho, y paso a paso logró alcanzar este día en el cual era el centro de atención de todos, y había logrado ganarse la aprobación de toda la secta.

Bai Xiaochun podía sentir esto, y aunque había estado preparado para que llegara este día, aun así, no pudo evitar suspirar por dentro por el estatus que había logrado. Esto llenaba su corazón de orgullo y satisfacción.

“¡Hmmmphh! A donde quiera que vaya Lord Bai, terminará brillando tan intensamente como el sol o la luna. Ah… ¿quién me hizo tan increíble…?” Aunque se sentía de maravilla por dentro, no se podía ver ni un rastro de esos sentimientos en su exterior. Se veía tan frío y peligroso como siempre, con un aura asesina poderosa que igualaba a la de los otros ocho Elegidos.

Los ocho patriarcas se veían muy difusos y era difícil distinguirlos, pero cuando estos veían hacia Cripta Nocturna, estaba claro que asentían en aprobación. Algunos de los patriarcas incluso lo estudiaron con más cuidado que a los demás Elegidos.

El hecho de que un cultivador en el Establecimiento de la Fundación del Dao Mortal pudiera alzarse de una manera tan impresionante como Cripta Nocturna era tan extraño, que algunos de los patriarcas sospechaban un poco, y lo habían investigado en secreto. Sin embargo, debido a que la máscara que llevaba era un verdadero tesoro invaluable, a través de los años, no se había escapado ni una sola pista que pudiera revelar su secreto.

Además, su habilidad con el Dao de la medicina era tan importante para la Secta Corriente de Sangre, que ninguno de los patriarcas se tomó sus sospechas muy en serio.

“Ustedes nueve se sentarán en meditación frente a estos altares de sangre,” dijo el Patriarca Llama de la Sequía. Luego ondeó su mano, haciendo que salieran volando nueve rayos de luz color sangre, los cuales se transformaron en nueve altares del color de la sangre. “¡Transformen el qi en sangre para ayudarme a abrir el portal e invocar al gran lich!”

Bai Xiaochun junto a todos los demás se sentaron frente a sus altares de sangre respectivos.

La verdad era que no había necesidad especial de que estos nueve cultivadores ayudaran a invocar al gran lich. Sin embargo, después de discutirlo un poco, los patriarcas decidieron que debido a la guerra que se aproximaba, deberían de ver de primera mano el poder que estaba a disposición de la secta.

Entre los ocho patriarcas, el Patriarca Llama de la Sequía era el que más insistía en ir a la guerra, y, por lo tanto, estaba tomando el mando para invocar los poderes de reserva de la secta, al igual que observar a los nueve cultivadores que estaban siendo probados en el proceso.

Su mirada contenía una presión intensa que dejó a Bai Xiaochun temblando por dentro. Era casi como si pudiera ver todos los secretos de quien fuera que viera; incluso los otros ocho cultivadores que rodeaban a Bai Xiaochun apartaban su mirada humildemente.

Eventualmente, el Patriarca Llama de la Sequía apartó su mirada, volteándose hacia el cielo. Entonces levantó su mano derecha y la ondeó por el aire. En respuesta a su gesto, los rayos de luz del color de la sangre que salían de las cinco montañas empezaron a hacer más ruidos y hacerse más grandes. Al mismo tiempo, el vórtice del color de la sangre también se hacía más grande, y en el centro de este, ¡se hizo visible un enorme ojo color sangre!

En el momento en el que el ojo se abrió, el cielo se oscureció, y apareció una poderosa ráfaga de viento. El mundo se llenó de una presión intensa, y una niebla de sangre se extendió por todos lados. Todos los discípulos de la Secta Corriente de Sangre que estaban ahí abajo estaban impresionados, y se prostraron hacia el ojo.

“¡Levanten la mirada, y vean el poder que le permite a la Secta Corriente de Sangre dominar a las otras tres sectas!” La voz del Patriarca Llama de la Sequía parecía contener un extraño poder que forzaba a todos los que la oyeran a levantar la mirada hacia el ojo de sangre en el cielo.

