Capítulo 228 – Disculpa… ¿Eres una Hierba Inmortal?

Night mode
Pagina Anterior
Pagina Siguiente

 

Extraños incidentes como este pronto empezaron a ocurrir en varios otros lugares del Pico Cadáver. Los cultivadores salían de sus cuevas de inmortal, algunos con expresiones serias, otros aullando a todo pulmón, otros con apariencias embelesadas. Algunos movían sus brazos por todos lados riendo a carcajadas.

Uno se paró frente a un gran árbol, con una expresión retorcida por la ira mientras hacía gestos alborotados y gritaba, “¡Alto ahí! Si te mueves, ¡te mataré al instante!”

A la distancia, otro cultivador con el cabello enmarañado levantaba su cabeza hacia arriba y reía a carcajadas. “¡Jajaja! Finalmente alcancé la Formación del Núcleo. De hora en adelante, ¡llamadme anciano supremo!”

Había otro cultivador que estaba de pie tenso y rugiendo frente a su propio cadáver refinado. Aparentemente, pensaba que él era el cadáver refinado, y que su cadáver refinado era su maestro.

Raras escenas como estas ocurrían por todos lados. En cuanto a los cultivadores que no habían sido afectados, estaban mirando a sus alrededores con expresiones de asombro y rostros llenos de terror.

“¿¡¿¡Qué está pasando!?!?”

“¡Cielos! ¿¡¿¡Qué está pasando!?!?”

“¡Maldita sea! ¿¡Qué ocurre!?” Los cultivadores que no estaban afectados casi se sentían como si ellos fueran los que se estaban volviendo locos. Las impresionantes escenas que ocurrían a su alrededor les hicieron ver por todos lados con miradas vacías en sus rostros.

Xu Xiaoshan estaba entre la multitud, volando lleno de miedo, hasta que alcanzó una gran roca. Mirando a su alrededor con temor, volteó hacia la gran roca y dijo, “¿Viste eso? ¡Ha ocurrido algo enorme! ¡Todos los discípulos están alucinando! ¡Esto es malo, tenemos que irle a decir al gran anciano!” Después de un momento de silencio, Xu Xiaoshan observó fijamente a la gran roca y dijo. “¿Eee? ¿Por qué no estás hablando?”

Después de otro instante. “¿¡T-t-tú eres una alucinación?!” Con una apariencia aterrada, Xu Xiaoshan salió volando a una dirección distinta, hasta que se encontró con un cadáver refinado.

Entonces se estremeció y dijo, “¡¡Patriarca!! Señor, debe apresurarse. Está ocurriendo algo enorme. ¡Todos están alucinando!”

Mientras Xu Xiaoshan gritaba alarmado, otro cultivador del Pico Cadáver un poco más lejos repentinamente levantó su cabeza y se rio estruendosamente, “¡Insignificante Secta Corriente de Sangre! ¡Cómo os atrevéis a retarme a mí, Bai Xiaochun! Escuchad todos. Yo soy Bai Xiaochun, un experto en el Establecimiento de la Fundación del Dao de los Cielos. Si. ¡Bai Xiaochun!” Luego procedió a caminar arrogantemente entre la multitud, diciéndole a todo el que veía, que él era Bai Xiaochun…

El Pico Cadáver entero estaba descendiendo en un caos total. El gran anciano y los ancianos trazo de sangre salieron todos afuera asombrados, y cuando vieron lo que ocurría, quedaron boquiabiertos.

“¿¡¿¡Qué está pasando!?!?”

Mientras el gran anciano empezaba a rotar su base de cultivo, el maestro de sangre del Pico Cadáver apareció arriba, mirando a su alrededor totalmente confundido.

“¡¡Todos están alucinando!!” murmuró el maestro de sangre lleno de incredulidad. Por otro lado, los ancianos trazo de sangre salieron a intentar tomar el control, pero justo entonces, sus expresiones se tornaron vacías.

Uno de ellos se agarró la cabeza y empezó a sollozar fuertemente. Otro se agachó, puso sus manos a cada lado de su cabeza y levantó sus dedos como si fueran orejas de conejo. Después de mirar a su alrededor con una mirada perpleja, empezó a saltar por ahí como un conejo…

Otro de ellos salió corriendo a toda velocidad hacia cierta cueva de inmortal donde un joven se había enterrado a sí mismo hasta la cintura. El anciano trazo de sangre rápidamente se agachó junto al joven y se le quedó viendo con una expresión seria.

Al maestro de sangre y al gran anciano se les puso la piel de gallina del miedo. Luego voltearon en la dirección en la que Bai Xiaochun estaba confeccionando medicina, con expresiones de asombro en sus rostros.

“¿¡¿Esto ha sido causado por la confección de Cripta Nocturna!?!?