Bai Xiaochun estaba profundamente sorprendido. Sin embargo, fue en este momento que su Técnica Imperecedera de Vivir por Siempre se agitó, y gradualmente parecía estar formando una resonancia con el ojo de sangre.

Song Que, Xuemei y los demás estaban mentalmente aturdidos, y sin embargo ninguno se atrevía a bajar la mirada. Forzaron sus cabezas a mantenerse levantadas y ver el ojo de sangre que estaba en el vórtice sobre ellos.

Muchas personas gritaron asombradas. Incluso Song Que y los demás elegidos, a pesar de la alta posición que tenían y su mayor comprensión de los secretos de la secta, no podían evitar abrir la boca por el asombro.

A Bai Xiaochun se le abrieron los ojos de par en par, y su mente se sintió como si la estuviera impactando un rayo.

Dentro de ese ojo del color de la sangre, justo afuera de la pupila, había cuatro figuras sombrías, ¡una de ellas, era un enorme esqueleto color violeta!

El esqueleto estaba cubierto por corrientes eléctricas, al igual que un aura de muerte que le daba vueltas. Aunque no se estaba moviendo en lo absoluto, emanaba una presión poderosa que sacudía a todos los que podían verlo.

Bai Xiaochun sabía un poco sobre el Pico Cadáver, y en base a esto, ¡rápidamente llegó a la conclusión de que este era un gran lich! En el Pico Cadáver, no había nada más poderoso que un gran lich, ¡el cual sobrepasaba incluso a los necrófagos voladores!

“Los necrófagos voladores se pueden comparar a cultivadores en la Formación del Núcleo, ¡pero los grandes liches se comparan a patriarcas en la etapa del Alma Naciente!”

La segunda figura borrosa dentro de ese ojo era una niebla negra que parecía estar llena con decenas de millones de rostros. Todas esas caras parecían pertenecer a viejos, e irradiaban una poderosa sensación de Tiempo. Dentro de esa niebla había una gárgola, y por la poderosa presión que irradiaba, ¡parecía ser igual de poderosa que el gran lich!

La tercera figura borrosa no era más que un montón de piel seca y arrugada que era tan antigua que era imposible determinar su edad. Irradiaba un aura aterradora que era aún más fuerte que la del gran lich y la gárgola. Tan solo verla llenaba a uno con una sensación de admiración. Muchos de los cultivadores de la Secta Corriente de Sangre que la veían quedaban boquiabiertos.

Luego, Bai Xiaochun volteó impactado a la cuarta figura sombría, ¡la cual era de hecho una espada!

Era una espada color sangre, sobre la cual estaba sentado un diablillo. ¡Este diablillo no tenía cabello y a pesar de que solo tenía el tamaño de la mano de una persona, irradiaba un aura intensamente asesina que sobrepasaba a las otras tres figuras sombrías!

“¡El gran lich del Pico Cadáver, la gárgola del millón de caras del Pico Sin Nombre, el lienzo tótem del Pico Ciénaga Menor, y la espada ancestral del Pico Medio! Estas son las reliquias distintivas de la Secta Corriente de Sangre, ¡y de hecho defienden a lo que existe dentro de la pupila del ojo de sangre, otra de las poderosas fuerzas de reserva del Ancestro de Sangre!”

“¡Contemplen, la Formación del Dao de Sangre de Sacrificio completa!” ¡El Patriarca Llama de la Sequía ondeó su mano derecha, y la pupila en el ojo de sangre empezó a expandirse lentamente para revelar a una quinta figura sombría!

Claramente, estaba siendo protegida por las otras cuatro figuras afuera de la pupila. El ver a este precioso quinto recurso de la secta, hizo que Bai Xiaochun quedara sin aliento, y sus ojos se abrieron ampliamente a la vez lentamente alcanzó a ver…

¡A un espantapájaros!

Tenía una apariencia muy extraña, con un trozo de piel humana en una mano, y una romana en la otra. Su rostro estaba cubierto por una sonrisa monstruosa que hacía que pareciera que estaba burlándose del mundo entero… Cuando Bai Xiaochun vio a los ojos del espantapájaros, esa sonrisa parecía haber llenado toda su mente y corazón.

Aunque en unos instantes, el aura del Dao de los Cielos dentro de Bai Xiaochun se extendió por su cuerpo, sacando la imagen del espantapájaros de su interior. Mientras permanecía allí sentado jadeando y recuperándose, se percató de que el Patriarca Llama de la Sequía parecía estarlo viendo con aprobación.

Los otros ocho Elegidos a su alrededor aún estaban aturdidos. Xuemei fue la siguiente en recuperarse, seguida de Song Que. Uno por uno, todos lograron sacar la imagen de dentro de su mente.

“Estos son los poderes de reserva de la Secta Corriente de Sangre,” dijo el Patriarca Llama de la Sequía, hablándole a toda la secta. “Liberad todo vuestro qi de sangre. Mientras los nueve Elegidos comienzan el proceso de refinación. ¡Ayudad a invocar al gran lich!

“Después de invocar al gran lich, los otros espíritus despertaran eventualmente por voluntad propia. ¡Después de que hayan despertado todos, La Formación del Dao de Sacrificio de Sangre podrá emerger desde dentro del mundo del ojo de sangre!” De inmediato, los innumerables cultivadores de la Secta Corriente de Sangre que estaban debajo de la etapa de la Formación del Núcleo, empezaron a rotar sus bases de cultivo.

Cultivadores en el Establecimiento de la Fundación, discípulos de la Secta Interna, discípulos de la Secta Externa. Unas decenas de miles de cultivadores invocaron el poder de sus bases de cultivo para enviar corrientes de qi de sangre continuamente. Entonces se formó una niebla de sangre, elevándose por el aire hacia los nueve altares de sangre, con los cuales se unieron.

Bai Xiaochun estaba sentado frente al quinto de esos altares de sangre, y lo recorrió un temblor en el momento que el poderoso qi de sangre empezó a unirse al altar, por medio de este, también se unió a él.

Sin siquiera tener tiempo de pensar en lo que estaba ocurriendo, su Técnica Imperecedera de Vivir por Siempre se puso en acción, absorbiendo el qi de sangre. Observó a su alrededor, y vio que Xuemei, Song Que y todos los demás también estaban absorbiendo el qi de sangre. Aparentemente, estaban usando sus propios cuerpos como un conducto; combinado este con la magia secreta de la Secta Corriente de Sangre, estaban transformando el qi en sangre.

Xuemei fue la primera en tener éxito. Entonces apareció una gota de sangre desde su cabeza la cual se elevó para flotar sobre ella. Song Que fue el siguiente… Bai Xiaochun después de ellos, usando su técnica de refinación especial de Sangre Imperecedera para transformar el qi de sangre dentro de él, en una gota de sangre, la cual luego flotó sobre su cabeza.

En poco tiempo, ya había aparecido una gota de sangre desde los nueve Elegidos. El tiempo pasó, y las gotas se hacían cada vez más grandes. Después de que pasara suficiente tiempo para quemar un palillo de incienso, Xuemei abrió los ojos de golpe. La sangre sobre su cabeza, la cual ya tenía el tamaño de un puño, salió volando hacia el Patriarca Llama de la Sequía.

Los ojos del Patriarca Llama de la Sequía destellaron, y asintió ligeramente con su cabeza. Luego, la sangre se transformó en un rayo de luz rojo que salió disparado hacia el gran lich que estaba allí en el ojo de sangre. Un instante después, tocó los huesos del lich, lo cual hizo que se sacudiera un poco, y una tenue aura de fuerza vital empezó a emanar de él.

“¡Faltan ocho gotas de sangre más!” dijo fríamente el Patriarca Llama de la Sequía.

Mientras las enormes cantidades de qi de sangre seguían vertiéndose hacia los altares de sangre, Bai Xiaochun observaba con una expresión sombría. Sin embargo, estaba muy sorprendido por dentro.

“Hay tanto qi de sangre,” pensó. “¿Debería aprovechar un poco…?”

Capítulo 239: ¿Debería Aprovechar un Poco…?

Pagina Anterior
Pagina Siguiente