“¡¡Ni siquiera la confección de medicina debería poder causar algo tan aterrador como esto!!” Dijo el gran anciano boquiabierto, y justo cuando estaba a punto de decir algo más, su expresión repentinamente cambió, tornándose vacía. Luego dejando salir un chillido agudo, estiró sus brazos como si fueran alas y salió volando por el aire. Ocasionalmente, se movía hacia abajo y sujetaba a un cultivador, dejando salir un grito extraño, y luego lo tiraba de nuevo en el suelo.

Aparentemente, creía que era un águila. Mientras volaba por el aire, usaba sus agudos ojos para detectar a los cultivadores debajo de él, y así caer en picada y sujetarlos.

El maestro de sangre tenía la piel de gallina intensamente. Se elevó inmediatamente por el aire, no estaba dispuesto a permanecer en el Pico Cadáver, y sus ojos brillaban de terror.

“¿¡¿¡¿¡Cómo puede estar pasando esto!?!?!?”

Las personas que estaban prestándole más atención al Pico Cadáver, eran los cultivadores del Pico Medio. Tan pronto empezaron a desenvolverse los acontecimientos, salieron volando para darle un vistazo. Cuando vieron el raro espectáculo que estaba transcurriendo, quedaron boquiabiertos y empezaron a retroceder, no se atrevían a acercarse mucho.

“¡El Diablo de la Plaga finalmente ha desatado una tormenta!”

“¡Esto es aterrador! ¿Qué les pasa? ¡¿¡¿No me digas que todos están alucinando?!?!”

“Alucinaciones como esa tienen que ser alimentadas por sus deseos más profundos…”

“¡Cielos! ¡No puedo creer que haya uno que siga diciendo que es Bai Xiaochun! ¿Qué es lo que quiere por dentro? ¿Volverse Bai Xiaochun?”

Song Que salió volando por el aire para observar el Pico Cadáver y estaba casi sin aliento. La primera persona que vio fue Xu Xiaoshan, quien se estaba postrando frente a un cadáver refinado, llamándolo patriarca. Poco después, Xu Xiaoshan salió volando a una dirección distinta, llegando hasta una sección un poco amplia del Pico Cadáver, donde repentinamente se tiró al suelo y se dejó de mover.

Los cultivadores del Pico Medio no fueron los únicos que notaron que estaba ocurriendo algo extraño. Poco después, los del Pico Sin Nombre y el Pico Ciénaga Menor también se dieron cuenta que estaba pasando algo raro, y salieron volando a revisar la situación. Cuando vieron lo que estaba pasando, todos quedaban boquiabiertos.

“¿Quién es ese lunático de allá? ¡¡De verdad está haciéndolo con su propio cadáver refinado!!”

“¿Hey, no es ese el gran anciano del Pico Cadáver? ¿Por qué está chillando como un pájaro? ¿De verdad cree que es un águila? ¡Cielos! ¡Está abalanzándose hacia uno de los ancianos trazo de sangre! ¿Eeeh? ¡Falló!”

“¿Ese anciano trazo de sangre cree que es un conejo o qué?”

“Y miren a ese tipo que se enterró hasta la cintura. ¿Qué está haciendo? ¿Y qué está haciendo ese anciano trazo de sangre a su lado? ¡Ni siquiera se está moviendo!”

Los cultivadores de las otras tres montañas estaban atónitos. Eventualmente, Song Junwan apareció, y cuando fue a ver el Pico Cadáver también quedó boquiabierta.

En este momento, los cultivadores del Pico Medio tenían emociones encontradas respecto a este Cripta Nocturna. Por alguna razón, ahora tenían la sensación de que los había tratado bastante bien. Lo peor con lo que tuvieron que lidiar fueron hornos explosivos y un poco de diarrea. La situación en el Pico Cadáver era simplemente aterradora…

El maestro de sangre del Pico Cadáver sentía ganas de llorar, pero no le salían las lágrimas. Veía a su alrededor con una mirada vacía a todo lo que ocurría, y sentía que también podría volverse loco en cualquier momento.

Mientras todos estaban temblando del terror. El Pico Ancestral finalmente se percató de la situación. Mientras tanto, el joven cultivador que fue el primero en ser afectado, el que tenía las manos en el aire balanceándose de un lado a otro, repentinamente observó al anciano trazo de sangre que estaba agachado inmóvil al lado de él.

El joven cultivador de hecho tenía mucha curiosidad por esto. Se había percatado que el anciano trazo de sangre llegó anteriormente, pero después de pensarlo mucho, no podía identificarlo. Finalmente, decidió preguntar directamente para aclararse las dudas. Después de un momento, el joven cultivador le preguntó, “Disculpa, ¿Eres una Hierba Inmortal?”

“No, claro que no,” respondió solemnemente el anciano trazo de sangre. “¡Soy un huevo de gallina inmortal!”

Mientras el Pico Cadáver estaba en medio del pandemonio, Bai Xiaochun estaba abajo en la necrópolis, rugiendo a todo pulmón. Al mismo tiempo, su zombi esmeralda tembló, y dos píldoras medicinales aparecieron en la región de su dantian.

Una de ellas era la Píldora de Refinación de Cadáver de Sangre Inversa, y la otra era una versión sincronizada más pequeña.

En el rostro de Bai Xiaochun apareció una expresión emocionada. Su mano derecha destelló con un gesto de conjuro, y la píldora de sincronización salió volando. Capturándola dentro de una botella de píldoras medicinales, Bai Xiaochun la examinó de cerca, y se emocionó incluso más que antes.

“¡Funcionó!” Sintiéndose lleno de orgullo por su trabajo, recogió su zombi esmeralda y abrió las puertas de la necrópolis.

En el momento que salió caminando de su cueva de inmortal, escuchó el escándalo a la distancia. Sin embargo, considerando que nadie se había reunido cerca de su cueva de inmortal, se sintió bastante tranquilo.

“Parece que el humo negro no era gran cosa después de todo, ¿eh?” Mientras suspiraba, empezó a caminar por un sendero, pero entonces se detuvo repentinamente. No muy lejos de él, había un anciano trazo de sangre dando saltitos en su dirección.

Bai Xiaochun se quedó viéndolo impresionado, e incluso se preguntó si estaba viendo cosas. Con el corazón palpitando fuertemente, se frotó los ojos y volteó a ver a un cultivador en el Establecimiento de la Fundación que reía como un loco mientras atacaba un árbol cercano. Luego vio a un joven cultivador caminando por allí parado sobre sus manos.

Incluso había un cultivador a quién jamás había visto antes, que reía orgullosamente mientras declaraba que era Bai Xiaochun. Mientras caminaba arrogantemente con sus manos en su espalda, el hombre se quedó viendo a Bai Xiaochun y le dijo, “¿No me reconoces? ¡Soy Bai Xiaochun!”

A Bai Xiaochun se le abrieron los ojos de par en par y se le puso la piel de gallina. Al ver a su alrededor, se dio cuenta de que casi todos los cultivadores del Pico Cadáver se estaban comportando de maneras muy extrañas.

“¿Por qué actúan todos como locos?” Empezó a surgir temor dentro de él, y estaba justo a punto de escapar, cuando repentinamente, vio a Xu Xiaoshan tirado a la distancia, quieto y sin moverse.

En lo que a Bai Xiaochun concernía, Xu Xiaoshan era un amigo, así que se apresuró hacia él para ver si podía ayudar. Justo cuando lo alcanzó, y estaba preparándose para investigar, a Xu Xiaoshan se le abrieron los ojos de golpe.

“¡No te muevas!” le susurró. “Todos en el Pico Cadáver están locos. ¡Están alucinando! Casi no puedo creerlo, pero justo estuve hablando con una roca hace unos minutos. ¡Incluso pensé que un cadáver refinado era uno de los patriarcas!

“Afortunadamente, Yo, Xu Xiaoshan, tengo un talento excepcional, al igual que un montón de objetos mágicos. Así es como me recuperé tan rápido.”

“¡¿No estás loco?!” preguntó Bai Xiaochun lleno de alegría.

“¡Sal de aquí!” respondió de inmediato Xu Xiaoshan. “Olvídate de mí. Estoy seguro de que todo esto es culpa de esa águila de allá. Estoy intentando atraerla hacia mí, entonces la mataré. Todo estará bien después de eso.” Dicho esto, le dio un vistazo al cielo.

Bai Xiaochun levantó la mirada hacia el cielo inconscientemente y con la mente dándole vueltas. Luego, vio al gran anciano, con los brazos extendidos mientras volaba de un lado a otro, y dejaba salir chillidos ocasionales.

Bai Xiaochun se quedó viendo a su alrededor con una expresión vacía. Mientras tanto, todos afuera del Pico Cadáver vieron a Bai Xiaochun y se les abrieron los ojos de par en par.

Esto era particularmente cierto del maestro de sangre del Pico Cadáver. Había estado hirviendo lleno de intención asesina y rugió fuertemente, “¡¡Cripta Nocturna!!”

Cuando el rugido del maestro de sangre resonó, una luz del color de la sangre surgió alrededor de él, y salió disparado hacia Bai Xiaochun en medio de un rayo de luz. En un abrir y cerrar de ojos, ya estaba a solo 150 metros de él.

El corazón de Bai Xiaochun empezó a palpitar fuertemente, y justo cuando estaba a punto de escapar a toda velocidad, Xu Xiaoshan levantó su cabeza y se rio felizmente. Con un resplandor en los ojos, dio un salto por el aire.

“El águila no vino, ¡pero si una gallina de sangre! ¡Valió la pena!”

Pagina Anterior
Pagina Siguiente